Al otro lado del Estrecho de Gibraltar se encuentra la ciudad de Tetuán, la más auténtica del norte de Marruecos. Es un destino famoso por poseer una de las medinas mejor conservadas del país, que tienta al viajero con un buen número de actividades para hacer y cosas para ver.

Tetuán es una ciudad hispano morisca ubicada entre los valles de la montaña Rif. Unos 64 km la separan de la ciudad de Tánger y otros 42 de Ceuta, lo cual hace que sea fácilmente accesible desde ambos destinos. Asimismo, es dueña de uno de los dos puertos más importantes del país con el Mediterráneo.

En esta guía encontrarás toda la información necesaria para planificar un viaje de dos días por Tetuán y descubrir todo su patrimonio. ¿Qué te parece si nos metemos de lleno a conocer esta magnífica ciudad? 

Tetuán-Marruecos

Una de las mayores ventajas de Tetuán es que goza de una situación privilegiada sobre una pendiente al borde de la costa mediterránea. Esto hace que explorar sus alrededores también sea muy atractivo, como es el caso de las playas que hay cerca de ella. Al mismo tiempo, sus murallas almenadas, sus jardines y terrazas configuran un paisaje muy especial que aún no ha sido explotado del todo por el turismo. Esto hace que pasear por Tetuán sea una experiencia tranquila y altamente recomendada. 

Posiblemente, Tetuán sea la ciudad menos turística que visitarás en Marruecos. De allí que también sea considerada como la más auténtica. Es probable que cruces muy pocos occidentales y al final termines sintiéndote un marroquí más. Solo por eso ya merece la pena hacerle una visita a esta ciudad del norte de Marruecos.

Antes de meternos de lleno en todo lo que esta ciudad Patrimonio de la Humanidad tiene para ofrecer, vamos a conocer un poco de su historia. No te preocupes, no te aburriremos con detalles, simplemente haremos un breve recorrido por los hechos más trascendentales de la misma.

Historia de Tetuán 

A lo largo de su historia, Tetuán ha recibido múltiples influencias culturales. En ella dejaron su huella los andaluces, marroquíes y otomanos. A su vez, desempeña un papel importante en la historia de Marruecos, de allí que deseamos hablarte de ella.

La historia de Tetuán está marcada en gran medida por su situación geográfica. Incluso, se podría decir que este aspecto fue el principal responsable de todo el desarrollo posterior de su historia. ¿Qué era lo que la hacía tan especial? Su cercanía al mar y el hecho de que era atravesada por un río navegable. De ese modo, la ciudad adquirió gran importancia militar y comercial. 

Situémonos en el siglo XIV,  cuando los piratas vieron en Tetuán una oportunidad única para el sabotaje. Esto hizo que hasta finales del siglo XV haya sido objeto de diversos ataques, hasta que terminó siendo arrasada por los portugueses.

Su situación cambió entre los siglos XV y XVI, cuando se convirtió en refugio de musulmanes y judíos. Durante este período, la ciudad fue reconstruida, fortificada y se convirtió en un importante centro de comercio.

Aunque, si por algo estuvo marcada la historia de Tetuán fue por el paso de los españoles. Esto ocurrió durante el siglo XVII, cuando la ciudad seguía ganando autonomía. En esa época se levantaron sus murallas defensivas y a mediados de siglo fue conquistada por España, quien la convirtió en la capital de su protectorado (entre 1912 y 1958). De ese modo, la ciudad adquirió una fuerte conciencia española. 

El paso de los españoles por Tetuán puede verse, por ejemplo, en su medina. La misma tiene como características principales su sinuosidad típica y el hecho de estar amurallada casi en su totalidad. Al mismo tiempo, esto se ve en sus muchos edificios culturales, construidos como parte del impulso que le quería dar España como capital de su protectorado. Por otro lado, el castellano es la segunda lengua más hablada (aunque de a poco es desplazada por el inglés) y cuenta con centros de enseñanza españoles y algunas calles y comercios escritos en dicho idioma.

Tetuán-arquitectura-española

¿Qué ver y hacer en Tetuán?

Quisimos contarte brevemente la historia de Tetuán porque recorrer sus calles es, de alguna manera, hacer un viaje por su historia. En ellas se ve reflejada la cara más multicultural de Marruecos, a través de su arquitectura, restaurantes, tiendas, arte, museos y monumentos.

Respecto a nuestro itinerario de hoy, lo hemos pensado para dos días, de manera que puedas recorrer Tetuán a fondo y conocer también sus alrededores.

Día 1 por Tetuán: la medina, barrio el Ensanche y otros sitios de interés

La primera mitad del día la dedicarás a recorrer su medina, la más auténtica de Marruecos. Luego de eso, puedes dedicarte a recorrer el barrio español construido en la época del Protectorado. Hablamos del Ensanche, la mejor muestra del pasado español de Tetuán.

Medina de Tetuán

En la medina se encuentra el origen de Tetuán, ya que fue en el siglo XV cuando se construyó este recinto fortificado con el fin de proteger la ciudad de las tribus rebeldes del Rif. Al final de dicho siglo, Tetuán recibió la llegada de inmigrantes de Andalucía, judíos y musulmanes que abandonaron el sur de España luego de la caída de Granada en 1942. Fueron precisamente ellos quienes construyeron la medina, de allí su arquitectura típica andalusí.

La medina de Tetuán posee un perímetro fortificado de 5 km y 7 puertas de acceso que al día de hoy se conservan. Antiguamente y hasta la época del protectorado español dichas puertas se cerraban durante las noches para mayor seguridad. Tras la independencia de Marruecos, una parte de la muralla se abrió para comunicar la medina con el denominado Ensanche, el antiguo barrio colonial español que se levantó en la época del protectorado.

Gran parte de la medina permanece intacta desde el siglo XVII, con excepción de algunas zonas que han sido reformadas recientemente. Su clara influencia andalusí y su perfecto estado de conservación le valieron en 1997 el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Por eso, no quedan dudas de que una de las mejores cosas para hacer en Tetuán es visitar su medina, recorrer sus calles estrechas y disfrutar de su bullicio. El acceso se realiza por alguna de las puertas antes mencionadas y el recorrido por tu cuenta o de la mano de un guía. Como sea, podría decirse que tu paso por Tetuán no estará completo hasta que no disfrutes de los olores intensos, el ajetreo, la gente, las mezquitas y puertas de la medina. Lo mejor es recorrerla sin un rumbo fijo, dejando que sean tus sentidos y tu instinto los que marquen el camino.

medina-de-Tetuán

La medina de Tetuán es una de las más pequeñas de Marruecos, pero la mejor conservada. El blanco impoluto de muchas de sus construcciones te trasladará a los pueblos blancos de Andalucía y te harán comprender por qué se la conoce como la «paloma blanca».

Una de las mejores cosas de pasear por la medina de Tetuán es que te permitirá vivir una auténtica experiencia marroquí. La poca presencia de turismo occidental hará que solo te cruces con locales, quienes en su mayoría viven dentro de la medina. Además, podrás pasear sin que los vendedores te agobien queriendo ofrecer sus productos, como suele ocurrir en las medinas de las ciudades más grandes, como Fez.

¿Cómo es la medina de Tetuán? Como todas las medinas de Marruecos. Es decir, posee un intrincado laberinto de callejones estrechos en los que es muy fácil perderse. En este caso, los edificios están pintados de blancos, con puertas y ventanas de color verde. También verás muchos patios, plazas y puestos donde encontrarás todo tipo de productos.

El Kasbah

Una buena manera de comenzar a recorrer la medina de Tetuán es subiendo a la antigua Kasbah. Esta fortificación de carácter militar fue utilizada por los españoles durante los últimos tiempos del protectorado. El acceso se realiza por unas empinadas escaleras que conducen a la zona más alta de la ciudad, desde donde tendrás unas buenas vistas panorámicas de Tetuán y su medina.

Junto a la muralla de la medina, ubicada también en la zona alta, verás el enorme cementerio musulmán, que a su vez aloja al cementerio judío.

Desde aquí puedes ingresar nuevamente a la medina cruzando la puerta Bab Mkabar o Puerta de Ceuta, la más antigua de Tetuán.

Barrios de la medina

La medina de Tetuán se caracteriza por estar dividida en diferentes barrios que se encuentran intactos a pesar del paso del tiempo. Cada uno de ellos posee cuatro elementos básicos que encontrarás a medida que los recorras: una mezquita, una fuente de agua, un horno y un hammam.

Los barrios de la medina de Tetuán son:

  • Tranqat, al sur y junto al Ensanche. Es el barrio comercial por excelencia. Allí encontrarás la Mezquita de M´Sendi, que destaca por su alto alminar y bonita puerta; y la plaza de Suq el Foqui, uno de los lugares destacados de la Medina en donde verás una mezquita del mismo nombre que fue levantada por los moriscos españoles.
  • Blad, al este. Es el barrio más señorial y aristocrático de la ciudad, en donde se encuentran las mejores mansiones de Tetuán. En él se encuentra la Gran Mezquita, la más grande de la medina y famosa por su alto alminar y su amplio patio central.
  • Aaiun, al oeste. Es también conocido como el barrio de las fuentes y el más popular de todos. El acceso se realiza por la Puerta de Fez y se caracteriza por sus calles empinadas y la abundancia de fuentes. Posee una calle comercial muy transitada en la que se encuentra la Gran Mezquita del Ayun, construida en 1591 por los moriscos.
  • Suica, al sureste de la medina y el más antiguo, al cual se ingresa la puerta Bab Okla. Allí encontrarás, entre otras cosas, la Mezquita Yadida del siglo XVII. Las calles de este barrio se comunican las de la Mellah.
  • La Mellah es el antiguo barrio judío ubicado junto a la Plaza Hassan II, frente al Palacio Real. Esta zona de la medina posee un entramado de calles muy estrechas y rectas que fueron la residencia de los judíos hasta que llegaron los españoles. Uno de los puntos a destacar es la antigua y bien conservada sinagoga de Bengualid.

Las puertas de la medina

puertas-y-murallas-de-Tetuán

Como ya sabes, la medina de Tetuán se encuentra rodeada por una muralla con 7 puertas de acceso a través de las cuales se controlaba el acceso a la ciudad.

Cada una de las puertas se ubica en la salida a las poblaciones más importantes alrededor de Tetuán. Por ejemplo, la puerta de Bab Tut era conocida como “Puerta de Tánger”, ya que indicaba la salida a dicha ciudad. Desde ella se puede acceder a la calle Trankat, en donde se encuentran las tiendas de alimentos.

Luego encontramos la puerta de Bab Nouade o “Puerta de Fez”, que era la salida a esta ciudad imperial. También tenemos la puerta de Bab Saida o San Fernando, Bab Maqabar o de Ceuta, Bab Okla o de la reina, Bab Ruah o puerta del viento y la puerta de Luneta, que da entrada a la Mellah.

Por supuesto que no es necesario que visites cada una de las puertas, aunque sí te sugerimos que incluyas la puerta Bab Tut y Bab Maqabar.

La curtiduría

Otro de los sitios que puedes visitar dentro de la medina es la curtiduría, a la cual también se accede por la puerta Bab Maqabar. Si bien no es demasiado grande, es una visita muy interesante donde podrás ver el proceso por el cual se elaboran y tiñen las pieles para convertirlas en ropas y complementos.

¿Qué comprar en la medina de Tetuán?

Cada una de las zonas de la medina está repleta de tiendas de artesanías de todo tipo, alfombras, pieles, productos de mimbre, joyería y mucho más. Por eso, si eres amante de las compras estás en el lugar indicado.

Los puestos de la medina de Tetuán crean una explosión de colores, olores y sabores. Esto es así porque, además de artesanías, encontrarás frutas exóticas, vegetales y especias como la pimienta negra, la nuez moscada, el comino, la canela, el pimentón y el jengibre. El mercado de alimentos se encuentra en la calle Trankat, una de las más importantes de la medina.

Además, hay tiendas que venden elementos de cosmética natural, como el famoso aceite de argán, de jojoba y una gran variedad de jabones.

mercado-de-Marruecos

¿Sabías qué? Los productos que encontrarás en la medina de Tetuán se venden a precios mucho más accesibles que en las medinas de otras ciudades marroquíes.

Tip viajero: perderse en el interior de la medina es muy fácil, aunque también existe un práctico truco para orientarte. Solo debes mirar el suelo y prestar atención en dónde pisas. Si el empedrado de la calle posee tres hileras gruesas, la calle te llevará a alguna de las 7 puertas de ingreso. Si tiene dos líneas te llevará a una calle estrecha, mientras que si tiene una sola te conducirá a un callejón sin salida.

Barrio español del Ensanche

Luego de visitar la medina, puedes dedicarte a recorrer el barrio del Ensanche, donde también tendrás mucho para ver. El mismo fue construido durante la época del protectorado español con el objetivo de ampliar el casco urbano de la ciudad. Hoy en día, este barrio colonial es complementario a la antigua medina y está repleto de edificios históricos, calles y cafeterías con nombre en español y muchos detalles más. Por eso, pasear por las calles del Ensanche es apreciar la huella física dejada por los españoles en Marruecos.

El Ensanche posee muchos edificios y sitios de interés dignos de admirar. Uno de ellos es la Plaza de Mulay Mehdi (antiguamente conocida como Plaza Primo de Rivera). Alrededor de ella se encuentra la Iglesia Nuestra Señora de la Victoria, construida en 1919. Además, hay muchas viviendas de arquitectura tradicional, como el edificio de Correos.

¿Sabías qué? Esta plaza ha sido escenario de algunas escenas de la popular serie “El tiempo entre costuras”.

También vale la pena recorrer la Calle Mohamed V, la principal del barrio, y la impresionante Plaza Hassan II (antigua Plaza de España). Esta plaza es el verdadero referente de la ciudad y centro neurálgico de este barrio. En su gran explanada se encuentra el lujoso edificio del Palacio Real, de estilo hispano-morisco. Durante la época del Protectorado español se conocía como el Palacio del Jalifa y era la residencia del Sultán.

plaza-Hassan-II

Además, muy cerca de esta plaza se encuentra el Museo Arqueológico y un poco más al sur el Centro de Arte Moderno. Así que ya lo sabes, la Plaza Hassan II es una parada obligada para hacer en el Ensanche.

Feddan Park

Otro sitio que puedes incluir en tu primer día por Tetuán es Feddan Park, una réplica de la antigua Plaza de España. El acceso puede hacerse desde la puerta Bab Tut, de la medina. Si lo que buscas es mezclarte con los transeúntes locales, este rincón de la ciudad es el ideal. Además, desde allí se disfrutan de unas preciosas vistas de la Medina.

Terraza El Reducto

Finalmente, para culminar tu primer día por Tetuán te sugerimos visitar la terraza del Riad El Reducto. Desde allí disfrutarás de unas vistas increíbles de la Medina y de la cordillera del Rif como telón de fondo.

El Riad El Reducto se encuentra a 200 metros del Palacio Real, por lo que es un buen lugar para alojarte. El edificio goza de un ambiente elegante que enamora al viajero con su decoración tradicional marroquí y española. Las habitaciones se encuentran decoradas con azulejos de origen español y llenas de detalles ornamentales de estilo marroquí. Por ende, si quieres un consejo de dónde alojarte, ya tienes el nuestro.

Día 2 por Tetuán: recorrido por sus playas y alrededores

El segundo día por Tetuán puedes destinarlo a recorrer sus alrededores. A lo largo de la costa del Mediterráneo se alzan pequeños pueblos costeros, muchos de ellos ubicados muy cerca de Tetuán. Por ende, el complemento perfecto para tu viaje es hacer un poco de turismo de playa en estos lugares.

Algunos de estos pueblos (como Martil, Cabo Negro o M’diq) cuentan con pintorescos paseos marítimos que recorren la costa. A lo largo de ellos se alzan preciosos faros y varios puntos perfectos para contemplar la puesta del sol. Al mismo tiempo, las casitas blancas decoradas con detalles en azul terminan de conformar una portal encantadora.

Otra particularidad de las playas de alrededor de Tetuán es que se mantienen limpias y libres de aglomeraciones turísticas. Gracias a esto, no han sido contaminadas y mantienen sus aguas puras. Por eso, las playas de Tetuán son uno de los destinos de veraneo preferidos por las familias marroquíes.

playa-de-Tetuán

Eso sí, este plan es perfecto si visitas Tetuán en verano, puesto que fuera de temporada no hay mucho para ver.

Martil

A 12 km del centro de Tetuán se encuentra este pequeño pueblo bañado por el mar Mediterráneo. El acceso se realiza siguiendo la carretera de Ceuta-Tetuán hasta el desvío hacia Cabo Negro. Durante el verano tanto el pueblo como la plaza regalan al viajero un ambiente muy animado que le hará vivir una estadía inolvidable.

Martil está situada en la desembocadura del río homónimo y cuenta con una amplia playa arenosa que se extiende desde Cabo Negro hasta Azla, cerca del cabo Nazari. Es sin dudas una de las mejores playas de la zona y muy recomendable para darse un baño.

¿Sabías que? Martil fue el puerto comercial y militar de la ciudad de Tetuán y el único puerto del reino de Marruecos en el Mediterráneo. Durante los siglos XVI y XVIII desempeñó una intensa actividad comercial con diferentes puertos extranjeros y fue la base de la flota corsaria local. Luego de esto, cayó en decadencia ante la competencia del puerto de Tánger.

Lo mejor que puedes hacer en Martil es recorrer su paseo marítimo, darte un baño en su playa o pasear por ella mientras contemplas el mar y los cercanos montes de la Gomara. Para la hora del almuerzo puedes comer pescados o mariscos en alguno de sus restaurantes, cafeterías o hamburgueserías.

Cabo Negro

A 13 km de distancia de Tetuán y en dirección a M’diq y Ceuta se encuentra Cabo Negro, otro sitio con una buena playa para disfrutar y un ambiente muy amigable. Junto al cabo aparece una urbanización de fama internacional, dueña del único campo de golf de la zona ubicado junto al mar. Además, entre Cabo Negro y Martil se encuentra una serie de casa de alquiler y otro tipo de alojamientos, hoteles y apartamentos frente al mar. Alojarte en ellos es también una buena idea, dado su cercanía a Tetuán.

Cabo-Negro-Marruecos
Camino a Cabo Negro

La playa es el gran atractivo de Cabo Negro. A lo largo de sus varios kilómetros, que van desde los acantilados hasta Martil, se sitúan importantes clubs de playa, como el Club Mediterráneo Yasmina, el Royal Club de Golf Cabo Negro y muchas opciones de alojamiento.

Otro de los atractivos de la zona es el monte Taifor, de 400 metros de altitud. Toda su extensión se encuentra cubierta de una vegetación típica mediterránea y además aloja las ruinas de antiguos cuarteles españoles y un faro desde donde se ven impresionantes vistas de la costa. El acceso se realiza por caminos aptos para vehículos todo terreno o por la carretera privada de la urbanización.

Los amantes del golf podrán disfrutar del prestigioso campo diseñado en estilo británico. Se trata de uno de los mejores campos de golf de Marruecos, con 18 hoyos distribuidos en un bosque de pinos y eucaliptos, rodeados de villas de lujo, el río, la playa y altas dunas.

M’diq

23 km al norte de Tetuán y a mitad de camino de esta ciudad a Ceuta se encuentra M’diq. Se trata de un popular destino de verano tanto para marroquíes como turistas extranjeros (incluso el rey de Marruecos tiene un palacio aquí en donde pasa sus vacaciones), también famoso por su proximidad a la famosa Marina Smir, que se encuentra a 15 km.

M’diq es una ciudad turística a la cual acuden miles de viajeros en busca de sus playas cuidadas y urbanizadas. Por las noches su paseo marítimo cobra vida y su ambiente se llena de turistas que buscan un poco de diversión y conocer gente. Además, frente al paseo hay magníficas cafeterías y restaurantes con vistas a la playa donde podrás probar delicias mediterráneas y locales.

Consiste en una bella ensenada formada por el monte de Cabo Negro al adentrarse en el mar, cobijada a su vez por las faldas del monte Taifor. Hacia el norte se extiende una amplia playa de arena fina y aguas transparentes y limpias que se prolonga hasta un saliente rocoso. Hacia el sur, la costa es rocosa y acantilada, hasta doblar el cabo y llegar a la urbanización de Cabo Negro, de la cual ya te hablamos.

La playa de M’diq es perfecta tanto para nadar como para disfrutar de los deportes acuáticos. Además, cuenta con un completo puerto deportivo en donde podrás alquilar todo el equipamiento necesario.

Mdiq-Marruecos

Mapa con todos los atractivos de Tetuán

Información práctica para organizar tu viaje a Tetuán

Ya sabes todo lo que puedes hacer en Tetuán en dos días, ahora te brindamos una serie de datos útiles sobre otros aspectos que hacen al viaje. Nos referimos a cosas puntuales, como dónde dormir, dónde ir de compras o qué y dónde comer en Tetuán. De ese modo, contarás con toda la información necesaria para aprovechar tu viaje por la «paloma blanca» de la mejor manera.

¿Dónde ir de compras?

Tetuán está lleno de lugares que captarán la atención de los amantes de las compras. Ya sea en bazares o tiendas dentro de la medina, encontrarás lo que busques (desde artesanías hasta todo tipo de alimentos y especias).

Si prefieres paseos comerciales, en la calle Terrafin (una de las arterias más importantes de Tetuán) encontrarás una gran cantidad de locales artesanos. Los mismos se encuentran organizados y divididos en sectores de acuerdo a su especialización.

La medina, a su vez, es una de las mejores zonas de la ciudad para ir de compras. Se caracteriza por poseer una gran cantidad de puestos de artesanías (teteras, lámparas, sombreros, cerámicas, artículos en piel y madera) que se venden a muy buenos precios. Aquí es donde tienes que lucir tus habilidades para el regateo y conseguir el mejor producto al mejor precio.

Objetos puntuales como los mendiles (unas alfombras pequeñas decoradas con rayas muy coloridas), los encontrarás en la plaza del Sok el Hot. Si buscas anticuarios, entonces debes ir a los alrededores de la plaza de Guersa Kebira. Por su parte, en la ya mencionada calle Tarrafin hay muchos puestos de joyerías, especialmente cerca de la plaza Feddan.

Otro paseo de compras atractivo es el centro Artesanal, ubicado junto a la antigua estación del ferrocarril. Allí no solo podrás comprar todo tipo de artesanías, sino también ver los artesanos tejiendo alfombras, trabajando el cuero y más.

artesanías-marroquiés

La zona comercial del barrio del Ensanche es también muy interesante. Destacan las tiendas de telas para decoración, de muebles, de alfombras, lámparas, espejos venecianos y más. 

Por último, si lo que buscas son más bien artículos modernos, como ropa deportiva o perfumes, entonces tu mejor opción es ir a los zocos de Bab Nuaded, que se encuentran junto a la puerta de igual nombre; o bien a Gourna, en la avenida de las Palmeras.

¿Dónde comer?

Tetuán posee una gastronomía rica y variada que te hará amar aún más la ciudad. Los platos en general se elaboran con carnes, pescados, legumbres y verduras que dan lugar a preparaciones de lo más variadas. Si bien para cocinar se utiliza mucho el tajine marroquí, también se usa el horno, la plancha, las frituras y las ollas.

Como sucede en todo Marruecos, las especias son las grandes protagonistas de los platos. Las mismas aportan color, aroma y muchos sabores que en ocasiones te trasladarán a España. Entre las más usadas se encuentran el comino, el laurel, la cúrcuma, el pimentón, la pimienta, el ajo, el perejil, el cilantro, la canela y algunas más. También se ve una fuerte presencia mediterránea a través del uso del aceite de oliva, las aceitunas, las verduras frescas y los pescados. El pan, por su parte, no es solo un acompañamiento de las comidas, sino una pieza fundamental de muchos platos.

tajine-marroquí
Tajine marroquí

La cercanía de Tetuán a la costa hace que el pescado sea uno de los ingredientes preferidos de muchos platos. Los favoritos son los boquerones, sardinas o jureles, algunas variedades de pescados blancos, las gambas y calamares. Para comer delicias del mar puedes ir a El Rincón del Pescado, en la calle Chakib Arsalane.

Tetuán está repleta de restaurantes populares y locales de comida rápida. Si buscas un sitio para comer dentro de la medina, algunas sugerencias son los hoteles restaurantes El Reducto y Riad Blanco, como también la casa palacio Bricha. Los restaurantes más populares en el barrio del Ensanche se encuentran sobre la calle Mohamed V. Uno de ellos es el restaurante Restinga, especializado en comida marroquí y el Restaurante Granada, en el Parque Jamadi.

La repostería ocupa también un lugar privilegiado en la gastronomía de Tetuán. De hecho, la ciudad tiene una rica tradición en la elaboración de dulces que se pueden probar en cualquier cafetería y pastelería. Ejemplo de ello son la Pastelería Rasmouni, en la calle Mohamed V; la cafetería Yenin, en la calle Aouada; o la cafetería del Hotel Panorama, solo por mencionar algunos sitios.

¿Dónde dormir?

Para dormir en Tetuán posees una buena cartera de opciones. Si viajas con un presupuesto acotado, entonces puedes optar por hoteles económicos, como Darna Hostel, Riad Tetuanía o el Hotel Riad Dalia Tetouan.

Por cierto, ¿qué son los Riad? Los Riad marroquíes son aquellas casas cuyo espacio más representativo es el patio central decorado con una fuente de agua, plantas y flores. En torno a él se distribuyen las habitaciones en las que se alojan los huéspedes.

Podríamos decir que alojarse en un Riad es una buena manera de vivir una experiencia 100% marroquí. Estos espacios destacan por su decoración exquisita, sus mosaicos de colores, azulejos, escrituras árabes y un sinfín de detalles que hacen a la estadía. Además, suelen estar ubicados en el centro de la medina, ¿qué mejor alternativa de alojamiento puede haber?

Riad marroquí

Los precios en los hoteles más económicos de Tetuán rondan entre los 8-30 EUR la noche.

Si tu presupuesto es un poco más elevado, puedes optar por dormir en el Hotel al Mandari, cuyas habitaciones tienen preciosas vistas a las montañas; o bien en el ya mencionado Hotel El Reducto. En estos casos, los precios rondan entre los 40-70 EUR la noche.

Por último, si buscas vivir una experiencia de lujo, entonces puedes alojarte en el Hotel Charms o en Banyan Tree Tamouda Bay (precios entre 200 y 400 EUR la noche).

¿Cómo llegar y cómo moverse por Tetuán?

Como te contamos al principio, Tetuán se sitúa al norte de Marruecos, a 64 km de Tánger y 42 km de Ceuta. Si bien la ciudad posee un pequeño aeropuerto (Tetuán Sania Ramel), es operado por pocas aerolíneas, por lo que no siempre encontrarás un vuelo. Por eso, lo mejor es volar a ciudades cercanas como Tánger o Fez y desde allí moverte a Tetuán por carretera.

Para moverte de Tánger a Tetuán puedes optar por alquilar un coche y hacer un trayecto en carretera de una hora y media aproximadamente. En total son 63 km y la ruta más rápida es por la N2. También, tienes la opción de tomar un autobús o bien pagar un taxi.

En caso de que consigas volar directamente a Tetuán, moverte desde el aeropuerto a la ciudad es muy sencillo. La medina se encuentra a solo 5 km y el traslado se puede hacer en transporte privado (un poco más caro) o un taxi y pactar previamente el precio del trayecto. Lamentablemente, no hay líneas de autobuses que conecten el aeropuerto con la medina.

Una vez en Tetuán, verás que moverse por la ciudad es también bastante sencillo. De hecho, es ideal para recorrerla a pie, especialmente en la medina (en la cual únicamente se permite el paso peatonal).

Tetuán es un destino imperdible para incluir en cualquier itinerario por el norte de Marruecos. En otras palabras, es la mejor manera de meterte de lleno en la cultura y modo de vida marroquí. Como vimos a lo largo del artículo, es una ciudad auténtica y poco turística (no por eso menos atractiva), en donde podrás moverte a tus anchas e ir enamorándote paso a paso. ¿Qué esperas para visitar Tetuán?

Créditos fotográficos

  • Gouelma Roundabout (https://www.flickr.com/photos/yassineabbadi/48951518722/), por Yassine Abbadi/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/)
  • Medina de Tetouan (https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Medina_de_Tetouan_Nov2020_016.jpg), por Yamen/CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0/deed.en)
  • (https://pixabay.com/es/photos/tetu%c3%a1n-marruecos-palacio-real-1194014/), por Medienservice (https://pixabay.com/es/service/license/)
  • (https://pixabay.com/es/photos/tetuan-tetouan-marruecos-marocco-3328258/), por manusama (https://pixabay.com/es/service/license/)
  • Can't Swim ? (https://www.flickr.com/photos/yassineabbadi/28973246120/), por Yassine Abbadi/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/)
  • (https://pixabay.com/es/photos/riad-patio-balc%c3%b3n-fachada-blanco-3823433/), por TheUjulala (https://pixabay.com/es/service/license/)

  • Comments are closed.