¿Listo para viajar a uno de los rincones más hermosos de Galicia? La Ribeira Sacra es una maravilla natural compartida por las provincias de Lugo y Ourense. Una zona donde confluyen los ríos Miño, Sil y Cabe, dando lugar a paisajes de película, con el Cañón del Sil como elemento más importante. Por eso, si quieres disfrutar de miradores llenos de vértigo, pueblos medievales, una enorme cantidad de monasterios y muy buen vino, entonces esta zona de Galicia te encantará.

ribeira-sacra-cañón-del-sil

La Ribeira Sacra es tan grande que podrías pasarte varios días explorándola. El gran protagonista de la zona es el Cañón del Sil, una profunda garganta de curvas sinuosas que no deja indiferente a nadie. Sus verticales pendientes llevan años produciendo uvas de excelente calidad que son el sustento de muchos habitantes de la zona. Al mismo tiempo, son refugio de una gran cantidad de especies animales y vegetales que encuentran allí los medios necesarios para sobrevivir. 

¿Dónde se encuentra la Ribeira Sacra? En el corazón de Galicia (de hecho, es el secreto mejor guardado del interior de esta comunidad gallega). Como mencionamos antes, dos provincias comparten esta maravilla natural: Lugo y Ourense, las cuales son separadas de manera natural por el río Sil. Entre ambas orillas el paisaje cambia completamente. En Lugo predominan las terrazas de viñedos, mientras que en el lado de Ourense se alza imponente el bosque atlántico.

La Ribeira Sacra y la producción de vinos

La Ribeira Sacra es conocida por la producción de vinos. Pero, lo que no muchos saben es que la zona lleva siglos desempeñándose en esta actividad. Concretamente, fueron los romanos quienes dieron inicio a la milenaria tradición de trabajar las vides en las laderas del Cañón del Sil.

Muchos años después, llegaron los monjes eremitas buscando un lugar tranquilo y apartado para rezar. Se asentaron, continuaron trabajando las vides y más adelante fundaron grandes monasterios. Se cree que precisamente de allí viene el nombre de este enclave: por su condición de zona entre ríos y por la gran cantidad de templos religiosos que hay distribuidos a lo largo del territorio. En total, son 18 monasterios y decenas de iglesias ocultas en los espesos bosques y viñedos. Esto lo convierte en una de las zonas con mayor concentración de edificios religiosos medievales de todo el continente europeo. 

Desde ese entonces el vino ha sido el principal motor económico de la zona. Ahora bien, te puede resultar curioso que se cultiven viñedos en una zona tan escarpada y de difícil acceso. Lo cierto es que la gran inclinación, orientación y el microclima de estas laderas crean las condiciones idóneas para la producción de vino de primera calidad. Esto lo comprobarás cuando visites alguna de las bodegas que hay repartidas en el territorio. De todos modos, si no eres amante del enoturismo no te preocupes, la Ribeira Sacra tiene muchos otros atractivos. 

¿Qué hacer en la Ribeira Sacra y el Cañón del Sil?

Si bien la Ribeira Sacra es enorme, nosotros centraremos esta guía en todo lo que se puede ver y hacer en la zona del Cañón del Sil. ¿Por qué? Porque en sus dos orillas se agrupan los principales atractivos de la región: viñedos, hermosos miradores, pueblos llenos de encanto y muchos monasterios. 

Para que tu visita esté completa, no dejes de visitar alguno de los muchos miradores que regalan increíbles vistas panorámicas del cañón. Otro gran plan es navegar por las aguas del Sil en catamarán, al igual que probar los vinos que se producen en la zona. Y, por supuesto, no puedes dejar de visitar alguno de los monasterios escondidos entre la vegetación, como por ejemplo el de Santa Cristina.

Monasterios de la Ribeira Sacra y Cañón del Sil

Como te comentamos al principio, los monjes que se instalaron en la Ribeira Sacra dejaron un importante legado de iglesias románicas y monasterios. Aquí es donde más visible se hace la expansión del románico en Galicia, hasta el punto que es considerada la concentración más grande del románico rural en Europa.

cañón-del-sil

Monasterio de San Pedro de Rocas

Un claro ejemplo de este legado es el monasterio de San Pedro de Rocas, situado en el monte Barbeirón y rodeado de formaciones rocosas que hacen honor a su nombre. Posiblemente, sea el monasterio más curioso que verás en todo el recorrido, ya que literalmente se encuentra enclavado en la roca. De allí que sea una visita imprescindible.

San Pedro de Rocas es considerado el monumento cristiano más antiguo de Galicia (data del año 573 d.C.). Si bien sólo se conservan las paredes y el campanario, es el único que conserva su estructura original. Su campanario construido sobre un monolito de roca es el elemento más destacado del conjunto. Si a ello se suma el entorno en que se halla inmerso, el sitio es verdaderamente especial.

Cuando estés allí comprenderás por qué los monjes eligieron este rincón para levantar un monasterio. La atmósfera realmente invita a la reflexión y a la desconexión.

Tip viajero: no dejes de visitar el Centro de Interpretación de Ribeira Sacra, ubicado en el edificio prioral que forma parte del conjunto monacal. Allí disfrutarás de una exposición en donde se explican los oficios tradicionales de la zona y se cuenta todo sobre la vida monacal, la historia del lugar y los encantos naturales de la Ribeira Sacra.

Monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil

Otro de los conjuntos más destacados y espectaculares del patrimonio monumental de Galicia es el monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil, construido entre los siglos XII y XVIII. Se encuentra ubicado en Nogueira de Ramuín y en lo alto del Cañón del Sil, en la provincia de Ourense. No debe confundirse con la iglesia de Santo Estevo de Ribas de Miño, que también se encuentra situada en la Ribeira Sacra, pero es mucho más pequeña.

Hoy reconvertido en Parador Nacional, este impresionante monasterio benedictino tardó tanto en construirse que no debe sorprender la gran mezcla de estilos que predomina en él (de hecho, es una de sus principales características). También sorprende por su fachada barroca, la belleza de sus claustros y el paisaje que lo rodea, que lo convierte en otra de las paradas imprescindibles de la Ribeira Sacra.

Si bien es un hotel, visitar sus tres magníficos claustros es posible. Una vez que atravieses sus monumentales puertas te recibirá un hermoso claustro de estilo renacentista al cual dan las habitaciones. En uno de los costados del claustro se encuentra la cafetería del Parador, en donde podrás degustar alguno de los vinos de Ribeira Sacra.

monasterios-de-la-ribeira-sacra

El segundo claustro es el llamado “claustro de los obispos”. De origen románico, es el más antiguo de todo el conjunto monástico y uno de los pocos que se conservan en Galicia de este estilo arquitectónico. El último de los claustros es más pequeño y más sencillo, aunque también vale la pena visitarlo.

¿Sabías qué? Existe una curiosa leyenda en torno a este monasterio. La misma habla de la presencia de nueve anillos que fueron depositados en un cofre de plata en el monasterio. Se dice que los anillos eran milagrosos y curaban enfermedades, de allí que en la Edad Media este sitio se convirtiera en un importante centro de peregrinación.

Monasterio Santo Estevo de Ribas de Miño

Otro de los monasterios de la Ribeira Sacra es San Estevo de Ribas de Miño, el cual se encuentra profundamente escondido en el bosque. Lo más sorprendente es la adecuación del templo al terreno, encajonado entre los árboles y con la ladera de la montaña a sus espaldas, aunque son muchos los detalles que hace de este sitio un lugar especial.

El templo fue construido en el siglo XII, destacando de su arquitectura su magnífico pórtico románico. En su fachada se admira un enorme rosetón que es considerado uno de los más grandes de Galicia.

Sin duda, el monasterio  Santo Estevo de Ribas de Miño es otra de las mejores paradas para hacer en tu recorrido por la Ribeira Sacra. Tanto su arquitectura, como el particular enclave en que fue levantado el templo hace que sea una maravilla.

Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil

Otra de las perlas de la región es este maravilloso monasterio del románico gallego oculto entre castaños centenarios (uno de los bosques de castaños más grandes de Europa), con ejemplares de casi 800 años de antigüedad.

Santa Cristina de Ribas de Sil es un monasterio benedictino ubicado en el lado sur del Cañón del Sil, en lo alto del acantilado. Si bien se sabe poco de sus orígenes, sí se sabe que fue construido en el siglo X y que fue uno de los templos más fundamentales de la zona durante la Edad Media. Luego de ser abandonado por los monjes, quedó oculto entre la maleza y cayó en desuso. A pesar de eso, su iglesia románica del siglo XII se conserva en relativo buen estado y sorprende con su magnífico rosetón y por el arco románico decorado que da acceso al claustro.

Para visitar el complejo deberás previamente reservar tu entrada en la página oficial del monasterio. Si te gustan este tipo de lugares, sin dudas deberías hacerlo. Descubrir el templo románico, al cual se accede por una fantástica portada es un verdadero lujo. El interior de la iglesia aún conserva pinturas del siglo XVI en el ábside central y un altar románico en uno de los laterales. Luego de eso, puedes recorrer las antiguas dependencias monacales y la torre campanario. 

Santa-Cristina-monasterio-Galicia

Por supuesto que hay más monasterios e iglesias que puedes visitar (al principio te contamos que son un montón), pero para recorrerlos a todos necesitarás mucho tiempo. Por eso, te hemos mencionado algunos de los más espectaculares.

Miradores del Cañón del Sil

Entre las provincias de Lugo y Ourense se encuentra el tramo final del río Sil. A lo largo de 35 km se levantan a sus laterales enormes paredes rocosas que en algunas zonas se elevan hasta los casi 500 metros de altura. Estas laderas marcan el recorrido del río a través de meandros y amplias curvas, conformando algunos de los rincones más mágicos de toda Galicia. 

La mejor manera de apreciar este capricho de la naturaleza es desde sus miradores ubicados en ambas laderas. Si bien puedes acceder a todos, los ubicados en la vertiente sur son más cómodos para acceder en coche. Algunos se encuentran pegados a la carretera, mientras que a otros se llega tras una breve caminata.

Mirador de Pena do Pobre

Los columpios son tendencia. En muchos lugares turísticos se han instalado para que los viajeros tomen fotos de lo más instagrameables. El Cañón de Sil no es ninguna excepción, aunque en este caso no instaló un columpio, sino un banco (conocido como el mejor banco de la Ribeira Sacra). Sea banco o columpio, seguro que la foto que tomes allí será tendencia en las redes sociales. 

Para llegar a este mirador deberás hacer una pequeña caminata de 1 km, pero con bastante desnivel. Una vez arriba encontrarás el famoso banco de la Ribeira Sacra, desde el cual podrás apreciar el embarcadero de Santo Estevo y la parte trasera de la presa de Santo Estevo.

Mirador de Pé do Home

A 200 metros del Mirador de Pena do Pobre se encuentra este otro mirador que regala una panorámica espectacular de la parte más profunda del Cañón del Sil.

Mirador de Vilouxe

El Mirador de Vilouxe es uno de los más bonitos del Cañón del Sil. El principal motivo es que se encuentra en una de las zonas más altas y cerradas del cañón, con el río formando un extraordinario meandro 400 metros más abajo. Desde este estratégico punto podrás divisar la majestuosidad del cañón y, posiblemente, alguno de los catamaranes que lo surcan. 

mirador-del-cañón-del-sil

Para llegar a este mirador se debe aparcar el coche en el parking que hay en la entrada al pueblo homónimo. Desde allí resta una caminata de unos 700 metros, atravesando primero el pueblo y luego siguiendo por un camino bien señalizado.

Mirador de Cabezoas

Para tener una vista similar al de Vilouxe, pero desde otra perspectiva, te recomendamos visitar este mirador. Allí encontrarás un balcón colgado del cañón mediante una estructura metálica desde el cual también se disfruta de unas vistas maravillosas del cañón de Sil. Además, tiene la ventaja de que es más fácilmente accesible que otros miradores.

Mirador de As Xariñas do Castro

Este mirador es otro de los grandes atractivos de la zona, ubicado en el pueblo de Parada de Sil (más adelante te hablamos de él). Dispone de dos pasarelas de madera que se adentran unos metros en el vacío, lo cual hace que sea realmente un rincón muy fotogénico. Si bien en este tramo el río es recto, el mirador se encuentra en una de las zonas más profundas del Cañón del Sil, por lo que vale la pena acercarse a él.

El acceso al mirador puede ser un poco complicado, puesto que no se encuentra bien señalizado. Cuando llegues al pueblo de Parada de Sil, coge la pequeña carretera que conduce al pueblo de Castro y cuando llegues al camping Cañón do Sil deja el coche y continúa a pie por el camino que sale a la izquierda del camping. Unos 50 metros más adelante te encontrarás con las pasarelas.

Mirador de Balcones de Madrid

Balcones de Madrid es otro de los miradores más conocidos de la Ribeira Sacra. Su curioso nombre proviene del hecho de que era el sitio donde subían las mujeres para ver y despedir a sus maridos que partían a trabajar en las siegas de Madrid y Castilla. 

Este mirador también se ubica en una de las zonas más profundas del Cañón del Sil, en donde el río tampoco forma meandros. A pesar de no ser el mejor de todos, es muy visitado por los turistas que recorren la Ribeira Sacra.

El acceso al Balcón de Madrid se realiza por un camino asfaltado que se abre de la carretera principal en el pueblo de Parada de Sil. A 1 km desde el pueblo se llega a un amplio aparcamiento que está separado del mirador por una pista de tierra de 200 metros.

Pueblos de la Ribeira Sacra

La Ribeira Sacra no solo es miradores y el espectacular Cañón de Sil. A lo largo del extenso territorio que ocupa aparecen pequeños pueblos llenos de encanto, algunos considerados dentro de los más bonitos de España.

Os Peares

Una manera práctica de comenzar a recorrer el Cañón del Sil es por el pequeño pueblo de Os Peares, ubicado en el punto exacto donde confluyen los ríos Miño y Sil, de allí que sea considerado la puerta de entrada a esta maravilla natural. 

Os Peares pertenece a Lugo y Ourense, unidas entre sí por un puente de hierro. Si bien no tiene mucho para ver, puedes pasar un rato recorriendo un poco sus callecitas y disfrutando de las bonitas vistas del pueblo y el entorno verde de viñedos desde su colorido puente.

Cuando salgas del pueblo puedes coger la carretera que bordea al río Sil o bien subir por la que recorre la parte alta del Cañón del Sil, en donde se concentran los mejores miradores.

os-peares

Parada de Sil

Parada de Sil es un bonito poblado de la provincia de Ourense, dueño de un importante valor paisajístico, monumental e histórico. Se encuentra situado justo en el centro del cañón, por lo que es una buena base para descubrir todo lo que la Ribeira Sacra y el Cañón del Sil tiene para ofrecer.

En el 2015 fue declarado municipio de interés turístico. Cuenta con numerosas rutas de senderismo que se pueden hacer en sus alrededores, al mismo tiempo que es la puerta de entrada a muchos de los mejores miradores del Cañón de Sil. Es poseedor de un rico patrimonio monumental e histórico que completan su oferta turística, destacando el monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil, del cual ya te hablamos. 

Otro de sus sitios patrimoniales es la necrópolis de San Víctor, una de las más grandes necrópolis rupestres de toda Galicia. También es interesante hacer una visita a la Fábrica de Luz, que es en realidad una central hidroeléctrica que fue reacondicionada como albergue, con un bar y un restaurante.

La villa también es rica en tradiciones y sede de numerosas fiestas y eventos de las cuales disfrutan turistas y locales. Otro de sus fuertes es su gastronomía, que destaca por la producción de castañas y vinos de excelente calidad.

Castro Caldelas

En el corazón de la Ribeira Sacra se encuentra Castro Caldelas, un precioso enclave que forma parte de la red de “Los Pueblos Más Bonitos de España”. Su fortaleza medieval situada en una colina, sus miradores al Cañón del Sil y sus viñedos dispuestos en terrazas lo convierten en una parada de lujo. 

Castro Caldelas recibe al viajero con un nutrido patrimonio cultural y natural e invita a vivir una grata experiencia. Su oferta turística es amplia, aunque en general podríamos resumirla en dar un paseo por el centro histórico y recorrer las calles empedradas, que con su trazado medieval ascienden hasta su preciado castillo medieval. El acceso al casco antiguo se realiza a través de la Praza do Prado, de la cual parten estrechas calles repletas de casas señoriales. 

castro-caldelas

La imponente Fortaleza de Castro Caldelas desde lo alto domina toda la comarca de Terras de Caldelas. Hoy en día alberga un importante centro cultural, una biblioteca, salas de conferencias, exposiciones y un completo museo etnográfico que vale la pena visitar. Del complejo, destaca la torre del reloj por su estado impecable de conservación. 

Asimismo, el municipio de Castro Caldelas posee una gran cantidad de iglesias, capillas y santuarios. Una de las más bonitas es la Iglesia parroquial de Santa Isabel, un pequeño templo renacentista del siglo XVI desde el cual se obtienen buenas vistas de la villa. 

Otra de las cosas que se pueden hacer en esta localidad es la ruta conocida como Sendeiro dos Bosques Máxicos (Ruta PR-G 213), un extenso recorrido de algo más de 20 km dividido en dos tramos que atraviesa sitios de gran importancia histórica y hermosos parajes naturales. Ejemplo de ello son el Monasterio de Abeleda y la antigua Iglesia de Camba. Además, el sendero transcurre casi por completo bajo la sombra de los árboles que conforman los bosques mágicos del municipio.

Monforte de Lemos

Monforte de Lemos, en la provincia de Lugo, es la única población con el rango de ciudad de la Ribeira Sacra. Es un precioso enclave dominado por la colina de San Vicente, en el cual se encontraba el imponente castillo que tuvo su máximo esplendor en la Edad Media. A su alrededor se construyó una muralla defensiva de la que se conservan algunos tramos, torres y tres de sus antiguas puertas de acceso. Del castillo solo queda en pie la Torre del Homenaje, cuyo interior ha sido restaurado.

En siglos posteriores a la Edad Media, la ciudad creció gracias a la construcción de conventos, colegios y otros edificios que hoy conforman su patrimonio.

Monforte de Lemos invita a recorrerlo a pie e ir descubriendo sus sitios históricos. Para comenzar a descubrir la población, puedes acercarte a la colina de San Vicente, que es el punto donde se concentran varias construcciones destacadas de la localidad. Hablamos del Palacio Condal, la iglesia, el monasterio de San Vicente del Pino y la Torre del Homenaje. 

Otros sitios de interés son los restos de sus murallas, la Iglesia Santa María Regoa, el puente romano sobre el río Cabe, el Convento Santa Clara, la Plaza España y otros. 

Otros atractivos de la Ribeira Sacra y el Cañón del Sil

Si creíste que la oferta turística de la Ribeira Sacra y el Cañón del Sil termina aquí, estás equivocado. Visitar alguna bodega o hacer un paseo fluvial por el río Sil son dos actividades que no deberías dejar fuera del tintero.

Ruta del Vino por la Ribeira Sacra

Otra de las cosas que puedes hacer en estas tierras es una auténtica Ruta del Vino. Los vinos elaborados en la Ribeira Sacra desde 1996 cuentan con Denominación de Origen y son reconocidos a nivel mundial por su excelente calidad. 

Para conocer la compleja forma de cultivo de esta zona de Galicia dispones de varias opciones, ya sea visitando una bodega, disfrutando de los miradores sobre los viñedos o a través de la propia Ruta del Vino de Ribeira Sacra.

En la Ribeira Sacra encontrarás más de 100 bodegas, muchas de las cuales organizan visitas guiadas que permiten al viajero conocer de primera mano cómo se produce esta bebida tan preciada. También se organizan actividades guiadas por las diferentes bodegas, catas de vino y mucho más. Por eso, si eres amante del buen vino estás en el sitio indicado.

Rutas fluviales por el Cañón del Sil

La orografía abrupta del Cañón del Sil no solo fue aprovechada para el cultivo de vides, sino también para la producción de energía hidráulica. De allí que a lo largo del cañón existen varios embalses que regulan el flujo del río Sil, haciendo que sea transitable por embarcaciones. Por eso, una de las mejores maneras de conocer el Cañón del Sil es a bordo de alguno de los catamaranes que surcan sus aguas.

Desde los embarcaderos del río Sil en Nogueira de Ramuín, Castro Caldelas, Monforte de Lemos y Sober salen catamaranes gestionados por diferentes agencias que permiten al viajeros disfrutar de las maravillas del cañón desde otra perspectiva.

Mapa de la Ribeira Sacra y Cañón del Sil

Para que puedas organizar mejor tu ruta por la Ribeira Sacra y el Cañón del Sil te dejamos este mapa con los puntos mencionados.

¿Cuál es la mejor época para visitar la Ribeira Sacra y el Cañón del Sil?

La orografía de los cañones genera un microclima que hace que, a pesar de estar en el interior de Galicia, el clima adquiera rasgos mediterráneos. Lo normal es que llueva poco en la Ribeira Sacra, concentrándose la mayor cantidad de precipitaciones en el invierno. En verano, las temperaturas pueden alcanzar los 40 Cº fácilmente, lo cual hace que los viñedos se desarrollen de manera espectacular.

cañón-del-sil

En pocas palabras, cada estación del año tiene sus ventajas e inconvenientes. Durante la primavera los viñedos no regalan las mejores postales, pero esto se compensa con los cerezos, que decoran el paisaje de la Ribeira Sacra con su flor blanca tan característica. En verano las temperaturas son muy altas, aunque es cuando las vides están en su mejor momento. Además, es la mejor época para darse un chapuzón en sus playas fluviales.

El otoño es quizá la época más espectacular para recorrer el Cañón de Sil. Si bien las temperaturas son más bajas, los colores dorados que adquieren las hojas de las vides y castaños crean una postal realmente única. El invierno es la época de lluvias, lo cual sumado a las bajas temperaturas hace que sea el momento del año menos recomendable para viajar. 

La Ribeira Sacra y el Cañón del Sil abarcan un área muy extensa que quizá no puedas recorrer completa. De todos modos, si tienes al menos 2 días, podrás visitar la mayoría de los puntos que mencionamos en este artículo. Sea como sea, no deberías dejar de conocer esta increíble región del interior de Galicia. Monasterios impresionantes, miradores únicos, vinos de primera calidad y hermosos pueblos medievales harán de tu viaje una experiencia increíble.

Enlaces de interés con las mejores ofertas para tu viaje

  1. Encuentra los Hoteles al mejor precio aquí.
  2. Reserva tours, guías y excursiones aquí.
  3. Contrata tu seguro de viaje con 5% descuento aquí.
  4. Compra tu tarjeta SIM con Internet para tu viaje aquí.
  5. Ofertas en pack vuelo más hotel aquí.
  6. Alquila tu coche al mejor precio aquí.
  7. Consigue vuelos baratos aquí.
  8. Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí.

Créditos fotográficos

  • (https://pixabay.com/es/photos/ribeira-sacra-san-esteban-del-sil-1284216/), por locuig (https://pixabay.com/es/service/license/)
  • Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil (https://www.flickr.com/photos/victorianorivero/40499415964), por Jose Losada - Fotografía/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/)
  • Confluencia entre el río Miño y el río Sil, en Los Peares (https://www.flickr.com/photos/elentir/6925540288/), por Contando Estrelas/CC BY-SA 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/)
  • (https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Castro_Caldelas_dende_o_castelo,_2012.JPG), por HombreDHojalata/CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.en)
  • (https://pixabay.com/es/photos/r%c3%ado-monta%c3%b1as-plantas-vegetaci%c3%b3n-6153615/), por vjgalaxy (https://pixabay.com/es/images/search/castro%20caldelas/)

  • Comments are closed.