Las minas de sal de Cardona se encuentran en la pequeña localidad de Cardona, provincia de Barcelona en Cataluña, famosas por su historia y atractivo turístico. El Parque Cultural de la Montaña de Sal, también conocido como las Minas de Sal de Cardona, es un destino imprescindible que te llevará a una increíble experiencia subterránea.

Se trata de un fenómeno natural único en el mundo y tan espectacular que parece irreal al estar dentro de una mina que se asemeja a un lugar congelado, con texturas y formas de color blanco similares a la nieve, pero que son macizos salinos.

¿Cómo se formaron las minas de sal de Cardona?

Este fantástico lugar es producto del mar que, entrando desde la zona cantábrica, ocupaba buena parte de la Península Ibérica hace millones de años. La continua sedimentación de sales, sobre todo, de sal sódica y la posterior evaporación de este primitivo mar dieron lugar a un enorme depósito de sales en esta zona de Cardona.

Con el tiempo, una serie de movimientos tectónicos dieron lugar al afloramiento hacia la corteza terrestre de estas sales minerales y la formación de las minas de sal de Cardona. Lo que vemos es solo una pequeña parte del enorme depósito de sales que se encuentran en la zona, y que llega a más de mil metros bajo el nivel del suelo.

Su zona visible se eleva hasta los 120 metros y alcanza 2 kilómetros bajo tierra, una maravilla que no vas a conseguir en otra parte del mundo. Durante años, el espacio turístico fue una de las minas de sal potásica más importantes del mundo, conocida como Mina Nieves de Cardona entre los años 1929 a 1990.

Estas minas fueron la base de la riqueza de la Casa Cardona, muy poderosa en tiempos de la Corona de Aragón. Su descubrimiento por parte de Emili Viader a principios del 1900, transformó radicalmente la vida del pueblo.

Visita a las minas de sal de Cardona

Actualmente, las minas se han reconvertido en el Parque Cultural de la Montaña de Sal, que permite a través de recorridos guiados y explicativos ver cómo se desarrolló la explotación de la sal, pero especialmente te permite asombrarte con un mundo bajo tierra blanco como la nieve.

Debes tener en cuenta que la temperatura todo el año es de unos 17 ºC ya sea verano o invierno. Los fines de semana y festivos las visitas son mucho más frecuentes. Los lunes la mina permanece cerrada y de martes a viernes es a las 11:30 y a las 13:30, mientras que el fin de semana hay unas 6 visitas al día en diferentes horarios.

Las visitas guiadas tienen una duración aproximada de una hora. Hay dos opciones de recorridos:

  • Visita guiada al Parque Cultural de la Montaña de Sal: en esta expedición te podrás adentrar en la Montaña de Sal, aprender sobre la formación, la historia, las formas de extracción, los tipos de sal y mucho más. El precio para el tour guiado por las minas de sal de Cardona es de 14 euros.
  • Visita teatralizada “Proyecto Alquimia: el secreto del Liber Salis”: es un recorrido guiado a 86 metros de profundidad, un paseo per las antiguas instalaciones mineras y espacios de interés. En este caso el precio de la entrada es de 12 euros.

Una vez comprada la entrada a la visita, te espera un transporte 4×4 para llevarte hasta la puerta de la entrada de la montaña de sal. Antes de entrar a la mina, podremos ver dos de los pozos de las antiguas minas de Sal, el Pozo María Teresa que aún conserva su castillete y el Pozo Alberto, que está actualmente sellado y cuyo castillete se vendió a otras minas.

También encontramos el monumento al minero que honra a todos los que trabajaron en la mina durante muchos siglos y a los que perdieron la vida en su interior. A partir de allí comienza el recorrido, pasando por un montón de túneles que se abren a diversas galerías. Las paredes suelen estar llenas de sal, a menudo de sal sódica de color blanco, pero a veces también, de sales magnésicas o ferrosas que le dan un color rojizo.

Los puntos más destacados del recorrido son la Sala Coral, con multitud de estalactitas y estalagmitas de sal que parecen corales marinos, y la Capilla Sixtina, llamada así por su belleza y la variedad cromática de las formaciones que cubren la cúpula de la cámara, donde podemos literalmente probar las diversas sales comestibles que en la mina de sal de Cardona se pueden encontrar.

En total, la visita es de unos quinientos metros con guías explicativas de cómo se realizaba la apertura de las galerías en la época más moderna, cuando ya eran explotadas para la obtención de potasa.

Durante el recorrido puedes observar gran cantidad de estalactitas que se desprenden de las paredes y techo. Las formas y colores que acompañan durante todo el recorrido son absolutamente hermosas y parece un paisaje de fantasía.

¿Cómo llegar a las minas de sal de Cardona?

Para llegar a Cardona puedes hacerlo desde auto o en transporte público. Cardona, ubicada a poco más de una hora de Barcelona y a tan sólo media hora de Montserrat, resulta de fácil acceso mediante carretera.

En auto

Desde Barcelona

  • Autopista C-58 (Terrassa -Manresa).
  • NII hasta Manresa (salida132).
  • C-55 hasta Cardona.

Por Lleida

  • Eix Transversal C-25 hasta Manresa.
  • C-55 hasta Cardona.

Girona

  • Eix Transversal C-25 ha a Manresa.
  • C-55 hasta Cardona.

Desde Tarragona

  • Autopista AP-7 hasta Martorell.
  • NII hasta Manresa (salida 132).
  • C-55 hasta Cardona.

Ir en bus

Para llegar a Cardona también existe una línea de autobús regular que cubre la ruta Barcelona-Andorra. Hay cuatro frecuencias diarias hacia Cardona con la empresa ALSA. Cardona no dispone de tren, pero la ciudad vecina de Manresa, a 30 kilómetros de Cardona, dispone de tren y ferrocarril que conecta con las principales ciudades catalanas, así como autobuses que conectan con Cardona.

El acceso a Cardona del principal aeropuerto catalán, el Aeropuerto de El Prat, se hace mediante la A-2 y la C-55 dirección Manresa. El Aeropuerto de El Prat se encuentra a 100 kilómetros de Cardona. Durante el año existe una excursión de medio día desde Barcelona que ofrece las visitas a los dos principales recursos turísticos de Cardona, como son la Montaña de Sal y el Castillo.

Las minas de Cardona, una experiencia de otro mundo

En la cafetería del Parque Cultural de la Montaña de Sal hay una exposición con fotografías de la época que muestra el día a día en las minas desde perspectiva más humana. Con niños jugando en las calles de las colonias, personas charlando frente a las puertas de sus casas, grupos de adolescentes bailando en la feria, todo un mundo para recordar.

Las minas de sal de Cardona, es un sitio interesante tanto desde el punto de vista de atractivo turístico, así como un punto de historia para Cardona. Las minas crearon a su alrededor un movimiento migratorio de familias de diferentes puntos de la geografía española que se acercaban a Cardona en busca de trabajo y de un futuro esperanzador.

Una visita que debes hacer para descubrir las maravillas del lugar y sentirte en una cueva de hielo bajo el suelo. Te aseguramos que es un lugar sorprendente y que ni te imaginabas que pudiera existir tal yacimiento en Cataluña.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario