Kassel es una ciudad alemana, perteneciente a la región de Hesse y hogar de los famosos hermanos Grimm. Se encuentra sobre las costas del río Fulda, a 145 km al noreste de Frankfurt y Maguncia. Si bien es una ciudad moderna, posee muchos sitios históricos que vale la pena visitar. Sigue leyendo para descubrir todo sobre este destino de Alemania.

Kassel, Alemania

Kassel es un destino incluido en la famosa Ruta de los Cuentos de Hadas. La Deutsches Märchenstrasse (nombre en alemán) es una ruta de más de 600 km que recorre los pueblos y ciudades que inspiraron los cuentos de los hermanos Grimm, por lo que también se la conoce como la “ruta de los cuentos de los hermanos Grimm”. De hecho, Kassel es el lugar en el cual vivieron los hermanos Grimm, hecho que la ciudad ha sabido aprovechar para incentivar el turismo. El Museo de los Hermanos Grimm en el Palacio de Bellevue expone una importante colección de libros de cuentos de diferentes partes del mundo.

Kassel es conocida internacionalmente por el palacio Wilhelmshöhe, que contiene una destacada galería con obras de arte de Alberto Durero, Rembrandt y más. Por otro lado, el certamen de arte contemporáneo que se celebra cada cinco años en esta ciudad es otro importante acontecimiento cultural que atrae a miles de turistas.

Qué ver en Kassel

Kassel no solo fue el hogar de los hermanos Grimm, sino que también posee muchos atractivos. Por ejemplo, contiene el parque en ladera de montaña más grande de Europa, un castillo que parece estar en ruinas, varios museos y mucho más. Quédate con nosotros para descubrir más sobre esta pintoresca ciudad del centro de Alemania.

Bergpark Wilhelmshöhe

Uno de los principales atractivos de Kassel es este hermoso jardín de 2,4 km de extensión, situado en la ladera de una montaña. Es considerado como el parque en ladera de montaña de mayor extensión de Europa y el segundo del mundo. Sus orígenes datan del año 1696 y su construcción se extendió por 150 años. En el 2013 fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El historiador de arte alemán Georg Dehio describió al parque con las siguientes palabras: “posiblemente la más grandiosa combinación entre paisajes y arquitectura que el barroco alcanzó en cualquier parte”.

Bergpark Wilhelmshöhe, Kassel

Posee una extensa red de senderos que puedes recorrer y una variedad de paisajes únicas. Según la estación del año en que lo visites serán las vistas del parque, con una sola cosa en común: la belleza. En la cima de las colinas Habichtswald encontrarás el Palacio Octagonal, de 33 metros de altura. Desde allí verás una corriente de agua que baja formando una magnífica cascada hasta desembocar en el Pilón de Neptuno, construido en piedra arenisca, toba y basalto. El monumento tiene una longitud de 400 metros y es de estilo barroco. En la punta del Palacio Octagonal verás la famosa estatua de Hércules, el emblema de la ciudad.

No te pierdas los espectáculos de agua que se llevan a cabo en el parque todos los miércoles y domingos a las 2:30 pm, entre el Día de la Asunción hasta finales de septiembre. Esta exhibición de aguas ornamentales que bajan lentamente desde lo alto del monumento de Hércules es realmente digna de ver. El flujo de aguas frías desciende en forma de cascada, saltando por los escalones de piedra hasta pasar por la Cascada Steinhöfer y el puente del diablo (Teufelsbrücke). Continúa hacia abajo sobre el acueducto hasta llegar a la Gran Fuente, el destino final de su recorrido. Una vez allí las aguas salen impulsadas hacia arriba formando un chorro de 52 metros de alto. Un espectáculo lindo para ver, ¿no crees?

Un detalle no menor es que los 1200 metros cúbicos de agua que se utilizan para las atracciones del parque se obtienen de las lluvias y el deshielo.

También podrás disfrutar de los espectáculos de agua y luces que se brindan el primer sábado de cada mes durante el verano.

qué ver en Kassel

El acceso al parque de montaña es gratuito y podrás visitarlo durante todo el año. Un detalle a tener en cuenta es que el parque está cerrado al tráfico, por lo que solo se puede recorrer a pie.

En el centro de visitantes de Wilhelmshöhe encontrarás más información sobre el parque, los museos, sitios de interés y las características del agua. Cuenta, además, con una pequeña tienda donde podrás comprar recuerdos del viaje y refrigerios. 

Monumento de Hércules

El Monumento de Hércules es el símbolo de Kassel. Desde lo alto de la gran plataforma de observación, hace de custodio de la ciudad. Desde allí, tendrás una vista maravillosa de la cordillera baja, la ciudad y el parque. En total, la estructura alcanza los 71 metros.

La estatua de Hércules fue entronizada sobre la pirámide en 1717 y desde entonces el complejo se asocia fuertemente con la mitología griega. 

monumento de Hércules, Kassel

El centro de visitantes de Hércules es un salón que cuenta con instalaciones sanitarias y un área en la que podrás conocer más sobre Hércules o el parque de la montaña, a través de imágenes y películas. También podrás adquirir allí las entradas a todas las atracciones del parque.

Castillo Löwenburg

El Castillo de León es un imperdible de Kassel, ubicado a las afueras del parque Wilhelmshöhe. Si bien a simple vista parece un castillo medieval, en realidad es una construcción reciente, de los años 1793 y 1801. Construido como ruina romántica y de estilo gótico, parece ser un castillo afectado por el paso del tiempo, tal como verás con solo apreciarlo desde afuera.

Castillo Löwenburg, Kassel

El castillo Löwenburg fue construido bajo las órdenes de Guillermo I para usarlo como retiro privado hasta su muerte. Los restos del rey se encuentran enterrados allí. 

Parque Karlsaue y Orangerie

Es otro de los espacios verdes de Kassel y una visita obligada dentro de la ciudad. El parque Karlsaue se encuentra ubicado sobre un terreno que estaba inundado por el río Fulda y alberga verdaderas joyas arquitectónicas.

Además de visitar el palacio de la Orangiere debes ir a la Isla Seienbergen (la Isla de las Flores en español), en donde podrás ver varias clases de árboles ornamentales, arbustos y bosques pequeños con plantas exóticas. Desde Semana Santa hasta la primera semana de octubre la naturaleza está en su mejor punto de expresión, por lo que es una buena época para visitar este parque.

Otro atractivo del parque Karlsaue es el sendero del planeta, una especie de Mapa del Universo en donde se muestra nuestro sistema solar y la galaxia hecha a escala. Es una buena oportunidad para comprender las enormes distancias entre los planetas, las diferencias en sus tamaños y otros detalles más. Un espectáculo realmente que merece la pena ser vivido, especialmente para los aficionados de la astronomía.

Palacio de la Orangiere

Una de sus edificaciones más reconocidas, contenidas dentro del parte Karlsaue, es la Orangerie, dueña de un estilo propio de los jardines del Renacimiento italiano. Fue construida entre mediados del siglo XVI y principios del XVII y, con el tiempo, se le fueron añadiendo esculturas de la mitología antigua y de estilo barroco.

Orangerie

El palacio de Orangerie perteneció al rey Carlos I, quien lo utilizaba para pasar sus vacaciones de verano y como lugar donde invernar su colección de plantas mediterráneas. El palacio posee un intenso color amarrillo y encima de la balaustrada y el techo de la vanguardia está decorado con varias estatuas de figuras de la mitología antigua.

El edificio central del palacio alberga el Astronomisch-Physikalisches Kabinett, un museo dedicado a la física y la astronomía. Allí encontrarás relojes, microscopios, instrumentos astronómicos, máquinas sumadoras e instrumentos de navegación de muchos años de antigüedad.

Jardín Botánico municipal de Kassel

Este jardín, ubicado dentro de los terrenos del parque Schönfeld, es el hogar de cientos de plantas locales y foráneas. Toda su arquitectura y diseño son impresionantes, ya desde la entrada podrás ver varias áreas diseñadas en forma de terraza, con paredes de piedra arenisca.

Cada sendero del Jardín Botánico se encuentra rodeado de diferentes tipos de árboles. Por ejemplo, en el sendero de las plantas Perennes encontrarás unas veinte especies de estas plantas que, hasta el día de hoy, se mantienen vivas. También vale la pena visitar el jardín de las hierbas medicinales, que tiene forma de hexagrama y alrededor de 60 tipos de estas plantas. Siguiendo por este sendero llegarás al Jardín de las Rosas, en donde hay alrededor de 800 rosas de todos los colores.

Parque Schönfeld

Pero el recorrido no termina ahí, si sigues caminando te toparás con una impresionante colección de azaleas, que llegaron al lugar en 1955. Más adelante, llegarás a uno de los atractivos más interesantes, la colección de plantas carnívoras traídas de todo el mundo y, finalmente, la casa de los cactus.

Parque y Palacio de Wilhelmsthal

El castillo de Wilhelmsthal se encuentra a 12 km al norte de Kassel, en Calden. Este hermoso palacio fue mandado a construir por Landgrave Wilhelm VIII, el fundador de la galería de imágenes de Kassel. Es uno de los monumentos arquitectónicos más importantes de Hessel y es una de las creaciones rococó mejor conservadas más importantes.

El interior del palacio es de lo más sobrio, con paneles de pared tallados, estucos y pinturas de gran calidad. La majestuosidad del castillo es obra del escultor Johann August Nahl, el yesero de la corte Johann Michael Brühl y el pintor de la corte de Kassel, Johann Heinrich Tischbein. 

Wilhelmsthal, Kassel

Sus jardines son igual de impresionantes y todavía se conservan partes del parque rococó de mediados del siglo XVIII. En la parte sur verás un antiguo canal, una gruta y en la parte central una gran cuenca de agua.

Los museos de la ciudad

Como toda ciudad turística, Kassel posee varios museos que puedes visitar. Uno de ellos es el Museo de Cultura Sepulcral, inaugurado en el año 1992. El museo es uno de los más curiosos de la ciudad y busca explicar los distintos tipos de sepulturas usadas desde la edad media hasta la actualidad. Te encontrarás con una colección fascinante de ataúdes, lápidas, obenques, carruajes y representaciones de luto que ilustran las similitudes y las diferencias entre la concepción de la muerte y el luto desde el pasado hasta la actualidad. Puede parecer un poco “tenebroso”, pero sin dudas que es novedoso.

El Museo de Historia Natural es ideal para visitar en familia, especialmente si viajas a Kassel con niños. Contiene varias reproducciones de animales prehistóricos, muestras curiosas de otros seres vivos y restos de primeros homínidos. Niños y adultos podrán ver desde el gigantesco esqueleto de un dinosaurio hasta un enjambre de abejas trabajando. Ya lo sabes, si viajas a Kassel con niños no dejes de visitar este pequeño, pero atractivo museo.

En pleno centro de la ciudad se encuentra la Friedrichsplatz, también llamada la plaza del centro, la cual en realidad es un museo al aire libre. Desde 1955 se realiza cada 5 años una importante exposición de arte contemporáneo moderno, conocido como El Museo de los 100 días, en la cual múltiples artistas pueden plasmar sus obras.

Museos de Kassel

Una de las obras más destacadas del museo es El Partenón de los libros prohibidos, de la argentina Marta Minujín. Cuando llegues allí te encontrarás con una impresionante réplica similar a la Acrópolis de Atenas, construida en hierro. Tal como su nombre lo indica, contiene libros que han sido prohibidos o censurados a lo largo de la historia. 

Finalmente, el Museo de los Hermanos Grimm es otro interesante atractivo de Kassel que seguro querrás visitar. Allí disfrutarás de diferentes exhibiciones multimedia e interactivas que recorren el mundo de los cuentos de hadas escritos por los hermanos. Por otro lado, el museo muestra un aspecto menos conocido de los hermanos Grimm. Jacob y Wilhelm Grimm, además de crear cuentos, fueron destacados académicos en lexicografía y lingüística, por lo que se muestran sus contribuciones al idioma alemán.

Museo de los Hermanos Grimm, Alemania

Centros comerciales de Kassel

Kassel no solo es una ciudad adecuada para los fanáticos de las artes, la cultura y la arquitectura, sino también para los amantes de las compras. Como mencionamos antes, la ciudad es muy moderna, por lo que es de esperar que posea una amplia oferta comercial.

Los centros comerciales más importantes son el Königsgalerie y Kurfürstengalerie. El primero posee unas 70 tiendas outlets y algunas de las casas de moda más importantes de Alemania. La primera planta está dedicada a la gastronomía y los numerosos comercios de comidas venden platos de la región y comida internacional.

centros comerciales de Kassel

La Galería Kurfüsten o Kurfürstengalerie, es más que un centro comercial. Ofrece de todo, compras, cultura, bienestar y más. Por ejemplo, aloja el teatro de variedades Starclub, el Casino Kassel y una especie de resort de bienestar de más de 3 mil metros cuadrados.

Markthalle Kassel

Ubicado en el centro de la ciudad, un enorme edificio a dos aguas de arquitectura renacentista contiene el mercado semanal central de Kassel. El mismo funciona los jueves y viernes durante todo el día y los sábados por mañana. Sus 70 comercios ofrecen productos traídos de todo el norte de Hesse, Turingia, el este de Westfalia y las regiones del sur de Baja Sajonia. Además de frutas, verduras, carnes y otros comestibles podrás comprar mermeladas caseras, aceitunas, pasteles recién horneados, mostaza artesanal, bombones, chocolates y más.

Un dato curioso: los sábados por la mañana las personas acuden a los diferentes restaurantes del mercado para tomar un desayuno acompañado con una copa de champán.

Mercado Central de Kassel

Ya sabes todo lo que puedes hacer en Kassel, ahora solo resta preparar las maletas y visitar esta bonita e interesante ciudad. ¡Nos vemos en el próximo destino!

Créditos fotográficos

- [Nombre de a foto según banco de imágenes] ([url de donde la encontramos]), por [Nombre del autor] / CC BY ([url de la licencia])

Escribe un comentario