Pocos lugares en el mundo nos recuerdan la grandeza e imponencia de la naturaleza. Hay un sitio en donde la inmensidad se hace presente y te encuentras contigo mismo ante una sorprendente uniformidad creada por la madre naturaleza. Se trata del desierto del Sahara, específicamente en Merzouga Marruecos, un lugar donde te enfrentas con una extensión de terreno abrumadora.

El desierto del Sahara es el tercero más grande del mundo, su extensión abarca varios países del norte de África, entre ellos Marruecos. El desierto de Merzouga es la perla del Sahara, una verdadera joya muy popular entre los turistas de todo el mundo, por su particularidad de ser una de las zonas donde podemos apreciar inmensas dunas de arena.

Conocido a nivel mundial por sus hermosos paisajes con asombrosas dunas que se pierden la vista. Es por ello que, Merzouga es uno de los mejores lugares para admirar su puesta de sol, así como para contemplar un magnífico cielo estrellado o realizar experiencias de aventura 4×4.

Cerca del pueblo Merzouga se encuentra Erg Chebbi, es el desierto que cuenta con las dunas más grandes de todo Marruecos, con 150 metros de altura. Estas dunas cautivan a los visitantes por su inmensidad y por el color naranja y amarillo en su arena que resalta con el sol y cielo azul. Sus dunas se pueden recorrer en todoterreno, quad, a lomos de un dromedario o, incluso, sobre una tabla de surf, practicando el sandboarding.

Por si te lo preguntas, un erg es una zona arenosa que forma parte de un desierto, por lo que visitar el desierto de Merzouga supone también un recorrido por Erg Chebbi. Es el único erg del Sahara en Marruecos, y uno de los principales puntos de partida para adentrarse en el mismo. Este increíble y fascinante arenal tiene una longitud de 22 kilómetros de norte a sur y de 5 kilómetros de este a oeste.

Qué ver en el desierto de Merzouga

Las Dunas de Erg Chebbi, en Merzouga, la parte más espectacular que ver, de hecho es el espectáculo central. Es un paisaje realmente espectacular que no deberías dejar pasar la oportunidad de visitar.

También es el lugar ideal para realizar actividades, rutas y excursiones por la zona, ya sea en 4×4, dromedarios, quads, buggies o motos. Esta zona tiene unos bellos paisajes y muchas rutas y pistas accesibles para vehículos todoterreno.

Durante el recorrido ya sea que viajes en una excursión o por tu cuenta, inevitablemente tendrás que pasar por algunos de los puntos turísticos más importantes de la región.

Puerto Tizi N’Tichka

Este es el primer punto de interés que encontrarás en el camino. Es un puerto de montaña construido para atravesar el Atlas, unos 2,000 metros de altura los que tienes que recorrer para llegar al otro lado. Hay un punto en el que puedes observar la curiosa carretera, una parada obligatoria cuando pases por esta zona.

Su nombre proviene de la lengua tamazight (bereber) significa paso de montaña difícil, y se encuentra en la cadena montañosa del Alto Atlas. Es una carretera de curvas cerradas, con mucho tráfico y repleta de grandes camiones que van a 30 kilómetros por hora.

Ait Ben Haddou

La kasbah de Ait Ben Haddou fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además de uno de los puntos más interesantes de esta excursión al desierto desde Marrakech, este Ksar es un lugar de rodaje habitual en películas muy famosas de talla internacional e incluso en series.

Ouarzazate

Desde esta zona aproximadamente comienza la ruta de las mil kasbahs. La Kasbah de Taourirt es una de las más interesantes y está ubicada en pleno centro de Ouarzazate.

Antiguamente fue el punto de parada de las caravanas procedentes del Sáhara con destino a Marrakech y otras ciudades imperiales del norte del Atlas, lo que contribuyó a su desarrollo y al enriquecimiento de su tradicional cultura

Valle de Dades

La garganta del Dades es uno de los lugares más espectaculares. El Valle de Dades tiene un paisaje salvaje, con la nieve en un lado y un semi-desierto en el otro. Su grandeza salvaje y silencio sobrenatural pueden solo ser igualados por el Gran Cañón.

El río forma el valle a lo largo de un sinuoso camino repleto de frutas, nueces, trigo, abedules y almendros, regalándonos un escenario de espectaculares formaciones rocosas. Resulta que el paisaje que vas a encontrar en todo este trayecto es absolutamente impresionante.

Debe su nombre al río que serpentea enclavado entre las montañas a lo largo del recorrido, respaldado por acantilados de color ocre, terracota y rojo. Los visitantes pueden disfrutar de hermosas Kasbahs, mansiones fortificadas, montañas atravesadas por arroyos y cañones, una variedad de paisajes que realmente vale la pena visitar.

Garganta del Todra

Las Gargantas de Todra son muy famosas entre escaladores europeos, sobre todo por franceses y españoles, porque son las más importantes del norte de África.

Se ubican al sur del Atlas es uno de los puntos a tu paso desde Marrakech a Merzouga. Son paredes verticales que hacen de este cañón uno de los lugares más increíbles del sur de Marruecos. Puedes realizar algún trekking por las montañas o atravesando el palmeral.

El pueblo Khamlia o “el pueblo de los negros”

Entre Merzouga y Taouz nos encontramos con Khamlia o el también llamado pueblo de los negros. Es un poblado de poco más de 300 habitantes, de personas de tez mucho más oscura debido a la mezcla de bereberes, árabes y diferentes tribus de origen subsahariano.

En Khamlia la mayor tribu son los bambaras, también los llaman gnawas, que es el nombre dado a los descendientes de los esclavos que provenían del África negra. Sus antepasados fueron traídos como esclavos desde el África central y del occidental, a través del desierto del Sahara, en las caravanas que llegaban al sureste marroquí.

Posterior a su emancipación de la condición de esclavos, se quedaron como nómadas desplazándose regularmente en busca de terrenos favorables. Hacia los años 50 y 60 empezaron a asentarse junto con nómadas bereberes en pueblos. Así se fundó Khamlia, donde hoy en día la principal fuente económica es la agricultura, la ganadería y también el turismo.

Ruta por los Pueblos nómadas en el desierto de Erg Chebbi

También es posible visitar los pueblos nómadas que se encuentran en la inmensidad del desierto de Merzouga. Es fascinante ver cómo viven en mitad del desierto en pequeñas casas de adobe y madera. Un experiencia totalmente auténtica y de mucho aprendizaje.

Circuito entre las dunas por las Minas de Kohl

Otra de las excursiones típicas, es visitar las minas de Kohl y los campos de trabajos de los franceses situados entre las dunas del desierto. Las minas de Kohl son minas de plomo y de zinc, que fueron explotadas por los franceses hasta que consideraron que ya no eran rentables.

El polvo de Kohl es muy utilizado hoy en día por las mujeres de Marruecos para perfilarse los ojos. Hay que tener especial cuidado por la zona ya que es fácil caer a los pozos de trabajo, los cuales pueden tener una altura de hasta 40 metros de caída.

Excursión por el desierto de Marruecos

Contratar un tour es sencillo, pues hay miles de empresas que ofrecen tours en Marruecos. Todas ofrecen las mismas excursiones a precios similares, generalmente suelen ofertas excursión de tres días al desierto de Merzouga.

Día 1: Inicio del recorrido

Por la mañana alrededor temprano te buscarán en el hotel en Marrakech, y se saldrá en dirección al sur y El Alto Atlas atravesando el puerto montañoso de Tizi N´Tichka, paradas para disfrutar de las maravillosas vistas panorámicas y tomar fotografías.

Podrás visitar la cooperativa femenina de Aceite de Argán, para conocer el proceso de fabricación artesanal, y nos explicarán las innumerables propiedades del Argán para el cuerpo humano. De allí se continua por una pista de 6 kilómetros que lleva al pueblo fortificado de Ait Ben Haddou declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Después de la visita se continua el viaje hacia Ouarzazate también conocida como La puerta del desierto y “El Hollywood de África”. En la ciudad hay varios estudios de cine entre los que se encuentran unos de los más grandes del mundo, los Atlas Studios.

Posteriormente te llevarán al palmeral de Skoura, un oasis plantado en el siglo XII por el sultán almohade Yaqub al-Mansur y compuesto por 700,000 palmeras, un sinfín de kasbahs y el Valle de las Rosas, un cultivo de apoyo que reviste una gran importancia para la población. Por la tarde, se llega al Valle del Dades para pasar la noche.

Día 2: Paseo y dunas de Merzouga “Erg Chebbi”

Por la mañana se visita la ciudad de Tingher, conocida por su magnífico palmeral, después se recorre uno de los lugares más visitados y turísticos de Marruecos, las impresionantes Gargantas del Todra, que ha formado un desfiladero de paredes verticales, de enormes proporciones y gran belleza, es el gran paraíso de los escaladores y un lugar único.

Luego continuaremos el viaje hacia el desierto, pasando por el pueblo de Tinjdad, para almorzar en el pueblo bereber de Touroug hasta llegar a las impresionantes Dunas de Merzouga “Erg Chebbi”, donde te reciben con un tradicional té de hospitalidad.

Tras un breve descanso, se parte a un paseo con los camellos en el cual podrás disfrutar de una mágica puesta de sol sobre la gran duna, cena y noche en el corazón del desierto bajo un espectacular manto de estrellas.

Día 3: Salida y retorno

Antes del amanecer puedes contemplar la salida del sol sobre la Gran Duna. En el camino de regreso hacia Marrakech pasaremos por el Palmeral de Tafilalet y el pueblo de Rissani, origen de la dinastía Alauí. Cruzaremos las mesetas de Accacia raddiana y el desierto de piedras para llegar a Alnif, donde tomaremos la carretera que atraviesa la cordillera del Anti Atlas pasando por Tizi N’tfarkhin.

Cómo llegar a Merzouga por tu cuenta

El desierto de Erg Chebbi es el más cercano a la frontera con Argelia y se sitúa en el extremo sureste de Marruecos. Desde Marrakech son algo menos de 600 kilómetros tomando la Ruta de las Mil Kasbahs, que pasa por puntos muy turísticos que puedes aprovechar. Cuenta con dos pueblos cercanos, Hassilabied y el más conocido Merzouga.

Para llegar a Merzouga es necesario disponer de vehículo, ya sea alquilado o contratando un servicio de coche con conductor privado. El transporte público es relativamente fácil para llegar a Merzouga, sin embargo el viaje puede tardar un poco más de tiempo.

 Por medio de autobús, cuentas con compañías como Supratours o CTM. El viaje tarda unas 8 horas desde Fez. La compañía CTM llega hasta Rissani, un pueblo situado a unos 40 km del desierto, desde donde puedes tomar un taxi hasta Merzouga.

Desde Marrakech el trayecto al desierto es algo más largo, por lo que es recomendable partir el viaje en dos días y descansar en la ciudad de Ouzarzate.

Cuál es la mejor época para visitar Erg Chebbi

Los mejores meses para hacer la excursión al desierto de Erg Chebbi son octubre, noviembre, marzo y abril, correspondiente a las estaciones de primavera y otoño, en estas fechas el clima es perfecto, el calor no es tan sofocante y por la noche tampoco hace mucho frío.

En verano las temperaturas se disparan por encima de los 40 grados y en invierno las noches llegan a ser bastante frías. Además en fechas de diciembre mucha gente decide ir al desierto del Sahara, ya que también son buenas fechas para viajar.

Por otra parte, para disfrutar de este viaje es necesario disponer de un mínimo 3 o 4 días, con el objetivo de que puedas recorrer todas las atracciones con tiempo suficiente y sin prisas.  

Esperamos que con esta información tengas más claro cómo visitar el desierto Merzouga y sus asombrosas dunas de Erg Chebbi. Una experiencia inolvidable y excepcional, contemplar el atardecer silencioso sobre una duna del desierto no tiene comparación alguna, es una sensación que te hará sentir diminuto bajo un inmenso arenal y las estrellas.

Escribe un comentario