El país Panamá es uno de los centros económicos y comerciales con mayor movimiento gracias al Canal de Panamá. Por ello, la ciudad cosmopolita y moderna es un atractivo para miles de turistas, sin embargo, también cuenta con vestigios arqueológicos que conforman Panamá la Vieja, un lugar que representa el primer asentamiento europeo en la costa del mar Pacífico.

Panamá la Vieja, fue la primera ciudad permanente fundada a orillas del Pacífico durante la era colonial. Actualmente, aunque se encuentran solo restos es un lugar fantástico para ser testigo de la historia de primera mano. Cuenta con restos de iglesias, monasterios y torreones cuyo origen se remonta 500 años atrás.

El encanto y magia que irradia se debe a que se ubica dentro de la ciudad moderna, por lo que, tienes dos mundos diferentes en un mismo lugar. Sus ruinas junto al mar conforman una postal grandiosa para disfrutar de Panamá la Vieja.

Fundación de Panamá la Vieja

Lo que hoy en día es un sitio arqueológico de alto valor histórico y cultural, fue fundado el 15 de agosto del año 1519 por Pedrarias Dávila. Posteriormente, el día 15 de septiembre de 1521 recibe el título de Ciudad, proclamado por el monarca Carlos I de España. Su primer nombre fue Nuestra Señora de la Asunción de Panamá.

Panamá La Vieja, funcionaba como un canal de comunicación, tal como una ruta comercial con destino a las famosas Ferias de Nombre de Dios y Portobelo. Dichas ferias comercializaban principalmente oro y plata, derivados de la explotación de los españoles en América que trasladan las riquezas del litoral Pacífico hacia España.

Por tanto, Panamá la Vieja fue el punto de partida de las expediciones que conquistaron gran parte de las antiguas civilizaciones existentes en Centroamérica, y a su vez era puerto de los españoles.

Al quedar destruida tras un ataque del pirata inglés Henry Morgan, a comienzos de la década de 1670, la ciudad fue trasladada a unos diez kilómetros al suroeste. Luego de la destrucción de la zona, el Mayor Juan Pérez Guzmán ordenó la evacuación de la ciudad.

Posteriormente, en 1673 se construyó una nueva ciudad a la que se denominó el Casco antiguo de Panamá. Por tanto, de lo que constituyó en su momento el primer asentamiento europeo en la costa pacífica de América, en la actualidad solamente quedan ruinas que forman el sitio arqueológico Panamá la Vieja, declarada monumento histórico en 1976.

Recorrido por el sitio arqueológico

Hoy en día, la función de Panamá la Vieja es dar la oportunidad de que turistas y público en general, puedan apreciar los restos que dan una muestra de las diferentes civilizaciones que convivieron en esta zona, tanto españoles, franceses y americanos, podrás descubrir estructuras arqueológicas maravillosas repletas de historia a lo largo de tu recorrido por Panamá la Vieja.

Monumentos principales de Panamá la Vieja

Este patrimonio histórico de carácter mundial, tiene una extensión de 28.5 hectáreas, ubicado a unos 20 kilómetros al este de la capital de Panamá. Se encuentra conformado por construcciones antiguas de un inmenso valor arquitectónico, histórico y cultural.

Algunos de los monumentos más destacables y conocidos a nivel mundial son: la torre de la Catedral, el Puente del Rey, el Puente del Matadero, ruinas de los Conventos de la Concepción, San Juan de Dios, San Francisco, la Merced, la Compañía de Jesús, el Cabildo, y muchos más que forman este asombroso conjunto.

Incluso si deseas vistas asombrosas, puedes subir hasta lo más alto de la torre de la catedral, para obtener una vista que contrasta entre lo moderno y antiguo. En total se pueden visitar unos 19 puntos arqueológicos en un área de 1.5 kilómetros, caminando por las dos antiguas calles empedradas de la ciudad.

El Fortín de la Natividad

Es una de las primeras paradas al momento de comenzar el recorrido por Panamá la Vieja, debido a que se sitúa justo antes de entrar al Centro de Visitantes. El Fortín de la Natividad era el escudo protector la ciudad antigua, con una capacidad para una docena de soldados y cuatro cañones.

Debido a que era pequeño y no tenía un gran ejército, el ataque pirata de Henry Morgan fue devastador, e incluso se dice que comenzó en este fortín.

Hospital San Juan de Dios

Continuando por el recorrido en Panamá la Vieja, encuentras el Hospital San Juan de Dios, creado dos años después de la fundación de la ciudad. No es una zona con buenos comentarios, pues según la historia era un sitio caótico con pocas normas de salubridad, por lo que muchas familias adineradas preferían atenderse en casas con médicos particulares, antes de ir al hospital.

La Catedral de Nuestra Señora de La Asunción y su Torre

La edificación en piedra cuyos restos podemos apreciar y recorrer hoy en día se comenzó a construir en 1619. En sus origines fue construida en madera, pero debido a la fragilidad del material fue reconstruida y restaurada en varias ocasiones.

Aunque lo que realmente destaca de la Catedral es su torre. Se podría decir que esta torre representa a Panamá la Vieja, pues es una estructura muy popular y llamativa. Se trata de una torre de unos 30 metros de altura, que se encuentra en muy buen estado de conservación a pesar de los años que han pasado, algo que destaca sobre los demás monumentos y además, puedes subir para obtener vistas espectaculares.

Para apreciar desde las alturas a Panamá la Vieja, tendrás que subir por 115 escalones que llevan al campanario, el cual constituye un mirador turístico actualmente. Desde arriba, verás panorámicas entre las ruinas y los edificios modernas de Ciudad de Panamá.

La Plaza Mayor

Ubicada justo frente a la Catedral, era el sitio que albergaba la cultura, religión y comercio de Panamá la Vieja. Es una zona pequeña tal vez para el tamaño de la ciudad. Sin embargo, por aquellos tiempos la población y el comercio no requerían espacios muy grandes.

El Puente del Rey

Este monumento formó parte de la ruta de acceso a la ciudad, a pesar de que es muy sencillo con un solo arco de medio punto es una obra arquitectónica de la época colonial. Fue construido sobre el río Gallinero que hoy en día se conoce como río Abajo.

En sus orígenes fue hecho en madera, pero como sucedió con la Catedral, ha tenido que ser restaurado para su conservación. Conectaba con el Camino de Cruces, por lo que este puente vio pasar todos los tesoros traídos del Perú, que debían ser transportados a Portobelo para salir a través del mar hacia España.

Puente del Matadero

Se construyó sobre el río Algarrobo debido a las subidas de las mareas, que impedían el paso por esta zona. Además, era un paso obligado para ir al Camino de Cruces, y una entrada a la ciudad.

Convento de Santo Domingo

Fue uno de los conventos más pequeños de la ciudad, dirigido por frailes dominicos. Posteriormente para 1649, el convento funcionó como casa noviciado y escuela de artes de gramática, aritmética, música y astronomía.

Casa Terrín

Fue una de las casas más grandes de la ciudad, con una extensión de toda una manzana. Debe su nombre a que su propietario Francisco Terrín.

Cabildo

Luego de las Casas Reales, el Cabildo era la edificación más importante de la ciudad. Constaba de dos plantas, junto a la Catedral. Esta casa se utilizó inicialmente como vivienda del alcalde, posteriormente en 1521, cuando Carlos V de España le otorga a Panamá la Vieja el título de ciudad, surgió el Ayuntamiento.

Convento de la Concepción

Fue la única congregación religiosa femenina que existió en Panamá la Vieja durante la colonia. Fue fundado por cuatro monjas de Nuestra Señora de la Concepción originarias de Lima.  En los campos de la congregación, que debido a su extensión ocupaba dos cuadras, se puede observar los restos de un aljibe gigante y único en su clase.

Aljibes

Panamá la Vieja tenía problemas por el abastecimiento de agua, por tal motivo se construyeron grandes aljibes para recolección y saneamiento del agua. Cuentan con capacidad para almacenar en su interior alrededor de 124,000 litros. Los que se conservan están cubierto de un muro a base de roca sobre roca y cuatro bóvedas soportadas en pilares y arcos de mampostería.

Museo de Panamá la Vieja

Si deseas aprender más sobre la historia de Panamá la Vieja y cómo propició a la creación de la actual Panamá, debes visitar el museo. Podrás observar una gran maqueta de lo que fue la ciudad y diversos objetos que se han extraído de la zona.

¿Cómo visitar y cuánto cuesta la entrada a Panamá la Vieja?

El sitio de Panamá la Vieja, recibe al año cerca de 80 mil visitantes, es un lugar que promueve la investigación arqueológica y la conservación del conjunto. El horario de visita es de martes a domingo entre 8:30 am a 4:30 pm.

El costo de la entrada es de $2 (dólares) para estudiantes, $3.50 universitarios, $5 tercera edad, $10 adultos y $15 extranjeros y no residentes. Panamá la Vieja se ubica en la Vía Cincuentenario en el Corregimiento de Parque Lefevre, en la zona sureste de Ciudad de Panamá, específicamente a unos 20 kilómetros.

¿Sabías de este destino arqueológico de tanto valor mundial? Panamá nos sorprende con paisajes y destinos increíbles como Panamá la Vieja. Un lugar lleno de encanto, historia y cultura muy cerca de lo moderno que contrasta de manera asombrosa.

Enlaces de interés con las mejores ofertas para tu viaje

  1. Encuentra los Hoteles al mejor precio aquí.
  2. Reserva tours, guías y excursiones aquí.
  3. Contrata tu seguro de viaje con 5% descuento aquí.
  4. Compra tu tarjeta SIM con Internet para tu viaje aquí.
  5. Ofertas en pack vuelo más hotel aquí.
  6. Alquila tu coche al mejor precio aquí.
  7. Consigue vuelos baratos aquí.
  8. Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario