Salta es conocida como “La linda” y en este post comprenderás por qué. El noroeste argentino es dueño de algunos de los paisajes más fascinantes del país, y la provincia de Salta se lleva gran parte del mérito. Salta capital es una ciudad moderna que no pierde su esencia colonial, fusionada con un impresionante paisaje verde que la rodea por completo. Sin dudas, es un destino que todo viajero debería conocer, por eso mismo te traemos esta guía completa sobre Salta y sus alrededores.

Ciudad del Salta
La ciudad de Salta vista desde lo alto del Cerro San Bernardo

En Salta las costumbres de los pueblos originarios se hacen presente en cada rincón. Las coplas, chacareras y carnavalitos suenan en sus esquinas. Las peñas inundan el ambiente con música y bailes típicos argentinos. Salta La linda es realmente merecedora de este título. Pero, no solo la ciudad en sí es maravillosa, también lo son sus alrededores. La ruta que une la localidad de Cafayate con la capital salteña transcurre por paisajes de ensueño, una combinación perfecta de quebradas de color rojizo y verdes viñedos.

Ruta por los alrededores de Salta

Para el día de hoy te presentamos una ruta por la ciudad de Salta y sus alrededores, partiendo desde Cafayate. La ruta la hemos pensado para hacerla en auto, ya sea alquilado o propio. Además, el camino desde Cafayate a Salta se encuentra en muy buenas condiciones, por lo que no tendrás problema con tu coche. Procura manejar despacio, porque el camino es muy sinuoso y ve disfrutando del paisaje.

Este recorrido también puede hacerse en transporte público o en distintas excursiones, aunque en este caso suele demorar un poco más.

De Cafayate a Salta

Antes de introducirnos de lleno a la ciudad de Salta, te contamos todo sobre la RP 68, que la une con Cafayate. Esta pequeña localidad se encuentra muy cerquita del límite con Tucumán (otra provincia que vale la pena conocer), en plena ruta del vino. La antigua y mítica ruta 40 une la localidad de Tafí del Valle (Tucumán) con Cafayate (Salta), recorriendo un paisaje encantador, que no tiene desperdicio.

El gran encanto de Cafayate, además de su paisaje, es que puede utilizarse como base de operaciones para visitar algunas de las bodegas más conocidas de Salta. Gracias a la amplia biodiversidad geográfica de Salta, es posible descubrir a fondo la región vitivinícola de los Valles Calchaquíes, rodeada de cordones montañosos de una multiplicidad de colores únicos. Aquí se encuentran los viñedos más altos del mundo, ubicados entre los 1700 y 3000 metros sobre el nivel del mar. En estas tierras se produce el emblemático vino Torrontés, un vino brillante y transparente, frutal y aromático, producto de la cepa emblema de Salta. No dejes de acompañar las tradicionales empanadas salteñas con una copa de Torrontés, será una verdadera fiesta para tu paladar.

viñedos de Cafayate

Listado de bodegas para visitar en Cafayate:

  • Antigua Bodega Vasija Secreta.
  • Bodega Domingo Hermanos.
  • Bodega El Tránsito.
  • Finca Quara.
  • Bodega El Esteco.
  • El Porvenir de Cafayate.
  • Bodega Nanni.
  • Bodega Burbujas de Altura.

También es posible pasear por los viñedos de toda la zona, ya sea los que están más próximos a la ciudad o los que están un poco más alejados. Una actividad muy demandada es alquilar una bicicleta y recorrer los viñedos, mientras disfrutas del paisaje encantador de la zona.

Al mismo tiempo, Cafayate destaca por su producción de artesanías, alfarería, plata y telar que se venden en las típicas ferias artesanales o en el Mercado Municipal de Cafayate. Otra cosa para hacer en Cafayate es conocer la Catedral Nuestra Señora del Rosario, que es una de iglesias más lindas de Salta. Construida en 1885, conserva sus cinco naves originales y su interior aloja una imagen de la Virgen sentada. Tampoco dejes de visitar el Museo de la Vid y el Vino, ubicado a dos cuadras de la plaza principal.

Iglesia de Cafayate

Quebrada de las Conchas

La Quebrada de las Conchas posee uno de los paisajes más espectaculares de Salta. Esta reserva natural alberga formaciones rocosas realmente espectaculares, en donde los colores son los protagonistas principales. Si bien predomina el rojizo, hay una amplia gama de colores, que varían según la luz del sol.

Esta quebrada es dueña de caprichosas formaciones naturales, que se extienden a lo largo de 50 km. Recorrerla te brinda la posibilidad de introducirte de lleno en la historia geológica de la región, en donde se hacen evidentes los cambios lentos, constantes y sorprendentes que afectaron a la superficie de nuestro planeta.Por eso, a medida que comiences a recorrer esta impresionante quebrada por la ruta 68, irás descubriendo formaciones geológicas de millones de años de antigüedad. Lo mejor es ir despacio y parando en los distintos lugares aptos para aparcar vehículos.

Los hitos más importantes de la Quebrada de las Conchas son (sentido Cafayate a Salta):

  • Los colorados: las primeras formaciones rocosas que verás son estos inmensos paredones rojizos con cuevas internas. Aquí es momento de hacer una primera parada y recorrer la zona a pie, mientras tomas increíbles fotografías.
Quebrada de las Conchas, Salta
Quebrada de las Conchas, Los Colorados
Quebrada de las Conchas, Salta
  • Los castillos: en este caso, la erosión sobre la roca ha dado origen a estas estructuras, que vistas de lejos parecen castillos.
  • Las ventanas: se encuentran cerca de los castillos y consisten en agujeros sobre las rocas, que simulan ser ventanas.
  • El obelisco: es otra de las formaciones más famosas de la Quebrada de Las Conchas. Se encuentra ubicada junto a la ruta y es una estructura bastante grande con forma puntiaguda.
  • La yesera: una parada imperdible para hacer dentro de la quebrada es el sendero Los Estratos, que parte de la Yesera. Se trata de una antigua mina de yeso rodeada de montículos con capas de distintos colores que se formaron hace millones de años. El trekking es gratuito y discurre por paisajes áridos y coloridos.
  • El fraile: en este caso, la roca se asemeja a un fraile (quizá necesites un poco de ayuda de la imaginación). Puede ser un poco difícil encontrarlo, aunque el camino está señalizado con rocas blancas.
  • El sapo: es otra parada rápida. Allí verás una roca con forma de sapo que ha sido adornada por los visitantes.
  • El Anfiteatro: recibe este nombre porque posee una acústica excelente, gracias a la cual fue elegido como escenario de muchos conciertos. Por ejemplo, la famosa cantante ya fallecida, Mercedes Sosa, cantó muchas veces allí. La Filarmónica de Salta también ha brindado conciertos espectaculares en este escenario natural.
  • La Garganta del Diablo: es sin dudas una de las formaciones más espectaculares de toda la quebrada. Formada hace millones de años, posee paredes inmensas y pasajes estrechos que son el resultado de una cascada prehistórica que había en el lugar.
El obelisco, Salta
El Obelisco
el anfiteatro, Salta
El Anfiteatro
Garganta del Diablo
Garganta del Diablo

La Reserva Natural de la Quebrada de las Conchas protege los recursos y bellezas paisajísticas de toda la zona. Las especies predominantes son el horco quebracho, el guayacán, el quebracho blanco, el molle, las cactáceas y dos especies de cardones. En cuanto a la fauna protegida se distingue el guanaco, el gato del monte, el pecarí de collar y corzuela, el cóndor y el loro barranquero.

¿Qué ver en Salta ciudad?

Luego de recorrer la Quebrada de las Conchas continuarás de camino a Salta por una ruta que tiene a las margaritas como protagonistas principales. Una vez en la capital salteña prepárate para descubrir una de las ciudades más bonitas de Argentina. Un sitio en donde las edificaciones coloniales se funden con estructuras modernas, mientras que las montañas, como telón de fondo, decoran el paisaje.

Salta, Argentina

¿Por qué Salta la Linda? El apodo tiene su historia. El mismo proviene de la época del Virreinato del Río de la Plata, momento en que la ciudad era un paso obligado para las personas que viajaban entre Perú y Buenos Aires. Fueron ellos quienes comenzaron a hacer alusiones a su belleza, destacando su coherencia arquitectónica, el trazado de sus calles y la conservación de las antiguas casas de ladrillo, madera y teja. Poco a poco, fue ganando popularidad como una de las ciudades más bonitas del norte del país.

Salta tiene varios atractivos interesantes: iglesias, monumentos, museos, miradores, peñas nocturnas y varias cosas más. Nuestra sugerencia es que le dediques al menos 2 días completos a recorrer la ciudad, así puedes disfrutarla tanto de día como de noche y no perderte nada.

Plaza 9 de Julio

El punto neurálgico de la ciudad y el primer lugar al que debes dirigirte es la plaza 9 de Julio, que nació como el centro administrativo y social de Salta. La plaza es tranquila y pintoresca y en su parte central posee un monumento a Juan Antonio de Arenales. A su alrededor se extiende una gran arboleda, repleta de naranjos. Las palomas son habituales en la plaza, como así también los niños alimentándolas. También es normal ver artistas callejeros, tocando o bailando música popular. Todo este conjunto hace que la plaza sea un punto muy visitado y fotografiado de la ciudad.

En sus alrededores se encuentran el Cabildo, la Catedral, el Teatro Provincial, el Museo de Arte Contemporáneo y el Museo Arqueológico de Alta Montaña, además de otros edificios históricos, hoteles, bares y restaurantes.

Plaza 9 de Julio, Salta
Plaza 9 de Julio

Partiendo desde la plaza podrás recorrer las calles Florida, Alberdi y Caseros, que son peatonales y cuentan con una gran cantidad de locales comerciales, bares y restaurantes. Las calles son empedradas y entre medio de los comercios encontrarás algunos edificios históricos.

Catedral de Salta

La Catedral Basílica de Salta y Santuario del Señor y de la Virgen del Milagro es uno de los templos más bonitos e importantes de la provincia. Construida en el siglo XIX en estilo colonial, distingue a lo lejos por su hermosa fachada de color rosado. En el interior, el color dorado y el mármol la convierten en un templo sobrio e imponente.

El interior del templo alberga el Panteón de las Glorias del Norte, en donde descansan los restos de los héroes que lucharon en la Guerra de Independencia. Los próceres que yacen allí son el General Martín Miguel de Güemes, el General Juan Antonio Álvarez de Arenales, Doña Martina Silva de Gurruchaga, el soldado desconocido y otros. Además, el complejo de edificios que componen la catedral contiene también el Museo Catedrático Monseñor Carlos M. Pérez.

Catedral de Salta

La entrada a la catedral de Salta es gratuita.

Museo Arqueológico de Alta Montaña

Este museo es uno de los imprescindibles de Salta. El museo se creó con la finalidad de resguardar y estudiar uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de los últimos años: los Niños del Llullaillaco. Los cuerpos de estos tres niños incas fueron hallados en 1999 en perfecto estado de conservación, en la cumbre del volcán Llullaillaco. Se cree que el intenso frío del lugar fue lo que permitió conservar intactos los cuerpos y todos los objetos que poseían los niños. De acuerdo a los datos arrojados por las investigaciones, los niños habrían partido desde Cuzco como parte de una comitiva ceremonial inca conocida como Capacocha.

El recorrido por el museo cuenta como fue la expedición al volcán en la cual se encontraron los cuerpos, en qué consistía la ofrenda Inca y la vestimenta de cada uno de los niños. También se expone una descripción detallada de cada uno de los objetos que fueron encontrados junto a los cuerpos.

El horario de visita del museo es de martes a domingos de 10 am a 6:30 pm, mientras que las visitas guiadas se realizan de martes a domingo de 11 am a 5 pm. Los días lunes el museo permanece cerrado. La entrada al museo para extranjeros cuesta 400 ARS y para turistas nacionales 300 ARS.

Cabildo de Salta

El Cabildo de Salta es otro de los edificios que se encuentran alrededor de la plaza 9 de Julio. De gran importancia histórica, fue sede del gobierno de la ciudad por más de 2 siglos. En 1939 fue declarado Monumento Nacional y en su interior funciona el Museo Histórico del Norte, que exhibe una colección de objetos antiguos, como herramientas y armas. El Museo Colonial de Bellas Artes también se encuentra en el interior del Cabildo y es otra visita que vale la pena hacer.

Cabildo de Salta

Convento de San Bernardo

Es otro de los edificios históricos que se encuentran alrededor de la plaza de Salta. De estilo colonial, fue la primera construcción religiosa de la ciudad. Si bien no se puede visitar su interior, ya que es un convento de clausura perteneciente a la orden de las Carmelitas Descalzas, vale la pena verlo por fuera. Sus puertas exteriores, de color amarillento y el campanario con el cerro San Bernardo de fondo le dan un toque especial.

El único sector abierto al público del convento es en donde se venden los rosarios consagrados y bendecidos para quienes visitan el santuario de la Virgen del Cerro. Más adelante te contamos sobre este importante punto de peregrinación.

Iglesia de San Francisco

Es otro templo imponente de Salta. De color rojizo y dorado, impresiona por los detalles en su torre campanario y es sin dudas uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Fue fundada en el siglo XVI por la orden los franciscanos y su interior alberga el Museo del Convento, en donde se exponen obras de arte del siglo XVIII y XIX, muebles de estilo colonial y más. Su torre campanario de 54 metros de altura es la más altas de Sudamérica.

Iglesia de San Francisco

La encontrarás a unos 100 metros de la plaza principal, en la esquina de Caseros y Córdoba. En 1941 fue declarada como Monumento Histórico Nacional, gracias a su arquitectura e importancia como templo católico. Además de visitar la Iglesia, cuya entrada es gratuita, te sugerimos que visites el Museo de Arte Sacro, ubicado justo al lado de ella.

Paseo Güemes

El General Martín Miguel de Güemes, fue clave en la lucha de la independencia y es considerado un héroe nacional. Por eso mismo, no debe extrañarte ver su nombre en muchos rincones de la ciudad. El Paseo Güemes, por ejemplo, es otra cosa interesante para hacer en Salta. Desemboca en el Monumento a Miguel de Güemes, en un espacio rodeado de un intenso color verde (y amarillo y rojizo si viajas en otoño). El monumento muestra la figura de Güemes montado a caballo y las escalinatas que llevan a él fueron levantadas con piedra de los cerros circundantes. Ya sea para dar un paseo o tomar un descanso, es un sitio que vale la pena visitar.

Detrás del monumento se encuentra el Museo de Antropología de Salta, desde el cual sale el camino para llegar a pie al cerro San Bernardo.

Museo de Güemes

Es otro sitio destacado de la ciudad, especialmente si te interesa la historia. Consiste en un recorrido audiovisual de 45 minutos en donde se cuenta la historia de Martín Miguel de Güemes y las guerras de los gauchos contra el Imperio español. El museo posee 10 salas en total y fue construido dentro de la misma casona en donde vivió la familia Güemes.

El horario de visita del museo es de martes a domingo de 11 am a 7 pm.

Cerro San Bernardo

Es un imperdible de Salta, así que no dejes de visitarlo. Las vistas que tendrás desde lo alto son increíbles. Subir los más de mil escalones que llevan al mirador es una experiencia ideal para los amantes de la actividad física. En el recorrido hasta la cima verás las estaciones del Vía Crucis, que se coronan con la imagen del Cristo en la cumbre. En caso que la actividad física no sea lo tuyo, o simplemente prefieras una opción más cómoda, puedes hacer uso del teleférico. También es buena idea subir caminando y bajar en teleférico, de modo que puedas vivir ambas experiencias.

Acceso a las escalinatas del Cerro San Bernardo
Acceso a las escalinatas del Cerro San Bernardo
mirador cerro San Bernardo

Ya en la cumbre encontrarás una vista panorámica de la ciudad de Salta y los cerros que la circundan realmente especial. Vale la pela apreciar estas vistas tanto de día como de noche, ya que son muy distintas una de la otra. También podrás reponer las energías de la caminata comiendo unas empanadas salteñas en el restaurante que hay en lo alto. De más está decir que las vistas desde allí también son increíbles. El complejo cuenta también con un área de juegos para niños, baños gratuitos y una feria de artesanos.

Teleférico San Bernardo

La forma más usada por los turistas para subir a lo alto del cerro es en teleférico. Esta impresionante obra diseñada en hormigón se construyó en base a un gran respeto por el entorno natural que lo rodea. El Complejo Teleférico tiene su estación de salida en el Parque San Martín, mientras que la estación de llegada se encuentra en la cumbre del Cerro San Bernardo. El mismo recorre una distancia de más de mil metros entre ambas estaciones, sorteando una diferencia de altura de casi 300 metros. El recorrido dura unos 10 minutos y las vistas son realmente hermosas.

Teleférico San Bernardo
Teleférico San Bernardo
Teleférico San Bernardo

Parque San Martín

Si bajas desde el Cerro San Bernardo en teleférico no dejes de visitar este gran espacio verde de la ciudad. El parque San Martín abarca alrededor de 6 manzanas y posee un pequeño lago artificial en el que se puede alquilar un bote o hidropedales para navegar. Dentro del predio del parque funcional el Museo de Ciencias Naturales y una feria de artesanos, en donde se venden productos regionales.

Parque San Martín, Salta
Lago del Parque San Martín

Virgen del Cerro

La visita a la Virgen del Cerro en Salta movilizaba años tras año a miles de peregrinos de todos los rincones del país. Ubicado en la cima de uno de los cerros que rodea a la ciudad de Salta, el Santuario de la Virgen del Cerro es otro sitio que vale la pena visitar.

La historia comienza en 1990, cuando la Inmaculada Madre del Divino Corazón Eucarístico de Jesús se le aparece a una mujer salteña, María Livia. Posteriormente, se construyó el santuario de la Virgen con piedras y lajas obtenidas del mismo lugar. La mano de obra fue aportada por los mismos peregrinos, a fin de cumplir el pedido de la Virgen de construir un altar para que María Livia pudiera hablar con los fieles.

Desde ese entonces, la Virgen del Cerro y María Livia visitadas todos los sábados del año por miles de fieles.

Peñas nocturnas

Salta, además de ser famosa por su belleza natural y arquitectónica, destaca por sus peñas. Allí se reúnen música y platos típicos en una de las costumbres más populares del norte argentino. La calle Balcarce concentra la mayor cantidad de peñas, algunas muy famosas y recomendadas, como La Vieja Estación.

Asistir a las peñas es la mejor forma de probar algunos de los platos típicos de la región, como la humita o los tamales. Pero, sin dudas que las grandes protagonistas son las empanadas salteñas, que tienen como ingrediente estrella la papa y la carne cortada a cuchillo. Además de buena comida, disfrutarás de shows brindados por artistas locales, al ritmo de la guitarra y el bombo.

Una de las peñas más emblemáticas de la ciudad es, sin lugar a dudas, la peña Balderrama, considerada como el templo mayor del folklore. Se encuentra situada en la esquina de San Martín y el canal Esteco, en una zona muy tranquila de la ciudad. Luego de transitar la calle San Martín, que está repleta de vendedores ambulantes y puestos callejeros, llegarás a este rincón tranquilo de la ciudad. La peña Balderrama originalmente fue una picantería y era el punto de encuentro de artistas y bohemios salteños, que se reunían allí a cantar y componer canciones y poemas.

Mejor época para viajar a Salta

Salta posee un clima agradable durante la mayor parte del año. Durante el verano la temperatura promedio es de 23°C aproximadamente, mientras que en invierno la temperatura promedio ronda los 12°C. Los meses más lluviosos son desde febrero hasta marzo, mientras que de marzo a noviembre predominan los días soleados. En cuanto a la belleza paisajística, sin dudas que el otoño es la mejor época para visitar Salta. La mezcla del verde del valle, con el amarillo y rojo de las hojas de los árboles le dan un encanto especial al paisaje.

¿Qué más se puede ver en los alrededores de Salta?

Además de Cafayate y la Quebrada de las Conchas, hay muchos otros atractivos interesantes en los alrededores de Salta. Algunos de ellos son:

  • San Antonio de los Cobres y Tren de las Nubes: el tren a las nubes te lleva a través de paisajes increíbles. Es una experiencia de un día completo, que no puedes dejar de hacer si cuentas con el tiempo suficiente. Actualmente, el recorrido se redujo a un tramo desde San Antonio de los Cobres hasta el viaducto La Polvorilla, sin embargo, es una experiencia altamente recomendada.

La travesía comienza muy temprano en Salta ciudad, desde donde partirás en bus hasta la localidad de San Antonio de los Cobres. Por el camino se van haciendo paradas estratégicas para conocer la historia del lugar, por ejemplo, en el Campo Quijano y el viaducto El Toro. Una vez en San Antonio comienza el viaje en tren que llega hasta una altura espectacular, de allí el nombre Tren de las Nubes.

El Tren de las Nubes es el 4º más alto del mundo sin usar cremallera. Su sistema de viales fue inspirado en el vuelo del cóndor y el movimiento de las cabras, ya que orografía en esta parte de Argentina es particularmente complicada. Desde Salta (a 1100 metros de altura) el tren se asciende hasta los 3700 metros en San Antonio y llega hasta los 4200, en la Polvorilla.

  • Cachi es conocido como el pueblo de la eterna primavera, gracias a su buen clima y el ambiente florido y verde de sus valles. Es un pueblo en el que vale la pena quedarse un par de días y disfrutar de sus antiguas calles empedradas y casitas de adobe. La distancia a Salta son 162 km, aunque lo más recomendable es ir desde Cafayate.
  • Parque Nacional Los Cardones: siguiendo desde Cachi hasta Payogasta puedes conocer este hermoso parque de más de 65 mil hectáreas llenas de cardones de todas las especies y tamaños. Luego de atravesar la Cuesta del Obispo y la Quebrada de Escoipe, la ruta se une a la 68 y sigue hacia Salta ciudad.

En conclusión, necesitarás una semana para recorrer tanto Salta ciudad como sus alrededores. Si tienes tiempo, es buena idea combinar el viaje con la provincia de Jujuy, que posee un encanto especial, al igual que Salta. Esperamos que te haya gustado el artículo y sirva de inspiración para conocer el norte argentino.

Créditos fotográficos

- [Nombre de a foto según banco de imágenes] ([url de donde la encontramos]), por [Nombre del autor] / CC BY ([url de la licencia])

Escribe un comentario