Rotorua es famosa por ser la zona geotermal más activa de Nueva Zelanda. Esta pequeña localidad es famosa gracias a las propiedades curativas de sus aguas termales y, también, por su fuerte presencia maorí. De hecho, si quieres conocer las tradiciones y forma de vida de este pueblo no existe mejor lugar que Rotorua. Dicho esto, queremos contarte todo lo que puedes hacer en este pueblo de la Isla Norte de Nueva Zelanda, un destino verdaderamente imperdible.

Rotorua, Nueva Zelanda

Lo primero que notarás cuando llegues a Rotorua es un fuerte olor a huevos podridos que, en realidad, es el olor del azufre propio de una zona con tanta actividad termal. Lo siguiente que notarás es que puedes hacer muchísimas cosas, tanto en la ciudad como en sus alrededores. Con una buena planificación podrás conocer sus principales atractivos en solo un día, pero si dispones de un poco más de tiempo podrás conocer la ciudad a fondo.

Experiencias termales para vivir en Rotorua

Rotorua está lleno de calderas naturales que puedes visitar. El único problema es que las entradas no son de lo más económicas. Pero, puedes elegir al menos una de ellas para no perderte esta experiencia tan propia de Rotorua.

Las zonas geotermales más famosas de la zona son el Valle Volcánico Waimangu, un valle que se formó a raíz de una erupción volcánica, Hell’s Gate Thermal Reserve, considerada como una de las zonas con más actividad geotermal. También puedes visitar Whakarewarewa Thermal Village, famosa por su geiser Pohutu o el parque termal Wai-O-Tapu, una extensa zona de piscina y lagos geotermales. Finalmente, el Monte Tarawera, que es en realidad un volcán dormido, es otra buena experiencia para experimentar la actividad geotermal de la zona.

Nosotros te hablaremos de los principales puntos geotermales que hay para conocer, así puedes armar tu itinerario de acuerdo a tus gustos y presupuesto.

Aguas termales en Nueva Zelanda

Parque geotermal Wai-O-Tapu

El parque Wai-O-Tapu es sin dudas el más popular de Rotoura y un imperdible de Nueva Zelanda. Está localizado a solo 30 km de la ciudad y es fácilmente accesible por medio de la SH 5. Este parque de agua sagrada (según la lengua maorí) posee cráteres burbujeantes, aguas de colores realmente muy locos, fumarolas y lodo hirviendo.

El parque cuenta con 3 zonas para recorrer, separadas entre sí.  La zona geotermal de Wai-O-Tapu es la más grande e importante y la primera que se recomienda visitar. El recorrido se realiza por medio de una serie de pasarelas que atraviesan las distintas fumarolas, cráteres y piscinas. Los senderos se dividen por colores (rojo, naranja y amarillo), uno a continuación del otro y el recorrido en total lleva unos 75 minutos.

En el sendero rojo se encuentran las famosas Champagne Pool de aguas burbujeantes y trasparentes entremezcladas con fuertes colores amarillos, naranjas, verdes. ¿Por qué el agua adquiere estas tonalidades tan locas? La respuesta es simple: debido a la enorme presencia de minerales.

Saliendo de Champagne Pool comienza la zona naranja, que se caracteriza por contener diferentes fenómenos geológicos. Finalmente, llegarás al sendero amarillo, que posee un enorme lago de color verde.

Champagne Pool, Rotorua
Champagne Pool
Wai-O-Tapu
Pasarelas de Wai-O-Tapu, Rotorua
Pasarelas de Wai-O-Tapu

El géiser Lady Knox es otro atractivo del parque que se encuentra completamente apartado de la zona geotermal y para llegar a él deberás recorrer algunos km en automóvil. Este promocionado geiser no erupciona espontáneamente, sino que deben estimularlo echando jabón en el orificio de entrada. El evento sucede cada día a las 10:15 am y dura aproximadamente 60 minutos.

El géiser lleva este nombre en honor a la hija del gobernador de Nueva Zelanda entre 1897 a 1904, momento en que se descubrió el géiser. Resulta que los presos de la cárcel de Wai O Tapu debían lavar la ropa en aquellas aguas termales. Cuando echaban jabón al agua notaban que la misma entraba en erupción, por eso mismo, actualmente se usa ese método para que salga un chorro de agua de hasta 20 metros de altura.

Un aspecto a tener en cuenta es que necesitas comprar el ticket para ver el géiser en las taquillas principales de Wai-O-Tapu. Es decir, no puedes ir llegar al lugar a las 10:15 y luego recorrer los 3 senderos de Wai-O-Tapu.

Géiser Lady Knox
Géiser Lady Knox

La última parte del recorrido por Wai-O-Tapu es una zona pequeña, en donde encontrarás un lago de barro burbujeante. Realmente vale la pena acercarse a este lugar para apreciar el fenómeno. El acceso se realiza por un pequeño desvío de la carretera, por lo que no te tomará mucho tiempo. Además, el ingreso es gratuito.

El parque abre desde las 8:30 am hasta las 5 pm (de abril a octubre) y hasta las 6 pm de noviembre a marzo. Si vas a visitar Wai-O-Tapu por la tarde ten en cuenta que solo podrás acceder si llegas antes de 75 minutos del cierre, tiempo necesario para hacer toda la visita. La entrada al parque cuesta alrededor de 32,5 NZD (23 USD).

Rotorua, Nueva Zelanda

Tip viajero: muy cerca de Wai O Tapu hay un rincón fantástico en donde podrás tomar un baño termal, gratuito. Las aguas termales The Bridge Hot Springs son un lugar tranquilo y bastante escondido de la multitud, que está muy bien mantenido y cuenta con acceso por unas escaleras de madera.

Valle volcánico Waimangu, un imprescindible de Rotorua

El valle de Waimangu es otro destino imperdible de tu viaje a Nueva Zelanda. Al igual que Wai-O-Tapu la visita vale cada dólar que pagarás por ella. Este atractivo se encuentra a 22 kilómetros de Rotorua, por la SH 5, que une Rotorua y el lago Taupo. Además, solo 10 kilómetros la separan de Wai O Tapu, por lo que puedes visitar ambos lugares en un solo día.

Este valle antiguamente estaba cubierto por una viva vegetación. Pero, en 1886 una erupción volcánica cambió radicalmente el paisaje, produciendo la formación de cráteres, fumarolas y calderas volcánicas. El valle es realmente grande, por lo que recorrerlo a pie puede llevarte varias horas. Si no deseas caminar, hay un autobús gratuito que te facilitará mucho la visita, por lo que en unas 2-3 horas podrás completar el paseo.

Desde la puerta de entrada al parque hasta la parada del autobús recorrerás una zona con abundantes vegetación y grandes helechos. Lo más atractivo son los 3 cráteres más famosos del valle: el Southern Crater, el Echo Crater y el Inferno Crater. El primero es de color marrón oscuro y está sin actividad desde 1886. El Echo Crater es un enorme cráter de color azul oscuro. Si no fuese por la abundante actividad en forma de fumarolas que hay a su alrededor parecería más un lago que un cráter volcánico. El Inferno Crater es más pequeño que el anterior, pero sorprende por su intenso color azul y sus paredes de color blanco casi resplandeciente.

inferno crater, Rotuora
Inferno Crater

Otro interesante atractivo del Valle volcánico Waimangu es una terraza volcánica denominada Marble Terrace (o Terraza de Mármol), un lugar muy fotogénico y colorido, de fondo blanco que se mezcla con una amplia gama de colores, que van del amarillo al naranja.

Marble Terrace, Nueva Zelanda
Marble Terrace

El lugar abre todos los días a las 8:30 am y la última entrada es a las 3 pm en temporada baja y 4 pm en temporada alta. La última entrada es 2 horas antes del cierre para tener tiempo suficiente de hacer todo el recorrido. La entrada cuesta 50 NZD para adultos, 16 para niños y 118 el grupo familiar (35 USD, 11 USD y 82 USD respectivamente).

Parque termal Kuirau

Afortunadamente, el ingreso a este parque termal es totalmente gratuito. El complejo está ubicado en pleno centro de la ciudad de Rotorua y es una buena oportunidad para hacerte una pequeña idea de la actividad de la zona.

Parque termal Kuirau

En este parque encontrarás lagos humeantes y pasarelas que los atraviesan, formando una atmósfera de película. También verás preciosos jardines llenos de flores, una zona en la que podrás meter los pies en el agua y algunas piscinas de barro burbujeante. Lo mejor es que podrás disfrutar de todo esto sin pagar un centavo, así que aprovecha la oportunidad.

El lugar también posee una popular leyenda, según la cual una joven chica llamada Kuaiarau estaba tomando un baño cuando una criatura mitológica, llamada Taniwha, la arrastró hacia su madriguera debajo del lago. Los dioses, totalmente enfurecidos, elevaron la temperatura del lago hasta hacerla hervir y destruir para siempre a Taniwha. Desde ese momento, el parque se llama Kuirau en honor a la chica fallecida.

Parque termal Kuirau, Rotorua

Otras cosas para hacer en Rotorua

Una vez que hayas visitado los principales centros termales de la zona, puedes dedicarte a recorrer otros interesantes atractivos que ofrece Rotorua.

Redwoods Whakarewarewa forest

Este nombre tan difícil de pronunciar corresponde al de un gran parque, de 55 mil hectáreas. El mismo se creó en 1901 con la finalidad de estudiar la adaptación de las diversas especies de plantas al clima y latitud de Nueva Zelanda. Por este motivo, encontrarás especies poco autóctonas, entre ellas las secuoyas californianas, más ben llamadas Redwoods por el color marrón rojizo de sus troncos. Para la década de 1970 el parque abrió como atracción turística y hoy en día atrae a más 600 mil personas todos los años.

Redwoods Whakarewarewa forest
Redwoods Whakarewarewa forest

Este parque es un atractivo de renombre dentro de Rotorua y uno de los lugares imprescindibles para visitar. Cuando llegues al lugar, en el Centro de Visitantes te darán un mapa con todos los senderos que puedes recorrer, ya sea caminando, en bicicleta o a caballo.

La experiencia más destacada del complejo es la llamada Redwoods Nightlights. Un motivo más que justificado para visitar este parque por la noche es poder transitar este sendero que cuenta con 30 linternas diseñadas por el campeón de sostenibilidad, David Trubridge. Esta hermosa caminata de 700 metros de largo recorre 28 puentes colgantes y 27 plataformas suspendidas entre 9 y 20 metros sobre el suelo del bosque. El paseo de luces nocturnas dura unos 40 minutos y es una de las mejores experiencias para vivir en Rotorua.

El precio de Redwoods Nightlights es de 30 NZD para adultos, 20 NZD para niños (21 USD y 14 USD respectivamente) y es gratis para los niños menores de 5 años. También poseen combos especiales para familias.

Redwoods Nightlights, Rotorua
Redwoods Nightlights

Otra actividad para hacer dentro del parque es visitar el enorme anillo de secuoyas, de más de 2 mil años de antigüedad y 3,5 metros de ancho. Si lo deseas, también puedes hacer las pistas de Redwood Memorial Grove y Waitawa, de 30 minutos cada una, que son gratuitas.

Visitar una aldea maorí

Rotorua es famosa por la fuerte presencia maorí, por eso, conocer alguna de sus aldeas es una actividad imperdible para hacer dentro de esta ciudad, especialmente si te interesa la historia de este pueblo. Si bien hoy en día los maorís conviven perfectamente con el resto de los neozelandeses, es interesante conocer sobre sus costumbres y su cultura. Incluso, habiéndose modernizado, conservan muchas de sus tradiciones, como los tatuajes típicos.

Para ir más allá y conocer cómo vivían antes, disfrutar de alguna de sus danzas típicas o Hakas, escuchar algún canto o degustar comida maorí lo mejor es visitar alguno de los pueblos temáticos. El más conocido de todos es Te Puia, pero hay otros como Mitai Village o Temaki Village. Sea cual sea el que elijas, es una experiencia que vale la pena.

Pueblo maorí, Rotorua

Te Puia

Te puia posee dos partes bien diferenciadas: una maorí, en donde podrás conocer las costumbres y tradiciones de este pueblo y una natural.

Su atracción natural es el Whakarewarewa o valle geotérmico, en donde se encuentra el famoso géiser Pohutu, el géiser activo más grande del hemisferio sur. A diferencia del anterior, este géiser se activa de manera natural, por lo que posee mayor encanto. De hecho, entra en erupción unas 20 y 30 veces al día, alcanzando casi los 30 metros de altura. Un espectáculo natural que sin dudas querrás mirar.

Géiser Pohutu
Géiser Pohutu
Géiser Pohutu Rotorua

El géiser Papakura es otro de los géiseres del valle para visitar, lo mismo que el Géiser Te Horu, que cumple una función de indicador. Esto es así porque suele entrar en erupción justo antes que Pohutu, estallando hasta los 7 metros de altura. Así que ya lo sabes, si ves erupcionar Te Horu, prepárate porque Pohotu erupcionará pronto.

Nga Mokai-a-koko es la piscina de barro más impresionante de Te Puia, con una profundidad de entre 6 y 10 metros. Cuando la piscina está activa las ráfagas de lodo humeantes alcanzan temperaturas de hasta 95 °C.

Nga Mokai-a-koko

Cuando visites Te Puia, podrás ver de cerca el adorable kiwi, un ave nocturna que es el símbolo de Nueva Zelanda. También aprenderás cómo se protegen a estos animales, que lamentablemente están en extinción. Para los maoríes, el kiwi siempre fue considerado como un pájaro especial, porque lo relacionaban con el dios del bosque.

Para completar la experiencia, en Te Puia podrás visitar el Instituto de Artes y Oficios Maoríes de Nueva Zelanda, un sitio que fomenta todos los aspectos de la cultura maorí. Un ejemplo de esto son las escuelas nacionales de talla, tejido y otras artes tradicionales de este pueblo que podrás visitar. Las mismas buscan capacitar a estudiantes de toda Nueva Zelanda bajo la tutoría de maestros artesanos.

Subir al monte Ngongotaha

Es la mejor forma de apreciar la ciudad y sus alrededores. Para subir al monte puedes tomar el teleférico Skyline Rotorua, que cuesta alrededor de 30 NZD (21 USD) por persona. Una vez arriba encontrarás muchas actividades para hacer, como tirarte en tirolina, alquilar un buggy, hacer rutas en bicicleta o una carrera en luge, que es una especie de trineo. Realmente las opciones son muchas y es un buen lugar para visitar en familia. Los niños no querrán irse de allí.

Government Gardens

Estos preciosos jardines de estilo inglés se encuentran en un terreno que fue un regalo de una tribu local al gobierno. En 1883 comenzaron a construirse los jardines y un complejo termal de estilo europeo. En ellos se encuentra también el Museo de Rotorua, inaugurado en el año 1908. Al principio, este edificio funcionó como un centro de spa y, hoy en día, alberga el museo de la ciudad y una galería de arte.

Government Gardens, Rotorua

Lo más lindo es recorrer los hermosos jardines y tomar fotografías. Si eres aficionado de este arte te darás un verdadero festín. Entre otras cosas, encontrarás un pintoresco jardín de rosas, varias fuentes, campos de golf y zonas de barbacoas.

Dentro de Government Gardens encontrarás los históricos Blue Baths, que fueron inaugurados en 1885 como baños termales con una gran piscina al aire libre. Actualmente siguen cumpliendo la función original, conteniendo una gran piscina central y otras más pequeñas.

Visitar los Green y Blue Lakes

Es otra actividad recomendada para hacer en Rotorua. A tan solo 10 minutos en coche desde el centro de la ciudad se encuentran estos dos lagos preciosos, que en realidad se llaman Tikitapu y Rotokakahi. Como te imaginarás, se lo conocen con estos nombres por el color del agua.

¿Dónde comer en Rotorua?

Tanto paseo seguramente te abrirá el apetito, si es así debes dirigirte entonces a Eat Street. Ya su nombre sugiere que la zona está llena de bares y restaurantes. Además, es una bonita calle peatonal por la que podrás pasear, mientras te decides en dónde comer.  

Hasta acá llegamos en nuestra guía por Rotorua. Ya sabes qué lugares puedes visitar y qué encontrarás en cada uno de ellos. Esperamos que la información sea útil y que vivas una experiencia única.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario