Malasia es un asombroso destino que muchas veces pasa desapercibido en comparación con otros lugares del sudeste asiático. Sin embargo, hay mucho qué ver en Malasia, un lugar que combina una ciudad capital increíble, paisajes hermosos e islas vírgenes. Además, la comida es exquisita, el transporte es cómodo y los lugareños son grandes anfitriones.

Desde colinas onduladas salpicadas por plantaciones de té, hasta playas vírgenes y ciudades modernas e históricas que esconden algunas de las mejores comidas de Asia, descubre qué ver en Malasia en un itinerario completo de 10 días para quienes la visitan por primera vez.

Si bien, casi dos semanas en Malasia no es suficiente tiempo para verlo todo, aún tendrás mucho tiempo para hacer un recorrido increíble por el país y descubrir sus rincones más asombrosos.

Qué ver en Malasia 10 días

No hay lugar en el sudeste asiático como Malasia. Por supuesto, en un país tan amplio y diverso, es imposible verlo todo en un solo viaje. Con solo 10 días en Malasia, la mejor opción es concentrarse en Malasia peninsular, también conocida como Malasia occidental.

Nuestro itinerario de 10 días te permitirá visitar el país y conocer lo más destacado del mismo. Comenzando en Kuala Lumpur, experimentarás lo mejor de la costa oeste y Cameron Highlands, con suficiente tiempo en cada destino para explorarlo con calma. Sin embargo, si te sobra algo de tiempo puedes visitar la costa este, y el Borneo malasio.

Día 1-2: Kuala Lumpur

Para comenzar nuestro viaje de 10 días por Malasia, iniciamos explorando Kuala Lumpur. Por ser la capital de Malasia, es el lugar donde normalmente llegan los viajeros. La ciudad moderna ha logrado conservar un sentido de herencia colonial y asiática mixta, y es un lugar maravilloso para comenzar a descubrir la cultura de Malasia.

La ciudad tiene muchos atractivos a los que puedes dedicarles 2 o 3 días. En el primer día, puedes visitar las Torres Petronas, el Mercado Central, Petaling Street y el barrio indio, ya que se encuentran en la misma zona.

Torres Petronas

Son una magnífica obra de arquitectura y un símbolo del poder económico de Malasia. Son sede de Petronas, la empresa nacional de petróleo y unas de las principales atracciones turísticas de Kuala Lumpur.

Con sus 452 metros de altura, durante 5 años fueron las más altas del mundo. Las torres tienen 88 pisos, aunque el turista solo puede subir hasta el 41, a 170 metros de altura. Allí se encuentra el skybridge, el famoso puente que une ambas torres.

Mezquitas de Kuala Lumpur

Malasia es un país de mayoría musulmana, lo cual se hace notar en la enorme cantidad de mezquitas que hay repartidas por todo el territorio. Algunas de las más recomendables son las mezquitas Masjid Jamek, la Mezquita Nacional de Malasia y la plaza Merdeka, donde se encuentra el impresionante edificio del Sultán Abdul Samad.

Plaza Merdeka

La Plaza Merdeka está dedicada a la Independencia de Malasia y alrededor de ella se encuentran los edificios gubernamentales más impresionantes de la ciudad. Uno de ellos es el edificio del Sultán Abdul Samad, que destaca por sus elegantes cúpulas de cobre. Es el edificio más importante de la ciudad y el sitio en donde miles de personas se reúnen para celebrar el día nacional del país y el año nuevo.

Mirador de la Torre KL

La Torre de Telecomunicaciones de Kuala Lumpur es una de las más altas del mundo y un punto excelente para apreciar las Torres Petronas. Este enorme edificio de 421 metros de altura regala una increíble vista panorámica de la ciudad.

Chinatown o barrio chino

Al igual que otras grandes ciudades del Sudeste Asiático, en Kuala Lumpur encontrarás un barrio chino. Chinatown fue fundado por inmigrantes chinos en el siglo XIX y es el lugar perfecto para alojarse, hacer compras y descubrir la cultura y gastronomía china.

Uno de los íconos más importantes del barrio es Petaling Street, la puerta de entrada y el corazón del barrio de chino. Otros atractivos de esta zona son los templos chinos de Guan Yi y Chan See Shu Yuen y Sri Mahamariammam, el templo hinduista más antiguo de la ciudad.

Museo Nacional

Si quieres conocer la historia, cultura, geografía y economía de Malasia, entonces te encantará el Museo Nacional. El edificio ya de por sí es llamativo, gracias a su amplio techo tradicional de estilo Minangkabau. Durante toda la semana se realizan visitas guiadas gratuitas.

Día 3-4: Malaca

Para continuar con nuestro viaje por Malasia, realiza un recorrido de dos horas hasta la ciudad costera de Malaca. Esta es una de las ciudades más históricas de Malasia, en donde podrás apreciar la evolución de Malaca desde un pequeño pueblo de pescadores hasta un puerto comercial portugués, holandés y británico.

Explora las antiguas iglesias y fortalezas en ruinas antes de pasar la tarde paseando por el sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que cubre muchas de las calles antiguas de la ciudad, incluida la famosa calle Jonker.

Recorrer la Jonker Street

Es la calle central de Chinatown, famosa por sus tiendas de antigüedades. Sin embargo, a lo largo de los años, han abierto muchas tiendas de ropa y artesanías, así como restaurantes. La mejor parte de Jonker Street es el mercado nocturno los viernes y sábados que vende de todo, desde delicias deliciosas hasta recuerdos baratos.

Malaca Red Square y Stadthuys

La icónica plaza roja es un símbolo representativo de Malaca. Este es el hogar de Stadthuys, el antiguo ayuntamiento construido por los holandeses en 1650 y la Iglesia de Cristo hecha en el siglo XVIII.

Iglesia de San Pablo y el Fuerte Famosa

Una antigua iglesia portuguesa convertida en faro, la Iglesia de San Pablo es otro gran vestigio de la época colonial. Construida en 1571, la Iglesia de San Pablo se considera la iglesia más antigua del sudeste asiático.

Después de ver la Iglesia de San Pablo, continúa hacia abajo hacia el fuerte de A Famosa, otro vestigio de la colonización portuguesa ubicado en el lado opuesto de la colina.

Mezquita flotante del estrecho de Malaca

Un poco fuera de la ciudad podrás visitar una mezquita flotante, en el estrecho de Malaca. Si bien la cúpula principal es de diseño islámico, las cuatro torretas de las esquinas están rematadas con techos típicos de Malasia. Construido en una isla artificial en 2006, con espléndidas vistas al mar, también puedes visitar la mezquita flotante en el interior.

Día 5-6: Cameron Highlands

Temprano en tu cuarto día en Malasia, puedes hacer el viaje hacia el norte, a Cameron Highlands. Esta es una zona impresionante de belleza natural que, debido a su mayor altitud, es mucho más fresca que la costa.

Te brinda la oportunidad de ver la mezcla única de la cultura colonial británica y la auténtica cultura malaya. Debido al clima perfecto, era muy adecuado para cultivar té, y Cameron Highlands pronto se convirtió en la región de té más grande de Malasia.

La gente va en su mayoría a Cameron Highlands para escapar del calor y hacer hermosos paseos. Además de las plantaciones de té, también hay otras atracciones.

Bosque cubierto de musgo

Uno de los recorridos más populares es el recorrido combinado por la plantación de té Boh y el bosque cubierto de musgo. Serás testigo de todo el denso bosque cubierto de niebla blanca. Los árboles se ven mágicos ya que todos están cubiertos de musgo verde.

Al final de la pequeña caminata hacia Mossy Forest, disfrutarás de una vista fantástica de la zona, donde podrá tomar algunas fotos panorámicas impresionantes.

Plantación de té de Boh

La enorme plantación de té se extiende hasta donde alcanza la vista. En todas partes se ven arbustos de té verdes. Si realiza un recorrido, hay un par de puntos en los que puede disfrutar mejor de las vistas panorámicas. La fábrica de té está abierta al público todos los días excepto los lunes y festivos.

Rutas de senderismo

Hay numerosas rutas de senderismo que parten del pueblo de Tanah Rata. Algunos requieren una pequeña caminata desde el pueblo hasta el punto de inicio del sendero, otros comienzan en el mismo pueblo.

Los dos mejores senderos son probablemente el sendero número 10 y sendero 5. El sendero 10 toma alrededor de 3 a 4 horas y te llevará hasta el Monte Jasar. El sendero número 5 te llevará a la cascada Parit, una de las muchas hermosas cascadas de la zona.

Día 7-8: Penang, Malasia

El día 6 en tu recorrido por Malasia, viajarás desde Cameron Highlands hasta la isla de Penang. Este es uno de los destinos más diversos e interesantes de Malasia, con una mezcla de culturas malaya, china, india y occidental que se fusionan maravillosamente para crear una ubicación única e histórica.

La diversidad de Penang está mejor representada por el sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO que abarca las antiguas calles de Georgetown.

Penang moderno

En los últimos años, Penang creció hasta convertirse en la versión asiática del Silicon Valley estadounidense. Georgetown ganó el estatus de ‘Cybercity’ en 2005. Especialmente en el área de Bayan Lepas se pueden encontrar muchos fabricantes conocidos de electrónica y otros componentes.

Compras en la isla de Penang

Los centros comerciales se encuentran principalmente en los alrededores de la ciudad de Georgetown. Los turistas generalmente disfrutan de los mercados nocturnos de Penang, el más famoso es el de Batu Ferringhi.

Playas en la isla de Penang

La mayoría de las playas de Penang se encuentran en Batu Ferringhi. Cuenta con algunas actividades como paseos a caballo, parasailing, jet skies, surf y vela. Otra playa famosa es la Teluk Duyung (playa de los monos), una playa bastante apartada. Es accesible en bote o siguiendo un corto sendero por la jungla.

Día 9-10: Langkawi

Langkawi es una isla tropical libre de impuestos que es el destino perfecto para relajarse y descansar al final de tu itinerario por Malasia. Esta es la escapada de vacaciones más popular de Malasia, pero también es sorprendentemente relajada, poco desarrollada y tranquila.

Puedes pasar tiempo disfrutando de las arenas blancas de Cenang Beach, relajarte junto al océano, disfrutando de unas exquisitas bebidas en los bares junto a la playa tomando el sol. Este destino es para recargar energías, ya que la principal actividad es simplemente ir a la playa, disfrutar del mar y el sol.

Otra actividad popular es hacer un recorrido de isla en isla por Langkawi, explorando los numerosos islotes tropicales espectaculares y las playas remotas que se encuentran en la zona. Cuando regreses, pasa la tarde visitando Langkawi Sky Bridge. Un largo teleférico que te lleva a la cima de uno de los picos más altos de la isla, donde un largo puente conduce entre las montañas. Esta notable hazaña de la ingeniería ofrece las mejores vistas de Langkawi y tan lejos del mar como las cercanas islas tailandesas.

Días extra por Malasia: Borneo de Malasia

Si tienes más de 10 días en Malasia, entonces puedes volar hacia el este a Borneo de Malasia. Aquí es donde podrás experimentar la diversidad de la selva tropical, y es una experiencia completamente única.

Puedes explorar los parques nacionales de Sarawak o ir a Kota Kinabalu en Sabah para viajar a la selva tropical en busca de orangutanes, hacer snorkel en la costa tropical o intentar la caminata épica pero desafiante hasta la cima del poderoso Monte Kinabalu, el pico más alto del sudeste asiático.

El mejor momento para visitar Malasia

La ubicación de Malasia está cerca del ecuador, lo que garantiza que el país experimente temperaturas cálidas durante todo el año. Sin embargo, esta es una zona muy tropical, por lo que, junto con los días calurosos, hay altos niveles de humedad y lluvia en casi cualquier época del año.

Al visitar la costa oeste, es mejor viajar fuera de la temporada de monzones. La temporada de monzones generalmente se espera entre mayo y noviembre, y puede tener lluvias frecuentes durante esta época del año. La estación seca es entre diciembre y abril, y el clima tiende a ser más fresco, menos húmedo y lluvioso. En la costa este de Malasia y en Borneo, la temporada de monzones se invierte en comparación con la costa oeste.

¿Que no se debe hacer en Malasia?

Ahora bien, mucho se habla de lo que podemos ver, hacer y conocer en un nuevo destino, pero a veces olvidamos las normas y reglas. Asia es un continente lleno de costumbres, tradiciones y normas, y Malasia no es la excepción.

Asumir que Singapur es el mismo país

Singapur y Malasia tienen una relación complicada. Por lo general, se llevan bien y no hay tensiones notorias para el turista. Sin embargo, es fundamental comprender la historia para poder viajar con respeto.

Singapur fue parte de Malasia hasta 1965, aunque Malasia solo había sido independiente de Gran Bretaña durante los dos años anteriores. En realidad, las autoridades malasias ordenaron a Singapur que se fuera, pero desde entonces se ha convertido en uno de los países más ricos del mundo. Sin duda, Malasia se está desarrollando, pero aún no ha alcanzado los estándares de Singapur.

Algunos malasios son sensibles al respecto, por lo que es mejor no mencionarlo y, por supuesto no confundir ni decir que son el mismo país.

Usar los taxis de la calle

Desafortunadamente, los turistas están sujetos a precios más altos cuando toman taxis en Malasia. Se puede persuadir a algunos conductores para que usen el taxímetro, pero es posible que conduzcan una ruta más larga de lo necesario para agregar dinero al medidor. Para evitar esto, utiliza aplicaciones de taxis como Grab.

Comer en la calle durante el Ramadán

Si bien hay muchas culturas viviendo en Malasia, es un país predominantemente musulmán. Esto significa que, aunque todos los lugareños no practiquen el Ramadán, muchos lo hacen. Se considera una falta de respeto comer al aire libre durante el día del Ramadán, así que evita sacar bocadillos en público.

Vestirte inadecuadamente en las mezquitas

Malasia no es tan conservadora como muchos otros países musulmanes, pero se recomienda cubrirse para ser respetuoso. Al explorar ciudades, lo mejor es olvidarse de los pantalones cortos y las blusas sin mangas y usar pantalones largos, holgados y camisetas que cubran los hombros.

En una mezquita, debes cubrir los brazos y las piernas, y las mujeres deben cubrirse la cabeza. Muchas mezquitas tienen sus propias cubiertas disponibles para pedir prestado o alquilar.

Consumir drogas

Consumir drogas es peligroso en cualquier lugar, pero tocarlas en Malasia es especialmente peligroso. Tiene algunas de las leyes sobre drogas más estrictas del mundo, incluso tener marihuana, puede llevar a la pena de muerte. Evita cualquier situación en la que se puedan usar drogas, realmente no es algo en lo que quieras involucrarte.

Ir a casinos sin licencia

Hay muy pocos casinos con licencia en Malasia, además las reglas sobre los juegos de azar en Malasia son complejas. Si deseas apostar, también existen algunas regulaciones sobre los juegos de azar en casa y no existen servicios de juegos de azar en línea en Malasia.

Conducir sin conocer la zona

Las carreteras malayas pueden ser bastante abrumadoras, especialmente en Kuala Lumpur. En general, no se recomienda que los turistas conduzcan. El transporte en Malasia es excelente y los conductores de autobús saben lo que están haciendo cuando se trata de las carreteras. Solo se recomienda conducir si has viajado antes a Malasia.

Hablar mal de la comida

Los malasios están muy orgullosos de su comida. Y deberían serlo, es una cocina única que fusiona platos de todo el mundo para crear su propio sabor épico. Es una cocina muy variada, con elementos de platos indios, chinos y tailandeses, pero es muy propia. Pero nunca le digas a un malayo que no te gusta su cocina, es un grave insulto.

Comer o llevar Durian

Un elemento de la cocina malaya muy particular, es el durian. Conocida como la fruta del cielo y el infierno, tiene un olor demasiado fuerte y desagradable que para muchos es intolerable.

Debido a este hedor, el durian está prohibido en los hoteles y otros lugares públicos. Verás letreros que dicen “no durian” en los ascensores de Malasia, y en algunos lugares incluso te multarán si llevas uno.

Usar zapatos en la casa

Usar zapatos en la casa es un rotundo no en gran parte del sudeste y este de Asia, especialmente en Malasia. Si estás visitando una casa de Malasia, quítate los zapatos tan pronto como entres, y si te hospedas en un Airbnb, también debes hacerlo. Algunos albergues y restaurantes requerirán que dejes tus zapatos en la puerta, asegúrate de respetar esto.

¿Te gustaría viajar a Malasia? Un hermoso destino que como habrás podido notar, cuenta con muchas atracciones, naturaleza, ciudades y pueblos por descubrir. En 10 días descubrirás lo mejor por ver en Malasia, un destino sorprendente que encanta a quien lo visita por primera vez.  

Créditos fotográficos

Escribe un comentario