San Ignacio es un hermoso lugar que alberga las ruinas de las misiones jesuíticas, una de las excursiones más típicas para hacer desde Puerto Iguazú. También conocidas como las ruinas jesuíticas de San Ignacio Miní, son las mejores conservadas de los siglos XVI y XVII.

Las Ruinas de San Ignacio constituyen uno de los mayores exponentes en el mundo Jesuítico, destacadas por sus misiones en la Región del Litoral argentino. Debido a ello, la excursión tiene un gran contenido histórico y cultural.

Es unos de los lugares más tradicionales e importantes para conocer en la provincia de Misiones, no solo por su historia sino además por lo bello de transitar ante las rutas misioneras y apreciar sus paisajes.

Un poco de historia sobre las ruinas de San Ignacio

No podemos empezar a hablar del recorrido sin antes conocer la importancia de estas ruinas. Pues, durante casi dos siglos estuvieron ocultas en la espesura de la selva, pero actualmente es uno de los lugares de visita obligatoria en San Ignacio.

En cuanto a las misiones jesuíticas, eran pueblos fundados a partir del siglo XVII por la orden religiosa católica de la Compañía de Jesús, que tenía como objetivo evangelizar a los pueblos indígenas guaraníes que ocupaban el territorio de Argentina, Paraguay, Brasil y Uruguay.

Fueron fundadas en el año 1610, con un trazado urbano destacable, una iglesia, talleres y colegio, la Plaza de armas donde aún se conserva parte del Reloj de Sol, las Viviendas Guaraníes, las Residencias de los Jesuitas, el Cabildo, la Cárcel y hasta el Cementerio, son edificaciones que asombran en la actualidad a todos los viajeros que recorren el destino.

Se les suele llamar las ruinas de San Ignacio Miní, ya que en guaraní “Miní” significa pequeño haciendo referencia a la zona en aquella época. Con el tiempo, específicamente por el año 1940 se inició la reconstrucción de las ruinas que habían sido sepultadas por la selva, y hasta el día de hoy es una de las atracciones más visitadas.

Recorrido por las ruinas de San Ignacio

Algunos de los inmensos muros de piedra roja, se han mantenido en pie a pesar de los años y todavía muestran restos de la decoración barroca ornamentadas con figuras de ángeles, palomas y flores.

Edificios de la plaza principal

La ruta de excursión abarca lo que en su momento fue la plaza de armas, el cabildo, el cementerio, la iglesia y la casa de los padres.

Su objetivo primordial era para las misiones jesuíticas, por lo tanto, la iglesia conforma una de las edificaciones más impactantes y visitadas en el recorrido. Su fachada es de estilo barroco con ladrillos rojizos representativos.

Su interior de 74 metros de largo por 27 metros de ancho, alcanzaba los 15 metros de altura en sus orígenes. Sin embargo, en la actualidad se pueden ver 10 metros de altura en sus muros laterales.

En el altar mayor era donde sepultaban a los Jesuitas, allí se encuentran José Cataldino y Simón Masceta, ambos fundadores de esta misión. También puedes apreciar los talleres, el colegio, viviendas de los religiosos y los nativos.

Museo de las ruinas de San Ignacio

También se puede visitar un pequeño museo que guarda restos arqueológicos de gran valor, como piedras labradas, herramientas e instrumentos musicales, entre otras cosas.

En el museo hay una maqueta con la distribución urbana de la reducción, con la Iglesia que era la construcción más alta, a su derecha se ve el cementerio, dividido en 4 sectores, por dos calles que se cruzaban.

También hay estructura llamada cotiguazú donde vivían las viudas, huérfanos y ancianos, que eran ayudados y sostenidos por toda la comunidad. En el medio de la maqueta se encuentra el patio central o el de armas.

Ruinas jesuíticas cercanas

Las ruinas de San Ignacio de Miní, se ubican muy cercanas a otras tres reducciones de las misiones jesuíticas, que también pueden visitarse. Fueron declaradas Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1984.

Santa Ana La Mayor

A solo 16 kilómetros de las Ruinas de San Ignacio Miní se encuentra Santa Ana La Mayor, una reducción Jesuítica que albergó unas 2,000 almas de guaraníes.

Como toda reducción, su distribución se mantiene en torno a una gran plaza central, frente a la que destacaba la iglesia.

Ruinas de Nuestra Señora de Loreto

Estas misiones o reducciones datan del siglo XVII. Nuestra Señora de Loreto fue fundada en 1610 y trasladada en 1686, a unos 50 kilómetros de la capital provincial Posadas.

Las ruinas están cubiertas de vegetación y no tan bien conservadas ni reconstruidas como las de San Ignacio Miní o Santa Ana.

Santa María la Mayor

Se encuentra sobre una colina en la que hoy se pueden observar las ruinas de la reducción, que incluía una iglesia, plaza, cárcel y ranchos de adobe para los indígenas. En esta misión jesuítica funcionó una imprenta, cuyas obras figuran entre las primeras publicadas en lo que hoy es territorio argentino.

Espectáculo nocturno

Por las noches hay un show de luces y sonido en el que se proyectan hologramas sobre los muros de las ruinas. Durante el espectáculo, se narra la historia de un poblador para relatar como era la vida en aquellas épocas.

El espectáculo es entretenido y muy interesante en cuanto a su historia, lo que nos permite hacernos una idea de la forma de organización de las reducciones y los conflictos que debían enfrentar en esos tiempos.

Otros destinos cercanos

Además de visitar las ruinas de San Ignacio Miní, puedes hacer un recorrido más largo y visitar otros pueblos cautivadores:

  • La casa museo de Horacio Quiroga, uno de los escritores más reconocidos de América Latina, de origen uruguayo. Se inspiró en los paisajes selváticos para algunos de sus cuentos, viviendo por muchos años en la provincia de Misiones.
  • Las playas del río Paraná, en las cercanías también puedes conseguir playas para tomar el sol.
  • Parque provincial Teyú Cuaré, creado en 1989, cuenta con alrededor de 78 hectáreas de superficie y está considerado uno de los sitios de mayor interés geológico, botánico y zoológico de la Provincia de Misiones. Sus cavernas naturales sirven de refugio a numerosas especies de murciélagos.

Cómo llegar a las ruinas jesuíticas de San Ignacio

La provincia de Misiones se ubica en el noroeste argentino. Saliendo de Puerto Iguazú se recorren 240 kilómetros por la Ruta Nacional nro. 12, pasando por diferentes ciudades y pueblos de la Provincia de Misiones en un ambiente paisajístico donde se pueden observar las diferentes características geográficas de la región.

Las principales rutas que nos dan acceso a las ruinas de San Ignacio son:

  • La ruta nacional 12, que en su tramo misionero une Posadas con Puerto Iguazú, por uno de los extremos del territorio provincia. Esta ruta comunica al Sudoeste con Santa Ana y Posadas, y al Nordeste con Gobernador Roca y Puerto Iguazú.
  • Y la ruta nacional 14, que atraviesa la provincia por el centro del territorio hasta Bernardo de Irigoyen y sigue hacia Brasil.
  • Otra vía de comunicación es la ruta provincial Nro. 210, que la comunica al Sur con el pueblo de Domingo Savio, ubicado dentro de los límites del municipio.

Horarios y tarifas de visita a las ruinas de San Ignacio

En relación a los horarios, puedes visitarlo todos los días de 07:00 a 19:00 horas. El recorrido normalmente dura unas 2 horas aproximadamente. Si vas a visitar estas ruinas, puedes pagar con efectivo y tarjetas de crédito o débito, a los siguientes precios en pesos argentinos:

  • General: $350 pesos.
  • Residentes Latinoamericanos: $330 pesos.
  • Residentes Argentinos: $260 pesos.
  • Residentes Misioneros: $50 pesos.
  • Jubilados Argentinos (con carnet): $130 pesos.
  • Jubilados Provinciales (con carnet): $30 pesos.
  • Menores de hasta 5 años y personas con discapacidad no tienen costo de ingreso.

La cultura e historia es algo que nos interesa como viajeros para aprender más sobre el destino visitado, y en las ruinas de San Ignacio serás testigo de una imponente arquitectura milenaria, que se mantiene en excelente conservación. Siendo un lugar interesante para conocer el legado de los jesuíticas en la provincia de Misiones.

Es un destino turístico muy visitado, pues además de su belleza, por la relevancia que representan las misiones jesuíticas para la religión católica.

Las ruinas de San Ignacio, representan un destino de gran valor cultural en Argentina. Una asombrosa visita que te deleitará con sus muros enormes de colores anaranjados sobre la hierba verde, un paisaje agradable para recorrer.

Créditos fotográficos

  • Ruinas jesuíticas de San Ignacio, Misiones, Argentina (https://web.archive.org/web/20161017212731/http://www.panoramio.com/photo/48687357), por rodoluca / CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.en)
  • Fachada del Frente de la iglesia, foto tomada desde el patio central de las ruinas (https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Ruinas_Jesu%C3%ADticas_de_San_Ignacio_Mini.JPG), por Marina Ramos / CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.en)
  • Conjunto Jesuítico de Santa Ana (https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Ruinas_Jesu%C3%ADticas_de_Santa_Ana.JPG), por Cecilia de la Vega / CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.en)
  • Iglesia (https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Ruinas_Loreto_Iglesia_03.jpg), por CarlosBrys / CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0/deed.en)
  • Misión jesuítica de Santa María la Mayor (https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Ruinas_Santa_Maria_Capilla_Viviendas.jpg), por CarlosBrys / CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0/deed.en)

Escribe un comentario