Ksamil es uno de paisajes costeros más bellos del Mediterráneo, incluso se le suele conocer como el Caribe de Albania. Sus preciosas playas con aguas cristalinas, clima estupendo y atardeceres de ensueño, hacen a Ksamil uno de los lugares turísticos más cotizados de Albania.

Se ubica al sur de Saranda, frente a la costa de Corfú, es precisamente esa ubicación geográfica privilegiada, lo que le otorga la belleza de sus playas, y además cuenta con el Parque Natural de Butrint, a menos de cinco kilómetros de distancia. Por todo ello, Ksamil es uno de los centros turísticos costeros más frecuentados por turistas nacionales y extranjeros.

Es una referencia del turismo en Albania, así que no es el lugar con las playas más solitarias que digamos. Sin embargo, la belleza y paisajes que encontrarás por Ksamil, valen la pena el viaje. Así que, manos a la obra para recorrer este increíble destino costero que nos aguarda en Europa.

Qué ver en Ksamil

Se ubica en la costa sur de Albania a pocos kilómetros de Saranda, por lo que es un centro turístico de primer orden que en verano. Ksamil es un pequeño paraje en la costa del Adriático, muy popular por sus playas atractivas.

Además, se encuentra rodeado por cuatro islas que componen el entorno de Ksamil, con alrededor de 9 hectáreas de vegetación verde y agua cristalina. Para algunos le conocen como el Caribe de Albania, la costa azul de Albania, o incluso la Perla del Mar Jónico, debido a sus aguas turquesas que nada tienen que envidiar a las playas de otros destinos muy reconocidos en el mundo.

Este paraíso mediterráneo invita a pasar unas vacaciones asombrosas, Ksamil es perfecto para viajar en familia, amigos o incluso en solitario. Siempre hay algo por ver y hacer, ya sea disfrutando de sus playas, probando la gastronomía a base de mariscos, paseando por sus tiendas o contemplando el paisaje.

Playas de Ksamil

Albania cuenta con diferentes tipos de playas, en Ksamil puedes encontrar dos tipos principalmente, con piedras y con arena. Hay diferentes playas de arena blanca y fina, aunque la mayoría son privadas y su franja de costa la manejan los restaurantes o empresas hoteleras de la zona.

En verano se llenan de una manera impresionante que incluso puede ser incómodo, ya que es imposible estar en tranquilidad con tantas personas a tu alrededor. Si eres de los que prefiere tranquilidad, lo mejor es elegir entre junio o septiembre para visitar Ksamil.

Toda la costa se encuentra salpicada de pequeñas playas, todas igualmente hermosas con muchos atractivos para el turista. De hecho, se consideran algunas de las playas más bellas del Mediterráneo. Desde primera hora de la mañana hasta el atardecer, son las playas más fotogénicas de la región.

Desde las playas se pueden ver tres pequeñas islas que no están habitadas. Para acceder a ellas, puedes alquilar un bote o dar un paseo en barco, son muy similares y algunas veces más vacías para quienes desean relajación y tranquilidad.

Las mejores playas de Ksamil

Esta zona esta repleta de playas por todas partes. Así que para hacerte tu viaje por Ksamil más sencillo, hemos reunido algunas de las playas con mayor valoración por el público por la Riviera Albanesa. Algunas destinadas para relajarte, para personas mayores, más activas o simplemente las más populares, tienes para elegir una amplia variedad, pero ten en cuenta que cualquier zona que visites por esta área costera de Albania, es igualmente atractiva.

Las más populares
  • Isole Gemelle beach. Pintoresca, playa equipada, guijarro fino claro, acceso en barco, abarrotada, no parking.
  • Nisaki beach. Ambiente pintoresco, balneario marítimo, fácil acceso, guijarro fino claro, zona libre estrecha, abarrotada.
  • Pulebardha beach. Playa equipada, fácil acceso, guijarro fino claro, agua cristalina, abarrotada.
  • Kalami beach. Balneario marítimo, fácil acceso, guijarro ligero, zona libre estrecha.
Recomendadas para personas mayores
  • Kerasia beach. Playa equipada, fácil acceso, guijarro fino claro, agua cristalina.
  • Bataria Beach. Playa equipada, fácil acceso, guijarro fino claro, agua cristalina, entrada gratuita, muy concurrida.
  • Plazhi i Ksamilit. Balneario marítimo, fácil acceso, agua cristalina, entrada de pago.
  • Bora Bora beach. Balneario marítimo, fácil acceso, arena fina dorada, agua cristalina, entrada de pago.
  • Plazhi Paradise. Playa equipada, fácil acceso, arena dorada, agua cristalina, entrada gratuita.
  • Lori beach. Playa equipada, fácil acceso, arena dorada, agua cristalina, entrada gratuita.
  • Gjiri i Hartes. Balneario marítimo, fácil acceso, guijarro fino claro, agua cristalina, zona libre estrecha.
Playas para la relajación
  • Aspalathra beach II. Playa salvaje, fácil acceso, guijarro fino gris, no parking.
  • Tzoufaka beach. Playa salvaje, arena/guijarro negro, agua cristalina, entrada gratuita, acceso en barco, no parking.
  • Vrachli Beach. Guijarro fino claro, agua cristalina, acceso en barco, no parking.
  • Kassopei beach. Playa salvaje, arena gris y guijarros, agua cristalina, entrada gratuita, difícil acceso, no parking.
Más activas para los jóvenes
  • Avlaki Beach. Pintoresco, playa equipada, fácil acceso, guijarro fino claro, agua cristalina, entrada gratuita.
  • Agni Beach. Playa equipada, fácil acceso, guijarro fino claro, agua cristalina.
  • Pipitos Beach. Playa equipada, fácil acceso, guijarro fino claro, entrada gratuita.
  • Nisaki beach. Balneario marítimo, fácil acceso, zona libre estrecha.

Islas de Ksamil

Como ya mencionamos, son cuatro islas las que rodean a Ksamil, la isla Gemelas, isla Esmeralda, la isla Pequeña y la isla de Piedra. Se puede llegar hasta ellas nadando, en botes de pedal o con un paseo en barco, ya que se encuentran muy cerca de la zona costera de las playas. Al estar deshabitadas su paisaje es protegido y son zonas muy tranquilas para un escape.

El manantial de Blue Eye

Situado a unos 35 kilómetros de Ksamil, se encuentra un manantial de agua de más de 50 metros de profundidad. El Blue Eye es considerado un monumento natural formado por un pequeño lago que asemeja una piscina con bellas tonalidades de verdes y azules.

Las aguas cristalinas del Blue Eye, se han convertido en un atractivo de gran poder y resulta imposible resistirse a observar desde cerca los colores que se tornan en el agua. El nombre de Syri i kaltër, o en inglés conocido como Blue Eye, describe la sensación de estar observando un ojo humano con tonalidades policromas de un iris azulado o verde. El mayor misterio que envuelve a este lugar, es que hasta el día de hoy no ha sido explorado completamente.

Profesionales y muy atrevidos buceadores han logrado luchar contra la corriente y adentrarse en este agujero del que se han explorado cerca de 50 metros de profundidad, pero nadie sabe con exactitud que tan profundas son sus aguas, o qué más se puede encontrar al fondo.

Si quieres ir en bus, el Blue Eye se encuentra entre Saranda y Gjirokaster, por lo que tienes que acercarte en bus o taxi a Saranda y desde allí tomar un bus a Gjirokaster. Desde la parada hay unos 2 kilómetros hasta el manantial.

Parque Nacional de Butrint

Formado por un paraje natural con yacimientos arqueológicos y hábitat de 2,500 hectáreas de lagunas de incalculable valor en términos de biodiversidad. En el lugar quedan restos de la influencia griega, romana, bizantina y veneciana. Alberga uno de los mayores yacimientos arqueológicos de Albania, incluso de los Balcanes.

El Parque Nacional de Butrint abarca el lago Butrint y el canal Vivari que conecta el lago con el mar Jónico, dejando agua dulce del lago en el mar. Esta red de canales, ríos, lagunas y lagos crea un hábitat importante para diversas especies. De hecho, el humedal está protegido internacionalmente bajo la Convención Ramsar, otorgando un verdadero paraíso para el avistamiento de aves.

Es un recorrido de aproximadamente unas dos horas por la senda de un bosque, donde vas apreciando ruinas y paisajes. La entrada cuesta unos 700 lekes. Te encontrarás con las ruinas de la ciudad antigua de Butrint, patrimonio Unesco, y con el lago que está considerado un destino ecoturístico.

Yacimiento y restos históricos

En diferentes partes de Butrint encuentras ruinas, estructuras y huellas de asentamientos humanos de la Edad del Hierro hasta la Edad Media. Solo se ha excavado una pequeña parte de la antigua ciudad romana, que es lo que verás durante tu recorrido.

  • Puerta del León. Es una de las seis entradas de las murallas de época helenística. Tiene la forma tallada de un león que muerde la garganta de un toro, lo que representa la defensa de la ciudad.
  • Teatro de Butrinto. Su construcción data del siglo IV a. C., tiempo atrás de que los romanos se establecieran en esta zona. Se creó en la ladera de una de las colinas de la acrópolis aprovechando el área.  El teatro servía para el entretenimiento de sus habitantes, de hecho, en la actualidad, el Festival de Teatro de los Balcanes se celebra en julio en el anfiteatro Butrint.
  • Templo de Asclepio. Al lado del teatro se encuentra el templo de Asclepio, el antiguo dios de la salud y defensor de la ciudad. Los peregrinos iban a este santuario para ser sanados, dejando objetos simbólicos y dinero.
  • Baptisterio. Se trata del segundo baptisterio más grande del Imperio Romano de Oriente. En el centro se ubica la pila bautismal, rodeada por una columnata concéntrica que soportaba la cubierta del recinto.
  • Basílica. Fue reconstruida en el siglo IX, por lo que se conserva de manera increíble. Podrás apreciar su estructura de tres naves con un crucero y un ábside poligonal exterior.
  • Museo. Ubicado en lo alto de la acrópolis, el edificio en forma de castillo es en realidad una reforma imitando el antiguo edificio medieval veneciana, hecho por los italianos.
  • Castillo veneciano. Posee dos torres que servían de puesto de vigilancia y control. Se puede pasar al otro lado del canal, el ferry que conecta las dos orillas.
  • Isla de Ksamil. Es una fortaleza hecha por el gobernante otomano Ali Pasha de Tepelenë. Se ubicó en la desembocadura de la laguna, para controlar el canal Vivari.

Castillo de Lekuresi

Una visita imperdible si vas a Ksamil es conocer el Castillo de Lekuresi. Situado en lo alto de una de las colinas se encuentra este castillo convertido en restaurante y espacio para eventos. La entrada es libre con unas vistas 360 grados impresionantes de la bahía y toda la región.

El castillo de Lekursi fue construido en 1537 por el emperador otomano Sultán Solimán el Magnífico, cuando atacó Corfú y necesitaba controlar el puerto y la carretera Saranda-Butrint.

Con su ubicación estratégica, el castillo ofrecía protección contra los venecianos y tenía una guarnición de unos 200 soldados. El castillo, que solía habitar el pueblo de Lëkurës, fue asaltado por el ataque de Ali Pasha de Tepelena en el siglo XVIII y está abandonado desde 1878.

Su posición estratégica sobre una colina de unos 300 metros de altura, así como sus vistas panorámicas de Saranda, la laguna de Butrint e incluso la isla de Corfú, hacen de este destino uno de los favoritos de los turistas.

Dentro de los muros del castillo de Lekursi hay un restaurante llanado Kalaja e Lekuresit, con una enorme terraza al aire libre. Aunque puede estar muy concurrido en verano, definitivamente es un gran lugar para cenar o tomar algo, especialmente al atardecer. A veces también hay música y bailes tradicionales para vivir una experiencia completamente albanesa.

Gjirokaster

Aproximadamente a 2 horas en coche de Ksamil, se encuentra la histórica ciudad de Gjirokaster. Esta ciudad se encuentra en la lista de lugares que son Patrimonio Mundial de la UNESCO. La razón principal de esto, es el antiguo fuerte encaramado en lo alto de la ciudad y las tradicionales casas de piedra.

Corfú

Aunque esta isla pertenece a Grecia, dada la cercanía de Ksamil es una excelente opción para completar tu viaje. Puedes tomar un ferry desde Saranda y pasar el día en Corfú, hay varias salidas a lo largo del día, con precios accesibles y una duración de apenas 30 minutos para llegar hasta Corfú.

Cómo llegar hasta Ksamil

Para disfrutar de los atractivos turísticos y las playas de Ksamil, se puede cruzar el mar en ferry hasta el puerto de Saranda. Desde allí, accedes fácilmente a Ksamil en transporte local. Otra opción es tomar un vuelo directo a Corfú desde muchos destinos de Europa y desde allí, te espera un corto viaje de unos 30 minutos en bote para llegar a Albania.

Ksamil es un destino paradisiaco, que te ofrece las mejores playas, zonas atractivas para el descanso y estupendas excursiones para explorar sus alrededores. Un encantador paraje ideal para pasar el verano. Toda una joya de la Rivera albanesa, que espera ser visitada.

Créditos fotográficos

  • (https://pixabay.com/es/photos/albania-blue-eye-syri-i-kalt%c3%abr-2305574/), por Robs123
  • (https://pixabay.com/es/photos/albania-playa-de-ksamil-el-verano-1102838/), por CristianMarin

  • Escribe un comentario