La montaña Huangshan, conocida como la Montaña Amarilla, es una de las formaciones naturales del este de China más famosas. Todo el conjunto de picos rocosos que forman lo que se conoce como Huangshan, se extienden a lo largo de 154 kilómetros cuadrados y se caracterizan por sus formas peculiares.

En el artículo de hoy te presentamos este destino imperdible de China, un lugar perfecto para los amantes de la naturaleza y el senderismo.

Toda la región de Huangshan se caracteriza por la extensa área cubierta de interminables arrozales, sus llanuras y abundantes fuentes de agua. Además, es un lugar cargado de misticismo, puesto que fue aquí donde el legendario Emperador Amarillo se retiró a fabricar las píldoras de la inmortalidad, para luego ascender a los cielos. Este hecho es recordado hasta el día de hoy y es por ello que la montaña lleva el nombre en honor al padre del pueblo chino.

Huangshan está conformada por una serie de colinas rocosas prácticamente inaccesibles y apretujadas unas contra otras, entre las nubes y la bruma, formando un paisaje realmente increíble. Las vistas del lugar son de esas que quedan grabados en la memoria para siempre. La originalidad de sus picos, los precipicios que dejan sin aliento, sus riscos impresionantes y la vegetación que crece en el lugar son el sello característico de Huangshan.

Con los años y como fruto de un trabajo increíble, los chinos han logrado formar un sistema de escalones que comunica los puntos más importantes del lugar. En eso consiste el senderismo por Huangshan, subir y bajar miles y miles de escalones que forman senderos entre las montañas.

Huangshan

Los montes Huangshan

Los montes Huangshan se extienden a lo largo de más de 150 kilómetros cuadrados y se ubican hacia el sur de la provincia de Anhui, al suroeste de Shanghai.

La montaña Huangshan es considerada como una de las 4 montañas sagradas de China. Ha sido retratada por cientos de artistas, que inspirados en su belleza han dado rienda suelta a su creatividad. Poetas y pintores de la China antigua, consideran a esta región como la más hermosas de todo el país. Xu Xiake, por ejemplo, después de una caminata por la montaña escribió lo siguiente: “No existe ningún monte tan hermoso como el Huangshan. Después de haberlo escalado, ya no quiere ver ningún otro más”. Por su parte, James Cameron, se inspiró en ellos a la hora de crear la aclamada película Avatar.

El espectacular paisaje incluye formaciones rocosas con formas de los más peculiares, cascadas y lagos, cuevas y aguas termales. De los muchos picos que conforman el lugar, 77 superan los 1.000 metros de altura, siendo el más alto el Pico Lianhua (conocida también como Pico de la Flor de Loto, de 1864 metros de altura. Le siguen el pico Cumbre Brillante, de 1860 metros y el Pico Celestial, de 1829 metros.

¿Cómo es el recorrido?

Todos los años, millones de turistas visitan el monte Huangshan y se adentran en esta aventura. Si planeas hacer un viaje hasta esta montaña sagrada de China estás en el lugar correcto, porque te contamos todo respecto a la travesía que encontrarás allí.

La excursión puede ser un solo día, aunque la mayoría de los turistas prefieren pasar una o dos noches en algunos de los hoteles que hay allí. La mayoría de ellos se encuentran enclavados en las montañas y poseen grandes patios y terrazas desde los cuales disfrutarás de vistas espectaculares. Además, funcionan como punto de partida de algunos senderos.

Debido a que es un área grande, deberás hacer una planificación previa sobre qué rutas caminar, puesto que es difícil hacer todo en un solo día. También deberás evaluar tu condición física para, en función a ello, planificar un recorrido que no se termine convirtiendo en un mal momento.

Los teleféricos

Hay tres teleféricos: Yungu, Taiping Telpher y Yuping que ahorran parte del recorrido llevando a los turistas a la mitad de la montaña. Desde allí, deberás continuar a pie hacia los diferentes miradores.

Si eres de los más osados, podrás evitar el teleférico y subir caminando, aunque debes tener en cuenta que el recorrido puede llevarte hasta 3 horas y que deberás subir miles de escalones. Si usas el teleférico podrás ahorrar un poco de energía y reservar fuerzas para la caminata hacia la cima de la montaña, que suele ser menos agotadora.

Teleférico, montes Huangshan

Te encontrarás con algunos puestos en la montaña que venden bocadillos, bebidas y comida caliente para ayudar a los viajeros a reponer energía. Ahora, si buscas una comida de mejor calidad y más formal, podrás encontrarla en alguno de los hoteles del complejo montañoso. También encontrarás baños, ubicados en las diferentes rutas, la mayoría muy bien cuidados y limpios.

Montaña sagrada de China

El Gran Cañón de Xinhai

Es una de las caminatas más demandas de Huangshan. La travesía se realiza siguiendo un sendero circular que recorre el borde del valle del Mar del Oeste en unas cinco horas.

Un monorraíl te llevará desde el fondo del valle hasta la cima. En caso que no dispongas de demasiado tiempo o tu condición física no sea la mejor podrás caminar solo una parte del sendero, de modo que puedas disfrutar del paisaje del valle. Uno de los puntos panorámicos más bonitos es El Pabellón de Dispersión de Nubes, ubicado cerca de la entrada del cañón. Este es uno de los mejores puntos para tomar increíbles fotografías. Es conocido como la Entrada Norte y se encuentra en la parte superior del cañón, punto del cual parte una caminata de dos horas hasta el fondo del Gran Cañón del Mar Occidental.

Con un poco de imaginación, verás formaciones rocosas con las formas más insólitas. La Bota al revés, el Cielo mirando al perro, la Dama tocando el piano, el Pico del Arco, el Pico de los Nueve Dragones, el Pico del Doble Tiro del Bambú son solo algunos ejemplos de lo que verás allí. 

El Gran Cañón de Xihai

Además de los tres picos más altos y el Cañón del Mar del Oeste, otros picos y miradores escénicos incluyen los picos Shixin y León.

También podrás pasar la noche en el pueblo de Tangkou, ubicado al pie de la montaña y un punto de partida de las escaleras y el funicular que ascienden a las montañas. Por la zona, hay varias aguas termales ideales para relajarse, antes o después de caminar.

Aldea de Hongcun y Xidi

Aldea de Hongcun

Si dispones de tiempo no dejes de visitar la aldea de Hongcun, situado al suroeste de la montaña Huangshan, rodeada de unas colinas elevadas, riachuelos y arroyos serpenteantes. La aldea de Hongcun fue uno de los primeros distritos instituidos por el Primer Emperador de Qin, por eso sus orígenes se remontan a más de 2200 años. Junto con la aldea de Xidi, del distrito de Taoyuan, son Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Ambas aldeas supieron conservar el aspecto característico de las poblaciones rurales. Lamentablemente, la mayoría de estos pequeños asentamientos rurales ha desaparecido con el correr del tiempo, pero tanto Xidi como Hongcun se mantienen intactos. Tanto el trazado de las calles, su arquitectura y la red de abastecimiento de agua para las casas, son verdaderas reliquias del pasado.

Dentro de Hongcun los principales atractivos son el Lago del Sur, la Academia del Lago del Sur, el Estanque de la Luna (estos dos son los destinos más fotografiados del pueblo) y el Salón Chengzhi. La Academia del Lago del Sur y el Salón Chengzhi son dos ejemplos de edificios de estilo Hui más impresionantes en el pueblo.

Aldeas de Huangshan

A unos 10 km al sur de Hongcun se encuentra la hermosa aldea de Xidi, otro famoso pueblo antiguo de Huangshan. Allí verás unas 124 casas de madera de las dinastías Ming y Qing, que se han mantenido casi intactas a pesar del tiempo, convirtiéndose en verdaderas reliquias. Algunas de estas residencias están abiertas al público, por ejemplo, la Gran Casa Da Fu.

Ya lo sabes, no dejes de visitar estas aldeas enclavadas entre las montañas, la experiencia será como ingresar en una cápsula del tiempo y trasladarte a la época de los antiguos emperadores chinos. Por otro lado, será la mejor oportunidad de tomar contacto con la vida rural y tradicional de China.

Si buscas visitar aldeas rurales que no estén abarrotadas de turistas, como suele suceder con las dos mencionadas, puedes llegarte a Chengkan, Tangmo, Lingshan, Bishan y Tachuan. Si bien, no son tan conocidas son igual de interesantes y atractivas, por lo que no dejes de considerarlas como opción.

China, aldeas

Los hoteles de la zona

Como mencionamos antes, lo ideal es poder pasar una o dos noches en Huangshan, para poder disfrutar de los colores del amanecer y el atardecer. Dadas las condiciones del terreno y la dificultad de llevar materiales, los hoteles que hay en el área no son resorts de 5 estrellas, sin embargo, cuentan con todo lo necesario para ofrecer una estadía agradable. Entre los hoteles más cómodos y accesibles se encuentran el Hotel Baiyun y el Hotel Beihai. Ambos se encuentran situados a 10 minutos de algunos de los picos más famosos para observar el amanecer en Huangshan. El acceso a los hoteles debe realizarse por un telesilla, o bien, a pie.

Huangshan

¿Cómo llegar?

Desde hace un par de años la ciudad de Huangshan está conectada con Shangai por medio del servicio de trenes de alta velocidad, los cuales recorren estas dos ciudades en unas 3 horas. Desde Beijing hasta Huangshan el viaje dura aproximadamente 6 horas. Son una excelente opción, pero, suelen tener precios más caros que el tren común u otras formas de transporte.

Huangshan también tiene un aeropuerto que realiza vuelos hacia ciudades de China, incluidas Shanghai, Beijing, Chengdu y Guilin.

Finalmente, el autobús y el taxi son las mejores formas de moverse. Hay varios autobuses que parten hasta Tangkou desde la estación de autobuses de Huangshan o la estación de tren de alta velocidad de Huangshan Norte.

¿Cuál es la mejor época para visitar Huangshan?

La primavera y el otoño son las mejores estaciones para visitar Huangshan (y China en general). Los paisajes de ambas estaciones son excepcionales. Si viajas, por ejemplo, a fines de marzo o abril podrás ver de cerca las flores de colza, con su singular apariencia, mientras que en septiembre y octubre aparecen los bellos crisantemos. Sean paisajes otoñales o primaverales, tus ojos se darán un verdadero festín.

mejor época para visitar Huangshan

Durante diciembre, enero y febrero (lo que sería el invierno) hace demasiado frío, por lo que no se recomienda viajar en esta época. Con respecto al verano, no es demasiado caluroso y es un buen momento para disfrutar de los paisajes sin niebla, sin embargo, las lluvias suelen ser abundantes. En caso que decidas viajar en verano ten la precaución de llevar impermeable y tener mucho cuidado cuando subas los escalones, porque suelen estar resbaladizos.

Esperamos que te haya gustado el artículo y que la información ayude a organizar tu viaje de la mejor manera. Si viajas a China y eres un apasionado de la naturaleza, organiza un viaje a Huangshan, no te arrepentirás. Si te gustó el artículo comparte en las redes sociales. ¡Hasta el próximo destino!

Créditos fotográficos

Escribe un comentario