Positano es uno de los principales destinos turísticos de la bella Costa Amalfitana, un pueblito Italiano fundido con el mar y la naturaleza, que no puedes dejar de conocer. Si te preguntas qué hacer en Positano, en este post encontrarás la respuesta de todo lo que puedes ver allí, incluido un recorrido por sus 2 playas más famosas. ¿Listo para comenzar?

Positano y la increíble Costa Amalfitana

La Costa Amalfitana: un lugar de ensueño

A lo largo del golfo de Salerno y de cara al mar Tirreno se extiende uno de los destinos preferidos por los turistas que visitan Italia: la Costa Amalfitana. Luego de recorrer ciudades como Florencia, Roma y Venecia los viajeros no quieren perderse este espectáculo natural y tomarse unos días de descanso en sus hermosas playas.

La Costa Amalfitana comienza en Salerno y se extiende a lo largo de 50 km. Es un recorrido con una increíble vista al mar que permite descubrir las principales localidades de la costa: Positano, Amalfi y Ravello, cada una dueña de un encanto único. Es un camino serpenteante entre el mar y los montes Lattari, donde se puede apreciar cada localidad, con sus casitas de colores, balcones y la impresionante naturaleza que rodea cada lugar.

La Costa Amalfitana fue declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, en el año 1997.

Hoy nos centraremos en la ciudad de Positano, conocerás su historia, qué hacer allí y cuántos días necesitas para recorrerla por completo.

Positano: principal atracción de la Costa Amalfitana

Positano es un pintoresco pueblo que se caracteriza por sus callejones estrechos repletos de tiendas y puestos de artesanías, sus casitas blancas que parecen salir de las rocas y sus muchas escaleras. Si algo harás en tu visita por Positano será subir y bajar escaleras, por lo que asegúrate de llevar un calzado cómodo y preparar los ojos y la cámara de fotos para el espectáculo natural que verás a través de ellas.

El escritor John Ernst Steinbeck, ganador del Premio Nobel de Literatura, describe Positano de la siguiente manera: “Es un lugar de sueño que no parece de verdad cuando estás allí, pero su profunda realidad te atrapa con toda la nostalgia del mundo cuando te has ido”. Sin dudas que el escritor supo plasmar en palabras la sensación que se tiene cuando se llega a Positano.

Positano está atravesada por una larga calle peatonal llena de tiendas, bares y restaurantes. El camino es serpenteante y con un leve declive. Si bien en algunos de sus tramos hay escalones, en general, no requiere demasiado esfuerzo físico, por lo que podrás recorrerlo sin problema. Esta calle, conecta la ruta principal (la vía Marconi, donde te dejará el bus), con la playa y el puerto. Si viajas en verano o primavera, podrás apreciar la cantidad de flores que decoran el paisaje con una multiplicidad de colores.

Positano, Costa Amalfitana

Conoce un poco sobre su historia

No se sabe exactamente cuándo fue fundada Positano, pero sí es un hecho que ya era habitada durante la época del Imperio Romano de Occidente. Tras caer el Imperio, Amalfi florece con todo su esplendor y se convierte en una gran República Marina, de la cual formó parte Positano, contribuyendo activamente con su comercio.

La leyenda cuenta que Poseidón, el dios del mar, como ofrenda a la ninfa Pasitea, de quien estaba enamorado, funda Positano. Otra historia, data del siglo XII, cuando un velero que transportaba un cuadro bizantino de la Virgen María de golpe se queda sin fuerzas para continuar el viaje. Los marineros, totalmente desconcertados por lo que estaba sucediendo, de pronto escucharon una voz que salía del cuadro que decía “Posa, posa”(que se traduce como detenerse o posarse). Siguiendo las indicaciones, llegaron al pueblo de Positano y desde allí el velero recuperó su velocidad.

La imagen de la Virgen quedó en la Iglesia de Positano a partir de ese momento, pero, al día siguiente apareció cerca del mar, bajo un árbol. Fue por esto, que los habitantes del lugar construyeron allí la Iglesia de Santa María de Assunta, un ícono de la localidad.

¿Cómo llegar?

Positano, Costa Amalfitana

Es posible llegar a Positano utilizando distintos medios de transporte: auto, bus o barco. El recorrido en vehículo particular es sencillo, puesto que solo basta con seguir la carretera SS163, aunque, debe hacerse con mucha precaución porque en algunos puntos es muy estrecha.

Otra alternativa más sencilla es llegar a Positano en autobús. El precio del billete de 24 hs es de 8-10€ y puedes utilizar todos los autobuses que desees durante ese tiempo. Es una buena opción si no puedes rentar un vehículo que, además, te permitirá recorrer la Costa Amalfitana de punta a punta.

El viaje en ferri es una alternativa hermosa para el verano, porque permite disfrutar de un recorrido por el mar que sin dudas vale la pena. Es posible llegar a Positano por este medio desde las localidades de Salerno, Sorrento, Amalfi, Maiori y Minori. El billete puedes adquirirse en puestos de periódicos, bares o tiendas, a un precio que puede variar según la compañía que realice el viaje.

¿Qué hacer en Positano?

Lo primero que debes decidir es cuántos días deseas estar en Positano y en función a eso planificar tu recorrido. Como ya sabes, Positano forma parte del recorrido de la Costa Amalfitana y si tienes solo un día para visitarlo está bien. Si dispones de tiempo, pasar una noche allí es una buena opción para poder disfrutarlo a pleno.

Dicho esto, comencemos el recorrido por los lugares que debes visitar en Positano.

Recorrerr la vía Pasitea

Es una ruta vehicular, a lo largo de la cual se hayan la mayoría de los estacionamientos de Positano y una gran cantidad de hoteles.

Lo mejor de esta zona son los colores que animan el recorrido, las numerosas tiendas en las que puedes adquirir recuerdos del viaje y los muchos bares, cafeterías y restaurantes que ofrecen distintas opciones gastronómicas. Y, para completar el recorrido, podrás disfrutar de una hermosa vista panorámica de todo Positano y sus playas.

Visita la Iglesia de Santa María de la Asunción (Santa María Assunta)

Santa María Assunta

La Iglesia se encuentra a varios metros de la playa principal y puede apreciarse prácticamente desde cualquier punto de la localidad. Lleva este nombre en honor a la patrona de Positano: Santa María de la Asunción. El edificio data del año 1.200 y fue construida en el lugar de una antigua abadía benedictina consagrada a San Vito, un antiguo santo patrono de Positano.

El templo se caracteriza por su hermosa arquitectura y su cúpula decorada en mayólica, de color amarillo y verde. Lo primero a apreciar es la fachada del edificio y el campanario que data del siglo XVIII. En él puede observarse un bajorrelieve de peces, zorros y de una criatura mítica justo arriba de la puerta del campanario. Es una de las pocas reliquias sobrevivientes de la abadía original, por lo que vale la pena detenerse a apreciarla. Encima del campanario hay una lápida en memoria de Flavio Gioia, el inventor de la brújula (aunque algunos dudan de que haya sido realmente él quien pensó este instrumento).

El interior de la Iglesia está decorado con colores blanco y dorado y decorado con obras de arte repartidas entre las capillas laterales y sobre los altares. Una de las obras más notables es la pintura de la Circuncisión, creada por Fabrizio Santafede.

La Iglesia puede visitarse desde las 8:00 hasta las 12:00 y de 16.00 a 20.00 y el ingreso es gratuito.

Recorrer el Barrio Liparlati, otra cosa que hacer en Positano

También llamado “La Ciudad Muerta”, es poco conocido por el turismo pero vale la pena recorrerlo. El lugar se caracteriza por preservar su patrimonio arquitectónico particularmente intacto y por calles laberínticas que terminan en el cementerio histórico de Positano.

En el barrio hay una pequeña iglesia dedicada a San Giacomo que conserva mayólica original. Su interior está decorado con algunas pinturas del Santo y se conmemora el 25 de julio con el festival del barrio. Artistas contemporáneos, como Nazario Fusco, viven allí. Otra particularidad del lugar, es la cueva ubicada en la subida de Camerelle utilizada como refugio durante la Segunda Guerra Mundial.

Positano, Costa Amalfitana

Torres Sarracenas

No es posible ingresar a ellas pero pueden observarse a lo lejos. Fueron construidas en la Edad Media para defender a Positano y a toda la Costa Amalfitana de los ataques de sarracenos y piratas.

Son 3: la Torre della Sponda, ubicada en lo alto de la Marina Grande, la Torre Trasita, ubicada entre playa Fornillo y Marina Grande, y la Torre Fornillo, también conocida como Torre Clavel.

El Sendero de los Dioses

Ideal para los amantes del trekking. Consiste en un recorrido de 7 kilómetros, que durante varios siglos fue el único camino que unía a los pueblos de la Costa Amalfitana. La travesía dura unas 4 horas, no presenta demasiadas dificultades y vale la pena por las vistas panorámicas que ofrece de las costas y de la Isla de Capri.

Isla de Capri

Palazzo Murat

Hoy en día es un hotel de lujo, pero sus orígenes se remontan al siglo XVII, cuando Gioacchino Murat, rey de Nápoles y cuñado de Napoleón vivió allí. Cuenta la historia que, cuando Gioacchino Murat llegó a Positano en 1808, visitó este palacio y desde ese momento se convirtió en el lugar donde el rey pasaba los meses más calurosos.Quienes no pueden alojarse en el hotel sí tienen la posibilidad de visitar el jardín botánico del hotel: “Donna Carmela”,  admirar su patio único y sus muebles antiguos.

Playas en Positano

Sin dudas que el principal atractivo de Positano son sus playas bañadas por un mar azul cristalino.

Playa Fornillo

Fornillo es una playa pequeña ubicada en el corazón de Positano, en el fondo del acantilado y hacia la derecha de la Marina Grande, la playa principal de Positano.

Es una playa tranquila y serena, puesto que no es de las más visitadas por turistas, pero no por eso menos bella que otras. Tiene, aproximadamente,  300 metros de longitud y a sus extremos se encuentran, a modo de custodia, la Torre Trasita y la de Torre del Fornillo.

Es posible llegar caminando en 10-15 minutos por la carretera que parte del muelle de la Spiagga Grande di Positano (Playa Grande).

Luego de la playa, puedes dar un paseo por el barrio el Fornillo, uno de los más fascinantes del lugar y  profundamente ligado a la historia de Positano, que desde siempre ha sido refugio y lugar de descanso para artistas y escritores. Pintores famosos como Vincenzo Caprile, Maurits Cornelis Escher, Massimo Campigli, Raffaele Bella vivieron allí. Siguiendo las rampas que conectan con la playa se encuentra la Iglesia de Santa Margherita, caracterizada por su  piso de terracota, parcialmente mayólica.

Su nombre se atribuye a la época del emperador romano Tiberio, en la hubo una gran presencia de hornos para la elaboración de pan, particularmente apreciados por el propio emperador.

Playa Fornillo

Marina Grande o Spiaggia Grande

Es la playa más famosa de Positano y está ubicada en el centro del pueblo, al lado de la Iglesia. Ofrece una espectacular vista de todo el lugar y allí se encuentra el pequeño muelle donde llegan los ferris y demás embarcaciones. Su pequeño paseo marítimo está lleno de bares y restaurantes donde podrás parar y degustar alguna de las especialidades de Italia.

Marina Grande

Platos típicos de Positano

Llegó la hora de comer y Positano ofrece una amplia carta a todos sus turistas. Entre sus especialidades están los spaghetis con almejas, las cazuelas de mariscos y sopas de pescado, las anchoas fritas que puedes comer en la playa y, en general, mucho pescado.

Otro plato típico y delicioso es la mozzarella asada en hojas de limón y, también, sus platos dulces, como la torta de Positano, delicias de limón, sfogliatella sin ricotta y «babarese», un hojaldre relleno de crema y fresas.

Bajo la sombrilla y con una espectacular vista hacia la playa puedes degustar de los exquisitos jugos frescos de naranja roja y el típico Limoncello. Los pannini son otro plato típico de Italia, que además de ser muy ricos y conseguirse fácilmente son económicos. No dudes en disfrutar de un rico pannini mientras recorres las callecitas y recovecos del lugar.

Limoncello

¿Cuál es la mejor época para visitar Positano?

La mejor época para recorrer Positano y toda la costa Amalfitana es el verano, si de temperaturas hablamos. Sin embargo, es la época de mayor afluencia turística, por lo que calles y las playas se llenan de gente. En conclusión, de junio a septiembre, a pesar de ser la época más popular puede no ser la mejor opción si lo que buscas es un poco de tranquilidad.

Entonces, si lo que buscas es viajar a un menor precio, disfrutar de temperaturas agradables y recorrer tranquilo, sin tener turistas por doquier, lo mejor será hacerlo durante la primavera y el otoño. Durante estos meses el clima es agradable, pudiendo disfrutar de entre 18 y 22 grados, y sin aglomeraciones de turistas.

¿Qué te pareció la guía que te presentamos para recorrer Positano? No te quedes sin descubrir este maravillo rincón de la Costa Amalfitana.

Créditos fotográficos

- [Nombre de a foto según banco de imágenes] ([url de donde la encontramos]), por [Nombre del autor] / CC BY ([url de la licencia])

Escribe un comentario