Chengdu la capital de la provincia de Sichuan, al sudoeste de China, es conocida como la ciudad natal del Panda Gigante. Es un interesante destino, con varios atractivos, tanto en la propia ciudad como en sus alrededores. Por este motivo, queremos contarte sobre los 15 mejores lugares de Chengdu.

Chengdu, China

Tradicionalmente se la conoce también como la “tierra de la leche y la miel”, gracias a la reputación ganada por la excelente calidad de sus productos. ¿Qué verás en Chengdu? Por supuesto que los enormes rascacielos característicos de este tipo de metrópolis, noches súper iluminadas y mucha gente (tiene unos 10 millones de habitantes). Pero, también te encontrarás con monasterios y templos, hermosos parques y, lo más interesante, el oso panda.

Las 15 mejores cosas que ver en Chengdu

Ver de cerca al Panda Gigante

Es la actividad más demandada de Chengdu y una buena oportunidad para tomar contacto con estos hermosos animales. El Panda Gigante es un símbolo de China y unas de las criaturas más exóticas del planeta.

Una de las opciones para ver de cerca a este magnífico animal es hacer una visita a la Base de Investigación de Crianza de Panda Gigante de Chengdu (Chengdu Research Base of Giant Panda Breeding), ubicada a 25 km de la ciudad.

Panda Gigante, Chengdu

Este centro de investigación y cría de pandas tiene la intención de ayudar a la conservación de la especie (la cual se encuentra en peligro de extinción). Cuando se considera que los pandas están en condiciones adecuadas los liberan en su entorno natural. Se encuentra situada en la Colina de Futou, en un área donde se busca simular al máximo el ambiente ecológico natural de los pandas gigantes. Cuenta con jardines, una piscina, río, plantas ornamentales, un área de bosque de bambú, etc.

Además del Panda Gigante, podrás ver de cerca otros animales en peligro de extinción, como los cisnes blancos y los pavos reales. Es también el hogar de muchas aves silvestres, mariposas y cientos de especies de insectos.

Visitar el increíble Buda de Leshan

Tomar una excursión al Buda de Leshan es un imperdible de Chengdu. Este impresionante buda de piedra, considerado como el más grande del mundo, se encuentra a solo una hora en tren de la ciudad. Cuando llegues al lugar te encontrarás con la enorme figura de más de 70 metros de altura, esculpida sobre una montaña, en la confluencia de los ríos Min Jiang, Dadu y Qingyi, cerca de la ciudad de Leshan. Una vista, sin dudas, de lo más increíble.

Buda de Leshan
Buda de Leshan

El Buda de Leshan fue nombrado como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1996 y construido durante la dinastía Tang, por lo que posee más de 1300 años de antigüedad.

Sus dimensiones son realmente únicas, tanto así que cuando lo observes desde la plataforma te sentirás realmente muy pequeño. Como para tomar dimensión de su tamaño, piensa que sus orejas miden 7 metros, mientras que cada pie 11 metros.

La mejor manera de visitar el Buda de Leshan es haciendo una excursión de medio día desde Chengdu, o bien, viajando por tu cuenta. Para eso debes tomar un bus en la terminal de autobuses de Xinnanmen o desde Chadianzi Bus Station (ten en cuenta que esta última se encuentra mucho más alejada del centro). Los buses salen frecuentemente, a partir de las 7:30 am.

qué hacer en Chengdu

Hace poco, se inauguró el tren de alta velocidad entre Chengdú y el Monte Emei (parando en Leshan), por lo que puedes achicar el tiempo de viaje. En este caso, debes dirigirte a la Estación Este y Estación Sur de Chengdú o partir desde el aeropuerto (ten en cuenta que el precio del boleto será mayor).

Una vez que llegues a la terminal de buses de Leshan, debes tomar el bus Nº3 o 13 hasta el Parque del Gran Buda, o bien, tomar un taxi (esta segunda opción es un poco más cara pero bastante más rápida).

Tip viajero: el Gran Buda es un atractivo que atrae a miles y miles de turistas, por lo tanto, ármate de paciencia e intenta evitar los horarios picos. En general, mientras más temprano puedas hacer la visita mejor será.

La entrada al Buda de Leshan cuesta 90 yuanes (lo que equivale a unos 12 EUR.

Recorrer la antigua calle de Jinli

Es uno de esos puntos de la ciudad que logró mantenerse en el tiempo, de hecho, muchas las de las viviendas que hay allí son originales de la época de la dinastía Qing. Estamos hablando la calle antigua de Jinli. Allí verás una combinación de costumbres folklóricas y cultura antigua en perfecta armonía con el estilo moderno de estas grandes ciudades chinas.

La calle Jinli se encuentra al lado del famoso Monasterio Wuhou y consiste en una serie de callejones laberínticos repletos de tiendas de artesanías, restaurantes, y cafeterías. Durante la época del reino Shu, esta calle estuvo en su máximo apogeo, puesto que era el sitio donde se comercializaban los bordados y brocados.

calle antigua de Jinli

Recorrer otra de las calles históricas de Chengdu: Kuanzhay Xiangzi

Es uno de los lugares históricos más importantes de la ciudad de Chengdu. Kuanzhai Xiangzi comprende un área formada por 3 calles paralelas llamadas Kuan Xiangzi (Callejón Ancho), Zhai Xiangzi (Callejón Estrecho) y el Jing Xiangzi (Callejón Bien).

Su origen se remonta al año 1718, lo que lo convierte en una de las zonas más antiguas de Chengdu. En el año 2008 la zona fue remodelada y, gracias a eso, hoy en día es uno de los puntos más turísticos de la ciudad. Se encuentra llena de casas tradicionales y casas de té (las mismas se distribuyen a lo largo de toda la ciudad, especialmente en esta zona). Es, también, el lugar ideal para disfrutar de la gastronomía local.

El mejor horario para pasear o recorrer la zona es por la tarde y noche, puesto que posee una intensa vida nocturna.

En Kuanzhai Xiangzi se encuentra el punto de partida de los Autobuses Turísticos que van a la Base de Investigación de Crianza de Panda Gigante de Chengdu.

Chengdu, centro histórico

Comprar ropa en Kowloon Plaza

Quizá no sea una actividad para todo el mundo, pero, no podemos dejar de mencionar este impresionante centro comercial repleto de tiendas de ropa. Lo más atractivo, quizá, es que no encontrarás allí las típicas marcas comerciales que hay en cualquier shopping, sino todos productos locales.

Puedes incluirla o no en tu paseo por Chengdu, pero, si te gusta la ropa será una linda experiencia.

Visitar el Templo Wuhou

Uno de los atractivos principales de la ciudad de Chengdu es este templo dedicado a Zhuge Liang, uno de los héroes del reino Shu y al Emperador Liu Bei. Fue construido durante la dinastía Qing, en 1672 y es conocido como Templo Conmemorativo Wuhou y uno de los templos budistas mejor conservados de Chengdu.

El Templo Wuhou cubre un área de 37 mil metros cuadrados de caminos y bosques que te deslumbrará en cada paso. El cuerpo principal del templo se divide en 5 secciones: la Puerta, la Segunda Puerta, el Pasillo de Liu Bei, el Pasillo y el Templo Wuhou. Su interior alberga unas 47 estatuas de Liu Bei, Zhuge Liang, y otros funcionarios del Reino Shu.

Se encuentra localizado en el barrio residencial del sur de Chengdu y la entrada cuesta algo de 60 yuanes (unos 7,5 EUR). El templo abre todos los días de la semana, desde las 8 am hasta las 8 pm, en los meses de mayo a octubre. Desde noviembre hasta abril el horario de visitas de 8 am a 6:30 pm.

Dar un paseo por el Monasterio Wenshu

Es considerado como uno de los monasterios budistas más antiguos de China y el mejor conservado de Chengdu.

Fue construido en los comienzos de la Dinastía Qing y, según cuenta la leyenda, su fundación se debe a un monje budista llamado Cidu. Luego de la muerte del monje, mientras su cuerpo era incinerado apareció entre los humos la figura de Wenshu, como se le llama en chino. Esto dio a pensar que el monje Cidu era una reencarnación de buda, motivo por el cual se construyó este recinto religioso, llamado Monasterio Wenshu en su honor.

En su interior verás espacios destacados, como el Salón de los Reyes Celestiales, el Salón de Mahavira, el Salón de las Tres Personas, el Salón de la Predicación y el Salón del Sutra. Este último hace a su vez de biblioteca y contiene reliquias y obras de arte de gran valor, pertenecientes a la época de la Dinastía Qing. Una de sus reliquias más importantes es el Buda de jade traída en 1922 desde Myanmar. Tampoco puedes dejar de visitar la famosa Pagoda de los Mil Budas, de 11 pisos de altura, considerada como la más alta de China.

Monasterio Wenshu, Chengdu
Monasterio Wenshu, Chengdu

El Monasterio Wenshu se encuentra abierto todos los días, desde las 8:30 am hasta las 5:30 pm y la entrada es gratuita, por lo que no puedes perdértelo.

Recorrer el Parque del Pueblo de Chengdu

Localizado en pleno centro de Chengdu, es el lugar ideal para relajarse y escapar del bullicio de la ciudad.

Con más de 112 mil metros cuadrados, es considerado como el parque más antiguo de la ciudad, construido en 1911. Antiguamente se lo conocía como Parque Shaocheng y en 1950, tras el triunfo de la revolución comunista, se lo comenzó a llamar como Parque del Pueblo.

Parque del Pueblo
Parque del Pueblo

Está formado de diferentes jardines, lagos y arroyos artificiales y zonas arbolada perfectas para realizar actividades al aire libre. Allí verás puntos interesantes como el Monumento al Movimiento de Protección del Ferrocarril, construido en 191. El mismo rinde homenaje a los mártires caídos en 1911, durante el último periodo de la Dinastía Qing.

La Isla de los Peces Dorados es uno de los puntos más concurridos del parque. Tal como su nombre lo indica, se trata de una isla a la cual se accede cruzando un puente, que fue construida en el 2014. Junto a ella se encuentra el famoso lago, rodeado de las tradicionales casas de té. Si buscas verde, podrás encontrarlo en cualquiera de los dos jardines del parque. Uno de ellos es el llamado Jardín de las Orquídeas y cuenta con una colección de más de 28 especies diferentes de orquídeas. El Jardín del Paisaje cubre un área de 2 mil hectáreas donde se recrean diferentes paisajes, como ser bosques de bambú o de pinos.

Un lugar muy curioso dentro del parque es el conocido como Mercado de los Matrimonios, en donde los padres con hijos e hijas solteros buscan pareja para ellos (aunque suene loco es real). Para la ocasión, los padres ponen fotos de sus hijos solteros, incluyendo datos personales y la condición económica, para conseguirles un pretendiente.

La entrada al parque es gratuita durante todo el año, excepto en octubre y noviembre, momento en que se celebra la Exposición Anual de Crisantemos.

Parque del Pueblo

Tomar una excursión al sistema de irrigación de Dujiangyan

Conocido como el Tesoro de Sichuan, es uno de los sistemas de riego más antiguos de China, que todavía mantiene su utilidad. Sin dudas que vale la pena conocerlo, no solo por la maravillosa obra de ingeniería que verás, sino también por los paisajes que hay a su alrededor. Se encuentra rodeado de montañas, templos y puentes colgantes que se funden con la naturaleza configurando un paisaje de ensueño.

Dujiangyan

Este impresionante sistema de irrigación fue creado hace más de 2300 años y resulta sorprendente que al día de hoy continúe funcionando. Quizá por ello es que el lugar atrae tantos turistas. El sistema creado es vital para la prevención de inundaciones, para el suministro de agua a más de 50 ciudades de Sichuan y para el riego de granjas.

La forma más fácil de ir desde Chendgu a Dujiangyan es en tren o autobús, en un viaje que dura unos 45 minutos.

Explorar el Monte Qingcheng

Es otra actividad imperdible para realizar, cerca de Chengdu. El Monte Qingcheng es considerado como el centro más importante del taoísmo y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, por sus impresionantes templos.

El monte sagrado se encuentra a 65 km al oeste de Chengdu. Posee unos 1600 metros de altura y es el sitio perfecto para tomar pleno contacto con la naturaleza. A lo largo de un circuito de cuatro horas te encontrarás con senderos que discurren entre ginkgos, ciruelos y palmeras y paisajes hermosos.

Monte Qingcheng

La mejor forma de subir al Monte Qingcheng es cruzando el lago de Yuecheng en ferry y, luego, tomar el teleférico hasta un punto ubicado a unos 20 minutos de caminata del templo de Shangqing. De esta manera te ahorras gran parte del esfuerzo físico que implica subir el monte. La vuelta podrás hacerla descendiendo a pie por la ruta oeste, que pasa por las cuevas de Chaoyang y del Maestro Taoísta.

Uno de los templos mejor conservados que verás allí es el templo de Jianfu (Jianfu Gong), ubicado en el exterior de la puerta de entrada. Actualmente es el hogar de unos 100 monjes budistas.

También podrás visitar la cueva del Chaoyang y la cueva del Maestro Taoísta que se encuentran en lo alto de la ladera del monte, construidas sobre cavidades naturales. En el exterior de la cueva del Maestro Taoísta, verás dos viejos gingkos gemelos que fueron plantados durante la dinastía Han, hace más de mil años.

A sólo 500 metros de la cima se encuentra el templo de Shangqing, fundado durante la dinastía Jin.

Tomar una excursión al Monte Emei, un destino cerca de Chengdu

El Monte Emei se localiza a solo 2 horas en autobús de Chengdu y es otra actividad recomendada para los amantes de la naturaleza. Se trata de una de las 4 montañas sagradas del budismo en China y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Fue aquí donde se construyó el primer templo budista del país, hace 1900 años. Posee unos 3 mil metros de altura y es la más alta de las montañas sagradas budistas. Además del templo original, podrás ver hasta 17 monasterios budistas desparramados a lo largo de todo el monte.

Monte Emei

Todos los años, miles de peregrinos suben hasta la Cima de Oro del Monte Emei, para visitar el famoso Templo de Oro, que se encuentra junto al monumento al Buda Samantabhadra, conocido como el Buda Puxian.

La mejor forma de subir el Monte Emei es recorriendo el primer tramo (mil metros) en el funicular, para luego continuar la travesía a pie. Finalmente llegarás a otro funicular, conocido como Jinding (allí también hay un hotel, en caso que desees pasar una noche en el lugar). El mismo conduce hasta la Cima de Oro (puedes subir caminando, pero, de ese modo el viaje se alarga bastante). La otra alternativa es tomar un autobús en Emei Shan que te llevará al funicular de Jinding en menos de 2 horas.

Monte Emei

Subir a la torre más alta de Chengdu

La mejor manera de apreciar la ciudad por completo es subir a la West Pearl Tower, una impresionante torre de comunicaciones de 339 metros de altura (¡imagina la vista que tendrás desde allí!). Quizá no sea la actividad principal de la ciudad, pero, es una linda forma de terminar el día, puesto que las vistas al atardecer son realmente bellas.

La idea original cuando se construyó la torre era ayudar a las redes de televisión de Chengdu. Con el tiempo, se fue ampliando y hoy en día contiene un restaurante giratorio con una vista de 360 ​​grados de la ciudad y un centro comercial y recreativo.

Disfrutar de un espectáculo de Ópera

La Ópera de Sichuan es una de las más famosas de China y un espectáculo imperdible. Su atractivo principal es el cambio de máscaras, momento en el cual los actores llegan a cambiar más de 10 máscaras en menos de 20 segundos para expresar emociones diferentes.

La Ópera de Sichuan puede verse en el Estadio del Templo de Wuhou cubierto, ubicado en el número 231 de la Avenida del Templo de Wuhou (Chengdu).

Ópera, Chengdu

Visita el Museo Jinsha

Se trata de un yacimiento que fue descubierto en el 2001 por accidente, que supuso el primer gran descubrimiento arqueológico en China. Tal cual como ocurre con los Guerreros de Terracota de Xian, el museo se encuentra construido sobre el mismo sitio arqueológico.

En el lugar se encontraron muchísimos artefactos de la cultura Shu de hace más de 3000 años que se encuentran allí exhibidos. Además, podrás ver los restos de los cimientos de un palacio, algunas viviendas y artefactos de oro, jade y bronce, piezas de cerámica y marfil, colmillos y astas de jabalí. Todas estas reliquias culturales datan del período comprendido entre el final de la dinastía Shang hasta la dinastía Zhou occidental.

La Sala de Reliquias y la Sala de Exposiciones son las principales del museo y se encuentran en las orillas norte y sur del río Modi, siendo dos de los edificios más emblemáticos de Chengdu.

Dar un paseo por el Puente Anshun

Es el puente más famoso de Chengdu y una belleza que vale la pena contemplar, especialmente de noche, cuando se ilumina por completo. El lugar se encuentra lleno de bares y restaurantes levantados encima de él o en sus alrededores y en los cuales podrás comer y beber algo mientras disfrutas de las vistas. Sin dudas que es una buena manera de terminar un día de viaje por Chengdu.

Puente Anshun, Chengdu

¿Cómo llegar a Chengdu?

Existen varias maneras de llegar a la ciudad de Chengdu. Una de ellas es el avión. El aeropuerto internacional Chengdu Shuangliu se encuentra a 19 km del centro de la ciudad y cuenta con numerosas conexiones internacionales y dentro de China. Desde allí debes tomar el autobús expreso número 1 que llega al centro de la ciudad.

También podrás llegar fácilmente en tren, puesto que Chengdu posee conexiones de trenes con toda China, muchas de ellas mediante trenes de alta velocidad, como el servicio de Chongqing. Y, si decides viajar en coche, podrás llegar a Chengdu por la G317 en dirección noroeste, la G318 y la G5.

Chengdu China

Así terminamos este recorrido por los 15 lugares más visitados de Chengdu y sus alrededores. Esperamos que hayas disfrutado del paseo y que no dudes en visitar esta hermosa ciudad de China. ¡Nos vemos en el próximo destino!

Escribe un comentario