Paronella Park es un jardín histórico ubicado a 120 kilómetros al sur de Cairns y muy cerca de la famosa ruta de cascadas de Queensland. Posee una interesante historia, que te contaremos a continuación, y es un importante atractivo de Australia. especialmente para aquellos viajeros que recorren la costa este. Hoy en día, el castillo español y los jardines de Paronella Park son una verdadera joya arquitectónica del país. ¿Quieres saber más sobre este histórico parque? Quédate con nosotros que te contamos todo.

Paronella Park

Los orígenes de Paronella Park

José Paronella era un español cargado de sueños que llegó a Australia en 1913 con el deseo de vivir una vida mejor, junto a su prometida. Trabajó sin descanso durante 11 años, primero cortando caña de azúcar y luego comprando, mejorando y revendiendo fincas de caña. En 1924 regresó a España para casarse con su prometida, Margarita, con quien tuvo dos hijos. La boda tuvo lugar en 1925 y el destino elegido para la luna de miel fue, como no podía ser de otra manera: Australia.

Jose y Margarita Paronella

En 1914 José Paronella vio por primera los 13 acres de matorral virgen que se encontraban a lo largo de Mena Creek. En 1929 compró el terrero y comenzó a darle vida a su sueño de construir un jardín español. Lo primero que construyó fueron los jardines de placer y el centro de recepción. Luego, continuo con el castillo, numerosos caminos que serpenteaban a través de la selva tropical, túneles que atravesaban pequeñas colinas, pistas de tenis y una plataforma de observación. ¿Increíble, no es cierto?

A los 4 años de haber adquirido el terreno se construyó la primera central hidroeléctrica de la región, para dar energía al parque y, finalmente, en 1935 Paronella Park abrió sus puertas al público. Todos los sábados se proyectaban películas en el teatro y el salón se convertía en un lugar favorito para bailes y fiestas. La gran bola con 1270 espejos diminutos, suspendida en el techo, era una gran innovación para la época y atraía a miles de curiosos. Lamentablemente, para el año 60 el teatro dejó de existir y el salón comenzó a utilizarse solo para bodas.

Paronella Park en sus inicios
Paronella Park en sus inicios

José aprovechó la extensión del terrero y plantó más de 7 mil árboles, entre ellos el magnífico Kauris, que bordea la avenida Kauri. El parque fue golpeado por las inclemencias climáticas a lo largo de su historia. El primer golpe aconteció en 1946, cuando las lluvias y las inundaciones destruyeron gran parte de las instalaciones. Eso no desanimó a la familia Paronella, que comenzó la ardua tarea de reconstruir lo dañado. Se reparó el castillo, se replantaron los jardines y Paronella Park volvió a cobrar vida.

José y Margarita Paronella
José y Margarita Paronella

El fin de una era

José Paronella murió de cáncer en 1948, dejando a Margarita, su hija Teresa y su hijo Joe el legado del parque. En el 67 falleció Margarita y Joe en el 72. Teresa, la hija del matrimonio, vivía en Brisbane, por lo que Paronella Park quedó al mando de la viuda de Joe y sus dos hijos pequeños. Agotada y ya sin fuerzas para continuar el trabajo, Paronella Park debió ser vendido.

En 1979 un incendio destruyó gran parte del castillo, por lo que el parque permaneció cerrado al público durante varios años. Como si fuera algo del destino, Paronella Park no paró de sufrir las inclemencias del clima. En 1986 fue azotado por el ciclón Winifred y una terrible inundación en enero de 1994 empeoró aún más el panorama.

Sus actuales propietarios son Mark y Judy Evans, quienes compraron el parque en 1993 y formularon un plan para recuperar Paronella Park. En noviembre de 2009, después de un intenso trabajo, se logró restaurar el sistema hidroeléctrico original de Paronella Park y una vez más abasteció de energía a todo el parque. Gracias al esfuerzo de Mark y Judy se emprendieron múltiples tareas de renovación, se construyó el museo y varios caminos.

Finalmente, como premio al esfuerzo, Paronella Park recibió el premio GECKO de Ecoturismo de Eco Australia en el año 2011. Hoy en día, el parque no pierde el espíritu de su fundador, José, quien lo soñó como un jardín de recreo en donde los visitantes pudieran disfrutar y contactar con la naturaleza.

Paronella Park

¿Qué ver en Paronella Park?

Paronella Park ofrece atractivos para todos los gustos. Los fanáticos de la fotografía se darán un verdadero festín. Una arquitectura notable, 5 hectáreas de jardines tropicales, un generador hidroeléctrico restaurado y operativo, terrenos para acampar, experiencias gastronómicas y mucho más dentro de Paronella Park.

Cuando llegues al parque podrás tomar un tour de 45 minutos en donde te cuentan toda la historia del mismo y los aspectos más destacados del parque. Luego, solo resta caminar y perderse en el camino, recorriendo los edificios en ruinas perdidos entre la exuberante vegetación.

Paronella Park

Sitios de interés

La visita al Museo Paronella es una de las cosas que debes hacer dentro de Paronella Park. Se encuentra construido en lo que era la casa de la familia y posee una pequeña exposición con objetos de la época, fotos de los Paronella y del parque. Es la mejor manera de comprender y admirar el trabajo realizado por la familia. Así que no te lo pierdas, porque la esencia de Paronella Park radica en su historia, contenida dentro de estas paredes.

Museo Paronella
Museo Paronella

El castillo es quizá el lugar más fotografiado del parque. Antiguamente era la sala de baile, hoy es una de las construcciones más maltratadas por el tiempo y el clima. Los sábados por la noche, el salón del castillo se utilizaba para bailes, fiestas y bodas, congregando a cientos de personas. Imagina que antes estaba todo forrada de cristales, hoy son solo ruinas cubiertas de vegetación. Y en eso radica su encanto. Pasear por las ruinas del castillo es sin dudas un imperdible dentro de Paronella Park.

Ruinas del castillo de Paronella Park

Las Cataratas Mena Creek son otro de los atractivos principales del parque. Se trata de una caída de agua de 15 metros de altura. Si bien son menos impresionantes que otras cascadas de Queensland, su magia radica en el entorno que la rodea. Allí podrás caminar por el puente colgante y apreciar cómo el agua cae en cascada sobre una roca de basalto de 7 millones de años de antigüedad. La vista es realmente impresionante y, aunque el puente puede dar un poco de impresión, realmente vale la pena. También, puedes dirigirte a la orilla del agua e imaginar lo impresionante que habrá sido esta cascada como telón de fondo del castillo recién construido.

Dentro del parque, encontrarás también una cascada más pequeña que José bautizó con el nombre de su hija, Teresa.

Cataratas Mena Creek, Australia

Frente a las cataratas se encuentra una zona de picnic donde podrás sentarte a comer algo, mientras disfrutas de este hermoso espectáculo natural.

No dejes de acercarte al túnel del amor, una especie de cueva llena de murciélagos, por lo cual no está abierta al público. De todos modos, podrás pasear por el Camino de los amantes, justo delante de la cueva. El bosque de bambú es otro fotogénico lugar que vale la pena conocer, como también lo es la Avenida de los Kauri: ¿Qué es el kauri? uno de los árboles más característicos de Australia. El más grande de todos fue plantado por el propio José Paronella, junto a otros 7 mil árboles.

Una experiencia fuera de lo común para vivir dentro de Paronella Park es The Darkness Falls Tour. Este recorrido nocturno está incluido en el precio del boleto y ofrece la posibilidad de descubrir el parque de otra manera. Gracias al generador hidroeléctrico restaurado, el parque cuenta con una iluminación de inundación única. No dejes de admirarte ante la belleza de las cataratas iluminadas.

Flora y fauna de Paronella Park

Flora y fauna del parque Paronella

José y su esposa Margarita plantaron una combinación increíble de 7,500 plantas, árboles y helechos, que se mezclan con las que crecieron en el lugar durante los últimos 70 años. Paronella Park es el hogar de cientos de variedades de aves, peces, mariposas y muchos animales más.

Aves como la Paloma Esmeralda, el Sunbird Amarillo, el Figbird, el Oriol Amarillo y más llenan de ruidos y colores el paisaje. A su vez, en los jardines superiores y en el parque encontrarás una gran variedad de mariposas. Entre ellas, la Papilio Ulises, de color azul brillante y símbolo del extremo norte de Queensland, es una de las más comunes.

La selva tropical sobre la cual se construyó Paronella Park alberga cientos de especies vegetales. Si bien los árboles son los más dominantes, entre ellos encontrarás enredaderas, palmeras, colchones de helechos, orquídeas, jengibres, lirios y mucho más. De hecho, la vegetación de Paronella Park y la región es la más exuberante de toda Australia. Un verdadero paraíso verde por descubrir.

Flora y fauna del parque

¿Cuánto cuesta la entrada al parque?

El precio de la entrada de Paronella Park para adultos es de USD 49, USD 27 para niños ente 5 y 15 años y USD 44 para jubilados. El pack familiar cuesta USD 142 e incluye la entrada para 2 adultos y dos niños menores de 15 años. El pack para dos adultos y 3 menores de 15 años cuesta USD 152. Una vez dentro del parque podrás moverte como quieras y permanecer el tiempo que desees.

El boleto incluye una caminata guiada de 45 minutos donde se cuenta la extraordinaria historia de José Paronella y su familia. También se recorren los puntos más emblemáticos del parque. A su vez, el tour de las cataratas en la oscuridad que se realiza todas las noches a las 6:15 pm está incluido con la entrada. La experiencia dura una hora aproximadamente y es verdaderamente única.

El Hydro Tour para conocer el primer generador hidroeléctrico del norte de Queensland, construido en 1933 y renovado en el 2009, también está incluido con el ticket de entrada.

Finalmente, la entrada incluye la posibilidad de acampar una noche. Los terrenos están preparados para pasar la noche allí, ya sea en tu propia tienda de campaña, caravana o autocaravana. También, tienes la posibilidad de alquilar cabañas.

El parque está abierto todos los días del año, excepto en Navidad, de 9 am a 7:30 pm.

Parque Paronella, Australia

¿Cómo llegar a Paronella Park?

Debes saber que no existe la opción de llegar a Paronella Park en transporte público. La única forma es hacerlo en coche rentado o en excursión. Si viajas de forma particular estate atento porque debes tomar un desvió en la carretera principal, Bruce Highway. Si vienes desde Cairns el desvió está después de Innisfall.

¿Qué te pareció el lugar? Esperamos haber despertado en ti las ganas de visitar este hermoso parque y conocer, al mismo tiempo, un poco de la historia de los inmigrantes españoles. Paronella Park será una experiencia inolvidable dentro de tu viaje por Australia.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario