A 50 km de Frankfurt y encajada en el valle del río Rhein se encuentra Maguncia (Mainz en alemán), la ciudad que vio nacer la imprenta, de la mano de Gutenberg. Con unos 200 mil habitantes, Maguncia es la capital del estado de Renania-Palatinado y una ciudad emocionante. Pasear por Maguncia es descubrir arte, cultura e historia en todos sus rincones.

Maguncia, Alemania

Durante la Edad Media, Maguncia fue importante asentamiento eclesiástico, cuyo templo principal era la Iglesia de San Esteban. Actualmente, es sede de una de las Universidades más reconocidas de Alemania y distinguida por su ambiente alegre. Si quieres ser testigo de esto viaja a Maguncia en plena época de carnaval, momento en que la ciudad entera de paraliza y durante 4 días todo es fiesta.

Algunos datos sobre Maguncia

Antes de comenzar a recorrer la ciudad, te contamos algunas cosas sobre Maguncia, a modo introductorio.

Del total de la población de Maguncia, una gran parte está conformada por estudiantes que asisten a la Universidad Johannes Gutenberg, ubicada cerca del centro de la ciudad. Su antiguo campus contiene aulas y salas de conferencia, viviendas, bares y restaurantes que, junto con la multitud de estudiantes que asisten a ella, le otorgan un aire juvenil a la ciudad.

Universidad de Maguncia
Universidad de Maguncia

Maguncia es la sede del Instituto Alemán del Vino y capital alemana del vino. De hecho, una de las mayores regiones vinícolas del país se encuentra en Maguncia, en la zona conocida como el Hesse Renano. Por otro lado, fue proclamada como Ciudad de las Ciencias en 2011, constituyendo un importante enclave científico. Como verás, Maguncia es una ciudad por demás de interesante.

El pintoresco casco antiguo de Maguncia, en las inmediaciones de la Catedral de San Martin es sumamente pintoresco. De arquitectura románica, invita a caminar por sus estrechas y sinuosas calles, mientras aprecias las restauradas fachadas de arquitectura barroca y rococó. Esta mezcla de estilos arquitectónicos hace que las vistas sean realmente encantadoras. Escondidas entre las casas se alzan pequeñas joyerías y galerías, boutiques de moda, bodegas y acogedores restaurantes.

Principales atractivos de Maguncia

Está claro que el inventor de la imprenta tiene un fuerte protagonismo en la ciudad. Y no es para menos, dado que fue uno de los mejores inventos de la humanidad. Por eso, comenzaremos nuestro recorrido por Maguncia visitando uno de sus edificios más emblemáticos: el Museo de Gutenberg.

Museo de Gutenberg

El principal atractivo de la ciudad se encuentra ubicado en pleno centro histórico, junto a la Catedral. Como es de esperar, el museo está dedicado a Johannes Gutenberg y sus inventos. 

Allí encontrarás algunos tesoros bibliográficos de mediados del siglo XV, como las dos primeras biblias impresas por Gutenberg. Al mismo tiempo, podrás disfrutar de una recreación del taller de imprenta de Gutenberg con demostraciones en directo o hacer un recorrido por la historia de la impresión en Occidente. Los muchos texto impresos, escritos, libros, documentos, manuscritos medievales, máquinas y prensas de impresión forman parte de la increíble colección de este importante museo.

En las instalaciones del museo encontrarás imprentas de muchos siglos y podrás conocer sobre la tecnología de la impresión europea y no europea, el arte del libro, la historia del papel y la escritura y la historia de la prensa. Además, el museo posee una colección importantísima de librerías, gráficos, carteles, libros de grandes artistas y publicaciones de diarios.

Museo de Gutenberg, Maguncia

La famosa Biblia de Gutenberg, impresa por el propio inventor en 1455 es el gran tesoro del museo. Es una de las pocas de estas Biblias que se conservan en todo el mundo, por lo que es considerada uno de los libros más preciados del mundo.

Otra sección novedosa del museo es la sección en la que puedes imprimir con tus propias manos, valiéndote de diferentes técnicas. Sin dudas el Museo de Gutenberg es una visita obligada de Maguncia.

La entrada al museo tiene un costo de 5,00 € para adultos, 2,00 € para personas de 8 a 18 años y es gratuita para niños menores de 7 años. El horario de visita puede variar según la época, pero en general, funciona de 9 am a 5 pm.

Catedral de Maguncia

Frente al Museo de Gutenberg se encuentra la impresionante catedral de Maguncia o Catedral de San Martin (decimos impresionante, porque realmente es así). Destaca desde lejos por el color rosado de la piedra arenisca con la que fue construida (podrás ver la misma tonalidad en muchos otros edificios de la ciudad). Es una de las tres únicas catedrales románicas del Imperio Romano Germánico que se conservan en Europa. 

Considerada como uno de los edificios religiosos más importantes de Alemania, la catedral de Maguncia es otro de los imperdibles de la ciudad. Su construcción se inició en el año 945, momento en que comenzaba a implementarse el estilo gótico.

Está dedicada a San Martín de Tours y es reconocida mundialmente como uno de los mejores ejemplos de arte románico. Este imponente templo es visible prácticamente desde cualquier punto de la ciudad, especialmente gracias a sus 6 torres. Su interior alberga el Museo Diocesano de Maguncia, donde se cuenta la historia de la catedral. Destaca, además, por sus dos naves laterales y las capillas de los costados. Las obras de arte antiguo predominan en todo el templo, incluso algunos retratos de los dignatarios eclesiásticos.

Los horarios de visita de la catedral son (durante los meses de marzo a octubre) de lunes a viernes de 9 am a 6:30 pm. Los días sábados desde las 9 am hasta las 4 pm y los domingos desde las 12:45 pm hasta las 6 pm. Previamente deberás inscribirte en la secretaría de turismo.

Catedral de Mainz, Alemania

Iglesia de San Esteban

Es otra de las iglesias que vale la pena visitar en tu paseo por Maguncia. De estilo gótico, es famosa por sus vidrieras etéreas creadas por el artista judío ruso Marc Chagall, entre 1978 y 1985. Iluminadas en diferentes tonos de azul representan escenas del Antiguo y Nuevo Testamento y son realmente dignas de apreciar. Pero, no solo son una obra de arte en sí, sino que esconden un sentido mensaje: Chagall las quería como un monumento de reconciliación entre judíos y cristianos.

St. Stephan, Mainz

Iglesia de Cristo

Si algo no le faltan a Maguncia son impresionantes templos. La Iglesia de Cristo o Christuskirche es un templo luterano que destaca por su arquitectura. Al mismo tiempo, es una muestra significativa de los templos religiosos del luteranismo.

Fue construido entre 1896 y 1906 en piedra arenisca y su enorme cúpula de cobre se lleva todas las miradas. Al igual que muchos otros edificios de la ciudad, la Iglesia de Cristo fue totalmente destruida durante el bombardeo de Maguncia, en 1945. Luego de la guerra, comenzó a reconstruirse en 1952, finalizando dos años más tarde.

Iglesia de San Cristóbal: monumento a la Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad de Maguncia fue bombardeada por la Real Fuerza Aérea Británica y por las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos. El ataque más letal se produjo el 27 de febrero de 1945 dejando un saldo de 1209 víctimas mortales. Finalizada la guerra, se dejaron sin restaurar las ruinas de la Iglesia de San Cristóbal, como un monumento a las víctimas de la guerra.

Iglesia de San Cristóbal, Maguncia

Maguncia fue una de las tantas ciudades europeas que sufrió los estragos de la guerra, y esto puede palparse en monumentos como la Iglesia de San Cristóbal.

Un dato adicional: la comunidad judía que existía en Maguncia, antes del ascenso nazi al poder, estaba conformada por unos 3 mil miembros (en 1933). Para 1945 solo quedaron 59.

Plaza Kirschgarten

Esta pequeña plaza, situada en pleno centro histórico, es uno de los rincones más bonitos y pintorescos de Maguncia. Destaca por sus casas con entramado de madera, típicas de esta zona de Alemania. En el centro de la plaza hay una pequeña fuente rodeada de preciosos edificios blancas con vigas rojas. Vale la pena acercarse al lugar y tomar un par de fotografías.

Plaza Kirschgarten Maguncia

Marktplatz – Plaza del Mercado

Ubicado en pleno centro histórico, la Plaza del Mercado es el punto alrededor de la cual gira la vida comercial y social de Maguncia. A su vez, los principales monumentos y sitios emblemáticos de la ciudad se encuentran en sus alrededores, por lo que es un buen punto de partida.

En la parte central posee una columna construida de casi 7 metros de alto, construida hace unos mil años (conocida como Heunensäule). Allí se celebra todos los años el tradicional mercado navideño y el mercado semanal que vende productos regionales.

Las fuentes de Maguncia

Maguncia es una ciudad llena de plazas que destacan por sus numerosas fuentes, de todas las épocas y estilos. Entre las más de cien fuentes de la ciudad hay dos que no puedes dejar de visitar. Una de ellas es la Fuente del Mercado, donada en 1526 por el arzobispo de Maguncia (el cardenal Albrecht von Brandenburg) a la ciudad. Es la fuente renacentista más antigua y más hermosa de Alemania. Su colorido alegre constituye el punto de encuentro de los locales y turistas, muy cerca de la catedral.

Fuente del Mercado, Maguncia
Fuente del Mercado

La Fuente del Carnaval es otra preciosa fuente que te cautivará con sus numerosas figuras. Además, es una fiel representación de la cultura carnavalesca típica de la ciudad.

Puente Theodor-Heuss

Con sus 550 metros de longitud, el puente Theodor-Heuss conecta la ciudad de Maguncia con Weisbaden. Diariamente es transitado por vehículos, ciclistas, corredores y caminantes, convirtiéndose en un lugar muy popular de Maguncia. Sus vistas del río Rhein son hermosas y tienen un cierto aire romántico que lo hace especial.

Fue construido en acero, en el año 1885 y durante mucho tiempo sirvió de importante eje de conexión entre los estados de Hesse y Renania-Palatinado.

Puente Theodor-Heuss, Mainz

La ciudadela de Maguncia – Jakobsberg

Esta fortaleza barroca se eleva por encima de los tejados del casco antiguo. Te recomendamos subir a lo alto del Jakobsberg, desde donde podrás disfrutar de hermosas vistas de la ciudad. Además, la fortaleza cuenta con un gran espacio verde que invita a pasear y descansar bajo la sombra de sus viejos árboles. Al mismo tiempo, esta zona proporciona un hábitat para más de 450 especies animales y vegetales.

Dentro del recinto de la ciudadela es especialmente atractiva la Piedra de Druso, un monumento al general Druso. También te sugerimos que visites los pasajes subterráneos de la ciudadela, que sirvieron a los habitantes de Maguncia durante la guerra como lugar de protección durante los bombardeos.

Desde abril hasta octubre podrás tomar visitas guiadas por encima y por debajo del suelo en el recinto.

Jardín Botánico

Si quieres cambiar las vistas de edificios y monumentos por un entorno natural, entonces no dudes en visitar el Jardín Botánico de Maguncia, dentro de los terrenos de la Universidad Johannes Gutenberg. Contiene unas 8500 especies de plantas de distintos lugares del mundo, por ejemplo, un árbol de pan de jengibre o un albaricoque plateado. También podrás visitar la casa de suculentas, la casa tropical, la casa de plantas frías o el lecho de los insectívoros.

jardín botánico de Maguncia

El carnaval de Maguncia

El carnaval de Maguncia es una celebración que se lleva a cabo todos los años en dicha ciudad y una de las fiestas más icónicas y tradicionales de Maguncia. Años tras año, miles de personas, turistas y residentes salen a las calles para esta colorida y divertida celebración. También conocida como Fasching o quinta temporada, es una fiesta de gran importancia cultural dentro del territorio alemán.

Si bien la tradición nació en noviembre, el carnaval propiamente dicho, con desfiles, disfraces, música y comida se celebra durante el mes de febrero.

La tradición del carnaval en Maguncia se ha destacado siempre por su crítica hacia los gobernantes, especialmente en los inicios del siglo 19. Surgió como una especie de protesta o burla hacia las tropas francesas que se encontraban en la ciudad y esa es su esencia hasta hoy en día.

carnaval de Maguncia

Es un espacio en el cual los participantes aprovechan para burlarse o destacar los acontecimientos políticos que suceden en la región o alrededor del mundo. La forma de expresión es a través de diferentes personajes caricaturescos y exagerados que denotan protesta. Pero, no todo es queja o burla, ya que durante el fin de semana del carnaval también se celebran fiestas y eventos con disfraces o trajes coloridos.

¿Cómo es la cocina de Maguncia?

Las principales especialidades gastronómicas de Maguncia son el queso y aperitivos hechos a base de queso. Si eres amante de este alimento no dejes de probar un tipo especial de queso llamado Handkäse, elaborado a partir de leche agria. Otra de las especialidades de Maguncia es el aperitivo de cerveza del queso Spundekäse. En este caso, el queso se bate con crema hasta lograr una consistencia suave y se sirve con cebolla fresca y crujientes pretzels.

El plato más conocido del estado de Renania-Palatinado es el Pfälzer Saumagen, que podrás comer en cualquier restaurante de Maguncia. Se elabora en base a carne de cerdo, acompañada de salchichas y patatas cocidas. Para elaborar el guiso se utiliza cebolla, nuez moscada y pimienta, condimentada con tomillo, albahaca, entre otras hierbas y especias.

gastronomía de Maguncia

Entre los restaurantes más destacados de Maguncia se encuentra Heilig Geist, característico por su ambiente acogedor y agradable. La pizza es una de las especialidades de la casa, como también lo son los postres. Bellpepper es otro restaurante de cocina étnica destacado de Maguncia. Por otro lado, en La Gallerie encontrarás platos de la cocina italiana y mediterránea. Las especialidades de la casa son el risotto y los platos de comida de mar.

¿Cómo llegar a Maguncia?

Si viajas en avión, la menor manera de llegar a Maguncia es por medio del aeropuerto de Frankfurt, situado a menos de 30 kilómetros de la ciudad. Una vez allí podrás tomar cualquiera de los trenes directos que unen la ciudad con el aeropuerto en unos 20-30 minutos. También podrás viajar desde otras ciudades alemanas, como Frankfurt, Colonia, Bonn o Dortmund en tren hacia Maguncia. Esta opción es más económica, además el viaje en tren permite ir disfrutando del paisaje.

Hasta acá llegamos en el recorrido por Maguncia. ¿Te resultó interesante? Como mencionamos anteriormente, Maguncia tiene historia, arte, cultura, gastronomía y más. En fin, todo lo necesario para pasar un día espectacular.

Escribe un comentario