Para el día de hoy te presentamos un destino fascinante: el Parque Nacional de Triglav. El mismo lleva el nombre del pico más alto de Eslovenia y es el único Parque Nacional del país. Triglav es un lugar en donde la naturaleza se impone con fuerza, dando lugar a escenarios como los lagos de Bled, Bohinj y Jasna, impresionantes cascadas y picos montañosos. 

En este post te contamos qué ver en el Parque Nacional de Triglav, incluyendo los puntos que consideramos imperdibles y la manera de distribuir el tiempo para poder conocer lo más esencial de Triglav.

Triglav-Eslovenia

El pico Triglav se ubica a 2864 metros de altura y es quien le da el nombre a este parque de Eslovenia, un país desconocido, pero maravilloso. El parque ocupa 84.000 hectáreas (4% del territorio) y se encuentra muy cerca de la frontera con Italia y Austria. Si bien es el único parque del país, es uno de los más antiguos creados en Europa. Su extensión acoge prácticamente todos los Alpes Julianos del territorio esloveno y grandes atractivos naturales, culturales e históricos. 

Las montañas del Parque Nacional de Triglav fueron escenario de muchos acontecimientos históricos. Por ejemplo, se estableció allí uno de los frentes más sangrientos de la Primera Guerra Mundial. Las legendarias batallas de Soca ocurridas en el valle dejaron a miles de soldados italianos y austro-húngaros heridos. Al día de hoy, en Kobarid (una de las poblaciones del parque) hay un pequeño museo que recuerda esta salvaje lucha. 

¿Cómo visitar el Parque Nacional de Triglav?

Triglav es enorme y tiene mucho para ver. Si bien en 3 días podrás visitar las atracciones principales, lo cierto es que para descubrir el parque al fondo necesitas unos 5 días. Con un poco más de tiempo podrás escalar alguna de las montañas de Triglav, algo fundamental para los eslovenos. Para ellos, quienes ascienden al techo de Eslovenia por lo menos una vez en la vida, son los únicos que pueden llamarse eslovenos. Eso sí, los trekkings a los picos del parque requieren planificación y experiencia, puesto que las montañas de los Alpes Julianos no son precisamente fáciles de escalar.

Ten en cuenta que el Parque Nacional de Triglav concentra más de 400 montañas eslovenas de más de 2.000 metros de altura, de modo que opciones de trekking no faltarán.

Si el trekking no está en tus planes, no te preocupes porque el parque ofrece muchas posibilidades para conocerlo. Por ejemplo, mediante una ruta circular en coche tocarás rincones muy turísticos, como los lagos de Bled y Bohinj. También puedes hacer el paso de montaña de Vrsic, que te acerca a las alturas sin bajar del coche; o visitar el valle de Soca, cuyo río esmeralda baja formando saltos y rápidos que invitan a hacer rafting.

lago-bled-eslovenia
Lago Bled, uno de los atractivos más importantes de Triglav

Los pueblos del Parque Nacional Triglav y sus atractivos

En la región sur del parque se encuentran las poblaciones de Bovec, Kobarid y Tolmin. Cada una de ellas guarda su propio encanto, por eso te sugerimos que las visites a todas, o al menos una de ellas. Una de las ventajas, es que forman parte del Valle de Soca, considerado una de las visitas obligadas del parque.

Bovec

La localidad de Bovec es el punto de partida para todas las actividades de aventura de la zona y un sitio sumamente tranquilo. Incluso cuando se llena de turistas ansiosos por hacer rafting, barranquismo o kayak, el pueblo mantiene su ambiente relajado. Allí nunca sentirás el agobio propio de los destinos más turísticos de Europa. Además, Bovec es muy pintoresca y se encuentra rodeada de las verdes montañas de los Alpes Julianos, que la llenan de paisajes hermosos.

Como te contamos, goza de una ubicación inmejorable dentro del Valle de Soca, del cual luego te daremos más detalles. Ahora solo te decimos que la explosión de naturaleza que rodea Bovec la convierte en un destino que no puedes dejar fuera de tu ruta por Triglav. 

El río Soca pasa junto al pueblo y es el motor turístico de Bovec. A su alrededor se concentran la mayoría de los hoteles, albergues, hostales, campings y empresas de deportes de entretenimiento. Durante el invierno, Bovec también se llena de turistas provenientes de Eslovenia, Italia, Austria y Alemania, que copan las pistas de esquí de las laderas del Triglav.

Bovec-Triglav

Para llegar a Bovec desde Liubliana o Trieste deberás hacer un viaje de 2 horas aproximadamente (si viajas en coche). Si bien la distancia no es grande, la mayor parte del recorrido transcurre por hermosas carreteras de montaña (especialmente sinuosas desde Kranjska Gora hasta Bovec) que obligan a ir despacio. 

Tolmin

Tolmin es un centro internacional de Kayak. Además, desde aquí parten rutas de trekking al pico Triglav y es el lugar donde se fabrica uno de los mejores quesos eslovenos. De hecho, Tolim es considerada como el paraíso del queso y una de las poblaciones más importantes de la Región de Zgornje. 

Esta localidad atravesada por el río Soca ofrece al viajero muchas opciones de travesías. Una de ellas es las impresionantes Gargantas de Tolmin, ubicadas a unos 20 minutos de la localidad. También vale la pena visitar las ruinas del Castillo de Kozlov Rob mediante una excursión que transcurre en plena naturaleza y culmina con la llegada a la antigua fortaleza de Kozlov Rob, desde las cuales se obtienen unas vistas inmejorables.

Gargantas de Tolmin

El gran atractivo del pueblo son las famosas Gargantas de Tolmin, un desfiladero por donde fluye el río Tolminka dotando al paisaje de mucha belleza. La visita implica hacer un recorrido circular de unas 2 horas, de baja dificultad, que transcurre por un sendero con puentes y barandas perfectamente habilitadas. El sendero es maravilloso de principio a fin, y ni bien comiences verás el increíble color turquesa del río.

Tolmin-Eslovenia-Europa
Tolmin visto desde arriba

Kobarid

Kobarid es un sitio de peregrinación para los amantes de la naturaleza. Todos los años, miles de aficionados al alpinismo, senderismo, kayak, rafting, ciclismo, parapente y otros deportes de aventura visitan este hermoso pueblo. Además, en Kobarid puedes caminar por las empinadas calles de su pequeño casco histórico, hacer una ruta hacia la Cascada Kozjak, cruzar el puente de Napoleón y visitar el Museo de Kobarid. 

Aunque, el recorrido histórico de Kobarid es lo más apasionante que puedes hacer allí (además que incluye algunos de los lugares que mencionamos en el párrafo anterior). La llamada Ruta Histórica de Kobarid conecta importantes sitios históricos con monumentos naturales. De ese modo, el viajero puede conocer el famoso Museo de Kobarid, la Casa de los Faroles Italianos y el yacimiento arqueológico de Tonocov grad. También, el puente de Napoleón que cruza el río Soca, el Museo de la Lechería Od planine do Planike y la cascada de Kozjak. Los atractivos de la ruta abarcan el período comprendido entre la antigüedad y la Primera Guerra Mundial, por lo que es verdaderamente interesante.

A las afueras de Kobarid encontrarás la curiosa Iglesia de San Antón y el famoso Osario Italiano, construido por Mussolini. Este cementerio octogonal y ascendente conduce a la iglesia, en donde están enterrados muchos soldados italianos que perdieron su vida en la Primera Guerra Mundial.

Cascadas de Kozjak

Como te contamos antes, el gran atractivo de Kobarid son las Cascadas de Kozjak. Este conjunto de saltos de agua culminan en una cascada final de 15 metros y forma varias pozas en las que podrás darte un baño. 

Cascadas-de-Kozjak

El acceso hacia las cascadas comienza en la ciudad de Kobarid, desde donde se puede ir tanto en coche como a pie hasta el puente Napoleón y luego seguir por la carretera en dirección a Drežnice. Si viajas en coche debes dejarlo en un aparcamiento que hay sobre la carretera en dirección a Drežnice y continuar a pie. Pronto, te toparás con un sendero turístico de baja dificultad que conduce a las Cataratas de Kozjak. 

Primero, llegarás a la más pequeña de las cascadas, conocida como Mali Kozjak. Desde allí, el camino continúa a través de un bosque hasta llegar a un arroyo y luego a un magnífico mirador de la gran cascada de Kozjak o Slap Kozjak. Las vistas te harán asombrar de lo maravillosa que puede ser la naturaleza.

Si viajas con tiempo, 15 km al norte de Kozjak se encuentra la Cascada Boka, una de las más grandes e impresionantes de Eslovenia. 

Kranjska Gora

Kranjska Gora es un pequeño y pintoresco pueblo, considerado como un centro de esquí de formato mundial, ubicado muy cerca de la triple frontera con Italia y Austria. Aquí llaman la atención de manera especial sus casas con una arquitectura típica andina y las impresionantes vistas de sus alrededores. Sin dudas que es otro sitio de enorme belleza que te recomendamos que visites.

Durante el invierno, esta localidad del Parque Nacional Triglav se convierte en el punto de encuentro de esquiadores eslovacos y de otros países europeos. En cambio, cuando la nieve desaparece de la villa, el lugar es una especie de imán para los montañeros, senderistas y ciclistas.

Lago Jasna

lago-jasna-triglav
Lago Jasna en otoño

Por si faltan motivos para visitar este hermoso pueblo, en las afueras se encuentra el lago Jasna, con un agua tan cristalina que te dejará boquiabierto. Este lago artificial fue construido para que los habitantes del pueblo y los turistas tuvieran una opción agradable para los días de más calor. Es un lugar precioso, ubicado estratégicamente en un entorno idílico que no puedes dejar de conocer.

Los imperdibles del Parque Nacional Triglav

Te imaginarás que un parque de semejante tamaño acoge muchos atractivos naturales. Como te mencionamos antes, si viajas con tiempo lo ideal sería dedicarle 5 días para poder recorrer el parque tranquilo y disfrutar de todo su encanto. Sin embargo, somos conscientes de que los tiempos muchas veces apremian, por eso te mencionamos aquellos atractivos que, en nuestro criterio, no puedes dejar afuera.

Lagos Blend y Bohinj

Los dos lagos principales del Parque Nacional Triglav son el lago Blend y Bohinj. Cada uno guarda su encanto especial, por eso te sugerimos que los visites a ambos. 

Lago-Bohin-Triglav
Lago Bohinj

El lago Bled es más popular y, por ende, más masificado que Bohinj, aunque también está mejor desarrollado turísticamente. De hecho, es el lugar más famoso de Eslovenia, reconocido por su color que varía entre azul, verde y esmeralda. Es un atractivo fascinante para descansar y conectar con la naturaleza, cuenta con un castillo encaramado en un acantilado y ofrece muchas excursiones por sus alrededores.

Por su parte, el lago Bohinj es el más grande de Eslovenia y una alternativa menos masificada al lago Bled. Se encuentra ubicado a tan solo 26 km al suroeste del lago Bled y la principal diferencia con este es que su entorno es mucho más natural y salvaje. Por otro lado, toda la zona de sus alrededores mantiene su autenticidad y tradiciones, contribuyendo de manera muy positiva a su belleza.

Bohinj hace referencia al nombre del valle glaciar que rodea este enorme cuerpo de agua. A su alrededor aparecen algunos núcleos urbanos, de los cuales el más importante es Ribčev Laz. Uknac es otra pequeña localidad ubicada en sus orillas, de mucho menor tamaño pero con un buen camping. 

Lo mejor que puedes hacer en el lago Bohinj es recorrer una de las orillas en coche o a pie, e ir parando en los miradores y playas. Los paseos en kayak son también una actividad muy popular, que permite disfrutar de sus aguas tranquilas y paisajes brutales. 

lago-Bohinj

Cascada Savica

Tampoco puedes marcharte de esta zona sin subir los muchos escalones que conducen a la Cascada Savica, de 78 metros de altura. Un poco más adelante (a media hora de caminata) se encuentra el nacimiento del Río Sava, que forma parte del lago de Bohinj. La Cascada Savica tiene dos saltos de agua que se aprecian desde un mirador con impresionantes vistas panorámicas del valle, con el lago en el horizonte. 

Zlatorog

En las orillas del lago Bohinj se encuentra una de las estatuas más famosas de Eslovenia. La misma representa a una gamuza con cuernos dorados llamada Zlatorog que, según cuenta la leyenda, es el guardián de los tesoros escondidos en los alrededores del monte Triglav.

Teleférico de Vogel

Desde el lago Bohinj se puede acceder hasta el Monte Vogel, situado en el corazón de Triglav. Allí se encuentra una de las Estaciones de Esquí más populares de Eslovenia, a la cual es posible llegar gracias al Teleférico de Vogel. Durante el ascenso verás las montañas, bosques y el inmenso lago Bohinj. 

En Ukanc (ubicado en las inmediaciones del lago) se puede tomar el teleférico, que a través de un pequeño trayecto aéreo conduce a la estación de esquí ubicada a 1500 metros de altura. A esta altitud se obtienen hermosas vistas de los Alpes Julianos, entre los que destaca el Pico Triglav.

Parque-Nacional-Triglav
Ribcev laz en el Lago Bohinj

A pesar de ser un reclamo turístico de Triglav, este lago no es en absoluto un lugar masificado, lo cual le permite conservar ese halo de magia, disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad. Por eso mismo, para conocer la zona más salvaje y auténtica de Eslovenia, la visita a este hermoso lago es fundamental.

Garganta de Vintgar

Otro de los grandes atractivos del Parque Nacional de Triglav es la Garganta de Vintgar, un desfiladero que el cauce esmeralda del río Radovna ha ido moldeando a lo largo del tiempo. Esta maravilla de la naturaleza separa los montes Boršt y Hom y se caracteriza por su vegetación frondosa, con rocas cubiertas de musgo y paredes verticales de hasta 100 metros de altura.

La Garganta de Vintgar se ubica a solo 5 kilómetros de Bled y el trayecto en coche hasta el punto donde comienza el sendero lleva apenas 10 minutos. Por supuesto que también puedes llegar a pie o en bicicleta, todo dependerá de tu estado físico. Si comienzas el recorrido temprano, es posible que no te lleve más de 3 horas, aunque eso depende de cuánto te guste tomar fotografías.

garganta-de-Vitgnar

El recorrido en total es de 1,6 km y lleva desde una punta del desfiladero a la otra. Es un trayecto muy sencillo que transcurre entre pasarelas y puentes de madera perfectamente acondicionados. En otras palabras, es un paseo ideal para disfrutar en familia.

En algunos tramos el sendero bordea el río, mientras que en otros, las pasarelas son tan estrechas que parecen adheridas a las rocas. El río Radovna te acompañará durante todo el recorrido, formando intensos rápidos por momentos y tranquilas piscinas naturales, en otros sectores. Al final del trayecto llegarás a la cascada Sum, un salto de agua de 13 metros de altura sumamente fotografiable. 

Valle de Soca

El Valle de Soca es un atractivo lleno de encanto en el que puedes pasar un día completo y no terminar de conocer todo lo que ofrece. El gran protagonista es el río Soca, que además es el más famoso e icónico de Eslovenia, gracias a sus aguas de intenso color turquesa y su caudal accidentado que enamora a los amantes del rafting.

El río Soca nace en una cueva de difícil acceso, justo antes del comienzo o fin (según desde donde vengas) de la mítica carretera de las 50 curvas, o el paso Vršič. Como ya sabes, la población más importante del Valle de Soca es Bovec, que contiene muchas de las agencias que realizan los populares tours de rafting. 

Una de las formas de explorar el Valle de Soca es mediante la carretera 206, que atraviesa pequeños desfiladeros con aguas turquesas y hermosos paisajes montañosos. Una de las paradas de la ruta puede ser Velika Korita, en donde se encuentra la iglesia de San Josef. Continuando por la ruta, irás bordeando todo el desfiladero del río Soca, pasando por escenarios increíbles.

valle-de-soca-triglav

El Valle de Soca es un punto del parque que sin dudas sube los niveles de adrenalina. No solamente puedes practicar rafting o canyoning, sino también surcar el valle volando. Así como oyes, el Valle de Soca acoge la tirolina más importante del continente europeo. Se encuentra en la zona del Río Ucja, en la población de Bovec, y consta de un total de 10 cables que recorren un trayecto de 600 metros a 200 metros de altura. En los cruces de una estación a otra se puede alcanzar una velocidad de hasta 60 km por hora, disparando tus valores de adrenalina al máximo. Sin dudas que es una actividad no apta para cardíacos, pero sí para espíritus aventureros.

Pero, los atractivos no terminan aquí. Queremos contarte sobre uno de los datos más curiosos de este bello valle ubicado en Triglav. Posiblemente cuando lo visites, notes que el ambiente posee una especie de energía mágica. No son ideas tuyas, puesto que detrás de ello hay base pseudocientífica. Según estudios de Radiestesia, la zona del valle posee 14 puntos vitales de energía. Es decir, que a través de sus aguas obtendrás beneficios para la salud. Con base en esto se ha elaborado el Sendero energético, que recorre a través de pasarelas los seis manantiales más interesantes a nivel energético. Sin dudas que se trata de un paseo recomendable para relajar el cuerpo y la mente.

Paso de Vršič

Seguimos avanzando en nuestra ruta por el Parque Nacional Triglav y es hora de hablarte de una de las carreteras de montaña más famosas del país. Hablamos de la carretera de las 50 curvas o el paso de Vršič. 

Paso-de-Vršič

El Paso de Vršič es un puerto de montaña construido a 1.611 metros de altura, que le da el título del más alto del país. Une las localidades de Kranjska Gora y Bovec zigzagueando (literalmente) por los Alpes Julianos. Partiendo desde Kranjska Gora, el inicio de la ruta se encuentra justo en el lago Jasna. En cambio, desde Bovec el recorrido comienza en el nacimiento del río Soca, como te comentamos recientemente. 

Esta carretera es todo un desafío y un paraíso para los ciclistas, además de poner a prueba tu resistencia a los mareos. La ruta tiene 50 curvas cerradas y señalizadas con tramos de hasta 15% de desnivel. De más está decir que si sufres de vértigo, hacer este camino quizá no sea el mejor plan.

El paso de Vršič también es conocido con el nombre de la carretera de los rusos. El por qué de ello se remonta a la Primera Guerra Mundial, cuando un comandante austrohúngaro dio la orden de establecer un campamento en la zona. Los prisioneros, que en su mayoría eran rusos, se vieron obligados a trabajar forzosamente para construir una carretera que ascendiera hasta el paso de Vršič. Desde el 2006, la carretera lleva este nombre en honor a los prisioneros que perdieron la vida en una avalancha ocurrida durante las obras. La misma, junto a una capilla y a una estación de telégrafo, conforman un importante monumento histórico de la Primera Guerra Mundial.

Además de su historia, el paso de Vršič tiene varias paradas interesantes. Una de ellas es la Capilla Rusa, levantada en honor a los rusos que sufrieron y perdieron la vida durante la construcción de la carretera. Su construcción se realizó en madera y estilo ortodoxo, un poco oculta por la vegetación. Justo a su lado hay una pequeña pirámide llena de flores bajo la cual se encuentran los restos de los fallecidos.

capilla-rusa-triglav
Capilla Rusa

Otro atractivo de la ruta es el mirador del Monte Prisani, a la altura de la curva número 16. Es uno de los mejores miradores del recorrido, por lo que no dudes en hacer una breve parada. Desde allí se aprecian algunas de las montañas más importantes de los Alpes Julianos, entre las que destaca el Monte Prisani, de 2.547 metros de altura.

El Monte Prisani posee dos particularidades. Una de ellas es una espectacular abertura natural conocida como Front Window, que parece un gran ojo. Si bien a lo lejos sus dimensiones parecen pequeñas, lo cierto es que es bastante grande. La otra es un poco más complicada de encontrar y tiene la forma de la cara de una mujer.

Después de la curva 24 llegarás al punto más alto de la carretera, a 1.611 metros de altura. Se trata del puerto de Vršič, en donde seguramente verás una gran cantidad de turistas.

Ruta circular en coche

Una buena manera de conocer muchos de los atractivos que mencionamos antes es haciendo una ruta circular en coche. En este caso, tu base de operaciones puede ser Bled, que al ser un punto muy turístico del parque cuenta con buenas opciones de alojamiento y conexiones con otros puntos.

Partiendo temprano desde Bled tu primera parada puede ser la Garganta de Vintgar, que como ya sabes puede llevarte unas 3 horas. La siguiente parada es el hermoso pueblo de Kranjska Gora, del cual te hablamos antes. Allí puedes callejear un poco, visitar el lago Jasna y seguir ruta. Si viajas con tiempo, una buena idea es pasar el resto del día en este pueblo, que es base de muchas actividades que se pueden hacer en el parque y continuar la ruta al otro día.

Desde el lago de Jasna comienza la ruta del Paso de Vršič, que tiene 50 km y muchos puntos de interés. Ya finalizada, llegarás a Bovec, desde donde te adentrarás en el fabuloso valle del río Soča. Luego de recorrer el Valle de Soca, si los tiempos te acompañan podrás tomar el último motorail del día. ¿Qué es esto? Nada más y nada menos que un tren en el cual los pasajeros no viajan en vagones, sino en sus propios coches. En otras palabras, sería un tren para los coches. Como te mencionamos antes, todo depende de tus tiempos. Porque es recomendable dedicarle tiempo al Valle de Soca, por lo que puedes pasar la noche en Bovec y al otro día tomar el motorail.

En menos de 45 minutos el motorail recorre un trayecto que en carretera serían unas 3 horas, permitiéndote llegar rápidamente desde el valle del río Soča hasta el lago Bohinj. El tiempo es menor no porque se trate del tren bala, sino porque literalmente atraviesa la montaña a través de un sistema de túneles. Sin dudas que es una experiencia distinta que querrás vivir dentro del Triglav. Ya en el lago Bohinj puedes dar por terminada tu visita a Triglav, o seguir recorriendo el parque más a fondo.

Ascenso al monte Triglav

Existen muchas maneras de ascender al monte Triglav. Una de ellas es mediante una ruta que comienza desde el centro deportivo de Rudno Polje. 

monte-triglav-ascenso

Esta ruta comienza con una pista por la que pueden circular vehículos todoterreno, aunque rápidamente dejarás el coche para continuar por una subida a través de un frondoso bosque. Al final del bosque hay un valle en donde los árboles ya pasan a ser menos, señal clara de que estás ganando altura. 

A 1817 metros llegarás al refugio de montaña de Vodnikov, que es muy tranquilo y poco utilizado, dado que está cerca del refugio de Planika, ubicado en las faldas del Triglav. Este último se encuentra a 2401 metros de altura y es en donde se sugiere pasar la noche, para al día siguiente continuar ruta. 

Al otro día procura comenzar bien temprano, puesto que te espera la escalada al Triglav y cuanto antes arranques, mejor será. En determinado momento te toparás con unas increíbles vistas de un antiguo glaciar y luego llegarás al refugio de Valentina Stanica, a 2332 metros de altura. Desde aquí  comienza una subida por una gran cresta acondicionada con caderas y escaleras de hierro que facilitan un poco el ascenso. Luego de esta gran cresta, la cima del Triglav ya no parece tan lejana. Solo resta un poco más de esfuerzo que se compensan con las impresionantes vistas desde la cima.

La subida al monte Triglav no es ni excesivamente difícil ni muy fácil. Si tienes buena condición física por supuesto que correrás con ventajas. Pero, no olvides que subir el Triglav es algo fundamental para los eslovenos, por lo que la ruta está acondicionada para senderistas no experimentados. Eso sí, el casco y el arnés son necesarios para evitar cualquier tipo de inconveniente. Otra cosa a tener en cuenta es que los cambios en el clima son imprevisibles, por ende, ve preparado para viento, lluvia y sol.

Las cosas que no puedes olvidar a la hora de escalar el Triglav son:

  • Calzado adecuado para la montaña.
  • Ropa de lluvia y una muda extra, ante cualquier eventualidad climática. Si haces la ruta en verano será necesaria una chaqueta o un abrigo de polar ligero. En invierno ya es otra cosa, puesto que necesitarás ropa adecuada para la montaña.
  • Protector solar, gafas de sol, gorra.
  • Elementos de higiene personal y algún analgésico para los dolores de cabeza y de estómago, que son frecuentes por la altura.

Mejor época para viajar a Triglav

triglav-Eslovenia

La mejor estación para visitar el Parque Nacional de Triglav y Eslovenia en general es durante la primavera, es decir desde abril hasta junio, y el otoño, que va de septiembre a diciembre. El motivo principal son las temperaturas, que oscilan entre los 10 y los 25 °C, permitiendo disfrutar de los senderos de montaña sin pasar calor excesivo ni tener que soportar el frío cruel del invierno. Además, durante estas temporadas evitas el pico turístico, que tiene lugar entre julio y agosto.

Ahora sí, damos por finalizado este recorrido por el Parque Nacional de Triglav. Sin dudas que es un imperdible de Eslovenia que ofrece atractivos para todos los gustos. Allí disfrutarás de la belleza paisajística de los Montes Julianos y de las maravillas de la naturaleza. Ya lo sabes, agenda este destino, prepara el equipaje y déjate sorprender.

Enlaces de interés con las mejores ofertas para tu viaje

  1. Encuentra los Hoteles al mejor precio aquí.
  2. Reserva tours, guías y excursiones aquí.
  3. Contrata tu seguro de viaje con 5% descuento aquí.
  4. Compra tu tarjeta SIM con Internet para tu viaje aquí.
  5. Ofertas en pack vuelo más hotel aquí.
  6. Alquila tu coche al mejor precio aquí.
  7. Consigue vuelos baratos aquí.
  8. Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí.

Créditos fotográficos

- [Nombre de a foto según banco de imágenes] ([url de donde la encontramos]), por [Nombre del autor] / CC BY ([url de la licencia])

Escribe un comentario