Itsukushima, también conocida como Miyajima, es una isla ubicada en la Bahía de Hiroshima, en el mar interior de Seto, Japón, y un destino muy interesante de este país asiático. Allí se encuentra el Santuario Itsukushima, que fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1996. Los japoneses consideran que las vistas de este lugar es uno de los tres paisajes más bellos de Japón.

Sigue leyendo para conocer más sobre este fantástico rincón del continente asiático.

Santuario Itsukushima
Santuario Itsukushima

Oficialmente el nombre de la isla es Itsukushima, pero su nombre popular es Miyajima, que significa “isla del santuario”, quedando más que clara la importancia del santuario en el entorno de la isla. Comenzaremos primero contándote algunos datos sobre la isla de Itsukushima, para después adentrarnos de lleno en su famoso santuario y torii.

La isla de Itsukushima y sus atractivos

La isla de Itsukushima posee unos 2000 habitantes, sin contar los numerosos ciervos y monos que se mueven libremente por la isla, como un ciudadano más. Te sorprenderás de los muchos atractivos que posee la isla, además del Santuario Itsukushima.

Isla de Miyajima

Monte Misen y templo Daisho In

El punto más elevado de la isla es el Monte Misen, de 535 metros de altura sobre el nivel del mar y uno de sus principales atractivos (después del santuario). Allí se encuentra el templo Daisho In, el punto más alto de la isla, rodeado de arces que adquieren una tonalidad rojiza en otoño, conformando un paisaje bello.

Una de las formas más habituales de subir al Monte Misen es en teleférico, pero, debes tener en cuenta que llega hasta los 433 metros de altitud. Por lo tanto, el resto de camino hasta la cima deberás hacerlo a pie, subiendo por un camino de escalones de piedra con vistas de lo más bonitas. Es la única manera de llegar a la cima, así que no olvides llevar calzado cómodo y agua fresca.

La mayoría de los turistas elige subir en teleférico y bajar a pie, por el sendero Daishon In, aunque también existe la posibilidad de bajar en teleférico.

Monte Misen
Monte Misen

Los días claros, desde lo alto del monte Misen, se puede disfrutar de hermosas vistas del mar de Seto y la ciudad de Hiroshima. Además, presenta varias rutas de senderismo llenas de templos budistas, miradores y formaciones rocosas de todo tipo.

El monte Misen de la isla de Itsukushima es especialmente importante para la secta Shingon del budismo japonés. En este lugar, se habría alojado Kobo Daishi, el fundador de la secta y uno de los personajes religiosos más importantes de todo Japón.

El camino hacia el monte Misen está lleno de simbolismo y lugares sagrados. Un claro ejemplo es el ciruelo Shakujo no Ume. Según cuenta la leyenda nació de un palo usado por Kobo Daishi durante sus cien días de prácticas ascetas en el monte Misen. Aparentemente, el ciruelo no florece durante los años de mala suerte. También, es posible que por la noche escuches los sonidos producidos por un duende de nariz alargada, típico del folklore japonés. Por este motivo hay una estatua de un duende en el templo Daisho In.

En la isla también está el jardín botánico natural de Miyajima el cual puede apreciarse desde el teleférico. En realidad, este jardín botánico es un bosque virgen al cual no ha llegado la mano del hombre.

isla de Itsukushima

El Templo Daisho In es el segundo más importante de la isla. En su construcción destaca su puerta de entrada o Niomon y las Ruedas de la Oración que hay en la escalinata de acceso. También podrás visitar la Cueva Henjokutsu y las famosas Estatuas Jizo que rodean todo el camino de entrada. Estas pequeñas estatuas se encuentran repartidas en toda la isla y son deidades guardianas de los viajeros, los bebés y niños fallecidos.

El Templo Daisho In abre todos los días de 8 am a 4:30 pm y la entrada es gratuita.

El Parque Momijidani

Se encuentra a los pies del Monte Misen y es el lugar perfecto para visitar en otoño, puesto que allí se puede apreciar al máximo el Momiji, o enrojecimiento de las hojas. El área completa se encuentra llena de arces de cientos de años y puentes de color rojo que configuran uno de los paisajes más lindos de la isla. Y, por supuesto, los ciervos abundan allí y podrás verlos con seguridad.

El parque puede visitarse en cualquier momento del día y la entrada en gratuita.

El callejón Yamabe y la pagoda de los 5 pisos

Una forma de visitar la famosa pagoda de 5 pisos es a través de un paseo por medio de uno de los callejones más históricos y de toda la isla: el callejón Yamabe. El camino no solo posee una belleza singular, sino que también está bastante preservado de las muchedumbres, por lo que podrás recorrerlo en paz. Además, se encuentra lleno de pequeñas Estatuas Jizo, que decoran el paisaje.

Estatuas, isla Itsukushima

El callejón Yamabe es el acceso más antiguo que hay desde el puerto al santuario Itsukushima. A los pocos metros de iniciado el recorrido te encontrarás con una hermosa vista de la pagoda de cinco pisos, el salón Senjokaku y el torii flotante.

A mitad del camino verás el Jizo de Sakuramachi, llamado cariñosamente Ojizo-san, el cual ofrece longevidad y protección a los niños. Y no te sorprendas si te cruzas con algún ciervo, recuerda que son habitantes habituales de la isla y, por ende, circulan libremente por ella. Además, en otoño los colores son especialmente bellos y los muros se encuentran cubiertos de musgo, conformando un típico paisaje japonés.

pagoda de los 5 pisos, Itsukushima
Pagoda de los cinco pisos

Desviando por un segundo del camino y bajando unas escaleras llegarás al santuario Ko, mezclado entre casas tradicionales. En su interior se encuentra otro de los enmei jizo de la isla, que favorece el amor y el emparejamiento.

Volviendo al sendero y caminando un poco más llegarás a la famosa pagoda de cinco pisos o Gojunoto, que es una de las cinco pagodas de este tipo que todavía quedan en Japón. La torre mide 27 metros de alto y una de las cosas más llamativas de su diseño es el tejado cubierto con tejas de corteza de ciprés, recubiertas de lacado rojo. La obra en sí, es típicamente japonesa, aunque pueden verse algunos elementos de influencia china. Otra particularidad de su diseño se puede ver en los 16 pilares que conforman el primer piso, en donde se encuentran grabados los nombres la personas que donaron dinero para su construcción y conservación.

El salón Senjokaku

Justo al lado de la pagoda te encontrarás con el salón de madera Senjokaku, conocido como “el salón de las 1000 esterillas”. Si bien el nombre real del santuario es Toyokuni, se lo conoce como salón Senjokaku por su amplio espacio interior. El mismo es de aproximadamente mil esterillas de tatami, siendo la estructura de este tipo más grande de la isla de Itsukushima.

Paseo por la calle Omotesando

Otra cosa que podrás hacer en la isla de Itsukushima es dar un paseo por una de sus calles más comerciales, la calle Omotesando. Allí podrás comer una de las especialidades del lugar, conocida como momiji manju, unos bollitos rellenos de dulces de todo tipo de sabores. No dudes en probar esta especialidad de la isla, como lo son también las ostras frescas preparadas al grill o yakigaki o los platos preparados con anago o anguilas. Encontrarás cualquiera de estas especialidades en las numerosas tiendas que hay repartidas por toda la isla.

 momiji manju
momiji manju

Tampoco dudes en dar un paseo por el callejón Taki no Koji. Esta calle es una de las más tradicionales de la isla y lugar donde se alojaban los trabajadores del santuario Itsukushima y el templo Daisho In. La calle cuenta con varias tiendas y cafeterías, mezcladas con edificios antiguos.

Museo de la Historia y el Folklore 

Otro de los atractivos de la isla es el Museo de la Historia y el Folklore, donde se exhiben unos 2 mil objetos y documentos sobre la cultura, las tradiciones, el folklore y la vida cotidiana de los habitantes de la isla. Se encuentra ubicado en una antigua residencia de la familia Ega, quienes fueron importantes comerciantes de Itsukushima.

El museo abre todos los días de la semana de 8 am a 5 pm y el precio de entrada es de 300 Yenes por persona (2,31 EUR).

Curiosidades de la isla de Itsukushima

Como la isla entera es considerada como un lugar sagrado debe mantener su pureza. Por este motivo, desde el año 1978, por más loco que suene, no se permiten muertes ni nacimientos. Las mujeres con embarazos avanzados y los ancianos o las personas muy enfermas deben abandonar la isla.

Los ciervos andan libremente por la isla, por eso no debes sorprenderte si ves alguno. Eso sí, ten en cuenta que son considerados como animales sagrados por la religión nativa Shinto, por lo que no intentes nada que atente contra eso.

isla de Itsukushima

En caso que decidas alojarte en la isla debes saber que a partir de las 6 pm las tiendas cierran y las calles quedan totalmente desiertas. Los restaurantes dejan de funcionar temprano y tampoco hay konbini o tiendas de 24 horas.

La mejor manera de moverse por la isla es caminando, puesto que las principales atracciones se encuentran a solo 15-20 minutos de la terminal del Ferry. Otra manera es a través del tradicional Rickshaw o carro de 2 ruedas tirado por una persona.

¿Cómo llegar a Itsukushima?

Para llegar a la isla deberás tomar un ferri desde el puerto de Miyajimaguchi. El viaje dura unos 10 minutos, dependiendo de las condiciones climáticas.

El puerto se encuentra a unos metros de la estación de Miyajimaguchi, a la cual puedes llegar desde la estación de Yokogawa, en Hiroshima, en unos 20 minutos usando la línea Sanyo.

Es posible explorar la isla en una excursión de un día completo partiendo desde Kioto u Osaka. En ese caso deberás madrugar, para coger un tren temprano y poder aprovechar las horas del día. Pero, la mayor parte de los turistas prefieren alojarse una noche en la isla para poder disfrutar del torii en los horarios donde no se acumula tanta gente.

El santuario de Itsukushima

Es uno de los santuarios más famosos de Japón, consagrado a la diosa guardiana del agua. Es conocido por el impresionante torii de 17 metros de alto construido en madera. La estructura posee unos pilares que se sostienen sobre la arena por su propio peso. En honor a la diosa, se alza literalmente sobre el mar. Cuando la marea está alta parece flotar sobre el mar, mientras que, cuando la marea baja es posible llegar caminando hasta su base.

El santuario de Itsukushima

Historia del santuario

La fundación del Itsukushima se habría dado en el año 593, aunque su existencia no fue confirmada hasta el año 811. Su historia está llena de lagunas, por lo que no es muy clara. Se cree que en 1207 un incendio destruyó los edificios principales del santuario, que debieron ser reconstruidos varios años después. En 1223 un nuevo incendio habría azotado el santuario, que fue nuevamente reconstruido, 20 años más tarde.

¿Cómo está conformado el santuario de Itsukushima?

El complejo está formado por 37 edificios, a los que se le suman 19 edificios más ubicados en sus alrededores. En su totalidad, es realmente impresionante. Los edificios se han ido añadiendo a lo largo de los años, por ejemplo, la pagoda de 5 pisos se añadió en 1407, mientras que, la pagoda de dos pisos conocida como Tahōtō fue añadida en 1523.

Al llegar al santuario, lo primero que verás es la zona de abluciones o temizu, un sitio destinado a purificarse a través del agua siguiendo un sencillo ritual. Primero, debes limpiarte la mano izquierda, luego la derecha y, finalmente, la boca. Una vez que hayas hecho eso debes limpiar el cuenco con agua antes de colocarlo de nuevo en la fuente.

Santuario Itsukushima
Santuario Itsukushima

Una vez que hayas hecho el ritual de purificación el con el agua ingresarás al primer pasillo, que pasa por el santuario Marodo y el salón de los servicios matutinos Asazaya y termina en el salón de purificaciones del santuario principal. El pasillo completo se encuentra decorado con las tradicionales lámparas que cuelgan del techo.

Santuario Itsukushima

La zona de purificación o Haraisho está situada frente al santuario Marōdo, el cual está dedicado a las deidades invitadas del santuario de Itsukushima. Es uno de santuarios auxiliares más importantes de Japón y posee un estilo muy similar al del resto del santuario. En su interior encontrarás un salón de plegarias y un salón de sutras.

Finalmente, te encontrarás con el Santuario Itsukushima. Entre sus edificios destaca el salón principal Honden y el salón de plegarias Haiden que se encuentran unidos entre sí a través del salón de las ofrendas Heiden. También destaca la plataforma para las ceremonias Hirabutai, en donde comúnmente se realizan obras de teatro y artes escénicas tradicionales de Japón. Tampoco dejes de visitar el Salón del Tesoro, el cual funciona como museo donde se exhiben alrededor de 4.500 objetos relacionados con el santuario.

El gran torii del santuario Itsukushima es el símbolo principal de la isla de Miyajima o Itsukushima. Fue construido a unos 200 metros de la costa, en el año 1168. Debido a que se encuentra enclavado en el mar se ha ido deteriorando a lo largo de los años, por lo que debió ser reconstruido en varias ocasiones. El torii actual es una reconstrucción del año 1875 (la octava reconstrucción de la que se tiene constancia).

Podrás visitar el Santuario Itsukushima todos los días desde las 6:30 am hasta las 6 pm. El precio de la entrada es de 300 Yenes (lo que equivale a 2,31 EUR) o 500 Yenes (3,85 EUR) si combinas tu visita con el Salón del Tesoro.

Torii de la isla, Japón

Japón está llena de tesoros, y la isla de Torii de Itsukushima con su santuario son uno de esos lugares que no puedes dejar de visitar. Esperamos que te haya gustado el artículo, si es así compártelo en tus redes sociales. Nos vemos en el próximo destino, para seguir descubriendo más tesoros de este bello país asiático.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario