Japón es un destino que no deja de sorprendernos con sus preciosos paisajes y ciudades, en esta oportunidad hablaremos de la ciudad de Takayama. Se encuentra en la región montañosa de Hida, en plena prefectura de Gifu y es un destino bastante popular.

Su atractivo turístico se debe a que conjuga la belleza del Japón de antaño en el casco de la ciudad con los Alpes japoneses, por lo que, con todas las actividades y lugares que hay por descubrir es incluida en los itinerarios de viajes por Japón. 

Es el destino ideal para escapar de las grandes ciudades y adentrarse en el Japón antiguo, con calles y casas tradicionales que le dan ese encanto de magia anclado a la naturaleza. Es una ciudad que ha preservado su esencia y tradición, esto llama la atención de muchos turistas que desean pasear y admirar sus paisajes montañosos.

Completamente rodeada de árboles, con mucha humedad, niebla, e incluso una temperatura algo más baja debido a la altitud. Si quieres vivir tu primera experiencia en las montañas japonesas, comienza visitando Takayama, una aventura que te permitirá conocer y explorar los hermosos paisajes, arquitectura y monumentos que alberga la ciudad de presencia antigua y tradicional.

Cómo llegar a Takayama

Una ventaja de viajar a Takayama es que la zona turística se encuentra muy compactada, lo que te permite fácilmente recorrerla en un día. Para llegar a ella, hay varias maneras desde Tokio o Kyoto que son los puntos más comunes de salida para turistas, utilizando el tren o combinando tren y autobús.

Desde Tokio

Por tren

Hay diferentes líneas para llegar a Takayama desde Tokio. Una de ellas es la línea JR Tokaido Shinkansen o la JR Hokuriku Shinkansen que ambas duran alrededor de 4 y 5 horas.

Desde autobús

En la estación de autobuses de Shinjuku (Tokio) salen seis autobuses al día en dirección Takayama. El viaje tarda unas 5 y 6 horas.

Aunque algo que caracteriza a Japón es la variedad de rutas y que para muchos turistas puede ser un verdadero caos, éstas son algunas de las más comunes y sencillas para llegar a tu destino.

Desde Kioto

La línea JR Tokaido Shinkansen une la ciudad de Kioto con la ciudad de Nagoya, una vez allí se debe de cambiar a la línea JR Hida hasta Takayama. El viaje entero dura unas 3 horas.

También puedes tomar la ruta desde Kanazawa y Takayama. Para ello, los trenes limited express JR Thunderbird unen ambas ciudades, en un trayecto de 2 horas o por trenes locales, que se tarda unas 4-5 horas y hay que hacer 2 o 3 transbordos. Igualmente hay varios autobuses al día que hacen esta ruta, operados por las compañías Kintetsu y Nohi Bus.

Moverse por Takayama

Es un pueblo pequeño que se puede ver en un solo día, pero no te confundas que esto no implica que tienes pocas cosas por ver y hacer. Para moverte por él, lo mejor es hacerlo a pie para ir recorriendo sus preciosas calles y dejarte llevar por su ambiente tranquilo.

En caso de querer usar el transporte, la estación de tren JR Takayama y la estación de Buses Takayama Hida están una al lado de la otra y a 10 minutos caminando de la parte antigua de la ciudad.

Existen dos líneas de autobús que recorren la ciudad: la Machinami Bus, que hace una ruta circular entre la estación y la parte antigua de la ciudad; y Sarubobo Bus, que te lleva hasta Hida no Sato y Matsuri no Mori, dos lugares un poco más alejados del centro de la ciudad.

Si no tienes ganas de caminar, puedes elegir ir en un rickshaw que te hará un tour guiado por la parte antigua de la ciudad, estos son vehículos de tracción humana, como si fuera una carroza solo que en lugar de caballos te llevará otra persona.

¿Qué ver en Takayama?

Un error común que se tiene es pensar que Takayama tiene pocas cosas por ver y hacer, como es una ciudad pequeña se puede creer esto, pues un gran error. Si algo tiene Takayama es una asombrosa oferta en opciones para los turistas, los mercados matinales al borde del río Miyagawa, sus numerosos puentes, o simplemente recorrer sus calles de antaño con esa esencia que evoca a tiempos del pasado, son muchas las opciones para recorrer y explorar por la ciudad.

Festival Takayama Matsuri

Takayama tiene su mayor fama mundialmente por su festival Takayama Matsuri, un festival de carrozas que se celebra durante dos días en primavera (14 y 15 abril) y dos días en otoño (9 y 10 de octubre). Está clasificado como uno de los tres festivales más bellos de Japón junto con el Gion Matsuri de Kioto y el Chichibu Yomatsuri.

Principales atractivos del Festival de Takayama

Exhibición de carrozas del festival. Desde la mañana hasta la tarde de ambos días del festival, las carrozas del festival (yatai) se exhiben en las calles de Takayama. En caso de que exista mal tiempo, las carrozas permanecen en sus almacenes, pero las puertas de los almacenes se abren para que los visitantes aún puedan verlas y tomar fotos.

Actuación Karakuri. Varias de las carrozas del festival están decoradas con los llamados karakuri ningyo, sofisticados muñecos mecánicos que pueden moverse y bailar. Las presentaciones de muñecas Karakuri se llevan a cabo los dos días del festival en momentos y lugares específicos.

Procesión Mikoshi. Un santuario portátil (mikoshi) se transporta por la ciudad en un desfile durante los dos días del festival. El mikoshi contiene el kami (deidad sintoísta) del santuario, por lo que el festival es la única época del año en que la deidad abandona el santuario para ser transportada por la ciudad.

Festival de la tarde. En la noche del primer día, las carrozas del festival recorren las calles del casco antiguo de Takayama durante aproximadamente dos o tres horas. El festival de la noche (yomatsuri) es considerado el punto culminante del festival.

Santurario Sakurayama Hachimangū

El santuario Sakurayama Hachiman-gū tiene una gran importancia en Takayama, pues es donde se organiza el famoso festival. Su interior es maravilloso y en combinación con un camino de piedra que lleva a diferentes partes del santuario, las pequeñas linternas toro colgadas de los tejados, el torii de piedra al fondo, te genera una sensación de paz que transmite todo el conjunto.

Cada festival cuenta con su propio conjunto de alrededor de una docena de carrozas. Durante el año, las carrozas altas y decoradas se guardan en almacenes, que se encuentran esparcidos por el casco antiguo de Takayama. Además, un conjunto de réplicas de carrozas se exhibe durante todo el año en el museo de Matsuri no Mori, igualmente la sala de exposiciones Yatai Kaikan, podrás ver todo el año las carrozas del festival de Takayama

Este santuario, con su torii a la entrada, es especialmente hermoso durante el otoño, con la llegada del momiji, cuando los árboles de los jardines se vuelven completamente rojos. La entrada al santuario es gratis, pero para poder visitar la exposición de carrozas el precio es de 900 JPY.

Sanmachi Suji y el casco antiguo de Takayama

El casco antiguo de Takayama ha sido increíblemente conservado durante más 300 años y cuenta con un montón de edificios y calles enteras de casas construidas originalmente en el período entre 1600 y 1868, cuando la ciudad prosperó como una rica urbe de comerciantes como una próspera ciudad mercantil.

La parte de casco antiguo, especialmente la mitad sur y la calle principal, la Sannomachi Street, ha sobrevivido conservando por muchos siglos su belleza, y alberga casas antiguas, tiendas, cafeterías y tiendas de sake, algunas de las cuales han estado funcionando durante miles de años. La zona se compone por 3 calles: Ichinomachi, Ninomachi y Sannomachi. Las tiendas de esta zona suelen estar abiertas todos los días de 9:00 a 17:00 horas.

De igual manera en el casco antiguo de Takayama hay varias casas que se pueden visitar para vivir una experiencia real de primera mano acerca de la vida en aquellos tiempos remotos. Las dos casas antiguas más conocidas son las siguientes:

  • Casa de la familia Kusakabe. Es una de las casas mercantes más antiguas de Takayama abiertas al público. Sus antiguos residentes, la familia Kusakabe, eran prestamistas con un gran éxito, por eso se puede observar un lujo aún mayor, con detalles que se mantienen intactos aún con el paso de los años. Su horario es de 9:00 a 16:30 horas y tiene un costo de 500 JPY visitarla.
  • Casa de la familia Yoshijima. Justo al lado de la anterior, se encuentra la antigua residencia de la familia Yoshijima, que también está abierta para visitarla y recorrerla. En este caso, el edificio solía servir como residencia y destilería de sake. Su horario al público es de 9:00 a 17:00 horas con un precio de entrada de 500 JPY.

Mercados por las mañanas o Asaichi: Miyagawa y Jinja-mae

En Takayama se instalan cada día dos mercados matinales desde las 7:00 hasta el mediodía. Se trata del mercado Miyagawa a lo largo del río con el mismo nombre en el casco antiguo y el mercado Jinya-mae frente al Takayama Jinya.

En estos mercados conseguirás un ambiente único, pues puedes compartir con locales, disfrutar de las tradiciones y gastronomía, además de conseguir desde artesanía local, verduras, encurtidos, flores, sake, cualquier cosa que te puedas imaginar y sea representativo de la cultura japonesa, acá la vas a conseguir.

Paseo de Higashiyama

Esta caminata o paseo, recorre la zona de templos más importante de Takayama, situada al este de la ciudad. En total la ruta tiene más de 5 kilómetros de longitud.  A lo largo del recorrido, pasarás por más de una docena de templos y santuarios, las ruinas del antiguo castillo de Takayama y las escenas más comunes de una ciudad rural japonesa.

La ruta a pie por Higashiyama comienza en el área de templos de Higashiyama, también conocida como Teramachi o la ciudad de los templos, y nos lleva hasta el parque Shiroyama, donde podemos ver las ruinas del antiguo castillo de Takayama. El recorrido se compone por más de 12 templos y santuarios. Los templos y santuarios de la zona de Higashiyama fueron construidos por Kanamori Nagachika (1524-1600).

Es un paseo agradable y tranquilo, atravesando varios cementerios, así como templos y santuarios. Después de visitar la parte antigua de la ciudad, puedes ir hacia el parque Higashiyama, una pequeña colina con un templo y las ruinas de lo que fue el castillo de Takayama.

La ruta histórica incluye los siguientes templos:

Templo Unryuuji. También llamado templo del dragón de las nubes. Es uno de los primeros templos que veremos al adentrarnos en la zona de Higashiyama. Se cree que su torre campanario proviene del antiguo castillo de Takayama.

Santuario Higashiyama Hakusan Jinja. O santuario del monte blanco, construido en el año 720, es el santuario más antiguo de Takayama.

Templo Daiouji. De la secta Jodo tuvo en el pasado cinco pequeños templos en su interior, de los que tan sólo queda en la actualidad el subtemplo Dōnin. Es conocido por albergar el mayor monasterio budista de la zona de Higashiyama.

Entre los tesoros de importancia cultural está la puerta de entrada con las estatuas de los dioses guardianes o Niō-mon y el campanario Sho Rō, uno de los más antiguos de la zona de Hida, cuya campana cualquiera puede hacer sonar en Nochevieja.

Templo Tōnin. Construido en 1614, podemos encontrar la estatua de un Koyasu Jizo en honor a los niños que perdieron su vida durante la gran hambruna de la región de Hida.

Templo Sogenji. Cuenta con la tumba del señor Kanamori Nagachika, el primer señor del castillo de Takayama.

Tenshōji. El templo Tenshōji o templo celestial fue construido entre 1182 y 1185 por la secta Tendai. Cuando ésta desapareció, el templo cayó en el abandono hasta que se construyó de nuevo en 1615-1624 para ser usado por la secta Jodo y aquí es donde Tadateru Matsudaira, sexto hijo de Ieyasu Tokugawa se quedó hasta que, por una discusión con su padre, se le prohibió su estancia en la ciudad.

Santuario Higashiyama Shinmei Jinja. Uno de los detalles principales es que según parece, la habitación para observar la luna (tsukimi-den) del castillo de Tayakama fue trasladada aquí y reconstruida como repositorio de tablillas de madera ema (ema-den).

Templo Hokkeji. Construido en 1558, su atracción principal es la estatua de piedra de Buda cercana al salón principal llamada Arai Botoke. Se dice que, al lavar una zona de la estatua, aquella parte de tu cuerpo que te duela se recuperará y se te irá el dolor.

Zennōji. El templo Zennōji ofrece la posibilidad a todo el mundo de reservar una sesión de meditación zen, llamada experiencia Zazen. Cada sesión de meditación cuesta 500 yenes y dura 1 hora.

Templo Soyuuji. Situado al lado de una pequeña muralla construida con piedras procedentes del antiguo castillo de Takayama. Este templo fue construido en 1632 y en sus límites encontramos un cementerio grupal para aquellos que sufrían discriminación o se negaban a ser enterrados de manera habitual.

Zona residencial Kawakami. Paralela al río Enako, es un ejemplo perfecto de la arquitectura de finales del periodo de Edo con construcciones como el santuario Inari o los almacenes tradicionales de la época.

Santuario Ena Jinja. Construido en 1815 por un ideólogo de la literatura clásica japonesa de Takayama.

Parque Shiroyama. Presenta las ruinas del castillo de Takayama. El parque está especialmente precioso en primavera, cuando los más de mil cerezos del parque florecen a la vez y crean un ambiente espectacular.

En los alrededores del parque Shiroyama encontramos el templo Shōrenji, el templo más antiguo de la secta Jodo Shinshu o el santuario Nishikiyama Jinja, uno de los tres santuarios principales de Takayama.

Takayama Jinya

Debido a sus valiosos recursos madereros, la región de Hida alrededor de Takayama fue puesta bajo el control directo del shogunato Tokugawa en 1692. El Takayama Jinya sirvió como la oficina del gobierno local.

Este sitio llamado Takayama Jinya es la antigua residencia del gobernador de la provincia. En 1692 el shogunato envió un representante a esta región de abundante riqueza. Su función era administrar la provincia impartiendo justicia y asegurándose de que el impuesto del arroz fuera recogido y almacenado en los graneros que estaban junto a la residencia.

La aparición de este organismo de toma de decisiones impuso el poder del shogun en este valle cercano a Kioto, la antigua capital, logrando así el monopolio sobre los recursos de la zona de Hida. En su período más glorioso, el gobierno de Edo tenía sesenta Jinyas en todo el país, pero la de Takayama es la única que sigue en pie hoy en día.

El complejo de edificios estuvo en uso oficial hasta el año 1969, cuando se transformó en un museo abierto al público. Incluye varias salas de tatami en buen estado que alguna vez sirvieron como oficinas, salas de conferencias, habitaciones y espacios residenciales, e incluso incluye una sala de interrogatorios.

También cuenta con encantadores jardines miniatura que invitan a escaparse por un breve momento antes de continuar a la siguiente sala del museo. Durante tu visita, no dejes de observar los conejos negros, emblemas metálicos colocados por todos lados en la residencia, los cuales se usaban para tapar los clavos.

Al lado del edificio principal se encuentra un gran almacén construido en el siglo XVII, conocido como el almacén de arroz tradicional más grande de Japón, ahora funciona también como museo, exhibiendo pertenencias y documentos oficiales de antiguos señores feudales, mapas antiguos de la región de Hida y planes históricos de la ciudad.

Puente Nakabashi

Es un puente de color rojizo situado sobre el río Miyagawa y es además uno de los símbolos de Takayama. El puente está rodeado de árboles y vegetación, por lo que es un punto interesante para disfrutar de los cerezos en flor en primavera y del momiji en otoño.

Se ubica en la Prefectura de Gifu, sus alrededores forman un hermoso contraste entre el bermellón del puente y el verde de los árboles o vegetación. En primavera, el lugar es famoso por los cerezos en flor y la zona es especialmente hermosa por la noche cuando se iluminan los árboles. Aparte de la temporada de sakura, el puente se ilumina 4 veces al año en diferentes ocasiones.

El puente también es conocido por ser un punto de paso de carrozas que participan en Takayama Matsuri, uno de los tres grandes festivales de Japón.

Para legar a este punto, debes ir 10 minutos a pie desde la estación de Takayama en la Línea Principal JR Takayama. Si vas en coche tendrás que tomar desde Takayama IC en autopista Chujukan unos 10 minutos para llegar.

Templo Hida Kokubunji

Este templo es el más antiguo de Takayama, es un templo budista Shingon situado en la Provincia de Gifu. Fue construido por el emperador Shomu en el periodo Nara (710-794). El principal objeto de culto consagrado aquí es Yakushi-Nyorai-Zazou.

El salón principal es uno de los edificios más antiguos de Tateyama, y fue designado como bien de interés cultural de la época Muromachi (1336-1573). Hay otras imágenes importantes, incluyendo el Sanju-no-tou, una pagoda de 3 pisos y la Amida-Nyorai-Myouou. La pagoda de 3 pisos existe desde 1822, aunque tenía originalmente 7 pisos, pero debido a los repetidos incendios quedó reducida finalmente en una de 3 niveles.

En las instalaciones también hay árboles ginkgo que tienen una antigüedad de más de 1250 años y más de 38 metros de altura. El paisaje de la pagoda con los árboles gingko es verdaderamente hermoso, y las hojas toman hermosos colores en otoño, un espectáculo único en la vida, preferiblemente para observar en la época de otoño a mediados de noviembre.

Para llegar al lugar, toma la Linea JR Takayam hasta la Estación Takayama y camina 5 minutos. En caso de ir en coche, toma la Autopista Central hasta la IC Takayama durante unos 10 minutos. La entrada al templo cuesta 300 JPY y está abierto de 9:00 a 16:00 horas.

Museo Matsuri no Mori

Este museo, uno de los más importantes de Takayama, muestra las claves del Festival Takayama que se celebra durante la primavera y otoño. Se encuentra a las afueras de la ciudad, pero se puede llegar en 15 minutos en autobús Sarubobo Bus, o incluso a pie si te sobra tiempo en el viaje.

Alberga carrozas de festival en miniatura de Takayama y de otras ciudades, además de infinidad de objetos e instrumentos que se utilizan durante los desfiles en estos festivales, lo que constituye su atracción principal. Además, también pueden verse unos tambores taiko, considerados los más grandes del mundo.

La entrada al museo cuesta 1.000 JPY por persona y está abierto de 9:00 a 17:00 horas.

Hida no Sato

A unos 30 minutos del casco antiguo de Takayama se encuentra esta aldea tradicional que ahora es un museo al aire libre que exhibe más de 30 casas tradicionales de la región de Hida, el distrito montañoso de la prefectura de Gifu alrededor de Takayama.

El museo también presenta edificios como la antigua casa del jefe de la aldea, cabañas de troncos, almacenes y varias granjas de gassho-zukuri, el tipo de arquitectura que ya encontramos en Shirakawago, desde donde las trajeron. Las casas fueron construidas durante el Período Edo (1603-1867) y reubicadas de sus ubicaciones originales para crear el museo en 1971.

Todos los edificios expuestos en Hida no Sato están cuidadosamente conservados y abiertos para la exploración de los visitantes. Tienen una arquitectura de madera única y exhiben herramientas y utensilios utilizados en la vida cotidiana en otras épocas.

La visita a esta aldea cuesta 700 JPY por persona y está abierta de 8:30 a 17:00 horas.

Descubrir más sobre el mundo del sake

Takayama es especialista en el sake, una bebida ancestral y muy típica de Japón. Visitando alguna de las fábricas de sake que podemos encontrar en el casco viejo de la ciudad, fácilmente reconocibles por sus grandes sugidama o bolas de ramas de cedro encima de la entrada, puedes aprender mucho más a detalle sobre la bebida.

En muchas de ellas podemos disfrutar de una degustación de sake antes de comprar. Entre las opciones más céntricas que se encuentran en la parte antigua de la ciudad, están la bodega Kawashiri y la bodega Funasaka, ambas en el casco histórico de Takayama.

Gastronomía de Takayama

En una ciudad fría como Takayama, algunos de los platos típicos de su gastronomía se basan en guisos y sopas servidos muy calientes, además es algo común en la cultura asiática. Entre ellos destacamos dos especialidades que debes probar durante tu visita si eres amante del ramen japonés.

Uno de ellos es el hoba-miso, un plato hecho con pasta de miso sobre una hoja de magnolia. Todo esto se cocina sobre una pequeña barbacoa que se coloca siempre en el centro de la mesa.  

Otro plato muy popular, es un ramen especial llamado chuka soba, con un intenso sabor a caldo de carne al estar cocinado a fuego lento durante horas sobre la lumbre.

En esta zona del país es también típica la carne de ternera de Hida. Es un plato que se suele servir cuando te alojas en un ryokan en Takayama, como parte del desayuno tradicional hecha a la barbacoa. También podrás encontrar una especie de takoyaki que en lugar de pulpo contienen en su interior carne de ternera, nigiri sushi servidos con esta carne o los clásicos donburi japoneses con arroz, verduras y coronados por esta deliciosa carne.

La cultura en Takayama

En Japón la cultura es un elemento importante y Takayama no es la excepción. Una parte de la cultura de la ciudad muy interesante la encontrarás en los muchos museos que hay en las calles más turísticas. Además de las casas familiares, te recomendamos también visitar lo siguiente:

  • Museo arqueológico Hida Minzoku Kokokan
  • Museo de artesanía Hirata Kinenkan
  • La galería de arte y artesanía Fujii Bijutsu Mingeikan (Fujii Folk Museum)

Tanto las exposiciones de sus museos, así como los propios edificios que los albergan y sus calles de presencia antigua, merecen una visita. Con edificaciones de madera tradicionales, de gran valor histórico para la ciudad y para todo Japón es una cultura de gran agrado e impacto para todos los turistas que año a año deciden explorar la ciudad.

Además, cuenta con productos y objetos de artesanía tan típicos de la zona como el sake y las muñecas sarubobo que puedes encontrar en todos los comercios de la ciudad. Junto con ello, los lacados shunkei son parte importante de la cultura, con un trasfondo tradicional fundamental para sus habitantes.

Esperamos que con esta guía puedas planificar de manera más sencilla tu viaje por Takayama, una ciudad de una belleza increíble, con paisajes naturales y creados por el hombre de una imponencia asombrosa. Un paseo por sus calles que puedes recorrer en un día pero que te dejará fascinado con tantas cosas por ver y aprender acerca de una cultura milenario como lo es la japonesa.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario