La fortaleza de Kuélap, en el departamento de Amazonas (Perú) es el conjunto arqueológico más importante de la selva peruana. Un sitio que no puedes dejar de visitar si estas viajando por Perú, que además de estar inmerso en un paisaje increíble, es la cuna de una de las culturas más importantes del país: los Chachapoyas. Prepárate para iniciar un viaje por esta imponente edificación protegida por una enorme muralla.

Kuélap, Perú

Hasta hace poco solo era posible llegar al lugar caminando. Hoy en día, gracias a las modernas telecabinas que parten de Nuevo Tingo el acceso se ha facilitado. Sin embargo, si eres amante del trekking, seguro querrás llegar al lugar caminando. La geografía es impresionante: una fortaleza rodeada de farallones y precipicios por tres de sus cuatro costados. A su alrededor, en el paisaje se mezclan perfectamente las alturas de los Andes y la selva amazónica en una postal única.

Historia de Kuélap

Kuélap es considerado como una de las Siete Maravillas del Perú y es más antiguo que Machu Picchu. También destaca por ser el centro arqueológico de piedra con mayor tamaño construido en la época precolombina.  El arqueólogo Alfredo Navárez Vargas lo define como “la meca de Chachapoyas”, puesto que fue el centro político, administrativo y religioso más importante de esa cultura.

Los Chachapoyas fueron una nación formada por un conjunto de curacazgos. Esta organización política, gobernada por el Curaca, ha dejado muchos monumentos hermosos a lo largo del río Utcubamba. Poco se sabe del origen de esta cultura, aunque se cree que fueron agricultores y comerciantes. Kuélap demoró muchos años en construirse, más precisamente desde el año 500 d. C al 1570 d. C. Posee imponentes murallas de hasta 20 metros de altura que son el claro ejemplo de una arquitectura monumental y una ingeniería de lo más avanzada. Por su ubicación estratégica, Kuélap se diseñó con fines defensivos.

Murallas de Kuélap
Murallas de Kuélap

Unas tres mil personas vivieron en el interior de Kuélap y otras siete mil a su alrededor. Sin embargo, fueron solo una pequeña parte de los 400 mil habitantes de esta civilización, que pobló las actuales regiones de San Martín y de Amazonas. En 1532, el español Diego de Alvarado, luego de conquistados los Incas llegó a Kuélap y movió a todos sus habitantes a una nueva ciudad. Estos poblados, que los españoles las conocían como «reducciones de indios», fueron asentadas en las partes bajas de los valles, de más fácil acceso.

La ciudad cayó en el olvido, hasta que, en enero de 1843 Juan Crisóstomo Nieto, juez de Chachapoyas, llegó al valle del río Utcubamba para mediar en un conflicto judicial. Mientras caminaba por el terreno, los habitantes locales le dirigieron a un lugar en el que se levantaba una gran fortaleza, oculta por la maleza. Desde ese momento Kuélap, que llevaba abandonado por casi dos siglos, se abrió a occidente.

Durante los años siguientes, Kuélap comenzó a captar el interés de importantes investigadores que se dedicaron al estudio del lugar. En 1985 y 1987 el arqueólogo Alfredo Narváez realizó una completa y minuciosa descripción del sitio.

Algunos datos sobre los Chachapoyas

Los Chachapoyas fueron una cultura preincaica del período Intermedio Tardío andino. Sus poblados se ubicaban al este del río Marañón, en la selva andina del norte de Perú. La comunidad estaba integrada por diversos grupos étnicos, de los cuales muchos eran descendientes de inmigrantes de la cordillera de los Andes, que asimilaron rasgos amazónicos. Conformaban una sociedad teocrática (un gobierno ejercido por Dios) y el territorio estaba dividido en pequeños señoríos. Su sistema económico estaba basado en la agricultura, el pastoreo, la caza y la recolección de subsistencia.

¿En dónde está ubicada la fortaleza de Kuélap?

Este importante conjunto arqueológico se ubica en la parte alta del valle del río Utcubamba, a 3000 metros de altura sobre el nivel del mar. Próximo a él se encuentra el caserío de Kuélap, en el distrito de Tingo, Provincia de Luya. Como referencia puedes tomar la moderna ciudad de Chachapoyas, a 35 kilómetros en dirección sur.

Sistema de telecabinas de Kuélap

Gracias a esta obra el número de turistas que visitan Kuélap creció notablemente. Incluso la prestigiosa revista National Geographic Traveller destacó este destino como un sitio imperdible para conocer. El sistema de telecabinas de Kuélap se construyó respetando el entorno natural y la biodiversidad del lugar. Por eso mismo, el andén de salida se alza a 2279 metros de altura. Los metros restantes hasta la cima transcurren en medio de paisajes y vistas panorámicas del Valle Alto del Utcubamba. Las cabinas ascienden a una velocidad de 6 metros por segundo, adecuada para tomar fotos y filmar videos. Además, están acondicionadas para recibir sillas de ruedas, lo que permite que las personas con movilidad reducida puedan conocer también este maravilloso lugar.

¿Cómo está conformada Kuélap?

Fortaleza, Perú

El complejo Arqueológico de Kuélap está conformado por 8 sectores que abarcan una extensión de aproximadamente 450 hectáreas. De estos 8 sectores, La Fortaleza es la que más sobresale y la más estudiada hasta el momento. La Barreta es el sector que cuenta con un área de sarcófagos y entierros, andenería y áreas de residencia rural. Hacia el sur se encuentra el sector conocido como Malcapampa, que se cree que corresponde a una proyección del sector de la Fortaleza que nunca terminó de construirse. Los otros sectores son: El Imperio, El Lirio, San José y Pumacanchina, ubicados en la parte central del complejo. Estos sectores contienen un conjunto de barrios rurales asociados a zonas de cultivo y andenería. El último sector, conocido como Petaca, se ubica en la parte oeste del complejo y posee un conjunto de sarcófagos muy destruidos.

La fortaleza de Kuélap

Fortaleza de Kuélap

La fortaleza de Kuélap es el sector más conocido del complejo y se ubica en la parte más elevada de la formación rocosa. Posee unos 600 metros de largo por 400 de ancho y se despliega sobre una plataforma artificial. En sus alrededores se alza una muralla de piedra caliza de 20 metros de altura (que como te contamos, cumplía funciones defensivas). Esta impresión defensiva es reforzada por la presencia de elementos, como un torreón y tres estrechos ingresos, considerados como sitios de vigilancia. Estos ingresos consisten en unas largas rampas con forma de embudo que, por su configuración, obligan al ingreso de sólo una persona a la vez.

El interior del recinto está repartido en dos niveles y su interior conserva tesoros del pueblo prehispánico. Tal es así, que solo se ha podido estudiar una cuarta parte de Kuélap, quedando aun muchos misterios por desenterrar. Sus murallas albergan 420 viviendas, la mayoría de planta circular. Algunas se creen que cumplían funciones domésticas y otras religiosas, residenciales y de producción artesanal. Fuera de la ciudad se construyeron unas 200 viviendas más, sumando en total más de 700 edificaciones. El nivel superior es el más pequeño y alberga las mejores viviendas, por eso se cree que era el área donde vivía la aristocracia de Kuélap.

La mayoría de las viviendas son de forma circular, excepto 4 que tienen planta rectangular y una que tiene planta cuadrada. Las viviendas de planta circular presentan en la fachada exterior una serie de frisos con figuras romboidales u otras figuras geométricas que se asemejan a aves o personas construidas en piedra.

Fortaleza de Kuélap

Además de las viviendas, podrás visitar otras estructuras que destacan por sus singulares características arquitectónicas. Una de ellas es el Torreón, una estructura de 7 metros de alto construida sobre la segunda plataforma. Por sus características, se cree que cumplía funciones defensivas. Hoy en día, desde allí se obtienen las mejores vistas panorámicas de los alrededores de la fortaleza.

El Tintero es otra construcción que te llamará la atención. Posee una peculiar forma de cono invertido que, según se cree, funcionaba como observatorio astronómico. El Tintero posee 5.5 metros de alto y en su interior se puede observar una cámara en forma de botella, que algunos investigadores creen que hacía de mausoleo.

Motivos para viajar a Kuélap

Creemos que nadie debería dudar de conocer este interesante destino turístico, por eso queremos darte todos los motivos por cuales no puedes pasarlo por alto:

  • Muchos la consideran como el «segundo Machu Pichu» de Perú, y realmente es igual de interesante. No solo la revista National Geographic Traveller ha incentivado al turismo a este lugar. Otros medios de comunicación famosos, como The New York Times y el The Wall Street Journal también la reconocen como un destino imperdible de Perú. Un sitio tan recomendado por medios influyentes debería ser interesante, ¿no crees?
  • Como ya te contamos, hoy en día es posible llegar al lugar en el teleférico ubicado en el poblado de Nuevo Tingo, a 38 km de la ciudad de Chachapoyas. El costo para subir al teleférico es de aproximadamente unos 20 soles (4,40 EUR).
  • Otro motivo por el cual debes visitar Kuélap es que es un destino económico, a diferencia de otros atractivos peruanos. El boleto de ingreso cuesta 20 soles para adultos (4,4 EUR), 10 soles para los estudiantes (2,2 EUR) y 2 soles para los niños. También existe la posibilidad de contratar un tour de un día completo que incluye transporte, guía, almuerzo y entrada a la fortaleza por un costo de 90 soles (19,80 EUR).
  • La fortaleza de Kuélap es un buen punto de partida para ir descubriendo lo mejor del amazonas peruano. De hecho, se recomienda iniciar la travesía en este complejo y continuar con rutas de mayor exigencia como la Catarata de Gocta o los Sarcófagos de Karajía.
Kuélap

¿Cómo llegar a Kuélap caminando?

Desde la terminal de Chachapoyas puedes tomar un bus que te lleve hasta Nuevo Tingo, en un trayecto de aproximadamente una hora, desde donde podrás tomar la telecabina a Kuélap. Desde esta misma localidad parte el trékking hasta la fortaleza. Los primeros 2 km de la caminata son suaves y presentan pendientes sin exigencia. Pasados estos 2 km llegarás una cabaña al estilo tradicional desde la cual comienza la parte más dura del ascenso.

Desde allí en adelante hay 4 puestos de descansos, que empiezan a los 1700 metros y acaban sobre los 3000. La ruta en total lleva unos 9 km y es encantadora. Deberás ir a un ritmo lento, porque estás subiendo casi constantemente y en altura.

Los alrededores de Kuélap y otros sitios para visitar

Se han reportado otros sitios de mucha importancia en esta zona de Perú. Ejemplos de ellos son Monte Grande, San Isidro, Casual y Las Juntas, ubicados a menos de 130 kilómetros al noroeste de Kuélap. Se cree que estos sitios datan del segundo milenio antes de Cristo, lo que da nota de que esta región de la Selva Alta, fue un área fundamental para el surgimiento de la civilización andina.

Otro de los grandes lugares turísticos de Amazonas es la Catarata de Gocta, de 770 metros de alto (una de las más altas del mundo). No solo es atractiva por su impactante altura, sino también por el emocionante trekking que lleva a ella.

Este impresionante salto de agua fue descubierto por el alemán Stefan Ziemendorf en el año 2002. El investigador estaba llevando a cabo un estudio en las grutas que se hallan en Amazonas (la puerta norte para la Amazonia) cuando descubrió la casada. A los 4 años regresó acompañado de guías locales con el objetivo de medir la caída de agua: 771 metros y un total de 22 cascadas en todo el lugar.

 Catarata de Gocta

Según cuenta una antigua leyenda, nadie visitaba el Amazonas porque en la zona inferior de la cascada había una sirena de cabello rubio que, en teoría, custodiaba un brillante tesoro. Se dice que un poblador de Cocachimba habría desaparecido entre sus aguas luego de ser visto junto a ella.

Dejando de lado la fábula, la catarata de Gocta es un lugar que imperdible, más aún si tienes un ávido espíritu aventurero. Es posible llegar al lugar partiendo desde Chachapoyas o desde Cajamarca. Otra opción es hacer una ruta que dura algo de dos horas, desde las localidades de San Pablo Valera o Cocachimba. El ascenso lleva unas 5 horas como mínimo y los primeros kilómetros del recorrido son los más exigentes. Las vistas te deslumbrarán durante todo el camino y la frutilla del postre será llegar a este salto de agua que te hará sentir muy pequeño.

Sarcófagos de Karajía

Los Chachapoyas no solo construyeron la fortaleza de Kuélap, sino también estos monumentales sarcófagos antropomorfos que conservan en su interior momias envueltas en sus ajuares funerarios. Ubicados en la cima de la montaña, de cara al sol y protegiendo desde arriba a los vivos, dan muestra del gran respeto de esta cultura a sus difuntos. Los sarcófagos de Karajía son otro lugar que sin dudas debes visitar.

Estos sarcófagos poseen más de 500 años de antigüedad y se ubican en el distrito de Luya, ciudad de Chachapoyas. Cuando llegues al lugar te encontrarás con un conjunto de tumbas con forma humana ubicado en una peña de gran altura (unos 2400 metros). Lo primero que te preguntarás es cómo llegaron allí. Sin dudas es un claro ejemplo de lo avanzada que fue esta civilización. Sin embargo, esta ubicación tan particular tenía una finalidad: que los sarcófagos jamás sean visitados y los cuerpos momificados puedan descansar en paz por toda la eternidad.

En 1985 el arqueólogo peruano Federico Kauffmann Doig descubrió este misterioso lugar. Los 7 sarcófagos descubiertos fueron diseñados con el fin de sepultar los cuerpos momificados de forma individual y envueltos con mantos de algodón. Existió un octavo sarcófago que lamentablemente fue destruido por un terremoto acontecido en 1928, que lo hizo caer al vacío.

Para visitar el lugar debes llegar primero a la comunidad de Cruzpata, distrito de Luya, ubicada a 51 kilómetros de Chachapoyas. Desde allí parten los paseos a caballo hasta los sarcófagos.

¿Listo para conocer este destino único de Perú? Kuélap te espera para sorprenderte con su historia, su arquitectura y su imponente entorno natural.

Créditos fotográficos

  • Kuelap Chachapoyas Remains of a house that would have held up to 8 people (https://www.flickr.com/photos/andikam/10468526653/), por Andreas/CC BY-SA 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/)
  • Llamas a Kuelap (https://www.flickr.com/photos/pmoroni/423212222/), por pmoroni/ CC By-SA 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/)
  • Karijia (https://www.flickr.com/photos/samericamotoxplorer/4480092581/), por Gaston E/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/)

  • Escribe un comentario