Savona es una de las principales paradas de los cruceros por el Mar Mediterráneo, ya que es uno de los puertos más importantes de Italia. Muchas de las compañías navieras tienen el recorrido por el puerto de Savona, por lo que resulta una parada imperdible y un destino para descubrir en tu viaje.

Es una de las ciudades más importantes de la Riviera italiana, exactamente de la Riviera di Ponente, situada en la región de Liguria entre la ciudad de Génova que se encuentra a 45 kilómetros y la costa Azul francesa.

Con sus hermosas y tranquilas costas la hacen uno de los lugares que valen la pena ver en Italia, además puede ser visitada fácilmente en un día desde el puerto sin necesidad de tomar autobús, tren o ningún medio de transporte.

Debido a su facilidad de recorrerla a pie, te permite crear un itinerario desde su puerto y relajarte caminando para contemplar su esplendor, una buena manera de pasar el tiempo fuera de tu crucero.

¿Cómo moverse por Savona desde el puerto?

Hay dos maneras principales de visitar Savona desde el puerto bajando desde un crucero. La primera y más saludable es caminando, ya que la ciudad es pequeña y muy agradable para recorrerla.

La segunda manera es con un tren turístico que hace parada justo frente a la oficina de turismo que encuentran en el puerto, cuesta alrededor de 8 euros y permite bajar en la Catedral para conocerla.

¿Qué visitar en Savona?

Aunque es una ciudad pequeña tiene grandes cosas por ver y conocer que perfectamente se logran hacer en un día de crucero. Por su cercanía con Génova, los turistas suelen contratar excursiones por ser una ciudad más grande, sin embargo Savona ofrece cierta tranquilidad y excelentes planes.

Un dato curioso es que entre Savona con la vecina ciudad de Génova, ha existido una rivalidad histórica, pues los genoveses destruyeron su puerto en 1528 en su intento de tomar el control de Savona, sin embargo el puerto fue reconstruido en el siglo XIX, y hasta el día de hoy se ha convertido en el mayor atractivo de Savona.

Torre Leon Pancaldo

Comúnmente llamada “Torretta“, es una torre medieval ubicada en el puerto de Savona, a la entrada de la céntrica Via Paleocapa. Es uno de los símbolos de la ciudad de Savona, antiguamente formaba parte de la muralla que rodeaba la ciudad. Su construcción data del siglo XIV, además su nombre es en honor al acompañante de Magallanes en la epopeya.

Via Paleocapa

Desde la Torre Leon Pancaldo, puedes tomar la via Paleocapa. Se trata de una calle muy característica con arcos y un diseño que recuerdan Turín o Bolonia, es una zona tranquila donde puedes encontrar negocios de toda clase, desde tiendas de ropa, farmacias, ventas de periódicos, bar y restaurantes.

Catedral de Santa María Asunta (Cattedrale di S. Maria Assunta)

Construida en 1589 por orden del Papa Julio II, sobrino del Papa Sixto IV, es el duomo de la ciudad de aspecto sobrio y bien decorado. Está ubicada en el corazón del centro histórico de la ciudad, no muy lejos de la hermosa Capilla Sixtina.

Aunque su fachada exterior queda prácticamente escondida por el poco espacio que hay frente de ella, al entrar y detallar su interior quedas fascinado. En su interior, podrás ver el sepulcro del Papa Sixto I, que es de cristal y podrás ver su momia y el vestido funerario papal.

El interior se cubrió con estucos y pinturas de Brusco y Tagliafichi. Recientemente, la capilla ha sido restaurada y se utiliza para conciertos o mesas redondas. Solo el sepulcro de los padres del Papa Sixto IV, esculpido entre 1482 y 1483 por los hermanos D’Aria permaneció inalterado.

Capilla Sixtina (Cappella Sistina)

Una joya arquitectónica de visita obligada Savona, la Capilla Sixtina de Savona es la única réplica de la famosa Capilla Sixtina de Roma. El Papa Sixto IV fue quien mandó a construir esta imponente joya en su tierra natal, construida entre 1481 y 1483 como un mausoleo de los padres el Papa.

Se encuentra frente al Palazzo Della Rovere, su fachada principal es de estilo gótico sobrio, con decoraciones asombrosas que te harán sentir en Roma junto a la original.

Oratorio del Cristo Risorto

El edificio original data de 1400, pero fue transformado en una capilla barroca por las monjas Augustine, que hicieron su propia capilla a principios de los años 1600.

Se trata de una pequeña iglesia de 1604 que es el hogar de una de las cofradías más antiguas de la ciudad. Se ubica entre la via Pia y la via Paleocapa. En su interior pueden apreciar una hermosa Capilla Barroca del 1600, con pinturas al fresco, pinturas a tela, entre otras.

Fortaleza del Priamar y los museos Cívicos

Construida en 1542 por la República de Génova, fue levantada en un antiguo fuerte romano. Sin embargo en 1802 se convirtió en la prisión de la ciudad, llegando a convertirse en el principal penal de Italia y célebre por la reclusión de Giuseppe Mazzini.

Es una fortaleza compleja que se encuentra en óptimas condiciones, en ella podrás obtener una vista increíble de la ciudad, del puerto y del mar. Desde el siglo XX quedó completamente vacía y en la actualidad alberga un Museo Arqueológico, el Polo Museal Renata Cuneo e Sandro Pertini.

Su entrada es completamente gratis, y dentro de ella encontrarás un parque para niños y un pequeño bar para degustar la comida local. Se encuentra muy cerca del puerto, a unos 500 metros aproximadamente.

Mercado de la Ciudad

Una zona bastante pintoresca y alegre típica del gentilicio Italiano, donde podrás comprar comidas, bebidas y recuerdos de ésta ciudad. Se ubica frente a la Fortaleza del Priamar, un paseo por esta zona te ofrecerá además de exquisita gastronomía, conocer las costumbres y tradiciones de los habitantes de la ciudad.

Santuario de Nuestra Señora de la misericordia

Es una iglesia que está situada a unos seis kilómetros del centro de la ciudad. Es un lugar de gran importancia que permite observar todo el puerto y la ciudad de Savona, por lo que cada 18 de marzo es día de fiesta patronal de la ciudad. Se encuentra rodeada de otros edificios religiosos y fue construida para conmemorar la aparición de la Virgen María delante de un pastor llamado Antonio Botta, siendo consagrada en el año 1536.

La Virgen se apareció en tiempos de guerra entre Savona y Génova con el sugerente mensaje de Misericordia. Actualmente el templo es de estilo renacentista, de mitad del siglo XVI, pero la fachada es barroca y posterior, de comienzos del siglo XVII.

Dentro es una belleza con altos cielorrasos decorados, cúpulas con frescos de Bernardo Castello y un altar principal muy importante. La nave lateral y las capillas tienen más altares con relieves hechos en mármol, además los frescos, los relieves, las estatuas y las decoraciones de los altares y el coro de madera lleva la firma de importantes artistas.

Para llegar hasta el Santuario puedes tomar un autobús de la línea 3 (B3) en la plaza Mameli que se sitúa al final de la via Paleocapa.

Playas de Savona

Si visitas la ciudad en verano, tal vez puedas aprovechar el día que te queda libre en tu crucero para disfrutar de las hermosas playas. Las más cercanas quedan tomando desde el puerto corso Mazzini, pasando la Fortaleza de Priamar, y continuando por la plaza Eroe dei due mondi.

Excursiones a Génova

Otra forma de pasar del día en tu parada de crucero, es a través de una excursión por Génova, pues se encuentra muy cerca y es una ciudad más grande. Normalmente parten desde el puerto de Savona en autobús, con vistas panorámicas de la costa de Liguria.

Una vez en Génova, podrás recorrer la ciudad por sus calles y plazas con edificios monumentales construidos entre los siglos XII y XX. Es una excelente forma de conocer las bellezas de Italia y explorar más a fondo su cultura e historia.

Por tanto, si estás bajo un crucero con itinerario por Savona, tienes el recorrido perfecto para que disfrutes de esta hermosa ciudad costera. Un lugar con monumentos históricos y culturales de gran valor para la región que harán de tu estadía aunque corta, un recorrido increíble para explorar las maravillas de Savona y degustar en sus restaurantes de la buena gastronomía italiana en completa tranquilidad bajo vistas asombrosas.

Una ciudad tranquila y pequeña que merece la pena ser visitada, pues sus paisajes y monumentos harán un recorrido inolvidable en tu viaje por Italia.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario