Muchos definen la isla de Vis como un paraíso, otros como un lugar mágico. Nosotros creemos que ambos calificativos le calzan a la perfección. Croacia es un país que debe estar orgulloso de sus escenarios naturales, especialmente del puñado de islas desparramadas sobre el mar Adriático. Ayer te contamos sobre la isla Korcula, hoy te presentamos la isla de Vis, la menos turística del país y uno de sus secretos mejor guardados. ¿Estas listo? Comencemos a recorrer Vis.

isla de Vis, Croacia

El motivo por el cual la isla de Vis no es tan turística es que, recién en los años 90 abrió sus puertas a los turistas. Antes de eso funcionó como base militar del ejército yugoslavo, por eso mismo estuvo cerrada a los visitantes extranjeros durante casi 40 años (desde 1950 hasta 1989). Este hecho contribuyó a conservar su ambiente bohemio y relajado, resguardado del avance desmedido del turismo. Por eso mismo, la isla de Vis es un escenario natural que se mantiene intacto, en donde se respira tranquilidad y naturaleza. A su vez, su ambiente impregnado de lavanda, romero, salvia y algarrobos le otorgan un plus especial.

¿Dónde se encuentra la isla de Vis?

Vamos a los datos prácticos. La isla de Vis está ubicada en pleno mar Adriático, a solo 12 millas de Hvar (otro mágico destino de Croacia del cual también ya te contamos). Un detalle a tener en cuenta es que, si bien ambas islas están muy próximas entre sí, no hay ferry que las conecte. Por eso mismo, si decides visitarlas a ambas (lo cual te recomendamos), debes salir desde Split hacia Hvar, luego volver a Split y coger otro ferry que te lleve a Vis. El trayecto hasta esta segunda isla dura algo de dos horas y media y es una verdadera maravilla.

La ubicación privilegiada sobre el mar Adriático hace que Vis sea dueña de hermosas playas de arena blanca, aguas transparentes y cuevas de aguas profundas.

¿Es grande la isla de Vis?

Vis se extiende a lo largo de 90 km2 y se recorre fácilmente en dos días. Posee aproximadamente unos 3400 habitantes que viven como en un pueblo pequeño. Es decir, completamente relajados, con las puertas de sus casas abiertas y las bicicletas sin candados. Un estilo de vida que sin dudas muchos envidiarían llevar. Los dos pueblos más grandes de la isla son Vis y Kormiza (Komiza) más un puñado de pueblos más pequeños.

¿Sabías que? En esta isla se filmó la segunda entrega de la reconocida comedia musical Mamma Mía.

Vis es el lugar perfecto para degustar el pescado más fresco del país y para hacer la Ruta de los Vinos. Por si no lo sabías, tiene una de las mayores producciones de vino blanco. Para ello, podrás visitar Podspilje, en donde se cuenta la historia de los vinos más famosos de la zona, como el Plavac o el Vugaba.

Isla de Vis, Croacia

Breve resumen de la historia de Vis

La historia de la isla de Vis se remonta a siglo III a.C., época en que estaba bajo el dominio del Imperio Romano. Durante ese tiempo, la isla se llamaba Issa (Lisa), hasta que una multitud de civilizaciones comenzaron a disputarse su dominio. Entre ellos, el Imperio Bizantino, el reino Lombardo, el Imperio Carolingio, la República de Venecia, la República de Raguzza y, por último, el Imperio Otomano.

El motivo por el cual todos querían tener el dominio de Vis era su situación geográfica y su posición estratégica. Luego de la Primera Guerra Mundial, Vis fue dominada por Italia, hasta 1925 que pasó al mando de la antigua Yugoslavia. Durante la Segunda Guerra Mundial Vis fue utilizada como escondite del famoso Mariscal Tito, que se refugió en las conocidas Cuevas de Tito. Finalmente, en 1989, tras la disolución de Yugoslavia, la isla de Vis se integró a Croacia y se abrió al mundo.

De todo este pasado quedan algunos vestigios. Por ejemplo, en Martvilo, encontrarás la única necrópolis griega de Croacia. Restos de este pasado son también las ruinas del teatro romano donde actualmente se asienta el Monasterio de San Jerónimo en Prirovo.

¿Qué ver en la isla de Vis?

La isla de Vis posee dos pueblos principales situados a la orilla de grandes bahías. El primero y más antiguo es Vis, ubicado más al noreste. El segundo pueblo, Komiza, se encuentra más al suroeste. La colonia de Vis es el lugar más turístico de la isla, ya que alberga los restos de un cementerio griego, baños romanos y una antigua fortaleza.  

Vis

La ciudad de Vis resulta de la unión de Luka y Kut, dos antiguos poblados que bordean una bahía con forma de herradura. Es habitada por pescadores y viticultores y posee un encantador casco histórico que invita a recorrerlo sin prisas. Caminar sus callecitas de piedra es una atracción en sí misma. A medida que comiences a recorrer el centro histórico irás encontrando edificios abandonados o a medio terminar. Entre ellos, algunas torres que pertenecieron a la nobleza de Hvar y se identifican con una placa descriptiva en su fachada.

En esta localidad podrás visitar varios de sus monumentos más importantes, como la iglesia de Nuestra Señora de Spilica o las iglesias de San Cipriano y del Espíritu Santo. Pero, sin dudas que el principal símbolo histórico de la ciudad es el monasterio franciscano que data del siglo XVI, construido sobre el antiguo teatro romano.

Vis, Croacia
Vis

También hay un sitio arqueológico importante cerca de Vis que vale la pena visitar. Allí se encuentran las ruinas de la antigua ciudad de Issa. Las fortificaciones que han sobrevivido al paso del tiempo, erigidas cuando la isla de Vis fue gobernada por Venecia, se pueden ver al lado de la capital. Por otro lado, si quieres conocer la historia de Vis no dejes de acercarte al Museo de Arqueología. Su interior aloja una serie de exposiciones que cuentan la historia de la isla, pasando por su legado pesquero y el de todas las sociedades que alguna vez se disputaron su dominio.

Komiza

La otra ciudad más importante de la isla de Vis es Komiza, situada en la parte occidental. Su principal atracción natural es el Monte Hum, de más de 580 metros de altura. Hacer el trekking hasta su cima es una de las actividades más demandadas del lugar.

En la ciudad, un símbolo histórico asombroso es la Torre veneciana, la única parte sobreviviente de una antigua estructura defensiva. Actualmente, en el interior de la torre se encuentra el increíble Museo de la Pesca, dedicado a las técnicas y costumbres de los pescadores, a la historia de las fábricas de conservas locales y a la construcción naval. Si te gusta el turismo religioso, entonces no dejes de visitar la Iglesia de Nuestra Señora de los Piratas, construida en el siglo XVI, o la Iglesia de San Nicolás.

Komiza, isla de Vis
Komiza

Komiza posee un arbolado paseo marítimo en donde se alzan una sucesión de restaurantes, bares y tiendas que dan al muelle. Una experiencia recomendable es comenzar el día bien temprano para ver a los pescadores retornando de la lonja. Si visitas Keke, una peculiar taberna portuaria, podrás dialogar con hombres que cuentan historias de mar o la antigua leyenda de la Iglesia de Nuestra Señora de los Piratas. Esta famosa iglesia, debió reconstruirse tras sufrir un incendio provocado por piratas, que además robaron la imagen sagrada. Según los lugareños, la imagen regresó milagrosamente hasta su iglesia ubicada frente a la playa de Gusarica.

Stoncica

Stoncica es un atractivo pueblo de pescadores de la isla de Vis que también espera recibir tu visita. Los habitantes de esta comunidad todavía tienen la pesca como su ocupación principal y el turismo se basa fundamentalmente en ello. Por una pequeña tarifa, podrás alquilar un barco y todos los implementos necesarios para pescar. Además, allí se encuentra la playa de Teplus, una de las más cálidas y poco profundas de la isla, ideal para visitar con niños pequeños.

Recorrido por las playas de la isla

Es de esperar que en la isla de Vis haya preciosas playas para visitar. Algunas de las más recomendadas son:

La playa de Stiniva ganó la votación de las mejores playas de Europa en el año 2016. Su principal atractivo es el hecho que está escondida detrás de dos rocas enormes. Si bien es una playa de piedras, sus aguas cristalinas y sin olas la convierten en un lugar ideal para pasar el día. Tanto si quieres relajarte un rato, como practicar snorkel podrás hacer tranquilamente en la playa de Stiniva.

El acceso a la playa puede hacerse en lancha, en un tour o caminando desde la ruta. Ten en cuenta que si viajas en auto la bajada hasta la playa transcurre por un camino rocoso y muy empinado. El ascenso es aún más lento y exigente que el descenso, pero que eso no te desmotive. Realmente vale la pena llegarse al lugar. La playa no cuenta con muchos servicios, ya que es bastante virgen. Solo encontrarás un pequeño bar en donde se venden snacks y bebidas. Por eso mismo, procura llevar todo lo que necesites para pasar un día a pleno sol.

playa de Stiniva, Croacia
Playa de Stiniva

Ahora bien, si buscas playas de arena deberás dirigirte hacia el este, más precisamente a las playas Milna y Zaglav, una de las más famosas y concurridas de la isla de Vis. A pesar de que la playa de Zaglav es una de las más turísticas, ha logrado conservar su belleza natural original. La playa Stoncica se encuentra cerca de ella, a poca distancia del asentamiento urbano que lleva su mismo nombre. Se trata de una playa de arena poco profunda, perfecta si viajas con niños.

Si no deseas moverte demasiado, desde el centro de Vis es posible llegar caminando a algunas playas de piedra y aguas cristalinas perfectas para pasar el día. Una de ellas es la playa Prirovo, que es bastante grande y se encuentra a solo unos minutos a pie desde el puerto. Las vistas desde esta playa son realmente espectaculares, a diferencia a algunas calas, que son más pequeñas y están rodeadas de acantilados.

Otra opción es ir a la playa Grandovac, a la cual se puede acceder caminando desde el puerto de Vis. Esta playa es también de piedra y posee aguas cristalinas. Ten en cuenta que no hay ningún bar, ni en la playa ni cerca de ella, por lo que es importante ir preparado.

Komiza, isla de Vis
Playa de Komiza

Las cuevas de Tito

Las Cuevas de Tito son un lugar muy famoso de la isla de Vis. Allí se escondió el mariscal Tito, jefe de Estado de la antigua Yugoslavia, durante la Segunda Guerra Mundial. En esta cueva, que puede visitarse junto a otros bunkers, en las estribaciones del Monte Hum, Tito ideó su plan de recuperar Croacia como parte de Yugoslavia. Si eres amante de los escenarios militares no dudes en tomar el tour militar por la isla, saliendo desde Vis.

Isla Bisevo y Cueva Azul

Sin dudas que una de las mejores cosas para hacer en Vis es visitar la famosa Blue Cave (Cueva Azul) y la isla de Bisevo.

La isla de Bisevo se encuentra en la zona Central del Archipiélago Dálmata y es una pequeña extensión de roca deshabitada. Su atractivo principal es la Gruta o Cueva Azul, que lleva este nombre precisamente por el intenso color turquesa de sus aguas. Por la forma en que ingresan los rayos del sol al interior de la cueva se produce un efecto luminoso increíble, generando destellos en el agua. Muy cerca de allí se encuentra la Cueva Verde que, si bien es menos conocida que la azul, sin dudas que vale la pena conocerla (de hecho, los tours suelen incluirla en el itinerario).

La Cueva Azul comenzó a explotarse en 1884, cuando se agrandó la abertura de ingreso para poder explorarla. Esta una pequeña cavidad se formó gracias a que las olas fueron erosionado la piedra caliza.

Gruta Azul, Bisevo

La única forma de llegar a este lugar es por medio de embarcaciones, ya sea contratando una excusión desde Vis o Komiza. Otra forma de visitar la cueva Azul es navegando con tu propia embarcación. De esta manera, deberás acercarte al puerto de Bisevo, pagar la entrada para luego llegar a la cueva en tu propio bote.

Lo primero que verás son unos acantilados que resguardan este mágico lugar. De a poco, la embarcación comenzará a acercarse y de repente verás la luz, como si unos potentes focos iluminasen la cueva desde el fondo. Tal como te contamos, es la luz natural que atraviesa la roca por el fondo regalándole al agua un intenso color turquesa. La mejor hora para apreciar este fenómeno es entre las 10 am y las 12 pm, aunque en cualquier momento del día las vistas son muy bonitas.

Una cosa que debes tener en cuenta es que la cueva es pequeña, por lo que no puede haber muchas embarcaciones en su interior, además la entrada en bastante estrecha. Por eso mismo, hay momentos que puede haber gran número de barcos esperando a entrar. Si te sucede eso ármate de paciencia, porque ingresar a la cueva realmente vale la pena.

Desde Bisevo se puede llegar también a las hermanas del archipiélago de Vis, Svetac, y a las pequeñas islas volcánicas de Brusnik y Jabuka. Estas últimas tienen forma de manzana, están deshabitadas y poseen especies de pájaros y una flora endémica singular. Junto a Palagruza, fueron declaradas como patrimonio arqueológico submarino de Croacia. 

El archipiélago de Palagruza

En este lugar, ubicado a 40 millas de la isla de Vis, está enterrado el héroe Diomedes, según cuenta la leyenda. Es el punto más meridional de Croacia y el más próximo a la costa italiana. A modo de custodia se alza un enorme faro convertido en alojamiento, al igual que una pequeña playa inmersa en un entorno idílico y misterioso. Es otro sitio recomendado para visitar desde la isla de Vis, así que apúntalo en tu agenda.

A finales de junio, con la primera luna nueva, tiene lugar una de las tradiciones más importantes: la popular regata histórica Rota Palagruzona. Durante mucho tiempo, fue única en el Mediterráneo y en toda Europa, con sus típicas falkusas (barcos de vela latina, de un solo mástil). Estas naves eran utilizadas por los pescadores y navegantes de Komiza que partían hacia Palagruza, buscando fondos más fértiles en el Adriático.

Archipiélago de Palagruza

Estas falkusas estuvieron a punto desaparecer por una antigua tradición llevada a cabo por los pescadores de Komiza. El 6 de diciembre de cada año, los mismos se dirigían al Monasterio de San Nicolás para quemar una falkusa a modo de agradecimiento a su patrón, por la protección y la buena pesca obtenida. En esta fiesta popular participaba todo el pueblo, al igual que en la veraniega Noche de las Sardinas. En 1998, gracias la Exposición Universal de Lisboa, se reanudó la regata de Palagruza.

¿Cómo es la gastronomía de la isla de Vis?

Los amantes de los pescados y mariscos se darán un verdadero festín en la isla de Vis. Los mejores manjares del mar abundan en sus muchos bares y restaurantes con terrazas. Uno de los platos estrella de la isla es la Pogaca od slane ribe, una torta de pan y sardinas. No solo verás sardina en esta preparación puntual, sino en muchas otras, ya que es la protagonista de numerosos bocados. Generalmente, se acompaña con la hogaza de pan y de las Krostule, un postre preparado a base de pasta con ciruelas y licor.

De manera muy similar a la cocina mediterránea, en la Dalmacia se utiliza una gran cantidad de verduras, aceite de oliva, el limón y condimentos variados, como el ajo, el romero y el perejil. Los mejores sitios para probar platos típicos de la cocina dálmata son las konobas, restaurantes típicos de la costa del Adriático. La especialidad de estos lugares son los platos ricos en pescado y mariscos frescos. Algunos de ellos son:

  • El pescado a la parrilla, un plato que no puedes dejar de probar. Generalmente se sirve acompañado de acelga con patatas hervidas, una vinagreta de limón, aceite de oliva y ajo.
  • El risotto negro, preparado con calamar que tiñe con su tinta al arroz.
  • La ensalada de pulpo, un plato fresco y delicioso, ideal para los días calurosos.
  • El guiso de pescado, acompañado con una salsa de tomate, es otra especialidad de la Dalmacia. Suele prepararse con tres o más tipos diferentes de pescados, estofados con cebolla, salsa de tomate y especias. 

Ruta del vino por la isla de Vis

Otro gran atractivo de Vis es su emblemática Ruta del Vino. Toda la historia de Vis está relacionada al vino, ya que el clima favorece la viticultura. Ya desde la época de los romanos y griegos, los campos fértiles fueron usados en plantaciones de vid, en terrazas más o menos grandes construidas por los campesinos.

La tradición continuó cuando los campos tenían como propietarias a las familias aristocráticas de Hvar. Desde principios del siglo pasado, y hasta ahora, la viticultura y la vinicultura han pasado por fuertes crisis. Por ejemplo, en su momento la filoxera arrasó con muchos campos de vid. Sin embargo, la tradición ha logrado sobrevivir y con el tiempo la zona se llenó de bodegas que ofrecen el mejor vino croata.

vinos en la isla de vis

En la isla de Vis tienes la posibilidad de hacer muchos tours para visitar diferentes bodegas, en las cuales podrás degustar los mejores vinos, además de hacer un recorrido por la historia vitivinícola de la isla. Los vinos tradicionales de la tierra de Vis son el Vugava, un vino blanco con sabor a miel afrutado, y el Plavac Mali, tinto, rico y sabroso. El primero se cultiva exclusivamente en Komiza y otras localidades de Vis.

¿Cómo llegar a la isla de Vis?

Como ya te contamos, a pesar de su cercanía con la isla de Hvar, no existe ferry que comunique ambas islas. Por eso mismo, la mejor alternativa es partir desde Split, que es la que dispone de mayor cantidad de días y horarios para viajar a Vis. Para moverte desde la ciudad de Vis a Komiza, lo mejor es usar el autobús que une ambos emplazamientos.

Por último, te contamos que la isla de Vis es el ejemplo perfecto de turismo sostenible y posee precios accesibles. Así que, los motivos para visitar esta isla perdida del Adriático sobran. Esperamos haber sembrado en ti las ganas de seguir viajando y conocer nuevos escenarios naturales, como la isla de Vis.

Enlaces de interés con las mejores ofertas para tu viaje

  1. Encuentra los Hoteles al mejor precio aquí.
  2. Reserva tours, guías y excursiones aquí.
  3. Contrata tu seguro de viaje con 5% descuento aquí.
  4. Compra tu tarjeta SIM con Internet para tu viaje aquí.
  5. Ofertas en pack vuelo más hotel aquí.
  6. Alquila tu coche al mejor precio aquí.
  7. Consigue vuelos baratos aquí.
  8. Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí.

Créditos fotográficos

  • Vis (https://www.flickr.com/photos/132646954@N02/48693525998), por Mario Fajt/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/).
  • Boat trip inside the Blue Cave on Bisevo island, Croatia (https://www.flickr.com/photos/132646954@N02/48693793831/), por dronepicr/ CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/).
  • komiza_08 (https://www.flickr.com/photos/croacia_/4684658271/), por Mario Fajt/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/).
  • Aerial view of Stiniva Beach on Vis island in Croatia (https://www.flickr.com/photos/132646954@N02/48608800632), por dronepicr/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/).
  • Boats in Komiza Town Harbour on Vis island, Croatia (https://www.flickr.com/photos/132646954@N02/48693525998), por dronepicr/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/).
  • Southern Beach at Palagruža (https://www.flickr.com/photos/adam_sporka/5947553279), por Adam Sporka/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/).

  • Escribe un comentario