Cascais es nuestro destino de hoy. Una villa encantadora que te transmitirá tranquilidad desde el primer momento en que pongas un pie allí. Puedes tomar Cascais como base para unas vacaciones perfectas, ya que reúne todos los condimentos esenciales para ello: un bonito casco histórico, patrimonio histórico y cultural, playas urbanas y salvajes, alojamientos para todos los gustos y una gastronomía destacada.

Cascais está ubicada a unos 30 km de Lisboa, en una zona costera que la convirtió en un destino turístico de lo más demandado. Su principal encanto es que ha logrado adaptarse al turismo sin perder su antigua esencia de pueblo de pescadores. A esto se le suma un clima apetecible con 300 días de sol al año, perfecto para viajar en temporada baja y alta.

Cascais-Portugal

A lo largo de su historia, la costa de Cascais siempre fue lo primero que veían los barcos cuando entraban en el estuario del Tajo rumbo al puerto de Lisboa. Sin embargo, la villa gano su fama de zona residencial de alto nivel a finales del siglo XIX, con la llegada del rey Luis I de Portugal. El rey que quería ser marinero, pero no tuvo más opción que asumir el trono, escogió un pueblo pesquero como lugar de residencia veraniega. Desde ese momento, Cascais se convirtió en un atractivo para la nobleza y aristocracia, tanto nacional como internacional. Así, las personas de la alta clase portuguesa comenzaron a concentrarse en esta zona, al igual que otras familias reales europeas.

En ese momento Cascais era conocida como “el refugio de los famosos”. Hoy en día, se ha convertido en un destino accesible para todo tipo de viajeros, manteniendo el ambiente relajado, distendido y no masivo que lo caracterizaba por aquella época.

Por otro lado, su cercanía a la histórica Lisboa y la bella Sintra la convierten en la tríada perfecta para unas vacaciones de lujo.

¿Qué ver en Cascais en un día?

Cascais es una villa muy agradable, cómoda para recorrer a pie y disfrutar de su ambiente relajado. Como buen destino turístico que es guarda varios atractivos, pero si solo tienes un día y no quieres perderte lo esencial esta guía será de gran ayuda. Al final te contamos qué otros lugares puedes conocer si dispones de más tiempo. Dicho esto, comencemos a recorrer Cascais.

Casco histórico de Cascais

Como no puede ser de otra manera, iniciar el recorrido desde el centro histórico es una buena idea. El punto neurálgico y arteria principal es la Plaza 5 de octubre, en donde se encuentra el edificio del Ayuntamiento con su fachada de azulejos. Desde allí parten una serie de calles adoquinadas de color blanco en donde se ubican los principales edificios históricos y comercios de la villa.

Cascais-casco-histórico

La plaza se encuentra abierta al paseo marítimo y ofrece bonitas vistas de la pequeña playa de los Pescadores y las embarcaciones que dan color a la bahía.

Comienza a recorrer Cascais por la plaza, donde además del Ayuntamiento se encuentra la estatua de Dom Pedro I. Luego de tomar un par de fotografías puedes caminar por la calle comercial Federico Arouca, la rúa da Misericordia, Saudade, dos Navegantes y otras. En todas esas calles se alzan bonitas casas blancas recubiertas de azulejos y decoradas con flores, bares, restaurantes y tiendas de artesanías.

¿Sabías qué? Los famosos mosaicos que decoran el suelo de la playa de Copacabana (Río de Janeiro) se inspiraron en los portugueses. Tan es así que el suelo de la Plaza 5 de octubre posee la misma decoración de olas que más tarde Río de Janeiro duplicaría.

Desde la Plaza 5 de octubre nace la Alameda dos Combatentes da Grande Guerra, una hermosa calle llena de cafeterías con terrazas, restaurantes, tiendas de ropa y souvenirs y la famosa heladería Santini (que se ganó la popularidad de producir los helados más ricos de la villa).

Mercado Municipal

El Mercado Municipal, también conocido como Mercado da Vila es otro atractivo de Cascais que puedes incluir en tu ruta de un día. Está situado a 10 minutos a pie del centro y, si tu visita coincide con un día miércoles o sábado, no deberías perdértelo, ya que es cuando abren todos los puestos.

Mercado-da-Vila-Portugal

El mercado es mucho más grande de lo que parece y vende todo lo que te puedas imaginar, desde frutas y hortalizas hasta pescado fresco recién llegado del mar. Eso no debe sorprenderte, ya que el hecho de ser un pueblo pesquero hace que los pescados y mariscos sean los productos más demandados y valorizados. Pero no solo consiste en puestos de venta de alimentos, también cuenta con varios bares para tomar algo y algún que otro restaurante donde podrás probar la gastronomía local.

Jardín Visconde da Luz

En 1867, año en que fue inaugurado, hacía de centro neurálgico de la villa y servía de escenario de sesiones de fado, conciertos, shows de títeres y juegos. Hoy en día proporciona un ambiente agradable en donde los locales y turistas acuden para relajarse y donde los más pequeños pueden pasar un rato divertido. Además, si visitas el lugar un miércoles encontrarás un colorido mercado de artesanía.

Marina de Cascais

La Marina de Cascais presenta dos partes bien definidas, tal como descubrirás cuando camines a lo largo del paseo marítimo. En uno de sus lados, aparece la zona deportiva con sus barcos de recreo, y por el otro, la zona de puerto pesquero.

Hacia la punta sur de Cascais se abre un gran puerto deportivo más “exclusivo” que permite la salida de embarcaciones que llevan a los excursionistas a recorrer la costa. En este sector prevalecen los grandes yates y boutiques orientadas al turismo de mayor poder adquisitivo.

Paseo marítimo y playas principales

El Paseo Marítimo de Cascais tiene más de dos kilómetros y conduce hasta la ciudad de Estoril. Siguiendo esta línea costera descubrirás una sucesión de restaurantes, bares, elegantes palacios del siglo XIX, pequeñas playas y unas excelentes vistas al mar. Si te diriges por este mismo paseo hacia el oeste de Cascais, llegarás a la Boca do Inferno, un lugar con hermosas vistas al Atlántico.

Paseo-Marítimo-de-Cascais

¿Sabías que? Portugal tiene un total de 271 banderas azules, de las cuales 7 se encuentran en Cascais (Avencas, Carcavelos, Guincho, Moitas, Parade, S. Pedro do Estoril y Tamariz). Pero, estas playas con bandera azul no son las únicas, ya que Cascais posee otras estupendas, como la playa de Rainha y la playa da Ribeira. La primera es considerada la mejor playa para sacar fotos, mientras que la Ribeira (o playa de los pescadores) se trata de un bonito rincón ubicado en pleno casco urbano.

Las otras dos playas del casco urbano de Cascais son Praia da Conceição y Praia da Duquesa. Ambas playas forman una franja de arena divida en dos por un pequeño promontorio, acompañada de aguas tranquilas y limpias. Al ser playas urbanas, cuentan con muchos servicios, tienen buenas instalaciones y son buenas opciones para ir con niños. Un punto en contra es que durante el verano suelen ser un hervidero de gente.

Al final de la Praia da Duquesa se alza uno de los edificios más emblemáticos de Cascais: el Palacio de los Duques de Palmela, uno de los grandes palacetes que se levantaron aquí a finales del siglo XIX.

La Ciudadela

Desde esta zona el paseo asciende hasta la Ciudadela o Fortaleza de Nossa Senhora da Luz. Esta antigua fortificación fue construida durante la Edad Media y posteriormente reforzada para defender la ciudad de los ataques españoles por mar. Desde 1870 se adaptó nuevamente para convertirla en la residencia de verano de la Familia Real y más tarde en la del presidente de la República.

Desde el año 2003 la Ciudadela está bajo la administración del Ayuntamiento. Además de apreciar los altos muros de piedra del exterior, también vale la pena recorrer el museo que exhibe varias piezas de artillería y la magnífica pousada Pestana Cidadela Cascais, un hotel de 5 estrellas.

Museo Condes de Castro Guimarāes

Una de las paradas más bonitas de Cascais es este edificio revivalista, ubicado en una pequeña ensenada, que resulta interesante tanto por su contenido artístico como por su exterior. Por fuera el museo parece un verdadero palacio, con una arquitectura y un ambiente encantador. Dentro de sus muros, se exhibe una colección de arte, piezas de mobiliario de estilo indo-portugués, vestigios arqueológicos prehistóricos y una biblioteca. Igual de interesante es su claustro, que cuenta con unas arcadas muy bonitas.

Museo-Condes-de-Castro-Guimarāes

El palacio fue diseñado Luigi Magnini y edificado en 1897 por Jorge O’Neill, autor de la Quinta da Regaleira, en Sintra. De su estilo arquitectónico revivalista neomanuelino destaca la Torre de San Sebastián que lo preside.

Luego de visitar el museo puedes dar un paseo por el Parque Marechal Carmona, que se encuentra en sus alrededores. Este pulmón verde, considerado como el más bello de Cascais, cuenta con árboles de gran envergadura, arbustos ornamentales, amplias zonas de césped, flores y muchos elementos escultóricos y arquitectónicos. Además del Museo, a su alrededor se ubican algunos de los edificios más importantes de la zona, como ser el Pavilhão de Cascais, el Hipódromo, el Museo del Mar y otros.

Faro Museo de Santa Marta

Próximo al Museo Condes de Castro Guimarāes, más cerca de la costa, encontrarás el Faro de Santa Marta. Si bien se cree que se construyó en la década de 1640, no existen datos concretos sobre ello.

Originalmente formaba parte del fuerte de Santa Marta, aunque actualmente aloja un museo que retrata la vida de los antiguos fareros, la tecnología usada y la historia a lo largo de los tiempos. La tienda del museo cuenta con una selección de publicaciones, artículos de papelería y objetos relacionados con la temática. Lo mejor de todo es subir al fato y disfrutar de la espectacular panorámica de Cascais y sus alrededores.

Faro-de-Santa-Marta

Barrio de los Museos

Los Museos Condes de Castro Guimarães y Santa Marta no son los únicos de Cascais. El conjunto total lo terminan de completar la Casa de Santa María, la Casa das Historias Paula Rego, el Museo de la Música Portuguesa, el Museo del Mar Rei D. Carlos y otros.

El Barrio de los Museos nace como un proyecto creado por el Ayuntamiento y abarca un perímetro geográfico en donde se encuentran la mayor parte de los edificios, museos y palacios de la población. Entre los más recomendados podemos mencionar la Casa das Histórias Paula Rego, que exhibe 620 obras de la artista Paula Rego; o la Casa de Santa María, que fue residencia privada durante décadas y ahora se encuentra abierta a visitas.

Boca do Inferno

Caminando para el lado contrario del paseo marítimo llegarás a Boca do Inferno, un impresionante abismo esculpido por la erosión durante siglos. Allí las olas irrumpen sobre las rocas de piedra caliza creando unas postales espectaculares (más aun en los días de tormenta).

boca-do-inferno-cascais

La singular belleza de Boca do Inferno lo han convertido en uno de los miradores más emblemáticos de Cascais. Lleva este nombre por su morfología y el impacto de las altas olas que se experimenta en invierno. Antiguamente, era una gruta de la cual solo queda una gigantesca caldera unida al mar por un arco.

Se encuentra situado al oeste de la ciudad, en dirección al Parque Natural Sintra-Cascais y es un lugar especial para visitar al atardecer. Junto al mirador hay un restaurante, una cafetería y algunas tiendas que venden productos regionales.

Otras alternativas que ver en Cascais

Si tienes más tiempo en esta ciudad, o si piensas pasar tus vacaciones allí, puedes dedicarte a visitar otros lugares hermosos que valen mucho la pena.

Disfrutar de las playas de Cascais

Ya te mencionamos las playas urbanas de Cascais, que están ubicadas junto al centro histórico y rodeadas de antiguas villas y palacios. Pero, hay otras muy bonitas que están un poco más alejadas y bien conectadas por medio del transporte público. Dependiendo de tus gustos encontrarás diversas opciones. Si quieres playas tranquilas y pacíficas la Costa de Estoril será perfecta. Ahora, si buscas un poco más de adrenalina, las playas del norte de Serra de Sintra son perfectas.

La Costa de Estoril se extiende en dirección oeste desde Cascais hasta Lisboa y cuenta con playas de arena doradas y aguas tranquilas, muy preparadas para el turismo. En cambio, las playas de la Serra de Sintra son más vírgenes. Allí el viento sopla con fuerza, creando las condiciones perfectas para la práctica de deportes acuáticos. Además, gran parte de la costa se encuentra dentro del parque natural, por lo que son áreas protegidas.

playas-de-Cascais

Una de las playas que puedes visitar es la Praia do Tamariz, la principal de Estoril, que es mucho más tranquila que las principales de Cascais. Se encuentra a unos 20 minutos a pie desde Cascais y se llega por un paseo que tiene unas vistas de lo más bonitas. Otra opción, a mitad de camino entre Cascais y Estoril, es la Praia das Moitas, una playa tranquila de aguas cristalinas y arena dorada y limpia.

A poco más de 8 kilómetros del centro de Cascais se encuentra una de las playas más famosas de la región, la Praia do Guincho. Es una playa salvaje, en donde las dunas y la fuerza del Atlántico crean una atmósfera especialmente atractiva para los surfistas y aficionados a los deportes acuáticos.

Si quieres llegar a la Praia do Gincho en transporte público desde Cascais puedes hacerlo tomando los autobuses 405 y 415 que salen de la estación de autobuses. También es accesible por la ciclovía, mediante una agradable ruta circular de 14 km.

A 9 km de Cascais se encuentra la Praia das Carcavelos, una de las más populares y más recomendables de la zona. Se encuentra conectada con Cascais por medio del tren regional y el tren directo que demora unos 30 minutos en llegar. Es una playa animada, con olas medianas aptas para el surf, muchos bares, restaurantes y tiendas.

playas-de-Portugal

Recorrer Cascais en bici

Recorrer Cascais en bici no solo es posible, también es gratuito. Si deseas disfrutar de esta agradable actividad podrás recoger tu bici en la Plaza de Toros, en frente del Hotel Bahía, al lado de la Estación de Trenes de Cascais y detrás del Museo del Mar. Lo único que necesitarás para disfrutar de este servicio es tu DNI y ser mayor de 16 años.

Una vez que tengas tu bici podrás recorrer tanto la villa como la ciclovía que conecta la Marina de Cascais con la Playa de Guincho. La misma tiene exactamente 8790 metros que pueden sortearse también a pie o con patines.

Casino de Estoril y Hotel Palacio

La cercana Estoril también guarda varios atractivos interesantes. Por ejemplo, uno de los casinos más grandes y famosos de Europa. Por si no sabías, Ian Fleming se inspiró en este casino para su primera novela de James Bond: Casino Royale.

casino-de-Estoril

En el Hotel Palacio Estoril podrás conocer más sobre todas las personalidades que llegaron a Estoril durante la Segunda Guerra Mundial (entre los que se encontraba Fleming y muchos espías). Además, no necesitas hospedarte para recorrer la galería de fotos de personalidades que sí lo hicieron, o para tomar algo en su conocido “bar de los espías”.  

Muy cerca se encuentra el Museo Espacio Memorias de los Exilios que, entre otras cosas, muestra los registros de hotel de Ian Fleming y Antoine de Saint-Exupéry.

Sintra

A menos de 20 kilómetros de Cascais se encuentra uno de los destinos más maravillosos de Portugal: Sintra. El casco histórico y el paisaje de rocas y jardines románticos del lugar le ha valido el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Allí encontrarás muchos atractivos, como el famoso Palacio da Pena, la Quinta da Regaleira y su impresionante pozo iniciático, el Palacio Nacional, el Palacio de Montserrate, el Castillo de los Moros y mucho más. Podrás conocer más sobre este destino aquí: ¿Qué ver y qué hacer en Sintra, Portugal?

Sintra-Portugal
Palacio Da Pena de Sintra

Muy cerca de Sintra se encuentra el Cabo da Roca, ubicado en el punto más occidental de la Europa continental. Por eso, si quieres ver la última puesta de sol de Europa tienes que venir a este lugar.

Parque Natural de Sintra-Cascais

El Cabo da Roca y la Praia do Guincho forman parte del Parque Natural de Sintra-Cascais, un precioso lugar protegido que es un paraíso del senderismo. Pero, no solo es perfecto para los amantes de esta actividad. Sus paisajes que varían desde enormes acantilados hasta dunas, playas y bosques lo hacen sumamente atractivo para los aficionados de la fotografía.

El parque cuenta con muchos senderos señalizados de los cuales puedes informarte en la Oficina de Turismo de Cascais. Por ejemplo, en la sierra de Sintra existe una ruta que conduce a la Peninha, uno de los puntos más altos del parque que regala hermosas vistas al mar y la desembocadura del Tajo. También, puedes recorrer el estupendo bosque de cedros en donde existe una mutación única en el mundo (los árboles de esta zona se caracterizan por poseer una corteza tan blanda como un corcho). Y éstas solo por mencionar alguna, ya que las opciones son de lo más variadas.

Cabo-da-Roca
Cabo da Roca

Gastronomía de Cascais

En nuestros artículos siempre le dedicamos una sección especial a la gastronomía de cada lugar que visitamos. Lo hacemos porque consideramos que es parte esencial del viaje. Probar los platos típicos de cada destino es casi tan atractivo como ver sus rincones más turísticos. Y Cascais no es la excepción.

Esta villa portuguesa cuenta con muchos platos típicos y tradicionales que son comunes a otras poblaciones bañadas por el Atlántico. Sin embargo, destaca por sus restaurantes de cocina tanto nacional como internacional, por la calidad de sus productos, restaurantes y chefs

Los platos tradicionales y productos típicos destacados de Cascais son los pescados, mariscos, las carnes de capoeira y caza, los dulces, sopas, caldos, guisos y más. En prácticamente cualquier plato que pruebes encontrarás alguno de estos ingredientes, sin embargo, los protagonistas más destacados son los pescados y mariscos. Así, en casi todos los restaurantes encontrarás platos con sargo, bacalao, dorada, lubina o lenguado, además de gambas, cigalas, langostas, percebes, cangrejos, mejillones, almejas y más.

Los platos de cuchara también son propios de esta zona. Las sopas, caldos, guisos y cazuelas son muy demandados por los turistas, sin embargo, el plato estrella de los guisos es la cataplana. Este plato se elabora a base de pescados o mariscos y el secreto está en la cocción lenta de sus ingredientes en la olla llamada cataplana. Si bien no es originario de Cascais, encontrarás versiones realmente muy ricas.

gastronomía-de-cascais

A la hora de los dulces, Cascais no se queda atrás, ofreciendo una gran variedad de opciones. Ejemplo de ellos son los travesseiros, elaborados con hojaldre relleno de crema de almendras; la joaninha, que lleva dulce de almendras; o las areias de Cascais, unas bolitas preparadas con harina, mantequilla y azúcar.

Tip viajero: la Pastelaria Garrett es popularmente conocida como la mejor opción para probar estos dulces típicos de Cascais. 

Mejor época para viajar a Cascais

La mejor época para viajar a Cascais dependerá de lo que busques. Si prefieres alejarte un poco de las multitudes, entonces las mejores opciones fuera de temporada son abril, mayo, junio, septiembre y octubre. Durante estos meses no hace ni mucho frío ni mucho calor, por lo que podrás disfrutar de los paseos a pie o en bici.

Durante julio y agosto, que quizá es la mejor época para disfrutar de las playas, hay más congregación de turismo. Sin embargo, en líneas generales la villa logra conservar gran parte de su encanto y esencia ya que no tiene una oferta hotelera tan grande.

¿Cómo llegar hasta Cascais?

Llegar a Cascais es relativamente fácil. Si vienes desde Lisboa en coche propio deberás coger la A5 o la N6 litoral que te dejarán en la villa en apenas 30 minutos. La segunda opción bordea el estuario del río Tajo y tiene unas vistas realmente muy bonitas. Si no tienes coche y viajas en tren, la mejor opción es partir desde estación Cais do Sodré de Lisboa. El viaje cuesta unos 3 EUR y toma apenas 35 minutos.

Como habrás visto, Cascais es de esos destinos que reúne todos los ingredientes para una escapada perfecta, ya sea de fin de semana o de vacaciones. Su ambiente de tranquilidad y relax, alejada del estresante ritmo de Lisboa, sus playas salvajes y urbanas, sus 30 km de costa llena de acantilados y formaciones rocosas; y su exquisita gastronomía harán de tu viaje una experiencia increíble. ¿Qué dudas para visitar Cascais?

Créditos fotográficos

  • (https://pixabay.com/es/photos/cascais-portugal-mar-atl%c3%a1ntico-6057892/), por koenoezsi (https://pixabay.com/es/service/license/).
  • (https://pixabay.com/es/photos/cascais-portugal-ola-casas-estatua-1617139/), por 3132785 (https://pixabay.com/es/service/license/).
  • Mercado de Cascais 2018 (https://www.flickr.com/photos/pedrik/25531370577), por Pedrik/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/)
  • (https://pixabay.com/es/photos/cascais-portugal-playa-costa-2276971/), por CarlosPaes (https://pixabay.com/es/service/license/).
  • casino estoril (https://www.flickr.com/photos/91076943@N00/181824831/), por drewbee/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/)

  • Escribe un comentario