La ciudad de Himeji, en Japón, es conocida por su castillo, considerado uno de los más hermosos y mejor conservados de Japón. Perteneciente a la región de Kansai, Himeji se encuentra muy cerca de ciudades importantes, como Osaka y Kioto, por eso suele visitarse en excursión desde ambas ciudades. Más allá de su impresionante castillo, del cual te contaremos todo lo que necesitas saber, esta ciudad japonesa posee otros atractivos. Sigue leyendo para descubrir todo sobre Himeji y sus encantos.

Himeji, Japón

Himeji es una ciudad pequeña, perfecta para recorrer en un día, ya sea partiendo desde Osaka en excursión o visitarla de camino a Hiroshima. Por supuesto que la visita obligada y el motivo por el que cientos de turistas visitan Himeji es su castillo. Pero, también podrás disfrutar de los hermosos jardines de alrededor de la fortaleza y de sus pintorescas calles comerciales techadas.

Ni bien llegues a la Estación de Himeji te encontrarás con una enorme avenida llena de estatuas que marcan el camino hasta el castillo. Al lado de la estación verás algunos centros comerciales de varias plantas y los famosos shotengai (las calles comerciales techadas que mencionamos en el párrafo anterior). Si deseas, puedes pasear primero por esta zona y luego ir a conocer el castillo, o al revés.

shotengai o paseos comerciales de Japón

El castillo de Himeji

Cualquier amante de los castillos feudales se volvería loco en el castillo de Himeji. Situado en lo alto de una colina, es el más grande y hermoso del país, declarado Patrimonio Mundial de la Unesco y Tesoro Nacional de Japón.

La guerra civil de Japón causó estragos e hizo que muchos de sus castillo ardieran, sin embargo, el castillo de Himeji, construido en el siglo XIV en piedra y madera, logró permanecer en pie. Al día de hoy conserva su torreón de cuatro pisos, sus múltiples puertas, pasillos, sus torretas y edificios. En el 2015 fue renovado y desde entonces sus visitantes pueden conocer su antiguo sistema de defensa, uno de los más sofisticado de la época.

Castillo de Himeji

Se lo conoce como el castillo de la garza blanca, por su apariencia de color blanco brillante que simula a una garza a punto de levantar el vuelo. En los terrenos que rodean el castillo hay más de mil árboles de cerezos en flor que decoran el paisaje, especialmente durante la temporada de sakura.

Breve recorrido por el castillo

El Castillo de Himeji está compuesto por más de 80 estructuras que fueron construyéndose con el paso del tiempo. El cuerpo central, de 46 metros de altura, data del año 1609 y algunas de sus torres y puertas fueron declarados como Bienes de Interés Cultural de Japón. Otro distintivo del castillo es su gruesa capa exterior de yeso blanco, que le otorgaron una gran capacidad de resistir a las armas de fuego, además de darle un encanto particular.

Otra particularidad del castillo de Himeji son los 997 agujeros que hay a lo largo de todas sus murallas y muros, que servían para disparar flechas o usar armas de fuego. Estos agujeros poseen diferentes formas de acuerdo al arma para el cual fueron construidos. Los rectangulares, por ejemplo, eran para el uso de arcos, mientras que los redondos, triangulares y cuadrados se utilizaban con armas de fuego.

Recorrido por el castillo Himeji de Japón

Ingreso al recinto: puente Sakuramon y puerta Otemon

El ingreso a los terrenos del castillo de Himeji se realiza atravesando el puente Sakuramon y la puerta principal Otemon. A partir de allí podrás recorrer la zona exterior conocida como Sannomaru, de libre admisión. Ten en cuenta que durante la época del florecimiento de los cerezos en flor y durante el periodo de vacaciones propio de Japón (del 29 de abril al 5 de mayo) puede haber mucha concurrencia de gente. Desde la explanada de Sannomaru podrás ver el castillo desde abajo. Prepara la cámara de fotos porque desde ese momento la visita será impresionante.

Tanto el puente como la puerta lamentablemente no son los originales, sino reconstrucciones. Al fondo del área Sannomaru, junto a la Puerta Hishi se encuentra la taquilla donde podrás adquirir los tickets entrar al castillo.

Explanada Sannomaru

La puerta Hishi-no-mon está situada entre el Sannomaru y el Ninomaru, es decir, entre la tercera y la segunda muralla o línea defensiva del castillo. Detrás de ella comienza una serie de laberínticos caminos que conducen al castillo. Fueron construidos de esa manera como una estrategia de defensa pensada para desconcertar al enemigo y retrasar un posible ataque.

Pasando la puerta Hishi-no-mon se encuentra, también, el antiguo foso Sangoku-bori. Al igual que todas las estructuras del castillo fue situado estratégicamente, a modo de defensa. Actualmente, en el lugar se encuentra el estanque Mikuni, desde el cual podrás tomar hermosas fotos del castillo.

Castillo de Himeji visto desde abajo

Otras puertas del castillo Himeji

Si sigues avanzando te encontrarás con otras 3 puertas. La primera es la puerta I-no-mon, construida en madera y con una puerta más pequeña a un lado. La siguiente es la puerta Ro-no-mon, también construida en madera y con decoraciones de varios tipos. Finalmente, llegarás a la puerta Ha-no-mon, otra de sus puertas defensivas, que por su diseño resultaba muy complicada de atacar.

La puerta Ni-no-mon es otra de las puertas defensivas del castillo, que se caracteriza por su tejado con gabletes de estilo chino y su teja con una cruz.

Tenshu o torre principal

La torre principal del castillo de Himeji es la más fotografiada y la imagen distintiva del mismo. Posee 30 metros de altura y, si bien parece tener 5 plantas, en realidad posee 6, ya que una de ellas es subterránea. Cuando ingreses al interior de la torre deberás quitarte los zapatos y llevarlos en una bolsa de plástico durante todo el recorrido. A partir de allí dedícate a recorrer el interior del castillo y admirar sus cientos de detalles.

Interior del Castillo Himeji

En cada nivel de la torre verás carteles informativos en varios idiomas donde se explican los principales rasgos arquitectónicos de cada zona. El piso más alto guarda un pequeño santuario y un mirador, que a diferencia de otros castillos no es a cielo abierto. Es decir, solo podrás admirar los alrededores del castillo a través de las ventanas que hay allí.

Jardines Kokoen

A unos 5 minutos del Castillo Himeji se encuentran estos preciosos jardines, a los cuales puedes acceder pagando un extra de 40 yenes en la entrada del castillo. Merece la pena recorrer sus 9 jardines diferentes, unidos entre sí por pasillos de tierra, riachuelos, cascadas y estanques.

Jardín Kokoen Japón

Los jardines fueron diseñados en 1992 para conmemorar el centenario de la ciudad de Himeji, siguiendo diferentes técnicas de jardinería del periodo de Edo y tienen la particularidad de ser todos diferentes entre sí.

El jardín más grande es el jardín de la residencia del señor feudal. Cuenta con un gran estanque en el cual viven unas 250 carpas. El jardín de las semillas, por su parte, posee un espacio en el que se plantan semillas de plantas típicas del periodo de Edo.

Otro de los jardines del complejo es que se construyó con la finalidad de disfrutar de una auténtica ceremonia del té japonesa (por eso se lo llama jardín de la ceremonia del té). Allí encontrarás la casa de té Soujuan, en donde podrás disfrutar de esta tradición tan japonesa.

jardines del castillo de Himeji

El jardín del arroyo es otros de los más bonitos, de estilo rural y diseño natural. En la entrada posee una pequeña glorieta de madera en la cual podrás entrar descalzo. El siguiente es el jardín de los árboles de verano, de un intenso color verde durante los meses más calurosos y marrones, amarillos y rojos en otoño. El jardín de los pinos, por su parte, es una representación de un típico bosque de pino rojo de la región del mar Interior de Seto.

En el jardín de las flores encontrarás decenas de flores típicas del periodo de Edo, tales como magnolias, arces nikko, hortensias, flores de nieve chinas, camelias japonesas, azaleas, rosales y más. El siguiente es el jardín de la colina y el estanque, llamado así por su estanque, en el cual podrás ver una roca con forma de tortuga. En el jardín también verás tres lámparas tradicionales de piedra y muchas flores.

El último jardín es el jardín del bambú, llamado así por la gran variedad de bambúes de diferentes tipos. También posee dos lámparas tradicionales de piedra y un pintoresco río de piedras que llega hasta una glorieta.

¿Cuánto cuesta la entrada al castillo y los jardines?

Castillo Himeji y jardines, Japón

La entrada al castillo cuesta 1000 yenes y el horario de visita es de 9 am a 4 pm y desde abril hasta agosto permanece abierto hasta las 5 pm.

La entrada a los jardines cuesta 300 yenes, pero podrás combinar la entrada a los jardines y el castillo de Himeji por un total de 1040 yenes. Los jardines abren de de 9 am a 5 pm en temporada baja y desde mediados de abril hasta septiembre hasta las 6 pm. La casa de té Souju-an abre todos los días de 10 am a 4 pm y el menú de matcha más un dulce tradicional cuesta 500 yenes.

¿Cómo llegar al castillo Himeji?

La forma más simple de llegar a Himeji y los jardines Kokoen por la avenida principal. Otra forma de llegar es tomando el autobús turístico circular, que sale de la dársena 6 de la estación de Himeji que lleva pasajeros hasta el castillo de Himeji.

¿Qué más se puede hacer en Himeji?

Himeji cuenta con varios museos que podrás visitar. Uno de los más recomendados es el Museo de Arte de la Ciudad de Himeji, que exhibe cientos de obras de arte japonesas y extranjeras. Tampoco dudes en visitar el Museo Juguete de Japón. Allí encontrarás una colección de más de 90 mil artículos recogidos de Japón y de todo el mundo.

Otra popular visita de Himeji es el Monte Shosha, situado al noroeste de Himeji. No dudes en visitar este bonito lugar, apartado de las muchedumbres.

Monte Shosha, Himeji

La forma de subir al monte es en teleférico, por un precio de 600 yenes ida o 1000 yenes para ir y volver. Es especialmente conocido por el templo Engyoji, un hermoso templo de madera de más de 1000 años de antigüedad. Una vez allí podrás pasear por los diferentes edificios que componen el templo, los cuales están repartidos por toda la montaña. Una curiosidad: en este lugar se filmó una escena de la taquillera película “El último samurái”, protagonizada por Tom Cruise.

Si planeas visitar Japón no dudes en viajar a Himeji y conocer uno de los castillos más espectaculares del país. El país del sol naciente posee cientos de atractivos, y Himeji es uno de ellos. Si disfrutaste del paseo comparte el artículo y síguenos en nuestras redes sociales.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario