La Patagonia Argentina posee una infinidad de lugares llenos de encanto. Algunos de ellos se encuentran sobre la Costa Atlántica, como es el caso de Las Grutas y la hasta hace poco desconocida, Punta Perdices. Muchos llaman a esta playa como el caribe patagónico, gracias a la transparencia de sus aguas y el blanco de las conchillas. Si te gustan los ambientes tranquilos que invitan a conectar con la naturaleza, Punta Perdices es entonces el sitio ideal. 

La provincia de Río Negro posee una oferta turística con destinos de playa de gran calidad. El famoso Golfo San Matías provee a las costas de aguas cálidas y es la puerta de entrada a balnearios y reservas naturales únicas. Las mismas son ideales para disfrutar del sol y de las aguas azules, que no son frecuentes en otros tramos de la Costa Atlántica. En este contexto aparece Punta Perdices, que al igual que otras playas rionegrinas se caracteriza por sus leves olas que forman una enorme piscina azul.

Punta Perdices se encuentra a 65 km de la villa balnearia de Las Grutas, otro destino lleno de encanto que te sugerimos que visites. Es uno de los escenarios naturales imperdibles del puerto de San Antonio Este y un lugar que invita a relajarse y disfrutar de la naturaleza.

Hasta hace poco, esta playa era celosamente guardada por sus vecinos, que en pleamar aprovechaban el caudal de sus aguas para nadar, pescar y hacer deportes acuáticos. Cuando la marea baja, disfrutaban del fuerte contraste producido entre el celeste del cielo y el lecho blanco dado por las conchillas de la playa. Sin embargo, hoy en día son muchos los turistas que han comenzado a preguntar por esta playa, ganando día tras día mayor popularidad.

Servicios y actividades para hacer en la playa

Punta Perdices tiene aguas con poco oleaje, por lo que es ideal para nadar, remar, hacer kayak y stand up paddle. Algo que debes tener en cuenta a la hora de planear la visita es que no cuenta con servicios de balneario ni alquiler de sombrillas. El gran atractivo del lugar radica, justamente, en su territorio virgen que no ha sido alterado por el desarrollo humano.

Si deseas comer algo, podrás hacerlo en el parador Serena, que está ubicado a la altura del Mirador Norte, frente al mar. Allí se ofrece servicio de cafetería y platos en donde los pescados y mariscos son los protagonistas principales. Allí mismo también se ofrece alquiler de kayak, tablas de stand up y se ofrecen paseos en bote y pesca embarcada.

Como complemento, puedes visitar la villa portuaria de San Antonio Este, en donde hay un buen número de restaurantes y cantinas que ofrecen pescados y mariscos. 

A la hora de planear la visita no olvides cargar todo lo necesario para pasar el día. Lo imprescindible es llevar abundante agua, algo para comer, protector solar y sombrilla o carpa, ya que el reflejo del sol con las conchillas quema mucho. Tampoco olvides llevar calzado cómodo, puesto que al pisar las conchillas puedes lastimarte los pies. Si tienes equipo de snorkel, llevarlo es un excelente plan que te permitirá disfrutar del fondo marino. Cuando la marea baja, se forman pequeños arroyos y charcas de agua cristalina que permite observar cardúmenes de peces.

Punta-Perdices

Sitios para descubrir cerca de Punta Perdices

Otro de los aspectos positivos de Punta Perdices es que se encuentra cerca de balnearios llenos de encanto que puedes conocer.

Las Conchillas

Uno de ellos es Las Conchillas, que está sobre la ruta 3, antes de ingresar a la villa pesquera de San Antonio Este. Se trata de un balneario agreste y poco conocido, que al igual que su vecina Punta Perdices ha comenzado a ganar popularidad con los años. 

Las Conchillas posee aguas poco profundas que invitan a nadar y un suelo tapizado de conchillas, cholgas, almejas y vieiras, que son las responsables del nombre de la playa. En realidad, los expertos afirman que se trata de valvas de moluscos, entre los que abundan los caparazones de las almejas propias de esa zona, que son conocidas como almejas púrpuras.

Las Conchillas posee un paisaje totalmente agreste y es el lugar preferido de los viajeros que buscan escapar de las grandes aglomeraciones de Las Grutas. La amplitud de esta playa es tal que permite que puedas ubicarte a metros de distancia de otros viajeros. 

Al igual que Punta Perdices, Las Conchillas está poco desarrollado y no cuenta con servicios de guardavida ni alquiler de sombrillas. Posee únicamente dos paradores que ofrecen platos con pescados y mariscos preparados con la pesca del día, por lo que deberás estar equipado con todo lo necesario para pasar un día de playa. Sin embargo, sin dudas que es un lugar al que vale la pena ir. Uno de sus grandes encantos ocurre cuando baja la marea y el agua se retira cientos de metros, dando lugar a una playa enorme con arenas finas.

Además, es una playa muy concurrida por los aficionados a la pesca, que parten en lanchas mar adentro en busca de peces y mariscos.

Punta Villarino

Otro de los atractivos para visitar cerca de Punta Perdices es Punta Villarino, ubicada en dirección al Mirador Sur. Es un destino con playas dignas de descubrir, que tiene la particularidad de ser el único rincón costero en ser habitado por una colonia de lobos marinos, que pueden observarse siguiendo las pautas establecidas por los guardas ambientales.  

La mejor forma de llegar a Punta Villarino es a pie. Si bien la travesía es un poco larga, vale la pena hacerla. En un momento del trayecto verás que sobre la línea costera se dibuja una especie de curva a partir de la cual el paisaje costero cambia. De allí en adelante notarás como las conchillas que cubren la playa se vuelven cada vez menos notorias, hasta que se llega al primer sector de arena fina de la costa. 

El paisaje de Punta Villarino se compone de la clásica flora de la Patagonia y sobre el horizonte se disfrutan de unos atardeceres impresionantes. De fondo podrás ver algún que otro barco de pesca artesanal y los enormes buques que llegan al puerto de San Antonio Este. Se trata de una playa patagónica en su máxima expresión, por lo que no esperes encontrar ni paradores ni sombrillas. Por eso, toma todos los recaudos y lleva protector solar, agua y gorro, ya que el sol pega fuerte.

Bahía Creek

Si viajas sin prisas, puedes seguir camino hacia Bahía Creek. La misma se encuentra a 140 kilómetros de la ciudad de Viedma (la capital rionegrina), y el acceso se realiza por ella, a través de la ruta 1. Del total del recorrido, 60 km son de ruta y 75 de asfalto y el viaje transcurre por un camino escénico que bordea toda la costa y regala hermosos paisajes. 

En esta zona de la costa los acantilados pierden altura y dan paso a una bahía de aguas claras y calmas, bordeadas por médanos. Bahía Creek posee amplias playas de arena que son el refugio de los habitantes de Viedma y Carmen de Patagones, que asentaron allí sus viviendas de fines de semana.  

Bahía-Creek-Punta-Perdices

Bahía Creek posee dos manzanas con aproximadamente 100 casas de veraneo y 2 almacenes. No hay estación de servicio ni prácticamente ninguna opción de alojamiento. Una de las alternativas es un hostel llamado Refugio Perdido, que consiste en un parador construido con maderas recicladas que ofrece domos para pasar la noche. La idea del propietario es mostrar un hospedaje con ideas sustentables, por lo que se encuentra ambientado con muebles reciclados. Para allí es una experiencia muy gratificante, que te permite disfrutar de hermosos atardeceres y dormir frente al mar. 

Cerca de Bahía Creek se encuentra la Reserva Natural Caleta de los Loros, en Punta Mejillones. La misma nace en 1984 con el objetivo de preservar diversas especies, como los mejillones, algas y cangrejos en la costa; así como los chañares y jarillas en la zona de médanos. En 1998 se incluyó la protección de los paisajes y el patrimonio arqueológico, paleontológico y geológico de la zona. La zona es totalmente virgen y no cuenta con servicios de ningún tipo. Está destinada a aquellos viajeros que aman el contacto con la naturaleza y la simpleza.

¿Cómo llegar a Punta Perdices?

Puntas Perdices suele ser una excursión de un día que realizan quienes están vacacionando en Las Grutas. Esta villa balnearia se encuentra a 65 km de Punta Perdices y el viaje se realiza siguiendo la ruta 3 hasta la localidad de San Antonio Este. Luego, debes empalmar con el tramo final de la Ruta Provincial 1, que es de ripio y está en buen estado, hasta el Mirador Norte, desde donde se accede a la playa. 

Mejor época para viajar a Punta Perdices

Definitivamente, la mejor época para disfrutar del mar y la playa es desde diciembre a marzo (verano en Argentina), aunque, a fines de primavera y principios del otoño también puede ser buen momento para hacer el viaje. Durante los meses de más calor, las temperaturas en esta zona de la Patagonia oscilan entre los 17°C y 28C, y la temperatura del agua ronda los 28° C, por lo que bañarse en Punta Perdices es un verdadero placer. .

Mapa de Punta Perdices y alrededores

Aquí te mostramos un mapa donde podrás ver cómo llegar a Punta Perdices desde Las Grutas y la ubicación de los diferentes lugares que mencionamos en el artículo.

Ya lo sabes, si buscas escapar un poco de las multitudes de Las Grutas, Punta Perdices es la opción perfecta. Esta playa de ensueño reúne la belleza particular de los paisajes patagónicos, con un toque único caribeño. Sus playas de color azul intenso, potenciado por el efecto de las conchillas blancas, te hará pasar un momento muy agradable, en donde la naturaleza se llevará todo el protagonismo.

Créditos fotográficos

  • Facebook Punta Perdices - San Antonio Este
  • Creek Bay - Rio Negro's Coast Road - Argentina - 2010 - (Bahia Creek - Camino de la Costa - Rio Negro - Argentina) (https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Bahia_Creek.jpg), por Eassi1/CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.en)

  • Escribe un comentario