Nos vamos a Atienza, una bella villa situada en un cerro de rocas calizas en la Sierra de Pela, en la comarca de la Serranía de Guadalajara. Es un lugar con mucha historia a sus espaldas, Atienza es un pueblo con mucho encanto en el que da gusto pasear por sus calles medievales, descubrir sus monumentos, disfrutar cada rincón y dejarte llevar por su ambiente.

Fue una ciudad defensiva que estuvo rodeada por una muralla, con multitud de puertas y portillos. Por tanto, podemos observar restos de estos muros en diversas partes de la ciudad, lo que la hace un lugar realmente sorprendente para conocer.

Qué ver en Atienza en un día

A pesar de ser un pueblo medieval que mantiene su encanto antiguo, esto no implica que no tenga nada para ver. Atienza se ubicaba en un enclave estratégico, cerca de la frontera entre los dominios castellanos y los reinos musulmanes, así como también de Aragón, lo cual fue aprovechado para promover la labor mercantil.

Debido a ello, podemos entender la importancia de Atienza y su valor histórico, ya que cuenta con su propio castillo, murallas, torres defensivas y una gran cantidad de iglesias.

El Castillo de Atienza

El castillo era un auténtico fuerte, ya que se asentaba sobre un promontorio de piedra y tenía la muralla como protección. Este castillo de origen árabe se sitúa en la parte más alta de localidad con vistas privilegiadas sobre Atienza y el entorno.

En el lugar se conserva la torre del homenaje, de planta rectangular, tres pisos y el recinto del patio de armas. Utilizado por los celtíberos y luego por los árabes que construyeron una fuerte alcazaba, fue reformado por los cristianos tras la reconquista.

Desde aquí tenemos unas estupendas vistas del casco urbano de Atienza. El castillo está abierto todos los días del año y el acceso es gratuito.

Las murallas de Atienza

Existen dos cercos de murallas que rodeaban al castillo y que servían para proteger la localidad. Debido a la importancia estratégica de Atienza durante la Reconquista, la localidad se tuvo que fortificar con estas murallas.

La primera fue construida por Alfonso VII con la finalidad de proteger el pueblo, aquí se encontraban las puertas de La Nevera, Arrebatacapas, el arco de la Guerra, el de la Virgen y la Escuela Vieja.

Al expandirse la ciudad, la muralla también tuvo que ser ampliada con las puertas de Antequeda y de la Salida o Salada. De estas murallas quedan todavía tramos, y de los arcos de entrada actualmente quedan cuatro:

  • El de la Salida, cerca de la iglesia de San Bartolomé.
  • De la Virgen, llamada así por una imagen de la Inmaculada Concepción que aparece en la parte interna superior del arco.
  • El de las Escuelas Viejas.
  • El arco de Arrebatacapas.

Iglesia de San Gil y Museo de Arte Sacro

Esta iglesia de origen medieval, se sitúa en uno de los museos de la localidad que es el de arte Sacro, el arqueológico y el paleontológico. De la iglesia de San Gil, sólo queda el ábside, pero alberga una gran colección del arte que proviene de todas sus antiguas parroquias y una exposición de elementos arqueológicos.

Plaza de España o del Ayuntamiento

En esta plaza vas a encontrar el ayuntamiento, así como diferentes bares y restaurantes para hacer una parada en el camino y disfrutar de Atienza en todo su esplendor. La Plaza de España se conecta con la Plaza del Trigo.

Su forma es triangular y en su interior se encuentran un pequeño jardín y la Fuente de los Tritones o Fuente de los Tres Delfines, una monumental fuente de piedra del siglo XVIII. En esta plaza también se encuentra el edificio del Ayuntamiento de Atienza que data del siglo XVII.

Iglesia de San Bartolomé

Data de la primera mitad del siglo XIII, con ábside de planta cuadrada y una galería porticada con arcos de medio punto. La iglesia tiene una galería porticada adelantada a la nave construida en el románico.

En la iglesia se conserva una colección de arte sagrado, como la sacristía casullas, pinturas y objetos litúrgicos de diferentes épocas. Sin embargo, lo más recomendable es la colección que hay en el museo, se trata de un conjunto de fósiles de todo tipo y de lugares remotos del mundo.

Plaza del Trigo

Se trata de un gran espacio en cuyos laterales se sitúan edificios típicos de la arquitectura castellana. La Plaza del Trigo o Plaza del Mercado, se comunica por el gótico Arco de San Juan o de Arrebatacapas con la Plaza de España. En el otro lateral está la Iglesia de San Juan Bautista. 

También es conocida como Plaza del Mercado, ya que albergaba los mercados e intercambios comerciales desde siglos atrás. Se encuentra ubicada en el centro de Atienza, con casas que conservan la arquitectura tradicional.

Iglesia de San Salvador

La iglesia de San Salvador se ubica en el arrabal de Portacaballos y aunque inicialmente era de estilo románico fue demolida en el siglo XV, lo que cambió el estilo de la estructura a renacentista. Actualmente es una vivienda particular y sólo es posible verla desde el exterior.

Museo de la Santísima Trinidad

La iglesia de la Santísima Trinidad es de estilo románico y pertenece al siglo XIII. En su ábside exterior, mantiene modificaciones de tiempos posteriores que han ido variando la estructura y decoración de la iglesia entre bóvedas góticas y portadas renacentistas.

En el interior de los retablos encuentras el altar mayor y las capillas laterales, con el museo de obras religiosas que es lo más representativo y visitado. Con algunas obras como Cristo del Perdón de Luis Salvador Carmona y la cofradía de La Caballada.

Nuestra Señora del Val

Por fuera de las murallas de la villa se ubica esta estructura, a unos 300 metros de la Puerta de la Salida y de la Iglesia de San Bartolomé. La iglesia se construyó en el año 1138 y fue reformada en el siglo XVI. El interior está vacío ya que sus objetos son mostrados en los museos sacros de la villa.

Convento de San Francisco

La pequeña localidad medieval Atienza tenía su propio convento, el Convento de San Francisco del siglo XIII. Aunque por la Guerra de la Independencia francesa (1808-1814), la expropiación de bienes y tierras de la Iglesia en 1836, hicieron que terminara en el abandono, hoy en día mantiene su ábside de estilo gótico inglés.

Iglesia de San Juan

Construida en el siglo XVI sobre los restos de una primitiva iglesia románica, es de estilo plenamente renacentista, tanto el interior como exterior. De su interior destaca el retablo mayor, decorado con lienzos de Alonso del Arco, y presidido por una imagen de San Juan Bautista. Es el centro de todos los actos de la Semana Santa atencina.

Rutas de senderismo por Atienza

Una de las actividades más comunes y que atraen a muchos viajeros, es caminar por las diferentes rutas de senderismo de la zona. Atienza es cruce de rutas importantes de sus lares como: la del Cid, la del Románico Rural y la del Quijote.

  • Camino del Cid, se trata de un famoso poema castellano del siglo XII que cuenta la historia del legendario caballero Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador. En el Cantar del Mío Cid se relata el destierro que sufrió el Cid en 1088, a causa del rey Alfonso VI. Esta primera parte de la ruta del Camino del Cid cubre el viaje que realizó el famoso caballero desde Vivar del Cid (Burgos) hasta la villa de Atienza (Guadalajara).
  • Ruta del Románico Rural de Guadalajara, hace un recorrido por una serie de iglesias y ermitas de finales del siglo XII y principios del XIII. Trascurre entre páramos, barrancos y parajes de tremendos y agrestes escarpes rocosos y una de las más extraordinarias muestras del patrimonio histórico-artístico.
  • Ruta del Quijote, dicha ruta se ideó en 2005 con motivo del cuarto centenario de la magna obra de Cervantes.

Cómo llegar a Atienza

La localidad de Atienza se encuentra en la Sierra Norte de Guadalajara, a unos 30 minutos en auto de la antigua ciudad medieval de Sigüenza. Si vas por carretera es muy fácil llegar, pues desde Madrid por la autovía A-2, llegas en tan sólo unas 2 horas, desde Guadalajara en 1 hora y 15 minutos.

Por otro lado, si vas desde Zaragoza, también debemos tomar la A-2 y llegarás en unas 2 horas y 30 minutos. En caso de no contar con un auto, fácilmente puede tomar autobuses de la compañía ALSA, que salen todos los días desde Madrid-Av. América, así como desde la estación de autobuses de Guadalajara.

Un bello pueblo con mucha oferta turística para hacer de tu viaje por Guadalajara, un auténtico recorrido que supone no solo turismo, también apreciar el gran valor histórico y cultural de esta región en España, que fácilmente puede ser recorrida en un día.

Atienza fue una ciudad defensiva con una ubicación estratégica, que hoy en día le da ese toque y esencia medieval que tanto gusta a pobladores y visitantes. Sin duda es un bello paraje para conocer a fondo Guadalajara.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario