Haremos una escapada por la comarca de la Garrocha Girona, también conocida como la tierra de volcanes. Un destino donde la naturaleza más pura y salvaje se fusionan con los encantos coloniales. La Garrocha Girona es una comarca situada al norte de Cataluña, en la cuenca alta del río Fluvià, en las cabeceras de la Muga y la riera de Amer y de Llémena.

La explosión de naturaleza de esta zona, es lo que tanto llama la atención de turistas. Y la verdad, con justa razón, pues su zona volcánica con más de cuarenta conos volcánicos y hermosos pueblos con gran encanto, le dan el honor de ser una de las zonas más visitadas de Cataluña.

En catalán se le conoce como la Garrotxa, se ubica al norte de la provincia de Girona, a los pies de los Pirineos. Cuenta con un paisaje único y la mayor densidad de volcanes en toda la península Ibérica. Es el sitio ideal para una escapada de fin de semana, ya sea haciendo senderismo, descubriendo sus paisajes o explorando sus pueblitos.

Qué hacer y ver en La Garrocha Girona

Una tierra llena de encantos, belleza y atractivos turísticos. La Garrocha Girona, alberga historia y cultura en sus pueblos originarios desde la época medieval, pasando por el legado judío, al renacimiento y la contemporánea.

Además de contar con las zonas naturales más interesantes para ser exploradas. El espacio protegido de la Garrotxa comprende un territorio de unas 15,000 hectáreas que incluye 11 municipios y más de 40 volcanes inactivos.

Si con todo esto, ya te interesa conocer más a detalle la Garrocha Girona, haremos un itinerario con sus mayores atractivos.

Los volcanes de La Garrocha Girona

No por nada se le conoce como la tierra de los volcanes, y es que en la Baja Garrocha encuentras una antigua zona de volcanes que se extiende por 120 kilómetros cuadrados. Además, en el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, podrás apreciar más de 40 volcanes y 20 coladas de lava distribuidos en una zona que abarca 11 municipios de la Comarca.

Todo ello envuelto en una vegetación maravillosa, que crea un escenario aun más placentero. Entre los tres volcanes más conocidos están:

  • Volcán Montsacopa, situado en el centro de Olot, y accesible por un camino completamente urbanizado.
  • El volcán de Santa Margarita, al que es posible acceder a su cráter, que cuenta con una asombrosa ermita, con una caminata de algo menos de media hora desde el Parking habilitado para los visitantes.
  • Volcán Croscat, el volcán estromboliano con el cono más grande de la Península Ibérica. Fue el último volcán en erupcionar en la Península Ibérica hace ya más de 11,500 años.

La zona central del Parque Natural es bastante frecuentada por los visitantes, las horas de máxima afluencia son de 10:00 horas a 17:00 horas.

La Fageda d’en Jordà

Se trata de una reserva que crece sobre la colada del volcán del Croscat. Este hayedo impresionante se ubica sobre una colada enfriada de lava del volcán en un terreno llano, a 550 metros. Precisamente eso es lo que lo hace tan diferente y atractivo, pues es muy poco frecuente para los hayedos de la Península Ibérica. Además, se encuentra rodeado por 21 de los volcanes que hay en la comarca de La Garrocha Girona.

La Fageda d’en Jordà es una de las 26 reservas naturales que forma parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrocha Girona. En este lugar, los árboles tienen una altura de más de 25 metros, es precisamente estas características lo que hace tan majestuoso y encantador para visitarlo.

Capital de La Garrocha Girona: Olot

Olot es la capital de la comarca de la Garrotxa, se encuentra en un llano cruzado por el río Fluvià y la riera de Riudaura, rodeada por las sierras de Sant Valentí, Aiguanegra, el altiplano de Batet, Marboleny y Sant Valentí de la Pinya.

Si exploras las calles de Olot, te encontraras con un fascinante patrimonio histórico-artístico, donde destacan edificios de estilo modernista, así como otros conjuntos renacentistas. Además, se encuentran por calles y plazas casi un centenar de esculturas de diferentes estilos.

En tu paso por este maravilloso destino, no te olvides hacer una ruta por el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, visitar el Museu Comarcal de la Garrotxa, ver la casa Solà-Morales, recorrer el claustro del antiguo convento del Carme, conocer la iglesia de Sant Esteve y vivir las Fiestas del Tura.

Los pueblos más bonitos de La Garrocha

  • Los pueblos de la Vall d’en Bas

Vall d’en Bas es un municipio de La Garrocha Girona, con varios asentamientos rurales. Se conforma por siete pueblos con un encanto particular. Catalogados como conjuntos históricos artísticos, encuentras la villa del Mallol, ubicada sobre una colina; y el núcleo de Hostalets d’en Bas, que tiene sus orígenes en unos hostales situados al pie del antiguo camino real que iba de Olot a Vic.

Actualmente, Sant Esteve d’en Bas es la capital administrativa del valle. A los pies del Puigsacalm, Joenetes encuentras un auténtico pueblo de pesebre donde, durante las fiestas de Navidad, se representa un pesebre viviente muy famoso.

Por otra parte, la Pinya es el pueblo situado más al norte del valle. Destaca la iglesia parroquial de Santa Maria, que data del siglo X y, en el exterior, los lavaderos públicos, los únicos en el valle y los pocos que quedan en la Garrotxa.

Finalmente, encuentras Sant Privat d’en Bas, un pequeño núcleo formado por una plaza rodeada por la iglesia y un grupo de casas, en las que se accede por un pórtico, formando un conjunto de gran belleza.

  • Besalú

La Garrocha Girona, esconde parajes de gran atractivo turístico. Uno de ellos es Besalú, uno de los conjuntos medievales mejor conservados de Cataluña. Su mayor atractivo, además del ambiente medieval que se respira por cada rincón, es el puente románico.

Un lugar que data del siglo XI durante el periodo de Guillermo el Gras, Conde de Besalú i Ripoll. Fue construido para salvar las aguas del río Fluvia, y en el mismo se sitúan dos puertas de distinto tamaño, siete arcadas y casi 150 metros de longitud.

  • Castellfollit de la Roca

Es un pequeño pero encantador pueblo que se alza sobre un risco basáltico de 50 metros de altura y de casi un kilómetro de largo, recortado por el río Fluvià.

Entre sus principales atractivos turísticos, encuentras las estrechas callejuelas que desembocan en la antigua iglesia de Sant Salvador, en el extremo del risco, donde obtienes vistas privilegiadas. Además, Castellfollit de la Roca es una de las puertas de entrada al Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa.

  • Sant Joan de les Fonts

Se ubica en un punto de confluencia de las carreteras que unen Girona con Olot, Figueres y Camprodon. Es uno de los 11 municipios que forman parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrocha Girona, y está formado por 5 núcleos de población: Begudá, La Canya, El Pla de Baix, Sant Cosme y Sant Joan de les Fonts.

Entre sus principales atracciones, encuentras el Monasterio Románico y el Castillo de Juvinyà, ambos declarados de Interés Nacional. También puedes recorrer la Ruta de la Tres Coladas, en donde verás paisajes alucinantes y algunos de los sitios de mayor interés del pueblo como: el puente medieval construido con piedra volcánica, y el Molí Fondo.

  • Santa Pau

Situada al sureste del llano de Olot, en pleno Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. Cuenta con puntos de interés como el volcán de Santa Margarida, el volcán Croscat o el Hayedo de Jordá, todos espectaculares con una naturaleza que sorprende desde el primer momento que se visitan.

El pueblo destaca la plaza Mayor o Firal dels Bous, que mantiene un perfil irregular y arcos desiguales. También resalta la iglesia de Santa Maria y todo el grupo de callejuelas estrechas, que desembocan en el Portal del Mar, un lugar ideal para observar valles de los alrededores.

Parc d’en Garrell

Se dice que es el mejor secreto de la Garrocha Girona. Se trata de un laberinto de rocas talladas y singulares construcciones, que crean un escenario único como si fuese sacado de un cuento de fantasía.

El parque fue construido por Josep Pujuila, conocido como el Tarzán de Arguelager, vecino de la localidad que durante más de 40 años creó con sus propias manos el denominado Parc d’en Garrell o Cabanes d’en Garrell.

El Parc d’en Garrell cuenta con más de un kilómetro de longitud en el que conseguirás torres, pasarelas, cabañas, laberintos, caminos y hasta embalses la mayor parte construidos y formados con elementos vegetales del entorno. El parque se distribuye en 5 zonas todas ellas con diversos atractivos.

  • Fuente del torrente de Can Sis Rals. Es un conjunto de esculturas y totems que protegen un pequeño torrente. La mayor parte del material utilizado para esta obra de arte provino del sobrante de las obras de la ampliación de la autopista A-26.
  • Laberinto. La torre y laberinto se construyeron con miles de ramas y pequeños troncos. Por desgracias actualmente no queda nada de lo que antes era un lugar ideal para pasear.
  • Casa d’en Garrell. Es una construcción donde el creador de esta obra pasaba sus días. Hecho de maderas y piedras muestra los elementos de una casa.
  • Tumba faraónica. Gruta con gravados que reflejan la personalidad d’en Garrell.
  • Huerto d’en Garrell. Es la zona mejor conservada del parque, formada por varias cuevas. Los huertos con sus sistemas de riego y una gran torre todavía se mantienen en pie. En la parte más escondida vemos una tumba que es donde descansa el creador de este peculiar lugar, Josep Pujuil, fallecido en el año 2016.

¿Qué te pareció La Garrocha Girona? Un destino que lo tiene todo, desde naturaleza imponente, zona volcánica y pueblos con una esencia mágica que invita a adentrarnos en ellos. Esperamos que con este recorrido, tengas una idea más clara de todo lo que te espera para visitar por esta zona. Te aseguramos que no te vas a arrepentir.

Créditos fotográficos

  • (https://pixabay.com/es/photos/volc%c3%a1n-paisaje-croscat-la-garrotxa-4507857/) por Marc Pascual

  • Escribe un comentario