Marruecos posee una infinidad de cosas para hacer y lugares por visitar. Recorrer este país es una experiencia que todos los viajeros recomiendan, por la gran diversidad de paisajes y el fuerte cambio cultural que se vive con solo cruzar el Estrecho de Gibraltar. Como amamos viajar y queremos contagiarte nuestro entusiasmo, hemos armado una ruta por Marruecos en 10 días, para que puedas empaparte de la belleza de este país.

Marruecos en 10 días

Recorrido por Marruecos en 10 días

Lo primero que debes saber es que Marruecos es un país bastante grande, por lo que, para recorrer sus principales atractivos y empaparte de su cultura necesitarás, al menos 10 días. Nosotros te planteamos una opción de ruta partiendo desde Marrakech y finalizando en Tánger. Ambas ciudades tienen aeropuertos, por lo que son buena opción para tomarlas como destinos de llegada y partida. También podrás hacer la ruta al revés, eso dependerá de tus preferencias. Aclarado esto, comencemos el viaje por Marruecos en 10 días.

Día 1 y 2: Marrakech

Los primeros dos días de esta ruta de Marruecos en 10 días podrás dedicarlos completos a recorrer la magnífica ciudad de Marrakech, considerada como uno de los centros culturales más importantes de Marruecos. Esta ciudad turística puede parecer caótica al principio, pero a medida que la recorras comenzarás a experimentar una experiencia cultural y sensorial única. El color rojo de sus edificaciones, los olores y sabores de su gastronomía, sus zocos y mezquitas, invitan a perderse en esta ciudad que tiene mucho para ofrecer.

Mezquita Koutubía
Mezquita Koutubía

¿Qué ver en Marrakech?

  • El zoco de Marrakech es realmente imperdible. Incluso puedes pasarte una tarde entera recorriendo sus muchos puestos y mercados callejeros, donde venden todo lo que puedas imaginar. Lo mejor es perderse por sus laberínticas calles y guiarte por tus sentidos. Tip viajero: te recomendamos recorrer el zoco por la mañana, que es cuando menos gente se congrega.
  • Uno de los grandes atractivos de la ciudad es la plaza Djemaa el Fna, considerada como el corazón de Marrakech. Esta plaza esta siempre llena de vida, tanto de día como de noche, pero al caer el sol comienza el verdadero espectáculo. La plaza se llena de músicos callejeros, puestos de comida donde podrás degustar la gastronomía marroquí, juegos improvisados y mucho más. Durante el día verás domadores de monos, encantadores de serpiente, tatuadoras de henna, malabaristas, entre otras cosas. Una plaza para disfrutar de día y de noche.
  • Los centros de estudios musulmanes son esos lugares que vale la pena visitar en Marruecos. En el caso de la Marrakech, la Madrasa Ben Youssef es un hermoso monumento que se encuentra junto a la mezquita que lleva su mismo nombre. Podrás pasear por su patio central y admirar la enorme lámpara de hierro que hay allí, rodeada de paredes cubiertas de azulejos.
Marrakech, Marruecos en 10 días
  • El palacio de la Bahía es otro sitio que vale la pena visitar en Marrakech. Fue construido con el fin de ser el palacio más grande de todos los tiempos. Si bien no es el más grande, es un enorme espacio que combina a la perfección el estilo árabe con el marroquí. Lo más destacado del lugar son su plaza central y los jardines.
  • No puedes irte de la ciudad sin ver alguna mezquita (decimos ver porque solo los musulmanes pueden visitar su interior). La más importante e icónica de la ciudad es la Mezquita Koutubía que es, a su vez, una de las más grandes de Occidente. Te sorprenderán sus 70 metros de altura, que la convierten en el edificio más alto de la ciudad.
  • En el centro de Marrakech encontrarás el Museo Dar Si Said o Museo de las Artes Marroquíes, otro lugar que vale la pena visitar. Su interior alberga una interesante colección conformada por joyas, tejidos, vestimenta, una gran cantidad de alfombras, piezas de madera y mobiliario. Además de sus salas, vale la pena recorrer sus patios y jardines que están sobriamente decorados.
¿qué ver en Marrakech?

Día 3: Essaouira

El tercer día de la ruta de Marruecos en 10 días lo destinarás a visitar la ciudad de Essaouira. Para eso, debes dirigirte a la estación de autobuses de Marrakech y tomar un bus a este destino. El viaje dura alrededor de 2 horas, por lo que te sugerimos que comiences el día temprano, para poder sacarle el máximo provecho. También podrás tomar una excursión de un día, porque deberás volver a Marrakech.

Essaouira se ubica a los pies del Atlántico y es considerada una ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Su casco antiguo es laberíntico, pero el resto de la ciudad es bastante sencillo de recorrer. Las actividades para hacer dentro de esta ciudad son numerosas. Por ejemplo, podrás recorrer sus playas a caballo, en dromedario o en quad, pasear por sus dunas costeras o practicar deportes acuáticos como kite surf o wind surf.

Igual de emocionante es recorrer las calles de la medina, pasear por los muchos zocos, comprar artesanías o visitar el puerto. Como buena ciudad portuaria, tiene una amplia oferta gastronómica en pescados y mariscos, que podrás degustar en la hora del almuerzo.

Essaouira, Marruecos

¿Qué ver en Essaouira?

  • Pasear por la playa de Taghart, la principal de la ciudad, que se extiende desde el puerto hacia el sur a lo largo de 2 kilómetros.
  • Un imprescindible, para comprender además la historia de la ciudad, es recorrer la fortificación que rodea la medina. A pesar de estar desgastada y por momentos oler mal, la medina de esta ciudad es sencillamente magnífica. Una vez que atravieses una de sus puertas más famosas, llamada Bab Moulay Youssef, entrarás a un mundo completamente distinto, lleno de puestos callejeros y mercados.
  • La Skala se encuentra en donde termina la medina y comienza el puerto, al cual se ingresa por medio de una muralla portuaria. Vale la pena acercarse al lugar, desde donde podrás tomar muchas fotografías de Essaouira. En el lugar encontrarás cientos de cañones que antaño protegían a la ciudad, al igual que algunas torres de defensa.
Essaouira, qué ver en Marruecos en 10 días

Tip viajero: la zona de Essaouira es famosa por la producción de aceite de argán, reconocido por sus muchas propiedades, que podrás conseguir fácilmente en la medina.

Día 4 y 5: viaje por el desierto y mitad del recorrido de Marruecos en 10 días

Los días 4 y 5 de la ruta de Marruecos en 10 días los destinarás a conocer el impresionante desierto de Sahara. Ya sea en coche particular, en autobús o en excursión, deberás viajar hacia el sur y cruzar el Atlas por el puerto de Tizi´n tichka hasta Uarzazate.

El Atlas es una extensa cadena montañosa situada en la parte central de Marruecos cuyo pico más alto es el Toubkal, de 4165 metros de altura. La zona es tan extensa que tranquilamente podrías dedicarle una semana completa, pero como queremos que vivas una experiencia completa por Marruecos, decidimos acortar el viaje.

Atlas de Marruecos

El desierto de Marruecos

Existen dos opciones para visitar el desierto de Marruecos : el Erg Chebbi y el Erg Chigaga. Ambos pertenecen al desierto de Sahara y poseen una amplia extensión de dunas, que se diferencian entre sí. El desierto de Erg Chebbi se caracteriza por tener las dunas más grandes de Marruecos y se encuentra cerca de la localidad de Merzouga. El desierto de Erg Chigaga se divide en dos partes: el Reg o desierto de piedra y el Erg o desierto de arena.

Erg Chebbi significa “La pequeña duna”, a pesar de eso, las dunas de este desierto alcanzan los 250 metros de altura. Según una antigua leyenda, las mismas son el resultado de un castigo divino infligido a los habitantes del pueblo de Merzouga, quienes estaban celebrando una fiesta cuando una mujer y a sus hijos les pidieron ayuda, que les fue negada y por eso murieron. Como castigo se desató una furiosa tormenta de arena que cubrió al pueblo y sus habitantes por completo. Desde entonces dicen los lugareños que se escuchan gritos a mediodía saliendo de las dunas.

Desierto de Sahara, Marruecos

Las dunas pueden recorrerse a pie, a lomo de dromedarios o en vehículos todoterreno. Como sea deberás hacerlo sí o sí tomando una excursión.

Sea cual sea el desierto que desees visitar, la ruta parte desde Marrakech hasta Uarzazate y desde allí se bifurca. El recorrido es realmente bello y tiene lugares imperdibles, como el valle del río Zat, que es una zona muy poco visitada por el turismo, pero realmente bella. El pueblo de Tighdouine y el Parque Nacional de Tighdouene, se recorren en algo más de dos horas y creemos que también valen la pena.

El puerto de montaña Tizi N´tichka es un punto obligado por el cual pasa la carretera que cruza la parte sur del Atlas hasta acceder a la planicie de oasis y desiertos. Finalmente, llegarás a uno de los grandes tesoros de Marruecos y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: Aït Ben Haddou. Esta ciudadela bereber fue elegida como escenario para películas famosas, como Gladiator, La Momia o Babel y es realmente un lugar bello para conocer.

Aït Ben Haddou, Marruecos en 10 días
Aït Ben Haddou

Uarzazate es considerada como la puerta de entrada al desierto y su sitio de mayor interés es la kasbah Taourirt. Como mencionamos antes, desde allí podrás tomar dos rutas hacia el desierto.

  • Si tomas la ruta que va desde Uarzazate al desierto Erg Chigaga (hacia el sureste) los sitios que vale la pena visitar son el valle del río Draa y su enorme palmeral, así como varios pueblos bereberes, famosos por sus construcciones en adobe. Pasar por la altiplanicie desértica entre Tamegroute y Tagounite y el pequeño pueblo de M´hamid es también una parte destacada del recorrido.

El valle de Draa es un oasis de 100 km repleto de palmeras rodeado de pueblos bereberes. Tamnougalt es otro punto de la ruta en el que vale la pena detenerse. Es una pequeña población reconocida por su increíble fortificación, en la cual se rodaron escenas de la aclamada película El Paciente Inglés. Entre Tamegroute y Tagounite podrás subir a una altiplanicie desde la cual disfrutarás de una hermosa panorámica de la zona predesértica, antesala del Sahara. Finalmente, el pequeño pueblo de M´hamid, situado junto a un palmeral sagrado, será la última parada antes de llegar al desierto Erg Chigaga. A partir de aquí comienza el desierto de piedra y los grupos nómadas junto a sus camellos pasarán a ser parte del paisaje.

Tamnougalt y palmeral
Tamnougalt y palmeral
  • En cambio, si deseas tomar la ruta desde Uarzazate hasta el Erg Chebbi pasarás al lado del macizo del Atlas y podrás visitar la garganta del Dadés, el pueblo de M´semrir, las gargantas del Todra y el palmeral de la ciudad de Tinerhir.
garganta del Dadés
garganta del Dadés

Las atracciones principales de la ruta son las impresionantes gargantas del Dadés y del Todra. La primera es una postal famosa de Marruecos, formada por una carretera muy sinuosa. Las gargantas del Dadés están a mitad de camino entre Boumalne Dadès y M´semrir y todo el recorrido por el valle es realmente bello.

Las gargantas del Todra es otra de las zonas más famosas del sur del Atlas. Se trata de un este gran cañón con paredes de 160 metros de altura, cuyo máximo esplendor lo alcanza en los últimos 600 metros. El viaje comienza en el palmeral Tinerhir y continúa por el valle.

Situado a la sombra de las dunas de Erg Chebbi se encuentra Khamlia, también conocido como “el pueblo de los negros”. Esta población, de un poco más de 300 habitantes está formada por descendientes de los esclavos que provenían del África negra. Tras haberse liberado de la esclavitud, subsistieron como nómades, desplazándose por el desierto y buscando terrenos óptimos para criar sus ganados. Con el tiempo comenzaron a mezclarse con los bereberes y así se fundó Khamlia.

Khamlia, Marruecos en 10 días

Día 6: desierto de Merzouga y Fez

El sexto día de este itinerario de Marruecos en 10 días lo destinarás a conocer con mayor profundidad al desierto de Merzouga, considerado como la perla del desierto del Sahara en Marruecos. Este popular destino atrae a miles de turistas que quieren recorrer en vehículos 4×4 o arriba de un dromedario sus hermosos paisajes y la inmensidad de sus dunas. Tanto el amanecer, con el sol apareciendo detrás de las dunas, como la noche son impresionantes en el desierto de Merzouga. Cuando se apagan los últimos rayos del sol el cielo se tiñe de un manto estrellado que lo invade todo. Resulta que esta zona está muy alejada de las luces urbanas, dejando un cielo totalmente despejado.

Merzouga es famoso también por la gran variedad de aves que pueden observarse allí, entre ellas avutardas, chotacabras y bandadas de flamencos rosados. Lo mismo sucede con la fauna, que es muy variada: desde reptiles, como lagartos y la temida víbora de las arenas hasta mamíferos, como erizos del desierto, ratones de campo y más. La joya del lugar: un magnífico palmeral que inunda el paisaje de verde, generando un fuerte contraste con el color dorado del desierto.

Merzouga, desierto de Sahara

Día 7: Fez

Fez es una de las ciudades más visitadas de Marruecos, famosa por su antigua ciudad amurallada, que muchos comparan con la de Jerusalén. Es la primera de las cuatro ciudades imperiales del país, ya que sus orígenes se remontan al siglo VIII. Conocida como la capital cultural y espiritual de Marruecos y como el centro del arte y la ciencia, Fez tiene muchos lugares para visitar, por eso le dedicarás un día completo.

Como mencionamos antes, 10 días en Marruecos pueden ser pocos para conocer a fondo este país. Solamente en Fez tienes muchísimas cosas para hacer. Así que lo mejor será que arranques el día temprano y te prepares para recorrer esta interesantísima ciudad.

Fez, Marruecos

¿Qué ver en Fez?

  • Como no podía ser de otra manera, la visita a una ciudad marroquí no puede estar completa sin pasear por su medina. En el caso de Fez hablamos de una medina compuesta por más de 9.000 callejuelas, que destaca del resto por ser la medina mejor conservada del mundo árabe. Conocida como Fes el-Bali es la zona urbana más grande del mundo sin tráfico de coches. Como en toda medina, lo mejor es perderte en sus estrechas calles y estar atentos para descubrir sus muchos secretos (puedes también contratar un guía que te oriente).
  • Otra cosa interesante que ver en Fez son las numerosas medersas o escuelas coránicas, entre las que destaca Chahrij Bouinania, construida en el 1300. Lo más destacable del lugar son los bellos ejemplos de yeserías meriní, así como las fantásticas vistas de la ciudad vieja que verás desde su azotea.
  • También podrás visitar la segunda mezquita más gran de Marruecos, después de la mezquita de Hassan II de Casablanca: la mezquita Karaouine. Este lugar es considerado como el más sagrado de Fez y Marrueco y es el monumento islámico más antiguo de Fez. Está escondida en el corazón de la medina y es realmente enorme. Unas 20 mil personas acuden a diario a rezar allí. Lamentablemente la entrada está prohibida para los no musulmanes.
mezquita Karaouine, Fez
Mezquita Karaouine
  • Otra famosa mezquita es el Mausoleo de Moulay Idriss, donde se encuentra la tumba del fundador de Fes, su Santo Patrón. Es uno de los lugares más venerados por los habitantes de este lugar y por los peregrinos de diferentes regiones del país. Al igual que la anterior, la entrada solo está permitida a los musulmanes, pero vale la pena acercarse a apreciar su fachada.
  • Otro lugar que ver en Fez es el barrio judío (Mellah) y el Palacio Real (este último solo puede apreciarse por fuera). El Mellah es el barrio más antiguo del país y en su corazón se encuentra la Sinagoga IBN Dayan y el cementerio judío que destaca por sus tumbas blancas tumbas, los toneles de viñedos y las bonitas vistas panorámicas de la ciudad. Lo mejor es recorrer esta zona con un guía que te narre la rica historia de la zona, porque allí radica el especial encanto de la visita.
Palacio Real de Fez, Marruecos en 10 días
Palacio Real de Fez
  • La ciudad nueva o Ville Nouvelle de Fez es la parte moderna de la ciudad, donde predomina un estilo arquitectónico europeo (podrás imaginarte que es totalmente opuesto a la medina). Posee oficinas administrativas, sucursales del Banco de Marruecos, grandes cadenas hoteleras, amplias avenidas llenas de tiendas modernas y un tráfico es frenético y caótico. De ti dependerá recorrer esta zona de la ciudad o no. Si extrañas el ritmo y el estilo de occidente, puede ser entonces un buen lugar para visitar.

Día 8: Meknes y Ruina romanas de Volubilis

Estamos llegando al final del viaje por Marruecos en 10 días, sin embargo, aún queda mucho por ver. El octavo día podrás dedicarlo a visitar dos destinos que están cerca de la ciudad de Fez.

 A solo 60 km de Fez se encuentra la ciudad de Meknes, también conocida como Mequinez, otra de las ciudades imperiales de Marruecos. Sus más de 40 km de murallas defensivas y el importante paso del sultán Mulay Ismail por la historia de la ciudad, la convierten en un destino muy interesante. Lo ideal será que dediques medio día para recorrer los atractivos principales de la ciudad, así por la tarde puedes visitar las ruinas de Volubilis.

¿Qué ver en Meknes?

Puerta de Bab El Mansour, Mequinez
Puerta de Bab El Mansour
  • La medina de Meknes es más pequeña y tranquila comparada a la de otras ciudades marroquíes, sin embargo, vale la pena pasear por ella. Allí encontrarás ropa tradicional marroquí, alfombras y mucho más.
  • Tampoco puedes dejar de conocer la Gran Mezquita, famosa por sus 11 puertas y su pórtico de más de 140 arcos.
  • La Plaza El Hedim (Plaza de las Ruinas) se encuentra a mitad de camino entre la medina y el Kasbah y funciona como el centro de la vida pública y cultural de la ciudad. A su alrededor encontrarás muchos bares y restaurantes en los que podrás sentarte a reponer energías y degustar alguna comida propia de la zona. El punto más emblemático de la plaza es la puerta de Bab El Mansour, considerada como una de las puertas más bellas del mundo.
  • El Palacio Real Dar El Kebira es otro lugar emblemático de la ciudad, ubicado en frente a la plaza el-Hedim (ten en cuenta que para acceder a él deberás dar vuelta a toda la muralla, por eso, para ahorrar tiempo lo mejor será que tomes un taxi). El palacio fue el hogar del famoso y temido Moulay Ismail durante su reinado.
  • El Mausoleo de Moulay Ismail es el lugar donde descansan los restos de quien fue uno de sultanes más famosos de Marruecos. Aquí sí podrás ingresar y recorrer su interior, así que no te pierdas la oportunidad.

Después de recorrer la ciudad de Meknes te invitamos a que descubras otro bonito destino, ubicado a tan solo 27 km de la ciudad. Las ruinas de Volubilis son la mayor evidencia de la presencia romana en Marruecos. Ubicadas en las estribaciones de las montañas del Rif se alzan las ruinas de la que antiguamente fue una próspera ciudad romana, durante la época en la que el Imperio Romano controlaba esta parte de África.

Cuando llegues al lugar y pagues tu entrada, te darán un mapita con un itinerario de los lugares más destacados de Volubilis.

¿Qué ver en las ruinas de Volubilis?

A medida que comiences a acercarte a Volubilis encontrarás una serie de impresionantes columnas y arcos que están intactos, a pesar del paso del tiempo. Todas las construcciones son dignas de ver, especialmente El Arco de Triunfo, la Basílica y las columnas del Capitolio.

ruinas de Volubilis. Marruecos en 10 días
  • El primer lugar que encontrarás a tu derecha es un pequeño museo que exhibe muestras al aire libre y en una zona cerrada, en donde se cuenta la historia de Volubilis. A través paneles informativos podrás conocer sobre lo que fue vida en este lugar y las primeras ruinas de columnas, mosaicos y estatuas.
  • La Casa de Orfeo es una de las primeras cosas que verás cuando ingreses a las ruinas de la ciudad y la más grande e importante. Lo más destacado del lugar son los hermosos Mosaico de Orfeo que representan al dios Orfeo tocando el arpa, rodeado de animales.
  • Entre las ruinas de la Casa de Orfeo encontrarás una zona muy significativa en las ciudades romanas: las termas. Antiguamente, éstas ocupaban un gran espacio en el centro de la ciudad y estaban compuestas por varias salas de baño, vestuarios, letrinas y más, dispuestas para que los habitantes pudiesen gozar de una placentera sesión de spa.
  • El templo de Júpiter Capitolino se encuentra dentro del foro, considerado como la parte pública y corazón de la ciudad. Este bonito templo está dedicado a las tres principales divinidades romanas: Júpiter, Juno y Minerva y es un lugar muy fotografiable.
  • Al otro lado del foro encontrarás la Basílica, el edificio más importante de la ciudad de Volubilis. Éste era el sitio en donde se llevaban las cuestiones de estado y se tomaban todas las decisiones referidas al devenir de los ciudadanos.
  • Otra zona para visitar son las casas de las columnas, que ya te imaginarás por qué se llamaban así. La primera te llamará la atención por su bonito mosaico, al cual lamentablemente no se puede acceder.
ruinas de Volubilis. Marruecos en 10 días

Luego de visitar las ruinas emprenderás viaje a la ciudad de Chefchaouen, para pasar la noche allí y al otro día continuar con el recorrido.

Día 9: Chefchaouen y Tetuán

El noveno día de la ruta por Marruecos lo dedicarás, en parte, a recorrer la Ciudad Azul, una verdadera joya de Marruecos. ¿Por qué lleva este nombre? Porque la mayor parte de sus edificios están pintados de un color azul eléctrico, desde las puertas, hasta los muros y los balcones, todo.

¿Qué ver en Chefchaouen?

Chefchaouen, también conocida como Chaouen, se compone de callejones estrechos, escalinatas irregulares y casas azules con balcones adornados con flores de colores. La postal es realmente bella, tal cual lo comprobarás a medida que comiences a pasear por la medina de la ciudad.

Chefchaouen, Marruecos en 10 días

El principal atractivo de la ciudad está en pasear por su medina, en donde reina el color azul. El acceso a la misma se realiza a través de un arco de entrada, situado al sur. Dedica la mañana a perderte en sus laberínticas calles, mientras compras algún recuerdo del viaje y tomas cientos de fotografías. Si eres un aficionado de este arte te volverás loco. Mientras recorres la medina encontrarás lugares emblemáticos, como la Gran Mezquita formada por una torre octogonal que la diferencia del resto de las mezquitas de Marruecos.

La medina de Chefchaouen fue construida sobre las montañas de Rif, por lo que posee muchos desniveles. A medida que asciendas el paisaje irá adquiriendo cada vez mayor encanto. Cuando llegues al arco de salida de la medina encontrarás la bajada a la cascada y los lavaderos, una zona conocida como Ras al Ma y otro de los sitios emblemáticos de la ciudad.

Chefchaouen

Por la tarde, viajarás a la cercana ciudad de Tetuán, ubicada a solo 65 km de Chefchaouen y fuertemente vinculada a España. El viaje por Marruecos en 10 días recorre ciudades increíbles, y Tetuán es una de ellas.

Sitios para visitar en Tetuán

Tetuán es una ciudad muy importante para Marruecos. Fue la capital del Protectorado Español en el norte de África, el cual se extendió desde 1913 hasta 1956, y el sitio en donde se firmó el acuerdo de independencia de Marruecos. Posee muchos lugares bonitos e interesantes para visitar. Pero, como solo dispones de medio día te nombramos solo algunos.

Tetuán, Marruecos en 10 días
  • La medina de Tetúan le vale el título de Patrimonio de la Humanidad y está considerada como la más completa de Marruecos. La medina de Tetuán invita a perderse en sus olores, colores y estrechas calles laberínticas. Lo mejor de todo, verás pocos turistas, así que podrás sentirte un verdadero marroquí. Esto es lo que hace que la ciudad sea tan auténtica.
  • El barrio de los curtidores es uno de los sitios más reconocidos dentro de la medina. Si bien no es demasiado grande, es una buena oportunidad para ver de cerca el proceso con el que se tratan las pieles para utilizarlas en ropas y complementos.
  • Fuera de la medina podrás visitar edificios importantes, como el Palacio Real o la Plaza Moulay El Mehdi, rincones que merecen detenerse unos instantes.
  • Si deseas, también podrás visitar el Barrio Español de Tetuán, en donde encontrarás casas con una interesante arquitectura colonial y fachadas pintadas de un color blanco luminoso. Los toques con color verde terminan de formar una de las postales más famosas de Tetuán.

Dato curioso: la ciudad de Tetuán es el lugar en donde se filmó la famosa novela El tiempo entre costuras. Si viste la serie, reconocerás muchos de los escenarios donde los protagonistas cautivaron al público.

Palacio Real de Tetuán
Palacio Real de Tetuán

Día 10: Tánger, final del viaje por Marruecos en 10 días

Y así llegamos a nuestro último destino de este viaje por Marruecos en 10 días. Desde aquí podrás tomar un avión para regresar a tu hogar o continuar viajando. Pero no puedes irte sin visitar alguno de los rincones más emblemáticos de la ciudad.

Tánger, ubicada sobre el Estrecho de Gibraltar, es considerada como la puerta de entrada al continente africano y una ciudad que tuvo una gran importancia en la historia de Marruecos. Posee muchos sitios de interés entre los que se encuentra, por supuesto, la medina.

Tánger, Marruecos

Uno de los puntos emblemáticos de la medina es la Kasbah, a la cual se accede por medio de la puerta Bab el Assa o Puerta de los centinelas. Allí se encuentra el Museo de la Kasbah, que antiguamente era el palacio del sultán y la residencia de los gobernadores franceses y portuguesas. Es un lugar muy famoso en Tánger y Marruecos, por eso te sugerimos que lo visites.

El aeropuerto de Tánger opera vuelos internacionales hacia Europa a través de aerolíneas como Rynair, Air Arabia e Iberia, lo mismo que vuelos nacionales, a destinos como Casablanca, Marrakech y Ouarzazate. Allí finalizará tu recorrido por Marruecos, que seguramente te dejará una experiencia completa y la memoria llena de lugares increíbles.

¿Qué te pareció nuestro itinerario por Marruecos en 10 días? Ciudades imperiales, desierto, aldeas bereberes y paisajes únicos son algunas de las muchas cosas que tiene para ofrecer Marruecos. Posiblemente pocos países del mundo ofrezcan una experiencia tan completa, desde lo cultural y lo paisajístico. Deseando que hayas disfrutado del recorrido y que la ruta te sirva de inspiración, te decimos ¡Hasta el próximo destino!

Escribe un comentario