Wanaka es un pueblo de paisaje alpino, rodeado de lagos y montañas glaciares, es un paraíso secreto cargado de actividades para todos los gustos. Situado en la Isla Sur de Nueva Zelanda, ofrece una atractiva combinación de buena vida, diversión familiar y aventura.

Su ambiente relajado y alrededores inmersos en la naturaleza, enamoran a más de un viajero con sus paisajes idílicos. Aunque su ciudad vecina Queenstown, se lleva gran parte del protagonismo de la región, Wanaka refleja una esencia cargada de actividades e increíbles paisajes para apreciar la imponente naturaleza de Nueva Zelanda.

Qué ver en Wanaka

Lago y el árbol de Wanaka

El mayor encanto de esta pequeña ciudad es el lago que baña Wanaka, es uno de los lagos más grandes del país. El paisaje que se puede observar es asombroso, y si vas al atardecer mucho mejor.

Además, en este lago se encuentra el gran icono de la región, el árbol de Wanaka, que se podría decir es el árbol más famoso de Nueva Zelanda. Este sauce solitario se encuentra en el lago Wanaka, pero lo más inusual que llama tanto la atención de los visitantes, es que se sitúa dentro del lago rodeado completamente de agua, por lo que es perfecto para fotografiarse desde la misma orilla.

La estampa más famosa de Wanaka es probablemente su árbol en medio del lago. De hecho, se dice que es uno de los más fotografiados de todo el país, con su tronco ligeramente inclinado.

Caminata al Roy’s peak

Es una caminata de unas 6 horas ida y vuelta. Desde la cima del monte tienes unas vistas increíbles de Wanaka y vale mucho la pena el esfuerzo. La excursión al Roy’s Peak no es difícil, pero requiere un mínimo de condición física y perseverancia. El camino está muy bien marcado pero es una subida constante, sin ninguna tregua.

Si te gusta caminar, subir al Roys Peak es algo imprescindible que hacer en Wanaka. Se ubica entre los lagos Wanaka y Hawea, a 1,578 metros de altura es como estar en la cima de mundo. El camino es duro, porque se recorre durante 8 kilómetros sin descanso, pero vas teniendo vistas despejadas todo el rato.

Hay que llevar agua suficiente y, si quieres, algo de comida para disfrutar de las vistas desde alguna de las mesas de picnic que hay en el camino. Sin duda una experiencia asombrosa que debes realizar.

Excursión al Glaciar Rob Roy

El glaciar Rob Roy se encuentra a una hora en coche desde la ciudad de Wanaka. El sendero Rob Roy Glacier Track te lleva hacia el parque nacional Mount Aspiring, un mundo asombroso de montañas, glaciares, valles fluviales y lagos alpinos.

Podrás disfrutar de cascadas y el maravilloso monte bajo de helechos y musgos. En la línea de árboles, el bosque da paso a la vegetación alpina y a vistas espectaculares de los glaciares colgantes bajo el monte Rob Roy.

El paseo al mirador es mayormente cuesta arriba, pero la pendiente es gradual. Va ganado altura paulatinamente hasta llegar a un primer mirador con unos bancos para descansar. Desde allí, tan solo quedan unos 30 minutos hasta el segundo mirador, donde las vistas son mucho mejores.

Sin embargo, es una ruta sencilla de 10 kilómetros ida y vuelta que cruza un paisaje alpino con glaciares, ríos, lagos, cascadas y puentes colgantes.

Visitar el Parque Nacional del Monte Aspiring

Uno de los picos más altos de Nueva Zelanda es el Monte Aspiring, con 3,033 metros de altura. Es una tierra soñada de montañas, glaciares, valles fluviales y lagos alpinos. Constituye un paraíso para los excursionistas, pues ofrece una gran cantidad de paseos cortos que se concentran principalmente al final de los caminos de acceso al parque.

Cuenta con los senderos Routeburn, Dart/Rees River Circuit, Greenstone/Caples y Wilkin Valley que te brindarán excursiones más largas a través de valles hermosos, con la opción de atravesar pasos bajos de montaña.

Paseo a las Blue Pool

Las Blue Pool son unas piscinas naturales con el agua cristalina y un intenso color azulado debido a que son aguas procedentes del glaciar. Se encuentran a una hora en coche desde la ciudad de Wanaka, en dirección hacia la costa oeste.

Son realmente bonitas y dan muchas ganas de entrar a darse un chapuzón, sin embargo sus aguas congeladas y a temperaturas muy bajas no son aptas para todo el público. Puedes pasear por el bosque de hayas/tawhero y recorrer un puente colgante que cruza el río Makarora.

A ambos lados del puente podemos ver la increíble transparencia de las aguas del rio, producida por el deshielo de los glaciares de la zona. Unos metros más allá, hay una plataforma colgante desde la que se ven las piscinas naturales de un intenso e increíble color turquesa.

Desde este lugar, podrás disfrutar de vistas maravillosas del cañón del río. El camino del recorrido es prácticamente plano y muy sencillo, sin mayor dificultad. Se encuentran a 8 kilómetros de la localidad de Makarora.

El Lago Hawea

Aunque todo el protagonismo se lo lleva el lago Wanaka, su hermano pequeño no tiene nada que envidiarle. Se encuentra a tan solo 15 minutos en coche desde Wanaka, si llegas desde el norte por la State Highway 6, pasarás por el lado del lago Hawea.

Tiene un color azul hermoso y es todo un paraíso para los amantes de las actividades al aire libre. Puedes dar un paseo en barco, nadar, hacer kite surf, pasear por la orilla o simplemente tomar el sol en sus orillas.

Los campos de lavanda

Una de las visitas más románticas que hacer en Wanaka son los campos de lavanda. Un lugar precioso y muy tranquilo, los jardines de lavanda, rosas y otras flores desprenden un olor espectacular.

Con su color púrpura brillante y su distintivo aroma floral, es un hermoso paseo para disfrutar de fantásticas vistas. Uno de los más visitados es Wanaka Lavender Farm, un lugar rodeado de imponentes montañas verdes y distribuidas en 15 acres de tierras de cultivo.

Pasar un rato divertido en Puzzling World

Es una de las visitas más curiosas que hacer en Wanaka, se trata de un espacio dedicado a las ilusiones ópticas y todo aquello que pone a prueba el cerebro. Te permite ver el mundo desde una perspectiva diferente y extraña.

Hay un gran laberinto al aire libre, así como una cafetería con distintos puzzles y juegos de ingenio para que pases el rato bien concentrado. Disfruta del exclusivo Café, centro de rompecabezas y tienda de regalos.

Puzzling World está diseñado para ser una atracción agradable para todas las edades y todos los presupuestos. La entrada cuesta 22,50NZD (13€) para todo el recinto. Si solo quieres entrar en el laberinto o las salas de ilusiones ópticas el precio es de 18NZD (10€).

Contemplar el Diamond Lake desde las alturas

Aunque el agua no tiene el tono de las Blue Pools, llegar hasta el mirador del Diamond Lake es una caminata imperdible para hacer en Wanaka. Se tarda menos de una hora desde el parking en llegar a una plataforma elevada con vistas al lago y las montañas de los Alpes.

Es un sendero circular de 7.1 kilómetros localizado cerca de Wanaka, Otago, Nueva Zelanda. El sendero ofrece una serie de opciones de actividades y es accesible todo el año. A parte del lago, hay una pequeña caminata hasta un mirador donde se puede apreciar lo hermoso del lago en forma de corazón, pero también se puede continuar por los caminos y hacer una vuelta por los picos de detrás del lago y los montes.

Subir al Mount Iron

Si quieres tener unas vistas maravillosas de Wanaka y su lago sin hacer el esfuerzo de subir el Roys Peak, el Mount Iron es el lugar ideal. Te tardas unos 45 minutos en llegar hasta arriba por un camino empinado pero sencillo. Una vez en la cima, verás toda la ciudad, el lago y las montañas que lo rodean.

Después de escalar la loma rocosa, serás recompensado con increíbles vistas de 360 ​​grados de los alrededores. Contempla las vistas de los lugares de interés locales, como la cordillera de Pisa, la cuenca superior de Clutha y los fascinantes Alpes del Sur.

Desde el Parking es una media hora andando hasta la cima donde se pueden apreciar vistas increíbles del lago y las montañas. Si no tienes transporte, también se puede ir desde el mismo centro de la población.

Refrescarte en Glendhu Bay

Una de las mejores cosas que puedes hacer en Wanaka es bañarte en las aguas cristalinas y frías del lago Wanaka con unas vistas preciosas al Monte Aspiring. Este campamento tiene un entorno magnífico a orillas del lago Wanaka.

Contemplar las Thunder Creek Falls

Dentro del Parque Nacional del Monte Aspiring puedes ver una impresionante cascada de casi 100 metros de altura. Se accede al mirador por un camino muy fácil en solo 5 minutos desde el parking, la pista es apta para personas de todos los niveles.

Thunder Creek Falls está aproximadamente a una hora y media en coche. Si conduces desde Wanaka, toma la SH-6 (Haast Highway) y permanece en ella durante 92 kilómetros hasta que veas una señal “Thunder Creek Falls” y un aparcamiento relativamente grande.

Visitar el National Transport & Toy Museum

Este museo tiene una de las colecciones privadas más grandes, con más de 600 vehículos, 16 aeronaves, 50,000 juguetes y objetos variados. Entre ellos, hay la colección más grande sobre Barbies y Star Wars de toda Nueva Zelanda.

El museo es el resultado del sueño de un hombre con más de 50 años de coleccionismo, es un tesoro del siglo XX. La colección de transporte solo incluye autos antiguos y clásicos, camiones de bomberos, vehículos militares, tractores, camiones, motocicletas, equipo pesado de construcción, autobuses, barcos y mucho más.

Los juguetes son el sueño de todo niño. Hay miles de modelos de fundición a presión, mecánicos, muñecos y ositos de peluche, juguetes de hojalata, de cuerda y con pilas. Además incluye miles de artículos diversos en cada esquina, incluidas máquinas de escribir, lámparas de huracán, máquinas de coser, instrumentos musicales y utensilios de cocina.

Esquiar en los Alpes del sur

Esquiar es una de las actividades más comunes en Wanaka durante el invierno. Hay varias pistas en las montañas que rodean la ciudad, así como un montón de tiendas que alquilan todo el equipo necesario para esta actividad.

Hotel Cardrona de camino a Queenstown

A las afueras de Wanaka encontrarás uno de los edificios con más historia de Nueva Zelanda. El pueblo de Cardrona fue un importante establecimiento minero alrededor de 1860, ya que se descubrió oro en algunas minas cercanas. El hotel Cardrona era uno de los cuatro que había en el todo el pueblo y representa ese momento histórico como importante centro comercial del país.

El edificio original quedó abandonado, pero se restauró y desde 1983 se convierte en un hotel, que remonta la historia de la región.

Visitar Queenstown

Es la ciudad vecina y más cercana a Wanaka. Hay un sinfín de actividades para disfrutar de la naturaleza y, pese a no ser ni de lejos una de las ciudades más habitadas del país, es una de las más preparadas para el turismo.

Cómo llegar a Wanaka

En automóvil

Es fácil llegar ya que las principales autopistas cruzan la región, entre ellas la State Highway 6, que también pasa por Queenstown y Fiordland.

Bus

Es posible desplazarse por la Isla Sur en bus, usando los servicios de la InterCity Coachlines o de diversas empresas.

Por aire

Se puede llegar al aeropuerto de Wanaka desde el de Christchurch que opera vuelos nacionales e internacionales. Sus clientes pueden volar hasta Christchurch o Queenstown y continuar en bus o vehículo alquilado hasta Wanaka.

Un pequeño paraíso rodeado de lagos y montañas te esperan en Wanaka. Un lugar tranquilo y sereno pero que te brindará muchas actividades y en especial paisajes que te dejan sin aliento. Es un destino muy popular en los meses de invierno, especialmente entre los amantes del esquí, snowboard, senderismo y escalada por la naturaleza.

Créditos fotográficos

  • (https://www.piqsels.com/id/public-domain-photo-scvio)
  • (https://pixabay.com/es/photos/nueva-zelanda-wanaka-lago-wanaka-276854/), por Michelle_Raponi
  • (https://pixabay.com/de/photos/neuseeland-wasserfall-natur-123/), por Simon
  • (https://pixabay.com/ro/photos/lac-de-diamante-1034087/), por Photoman
  • (https://pixabay.com/tr/photos/yeni-zelanda-south-island-kartrona-3824471/), por DJHarty
  • (https://pixabay.com/sk/photos/queenstown-nov%C3%BD-z%C3%A9land-277080/), por Michelle_Raponi

  • Escribe un comentario