La isla Grande de Chiloé se encuentra situada en el centro sur de Chile, en la Región de los Lagos, y es la segunda isla más grande de América del Sur. Sitio en donde la naturaleza se expresa libremente, donde las tradiciones están más vivas que nunca y en donde la historia ha dejado su huella. Acompáñanos a descubrir este destino chileno que tiene mucho para ofrecer.

isla Grande de Chiloé

El archipiélago está compuesto por la isla Grande de Chiloé y un gran número de islas más pequeñas e islotes. En total, hablamos de unas 40 islas, de mayor o menor tamaño, algunas habitadas y otras deshabitadas. La característica común son los paisajes húmedos y verdes. En 1834 Darwin dijo: “Creo que hay pocos lugares en el mundo donde llueva más”. En Chiloé siempre llueve, en una u otra isla, como si las nubes cargadas de humedad se hubiesen instalado allí para no irse más. De hecho, llueven casi 3 mil milímetros al año en todo el archipiélago.

Hacia el sur, la isla Grande de Chiloé es atravesada por la cordillera de la Costa, a la cual los locales conocen como cordillera del Piuchén en su parte norte y cordillera de Piruli en su parte más austral.

¿Cómo está organizada la isla Grande de Chiloé?  

La isla tiene 180 kilómetros de largo por 50 de ancho. A lo largo de esa extensión se distinguen algunas ciudades más grandes y otros poblados más pequeños. Es la segunda isla más grande del país, después de la parte chilena de Tierra del Fuego y actualmente tiene una población de unas 150 mil personas.

Desde la llegada de los conquistadores en 1567 hasta la fundación de Puerto Montt, la isla Grande de Chiloé estuvo aislada del mundo. Su población rural provenía del cruzamiento entre chonos, cuncos y huiliches, que se distribuían a lo largo de toda su extensión. Cada poblado fue desarrollando su propio sistema de vida, incluidas las formas de cocinar, de construir y de enterrar a los muertos. Tradiciones que al día de hoy se conservan en gran medida, como si el paso del tiempo las hubiese esquivado.

ciudades de la isla Grande de Chiloé

Las principales ciudades de la isla Grande de Chiloé son las siguientes:

  • Ancud: es la primera ciudad al norte. Fue capital de Chiloé hasta que en 1982 el título se lo llevó Castro. Es el segundo poblado más grande de la isla.
  • Castro: es la capital de la isla y la localidad más poblada de todo el archipiélago.
  • Quellón: es la más austral y la tercera ciudad más poblada de la isla.
  • Achao: es mucho más pequeña que las anteriores, pero famosa por poseer la iglesia más antigua de Chile, la iglesia Santa María de Loreto, una de las pocas que queda en pie de la época de la Colonia.
  • Dalcahue: es paso obligado para cruzar a la isla de Quinchao. Esta ciudad de unos 5 mil habitantes posee una importante feria de artesanías que atrae tanto a turistas como locales.
  • Chonchi: tiene una densidad poblacional similar a la anterior. Es conocida como la ciudad de los “tres pisos” y famosa por sus construcciones en ciprés.

Otras localidades más pequeñas de la isla Grande de Chiloé son: Queilén, Quemchi, Curaco de Velez y Puqueldón.

Recorrido turístico por la isla Grande de Chiloé

La isla Grande de Chiloé es conocida son sus decenas de iglesias construidas en madera, de las cuales 16 fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000. También son famosos sus palafitos (casas construidas sobre pilotes de madera en el mar) y los mercados, que son el mejor punto para iniciar el recorrido por cada ciudad. En ellos encontrarás pescados frescos, mariscos, papas, ajos y otros productos de huerta. Otro importante atractivo es el Parque Nacional Chiloé, dueño de un rico patrimonio cultural, histórico, etnográfico, arqueológico y paleontológico. El Parque Tantauco, ubicado en Quellón es otro sitio interesante que cuenta un amplio abanico de actividades para hacer.

Todo esto inmerso en un precioso paisaje dominado por el verde de los campos y el azul de océano. Una tierra de encanto, costumbres y misticismo. Un destino que se las ha rebuscado para atraer a los turistas, que quedan maravillados con solo llegar.

Las iglesias Patrimonio de la Humanidad de Chiloé

iglesias de la isla Grande de Chiloé

Fueron los jesuitas quienes construyeron las iglesias de madera a lo largo de todo el archipiélago, como una tarea fundamental de su misión evangelizadora. En 1767 había casi 80 iglesias a lo largo de todo el territorio, y hoy en día el número llega a 150 templos de madera. Las iglesias más antiguas datan del siglo XVIII, muchas de las cuales todavía permanecen en pie, representando las construcciones en madera más antiguas del mundo. Las iglesias más recientes datan del siglo XVII, pero conservan el estilo original.

Son 16 las iglesias de madera declaradas Patrimonio de la Humanidad, distribuidas en los distintos poblados del archipiélago. Podrás encontrarlas, por ejemplo, en Achao, Castro, Chonchi, Tenaún, Dalcahue y más.

Todas las iglesias constan de un edificio rectangular, en cuya fachada se alza un pórtico con arcos falsos y una torre campanario. Las construcciones se realizaron entre Chiloé y el continente, en el llamado Mar Interior (por eso mismo, muchas miran hacia el mar). Cada iglesia tiene su capilla y en las más grandes, como la Isla de Quinchao, hay varias. Los jesuitas llevaron a cabo una obra magnífica, solo era necesaria una pequeña población para que existiera una iglesia.

Todas las iglesias de Chiloé fueron construidas con maderas duras de la zona, resistentes a la humedad, como el ciprés y el coigüe (un roble que crece en el centro y sur de Chile). Exteriormente la recubrían con revestimiento de madera de Alerce, resistente a la pudrición y al ataque de insectos.

Los palafitos

Al igual que las iglesias de madera, los palafitos son construcciones populares en Chiloé y unos de los emblemas principales de Castro. ¿Qué son? Casas altas edificadas sobre pilares que cuentan con dos entradas: una mira hacia el mar, mientras que la otra mira hacia la calle. La madera es el elemento estrella de su construcción y el exterior está pintado de colores intensos.

palafitos de Castro
Palafitos de Castro

Durante mucho tiempo y hasta no hace tantos años fueron las viviendas sociales para pescadores y había más de mil en toda la isla. En 1960 tuvo lugar uno de los sismos más brutales del mundo, el Terremoto de Valdivia, que afectó el sur de Chile derrumbando todo lo que había a su alrededor. Muchos de los palafitos se perdieron y hoy quedan poco más de cien. Actualmente, casi no viven pescadores en ellos. La llegada de las salmoneras a la isla marcó un antes y un después. Los pescadores artesanales fueron perdiéndose y siendo suplantados por los criaderos de salmón y mariscos. Los palafitos se revalorizaron y hoy en día, al ser concesiones marítimas, comprarlos en muy difícil.

Castro: capital de la isla Grande de Chiloé

Visitar la ciudad de Castro es tarea obligada si viajas a la isla. Como ya te contamos, la ciudad es famosas por sus palafitos y, también, por su Museo de Arte Moderno, su mercado de artesanías y por la iglesia de San Francisco. Para ver los palafitos puedes ir hasta el puente Gamboa, que se encuentra ni bien entras a la localidad por el sur.

La Plaza de Armas, ubicada en el centro de la ciudad, es el principal punto de encuentro de los locales. Frente a ella verás la iglesia de San Francisco, construida con madera a principios del siglo XX. Su exterior está pintado de un intenso color amarillo y morado y su interior es uno de los pocos que pueden visitarse en la isla, así que no te pierdas la oportunidad. Ni bien entres verás lo bello que es. Otra iglesia para visitar en Castro es Nuestra Señora de Nercón, también Patrimonio de la Humanidad y construida con madera de ciprés, en la que destaca su torre, que ya es visible desde la carretera.

Iglesia de San Francisco, en Castro

El Mercado de Artesanías de Castro es el más grande de la isla y otro importante atractivo turístico. Se encuentra al final de la Costanera del Puerto y vende todo lo que te puedas imaginar.

Para llegar a Castro desde Puerto Montt debes tomar la Panamericana Sur hasta Pargua y desde allí tomar el transbordador que cruza el canal de Chacao. Luego, continúa por la Ruta 5 Sur hasta Ancud y sigue por la misma ruta unos 90 km.

Ancud, una ciudad golpeada por el terremoto

Ancud es la primera ciudad al norte de Chiloé y conocida por los daños que sufrió en el terremoto de 1960, que destruyó gran parte de la ciudad, derrumbando palafitos y edificios. Hoy en día, la ciudad está totalmente recuperada, aunque el recuerdo de la tragedia continúa presente en la memoria de sus habitantes.

La ciudad goza de un importante patrimonio artístico, histórico y cultural, concentrado en gran parte en el Museo Regional de Ancud, cuyas paredes resguardan 6 mil años de la historia de la isla, con importantes muestras de arqueología, cestería y textiles. También, vale la pena acercarse al Fuerte de San Antonio, una explanada con antiguos cañones en donde estuvo presente la bandera española hasta 1826.

Tip viajero: visita el Fuerte de San Antonio al atardecer, momento en que las vistas son especialmente bellas.

Fuerte de San Ignacio, Ancud
Fuerte de San Ignacio

Al igual que en Castro, frente a la Plaza de Armas se encuentra una de las iglesias Patrimonio de la Humanidad.

Dalcahue, otra ciudad a visitar en la isla Grande de Chiloé

Dalcahue es otra bonita ciudad de la isla Grande de Chiloé que puedes visitar. A sólo 25 kilómetros al norte de Castro, Dalcahue tiene todo lo necesario para encantar a sus visitantes. Al igual que Castro y Ancud, su Plaza de Armas y costanera son puntos emblemáticos. Frente a la plaza se encuentra la iglesia Nuestra Señora de Dolores, Patrimonio de la Humanidad de la isla, construida en 1849. En la costanera, por su parte, encontrarás otra interesante feria chilota donde podrás comprar artesanías o comer algo dentro de un palafito a orillas del Canal de Dalcahue.

Desde el Canal de Dalcahue los pescadores obtienen los pescados y mariscos que los turistas y locales pueden probar en las Cocinerías de Dalcahue, otro emblema de la comuna ubicado a un costado de la feria artesanal.

Dalcahue

Cerca de Dalcahue hay atractivos naturales que vale la pena conocer. Uno de ellos son las Cascadas de Tocoihue, de más de 50 metros de altura y rodeadas de un paisaje encantador. Según una antigua leyenda, bajo estas aguas los brujos permanecían por más de 12 horas para eliminar el bautismo católico. Otro sitio interesante es la Laguna Los Caulles, que destaca por albergar una gran cantidad de aves migratorias que llegan al lugar entre septiembre y noviembre.

Huillinco y el Muelle de las Almas

30 km al sudoeste de Castro llegarás a Huillinco (en la comuna de Chonchi), un pueblito muy pequeño ubicado a la orilla del lago del mismo nombre. ¿Por qué ir hasta aquí? Porque el paisaje verde fundido con el marrón de las construcciones en madera es sencillamente espectacular. Sin embargo, el reclamo turístico del lugar es un antiguo cementerio, distinguido por la presencia de pequeñas casillas de madera recubiertas por tejuelas, siguiendo el mismo estilo de las casas chilotas. A simple vista parece un pueblo en miniatura y el motivo por el que fue construido así fue que los familiares que venían en bote o a caballo a visitar a sus difuntos se protegieran de la lluvia.

Dormir en este pequeño pueblito es vivir una verdadera experiencia chilota. Al día siguiente, puedes partir temprano a tomarte una foto al famoso Muelle de las Almas. Este lugar es dueño de una de las leyendas más populares de los huilliches. Según la misma, cuando una persona muere su alma debe viajar hasta la zona del muelle y llamar a Tempilkawa. Este persona mítico conocido como “el balsero” es quien trasladará el alma en su bote hacia el cielo. Pero, previamente el alma debe estar preparada y contar con sus llankas (unas piedras de colores pulidas por la erosión) para ofrecer al balsero a modo de pasaje.

Muelle de las Almas, isla Grande de Chiloé
Muelle de las Almas

Para llegar al Muelle de las Almas debes hacer una caminata por un sendero que bordea el Parque Nacional de Chiloé. El sendero atraviesa un espeso bosque, pampas abiertas con vistas espectaculares y muchas subidas y bajadas que por momentos pueden dificultar el paso. Sin embargo, cuando llegues al muelle que parece surgir mágicamente mirando hacia el mar, sentirás que el esfuerzo valió la pena.

Parque Nacional de Chiloé

El Parque Nacional de Chiloé es un gran atractivo de la isla que, además del ya mencionado Muelle de las Almas, posee muchos encantos naturales. Técnicamente, el parque comprende 3 áreas o sectores: Chepu, es la zona más septentrional, a la que es muy difícil acceder. Abtao está ubicada en la zona media del parque y Chanquín que es la zona más accesible y la más visitada por los turistas. Desde aquí podrás acceder a ocho senderos, que van desde trayectos de pocos kilómetros hasta el más largo que tiene 25 kilómetros.

Las rutas de senderismo más populares del Parque Nacional de Chiloé son estas 3 que te mencionamos a continuación:

  • El Tepual: se trata de una ruta muy corta, de poco menos de un km que corre a través un denso bosque por medio de pasarelas.
  • Dunas de Cucao: es una ruta de 1,5 km aproximadamente que sale del Centro de visitantes del parque y recorre el bosque hasta llegar a un mirador frente a la playa y el océano.
  • Canquín-Cole Cole: esta es la ruta más famosa, pero también más larga y difícil de todo el parque. Consiste en una travesía de 25 kilómetros que se realiza por la costa y llega hasta el río Cole, pasando por el lago Huelde. Si dispones de tiempo y buena condición física es una ruta más que recomendable.
Parque Nacional Chioloé
Parque Nacional Chiloé

Tip viajero: asegúrate de llevar suficiente agua y comida al parque porque allí no podrás comprar. Tampoco olvides coger la ropa adecuada, puesto que es una de las zonas más lluviosas de la isla.

Parque Tantauco: un paraíso para los amantes del senderismo

Ubicado en el extremo sur de la isla Grande de Chiloé, esta área protegida es el destino soñado para los amantes del senderismo y las actividades al aire libre. El parque es administrado por la Fundación Futuro, la cual por medio de un proyecto de conservación sin fines de lucro busca preservar sus ecosistemas. De este modo, se realizan campañas para promover el turismo sustentable y concientizar a la población de la importancia de cuidar la flora y fauna del lugar.

Sus 118 mil hectáreas albergan grandes lagos, una densa selva, ríos e históricas turberas que datan de la última glaciación. No por nada el Parque Tantauco es considerado unos de los 35 lugares con mayor biodiversidad de la Tierra.  

A lo largo de toda su extensión podrás hacer actividades como avistamiento de aves, paseos en bote y kayak, canoying y senderismo. Actualmente cuenta con unos 130 km de caminos con puentes y miradores que interconectan los distintos sectores el parque. De acuerdo a la topografía varían en dificultad y tiempo demandado.

Los senderos disponibles son 12, que se separan en dos grupos: senderos para hacer en un día y otros más largos. Los primeros incluyen 7 trayectos que van desde 30 minutos hasta 4 horas los más largos. Por otro lado, los trekkings considerados como largos comprenden 5 rutas que van desde los 2 días hasta los 8 días en el caso de las más prolongadas.

Pingüinera de Puñihuil

Otro atractivo para incluir en la visita a la isla Grande de Chiloé es la Pingüinera de Puñihuil, una caleta ubicada al noroeste de la isla y a unos 40 minutos de la ciudad de Ancud. Estos islotes han sido declarados como Monumento Natural gracias a sus habitantes: los pingüinos de Magallanes y de Humboldt, que conviven pacíficamente con otras aves marinas y nutrias de mar. Los paseos son organizados por los pescadores de la zona, que transportan turistas en embarcaciones hasta los islotes.

Si deseas conocer la Pingüinera de Puñihuil ten en cuenta que:

  • La temporada para hacerlo va desde septiembre hasta marzo.
  • Hay un cupo máximo de salidas por día, por lo que es importante llegar temprano.
  • Los paseos pueden suspenderse por malas condiciones climáticas, así que no dejes de revisar el pronóstico del tiempo.

¿Cómo llegar a la isla Grande de Chiloé?

El acceso a la isla se realiza por medio de la ruta Panamericana Sur, hasta Pargua desde donde parten los transbordadores que cruzan el canal de Chacao. Los viajes salen cada media hora todos los días del año y el trayecto hasta la isla demora unos 20-40 minutos, dependiendo de las corrientes. Debes tener en cuenta que en el mes de febrero cruzan muchos turistas, por lo que puede haber largas horas de demora.

Canal de Chacao, isla Grande de Chiloé
Canal de Chacao

¿Cómo es el clima en la isla Grande de Chiloé?

Como ya te contamos, las lluvias son moneda corriente. Esto se debe a su ubicación geográfica, que hace que las precipitaciones y la humedad sean una constante en las islas. La mejor época para viajar es sin dudas la primavera y el verano, desde octubre hasta fines de marzo o principios de abril. Sin embargo, es esta enorme cantidad de lluvia la que le da al paisaje ese color verde intenso tan característico y que por momento parece surreal.

Platos típicos chilotes

Vivir la experiencia gastronómica en Chiloé es un condimento especial del viaje. La cocina ocupa un lugar central en la vida de los isleños y es motivo de reunión de las familias.

Un plato típico y originario de estas tierras es el curanto en hoyo, una comida que nació hace miles de años atrás. Básicamente, se trata de una forma de cocinar al vapor los alimentos provenientes del mar (como pescados, mariscos y crustáceos) y las verduras como papas, choclo, repollo, cebolla. Este exquisito plato cuyos ingredientes principales son los mariscos frescos, las carnes de pollo, vaca, cerdo y las verduras, todo cocido en un hoyo en la tierra, es una verdadera tradición.

El curanto se acompaña de chapaleles y milcaos, una especie de panes preparados con harina, papas y manteca en el caso de los chapaleles y papas, manteca y chicharrones de cerdo en el caso de los milcaos. Luego se cocinan al horno, se fríen o se cocinan en el mismo vapor del curanto.

La isla Grande de Chiloé es un destino de Chile que no puedes dejar de visitar. Un viaje perfectamente combinable con la ciudad de Puerto Montt, que también cuenta con muchos atractivos en sí misma y en sus alrededores. Ya lo sabes, haz tu maleta y conoce una isla llena de tesoros naturales y un patrimonio histórico y cultural como pocas.

Créditos fotográficos

  • (https://pixabay.com/es/photos/chilo%C3%A9-chile-naturaleza-isla-mar-6075226/), por Rdrigoe (https://pixabay.com/es/service/license/)
  • (https://pixabay.com/es/photos/paisaje-chilo%C3%A9-chile-6031648/), por yohb0 (https://pixabay.com/es/service/license/)
  • (https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Iglesia_de_Tena%C3%BAn,_Isla_Grande_de_Chilo%C3%A9,_Chile.jpg), por Robert Gould/CC BY-SA 3.0 ( Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported)
  • (https://pixabay.com/es/photos/paisaje-palafitos-chilo%C3%A9-chile-6031651/), por yohb0 (https://pixabay.com/es/service/license/)
  • Iglesia San Francisco, Castro, Isla grande de Chiloé, Chile. (https://www.flickr.com/photos/estebanignacio/8615318128), por Esteban Ignacio/CC BY-ND 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/)
  • Ancud Fort (https://www.flickr.com/photos/jcardinal18/371008155/), por JC/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/)
  • (https://pixabay.com/es/photos/canal-de-chacao-chilo%C3%A9-chile-2977151/), por felixpixa (https://pixabay.com/es/service/license/)
  • Dalcahue (https://www.flickr.com/photos/96136130@N07/9633051966/), por JOSE LETELIER HERNAND/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/)

  • Escribe un comentario