Treviso es una pequeña ciudad italiana de la región de Veneto que puedes recorrer tranquilamente en un día. Ubicada a 30 kilómetros de Venecia, es una localidad encantadora que se destaca por sus muchos atractivos, incluyendo varias tiendas de lujo. Al mismo tiempo, se encuentra rodeada de varios canales, pequeños molinos y antiguas villas que configuran un entorno encantador.

Treviso, Italia

Treviso es una ciudad que se caracteriza por buscar mantener siempre una adecuada calidad de vida, lo cual puede notarse, por ejemplo, en sus autobuses alimentados a metano o en las zonas verdes de la ciudad, perfectamente cuidadas. Por otro lado, es el destino ideal para quienes huyen del ajetreo de las grandes ciudades. La vida en Treviso es tranquila y silenciosa.

Veremos, a continuación, cuáles son los atractivos principales de Treviso y todo lo que puedes descubrir en esta encantadora ciudad.

¿Qué ver y hacer en Treviso?

Treviso se caracteriza por sus calles serpenteantes y sus canales, similares a los de Venecia, que son dignos de ser visitados y el motivo principal por el cual la ciudad años tras año recibe cada vez mayor cantidad de turistas.

Todo el casco histórico de la ciudad estaba rodeado por una gran muralla que antiguamente cumplía funciones defensivas contra los ataques e invasiones enemigas. Sus enormes muros y los fosos llenos de agua aislaban y protegían la ciudad, al mismo tiempo que le otorgaban una ventaja competitiva. En ese momento, el acceso a la ciudad se realizaba mediante tres puntos, ya fuera por tierra o por agua.

Tip viajero: no dejes de visitar las 3 antiguas puertas de entrada a la ciudad, conocidas como la Puerta de San Tommaso, la Puerta de Altinia y la Puerta de Santi Quaranta.

Plaza de los Señores y alrededores

Para iniciar el recorrido por Treviso puedes acercarte a la Plaza de los Señores (Piazza dei Signori), ubicada en el centro y corazón de la ciudad. Además de ser el punto de partida del recorrido turístico por la ciudad, funciona como lugar de encuentro y reunión de los trevisanos, que se concentran allí para charlar o pasar el rato. En su alrededor hay varios puntos interesantes.

La Torre Cívica es el edificio más alto de la ciudad y un punto emblemático. El 7 de abril de cada año suena una campana desde lo alto de la torre. El motivo es recordar el aniversario del bombardeo a mando de las fuerzas aliadas que sufrió la ciudad en 1944, durante la Segunda Guerra Mundial.

Piazza dei Signori, Treviso

El Palacio del Podestá es otro de los edificios históricos que rodea la Plaza de los Señores. Data del año 1400 y allí residía la persona que administraba los territorios y mantenía el orden público, conocida como el “Podestá”.  Destaca, también, el Palacio de los Trescientos que recibe este nombre porque allí se reunían 300 miembros del Consejo Comunal. Este hermoso palacio fue duramente castigado durante la guerra, y a pesar de haber sido completamente restaurado, aún se observan vestigios del conflicto bélico en sus muros.

Desde la plaza parte la calle principal de Treviso, la Via Calmaggiore también conocida como Calle Mayor. Allí encontrarás una multitud de tiendas, entremezcladas con hermosos palacios y pórticos que hacen a la belleza del paseo. Durante la Edad Romana esta calle coincidía con otra importante calle de la ciudad llamada Cardo Maximum. Hoy en día, bajo petición, se puede visitar un pedazo de esta carretera antigua.

Via Calmaggiore, Treviso

Durante el recorrido por esta bonita calle te encontrarás con una fuente que difícilmente vuelvas a ver en otro lugar del mundo: La Fuente de las Tetas. Recibe este nombre porque literalmente el agua sale de los pechos de una mujer tallada en mármol. Cuenta la historia, que cuando el gobernador tomaba posesión de la ciudad, por uno de los pechos de la estatua emanaba vino tinto y por el otro vino blanco.

El Duomo: la catedral de Treviso

La catedral de Treviso es el templo religioso más importante de la ciudad, ubicada frente al Palacio de los Trescientos. Fue construida en el siglo XII y está dedicada a San Pedro Apóstol. En 1768 el templo fue demolido y reconstruido en estilo neoclásico, por lo que poco queda de la estructura original románica. Sólo se conservó la cripta, la cual alberga las tumbas de los obispos de la ciudad. Al igual que muchos edificios de Traviso, la catedral sufrió las consecuencias del bombardeo ocurrido el 7 de abril de 1944.

En su interior se encuentra la Capilla Malchiostro, que alberga un hermoso fresco dedicado a la Inmaculada Concepción, pintado por Antonio Berni. Otro detalle de la iglesia es su campanario inacabado que, según cuenta la historia, fue detenido por el gobierno de Venecia para evitar que sea más alto que el de la Basílica de San Marcos.

El Duomo de Treviso

Iglesia de San Nicoló

Es otro templo importante de la ciudad de Treviso. De estilo gótico, fue construida en el siglo XII por los frailes dominicanos y actualmente es la más grande de la ciudad. Su interior alberga varios frescos pintados por Tomaso da Modena. En su mayoría son retratos de los mayores representantes del orden.

Paseo por el barrio Vicolo Molinetto

Es uno de los barrios más hermosos de la ciudad y un atractivo que no puedes perderte. Allí podrás disfrutar de un paseo por el parque y ver el antiguo molino que hasta el día de hoy continúa funcionando. Si eres amante de los shoppings deberás conocer entonces la isla Pescaria, el sitio más animado en la ciudad, donde podrás adquirir recuerdos del viaje y regalos.

Paseo por el río Sile

Es imposible visitar esta ciudad rodeada de canales y no realizar un paseo por los mismos. El río Sile es el que discurre alrededor de las murallas y recorrer su orilla es un imperdible de Treviso. Es la mejor oportunidad para despejar la mente, mientras disfrutas del paisaje compuestos por los canales salpicados de puentes y jardines. El Puente de Dante (llamado así porque aparece en La Divina Comedia) es uno de los puntos del recorrido que no puedes perderte.

Treviso, canales

La Casa dei Carraresi

Es el museo más importante y conocido de la ciudad y el lugar perfecto para los aficionados del arte. Si bien no cuenta con una exposición permanente, durante todo el año se celebran eventos de lo más variados que reúne a artistas de todo el mundo. El edificio es pequeño, pero está muy bien conservado, además de que las exhibiciones que se realizan son de gran calidad.

Visita las ciudades cercanas

En caso que hagas base en la ciudad de Treviso, puedes aprovechar y visitar alguna de las ciudades que se encuentran cerca. Venecia, por ejemplo, se encuentra a pocos kilómetros y se puede llegar en tren en 30 minutos. Otra interesante ciudad cerca de Treviso es Padova y, un poco más lejos, la hermosa ciudad medieval de Palmanova.

¿Qué comer en Treviso?

La ciudad posee historia, cultura y una interesante gastronomía. Entre sus ingredientes principales se encuentra el radicchio (achicoria), con el cual se realiza el plato estrella de la ciudad: el risotto al radicchio. Existen varias formas de preparar este plato, por ejemplo, a la plancha, al horno, entre algunas soluciones, etc. La mejor época para degustarlos es durante el otoño y el invierno, ya que es un plato caliente.

Otro plato típico de esta ciudad es el pescado frito, que puede comerse en varios de sus restaurantes, por ejemplo la Tavernetta Butterfly, cerca de la plaza Burchiellati.

A la hora del postre aparece el imperdible tiramisú, un invento de Treviso que hoy se come en todo el mundo. Podrás comer uno de los mejores tiramisú de la ciudad en la antigua Pasticceria Nascimben en Viale Luzzatti. Por supuesto, que no puede faltar el helado, otra especialidad de Treviso. Una de las heladerías con más renombre es la llamada Heladería Dassie, ubicada en la calle Sant’ Agostino 42. ¿Qué tiene de especial? sus sabores peculiares que salen de lo tradicional, por ejemplo el hado de chocolate con jengibre.

qué comer en Traviso

Una de las comidas favoritas de la ciudad es el aperitivo de las 7 pm, momento en el cual los bares de la ciudad se llenan de jóvenes que se reúnen a tomar un vino o una cerveza, acompañado de una tabla de quesos.

Si viajas a Treviso a finales de junio podrás disfrutar de la famosa Festa dei Buranelli, en la cual se realizan conciertos y espectáculos de todo tipo. Además, es la mejor oportunidad para disfrutar de los mejores platos y vinos de la zona.

¿Cómo llegar a Treviso?

Una forma simple de llegar a Treviso es en coche por medio de la autopista A27, tomando la salida Treviso Norte y Treviso Sur. Puedes llegar también tomando la autopista A4, salida a Cessalto.

Otra alternativa es llegar en tren, usando las líneas ferroviarias Venecia-Udine, Venecia-Belluno o Vicenza-Treviso. En todos los casos el trayecto dura unos 30 minutos.

Por otro lado, debes saber que Treviso cuenta con aeropuerto propio (se encuentra a unos 3 km de la ciudad y 20 km de Venecia) y es utilizado por varias compañías aéreas, entre ellas Rynair o Wizzair. Es una buena opción en caso que busques vuelos más económicos, aunque no dispone de las frecuencias y rutas variadas que poseen los aeropuertos más grandes.

No dejes de conocer la encantadora ciudad de Treviso y sus canales. La experiencia será de lo más completa y no te arrepentirás.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario