Montaña de la mesa es el hogar de uno de los reinos de flores más ricos del planeta, y fue elegida como una de las nuevas 7 Maravillas Naturales del Mundo en 2011. Se trata de uno de los recorridos más espectaculares que se puede emprender dentro de Ciudad del Cabo en Sudáfrica, es uno de los emblemas y símbolos de la ciudad.

La montaña forma parte del Parque Nacional de la Montaña de la Mesa, que es reconocido a nivel global por su biodiversidad única de fauna y flora autóctona de Sudáfrica. El parque abarca la cadena de la Montaña de la Mesa que se extiende desde Signal Hill en el norte hasta Punta del Cabo en el sur, incluyendo los mares y la línea costera de la península.

Desde la ciudad puedes admirar a lo lejos como una protectora a la Montaña de la Mesa, una meseta de tres kilómetros con más de 1,470 especies florales endémicas. Es una maravilla natural que vale la pena conocer y admirar, de la cual los habitantes de Ciudad del Cabo se sienten muy orgullosos.

Biodiversidad de la Montaña de la Mesa

Formada por la acción volcánica y glacial hace aproximadamente 520 millones de años, se cree que es una de las montañas más antiguas del mundo, incluso más antigua que el Himalaya y aún más antigua que los Alpes.

Su nombre actual se deriva de Taboa do Cabo, o Table of the Cape, un apodo que le dio el explorador portugués Antonio de Saldanha en 1503. Junto con la Península del Cabo, forma parte del Reino Floral del Cabo, reconocido por la UNESCO como el más pequeño de los seis reinos mundiales de plantas y el único que se encuentra en un solo país.

Parque Nacional Montaña de la Mesa

Ubicada en la Península del Cabo, Sudáfrica, la Montaña de la Mesa es una eminencia topográfica de cima plana caracterizada por una meseta de aproximadamente 3 kilómetros de lado a lado y rodeada por riscos escarpados.

La Montaña de la Mesa, en sí se traduce en inmensas rocas en la bahía, pero su belleza natural, forma peculiar de la cima plana y paisajes que se observan en el camino y desde las alturas, constituyen un espectáculo imperdible para todo viajero que desee contemplar Ciudad del Cabo.

Además, forma parte de un parque nacional protegido, que tiene algunas características notables que lo convierten en un destino fantástico para los amantes de la naturaleza.

Ya sea que esté cubierta por un manto de nubes y niebla o con un azul y despejado cielo, tendrás vistas panorámicas maravillosas de toda la ciudad, así como de la naturaleza alrededor del camino.

El punto más alto en Montaña de la Mesa está hacia el extremo oriental de la meseta, a 1,086 metros sobre el nivel del mar marcado por un cairn de piedra conocido como Maclear’s Beacon, construido en 1865 por Sir Thomas Maclear.

Se ubica en el extremo norte de una cordillera de arenisca que forma la espina dorsal de la Península del Cabo y que termina aproximadamente 50 kilómetros al sur de la ciudad.

Al sur de Montaña de la Mesa hay otra meseta más baja que se encuentra a unos 1,000 metros, llamada “Mesa posterior”, esta se extiende hacia al sur por aproximadamente 6 kilómetros hasta el valle de Constantia Nek-Hout Bay.

Cómo subir a la Montaña de la Mesa

Por el lado de Lion’s Head solo se puede subir a pie, es una caminata empinada y en algunos tramos con escaleras verticales, con un recorrido de unas 2 horas. A pesar del esfuerzo, vale la pena al contemplar la inmensidad desde la cima.

Se puede ver toda la Ciudad desde todos los puntos cardinales y apreciar realmente Ciudad del Cabo con las playas a un lado, el centro histórico en otro, y todas las montañas que son parte del parque.

Otra de las opciones es subir a Signal Hill, desde este lugar se puede subir a pie, en bicicleta o en auto. Aunque la subida es más tranquila, no es tan alta como Lion’s Head y las vistas son menos asombrosas. Sin embargo, es una buena opción para quienes no tienen la mejor condición física.

La tercera opción, y probablemente la más popular, es subir con el teleférico o Cable Car a la Montaña de la Mesa. La subida en el Cable Car puede comprarse en el lugar y hacerse el tramo de subida y bajada. El teleférico se abrió por primera vez en 1929.

Cable Car de la Montaña de la Mesa

Sus elegantes cápsulas pueden transportar hasta 65 personas cada una y tardan cinco minutos en viajar entre la estación de cable inferior y la estación de cable superior. En el camino, puedes disfrutar de panoramas de la ciudad y el Océano Atlántico. Las cápsulas giran para garantizar que todos los pasajeros tengan una vista de 360 grados.

Actividades a realizar en la Montaña de la Mesa

El enfoque y actividad principal de visitar esta montaña es apreciar las vistas increíbles de la ciudad. Desde el mirador se distingue perfectamente el puerto y las colinas lejanas, la playa de la bahía y la isla Robben, por lo que es uno de los sitios naturales y en las alturas más hermoso de todo el planeta.

Además, si eres amante de la aventura hay diversas actividades que puedes hacer para potenciar esa visita, e irte con los mejores recuerdos de Sudáfrica.

Senderismo por Montaña de la Mesa

Por supuesto, es la actividad física más popular y por excelencia entre los locales y visitantes. El recorrido es de aproximadamente 2 horas y media, pero puede tomar hasta 3 horas dependiendo del nivel y condición física de cada visitante.

Una de las rutas más conocidas es Platteklip Gorge, una escala prominente en el centro de la montaña que te da un ascenso directo a la cumbre. Aunque es una muy calurosa en verano, ya que el camino es casi sin sombra a lo largo de los 600 metros de subida desde Tafelberg Road, vale la pena al llegar y asombrarte con las vistas desde la meseta.

Otra de las rutas populares es India Venster, una ruta mucho más desafiante adecuada solo para aleatorizadores y escaladores. El recorrido dura unas 3.5 horas y, aunque es difícil, promete vistas impresionantes y la probabilidad de tener la montaña para ti solo.

En el lado del Atlántico, el ascenso más popular es Kasteelspoort, un desfiladero con vistas a Camps Bay.

Escaladas

La escalada en la Montaña de la Mesa es un pasatiempo muy popular. Hay rutas de escalada de diferentes grados de dificultad en las muchas caras de la montaña.

Las principales escaladas se encuentran en los acantilados debajo de la estación del teleférico. Solo se permiten escaladas tradicionales, ya que al ser un parque nacional protegido está prohibido perforar la meseta.

Recorridos en bicicleta

Las laderas de Montaña de la Mesa tienen muchas pistas de jeep que permiten el ciclismo de montaña. Una de las rutas más populares, es la ruta a Block House, que cuenta con señales de tránsito a lo largo del recorrido para guía de los viajeros.

Excursiones por el parque

La excursión más interesante es al cabo de Buena Esperanza, que se encuentra también dentro del parque. Este cabo es un lugar mítico en la historia de la navegación y las exploraciones.

La ruta empieza en Green Point y pasa por algunos de los barrios más elegantes de los suburbios de Ciudad del Cabo, como Sea Point, Clifton, Camps Bay y Llandudno. Sobre Clifton y Camps Bay se encuentran las formaciones rocosas conocidas como Twelve Apostles.

La carretera llega luego a Hout Bay, donde se puede visitar World of Birds, el mayor parque de aves de todo el continente africano, con más de 400 especies diferentes. Desde Hout Bay se puede seguir el Chapman’s Peak Drive, una carretera tallada directamente en el precipicio que surge del océano y que tiene fama de ser una de las carreteras más hermosas del mundo.

Más al sur se encuentra el cabo de Buena Esperanza en esta reserva se protege el reino floral del Cabo, el más pequeño y variado de los seis que hay en el mundo y es, por tanto, uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta.

De regreso a Ciudad del Cabo se puede recorrer el otro lado de la península, la costa de False Bay. La parada fundamental es Simonstown, la tercera población más antigua del país, un pueblo costero con calles bien cuidadas y un puerto deportivo. Pero lo más impresionante está en la playa Boulders, a un par de kilómetros, donde habita una colonia de pingüinos africanos.

Cuándo es el mejor momento para ir a Montaña de la Mesa

El momento perfecto para visitar Ciudad del Cabo es entre los meses de marzo a mayo, es el momento ideal para los amantes del vino, ya que es el inicio de la cosecha anual. También puedes ir en septiembre, octubre y noviembre que son meses llenos de color y la Montaña de la Mesa comienza a florecer dando una vista asombrosa de sus flores.

Además, estas estaciones cuentan con un excelente clima, con temperaturas cálidas y moderadas, que te permitirán hacer caminatas de forma agradable y mejores avistamientos.

Sin duda, visitar la Montaña de la Mesa es una de las mejores experiencias para hacer en tu viaje por Sudáfrica y Ciudad del Cabo. Un lugar natural tanto mágico como espléndido que te hará sentir en la cima del mundo, no tanto por su altura sino por las vistas panorámicas que te encuentras a su alrededor.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario