Cunit es un municipio de Tarragona (dentro de la Comunidad Autónoma de Cataluña) perfecto para unas vacaciones de verano. Dueña de un paisaje típicamente mediterráneo y con más de 2,5 km de playas de arena fina, Cunit enamora a sus visitantes, brindándoles una experiencia de lo más completa. Descubre todo lo que puedes hacer en esta localidad y prepárate para vivir unas vacaciones a pleno sol.

Cunit, España

Es el último municipio de la comarca del Baix Penedés. Hacia el este limita con Cubelles y hacia el oeste con Calafell. Las playas ubicadas en el sur del municipio se encuentran sobre el mar Mediterráneo, configurando un encantador paisaje.

Cunit también se caracteriza por sus planes agrícolas, llamados Prats de Cunit o Plana del Castell, y sierras del centro y norte del municipio, repletas de pinares. Las montañas más altas de la región de Cunit se encuentran en las sierras del norte, destacándose el cerro de Cal Santón, el cerro de la Sima y el monte de la Muñeca.

Atractivos de Cunit

A lo largo de toda la ciudad encontrarás monumentos que fueron clave en la historia de Cunit, muchos de los cuales, a su vez, albergan importantes obras de arte en su interior.

Uno de ellos es la Iglesia de San Cristóbal, que data del año 1762. Lo más notorio de la iglesia es la forma en que ha conservado algunos elementos de construcción románica original (del siglo XII). Notarás esto principalmente en sus tres ábsides y la actual sacristía.

Iglesia de San Cristóbal, Cunit

Posee una fachada de piedra y un gran arco sobre el cual se observan varias ilustraciones de santos. Sin embargo, uno de los principales distintivos del templo es su extensa cadena de túneles. Por otro lado, su actual sacristía es conocida como la capilla románica construida más cerca del mar. Posee también una torre de campanario de base cuadrada con varios cuerpos separados entre sí por cornisas.

El elemento central del interior es el altar mayor dedicado a San Cristóbal, que fue destruido durante la Guerra Civil y posteriormente reconstruido.

El Castillo de Cunit se ubica en la parte más alta de la ciudad. Antiguamente fue un importante castillo medieval, pero, hoy en día poco queda de aquella estructura, ya que fue reconstruida. Durante muchos años el edificio estuvo abandonado, hasta que fue comprado por Joan Braqueri Roger, quien lo reacondicionó.

Las Masías de Cunit

Las diferentes masías que se encuentran a lo largo del pueblo también contribuyen a la riqueza arquitectónica civil de Cunit. Entre ellas destaca Can Torrents, Cal Pla o Masía San Antonio.

Mas Cal Pla es un edificio modernista de tres pisos, con un balcón, amplios jardines a su alrededor y una fachada muy antigua. Está situada en la carretera que va desde Cunit a Clariana, cerca del cementerio municipal y del torrente de Cunit.

Mas Cal Pla, Cunit

La Masía de Cal Pla posee una interesante historia. Sus primeros dueños fueron los miembros de la familia Ferrer-Benítez, que habitaron el lugar hasta la muerte de Roser Ferrer. En 1920 la propiedad fue adquirida por un capitán de barco de origen mallorquín. Además de ampliar la casa, el propietario de ese momento mandó a construir los jardines, que al día de hoy pueden visitarse. La obra estuvo a cargo de Jean Claude Nicolas Forestier, el famoso paisajista que diseñó los jardines de Montjuic para la Exposición Universal de Barcelona en 1929. Sin embargo, en 1941 la casa quedó sin dueño hasta que fue adquirida nuevamente por la familia Ferrer.

Actualmente, el edificio se encuentra vallado y se han realizado obras para proteger alguno de los elementos más emblemáticos de su arquitectura de los actos de vandalismo.

La Mas Sant Antoni (Masía San Antonio) es un edificio que, sin ser un museo cumple una función similar, puesto que cuenta con una galería de cuadros que es visitada por muchos turistas. El edificio posee una estructura similar a un castillo, con una fachada peculiar adornada con un enorme reloj de sol. Está catalogado como bien de interés cultural y completamente protegido, tanto en su interior como exterior.

masía de Sant Antonio

Al igual que Cal Pla, el lugar posee una antigua historia. Actualmente, es propiedad de la familia Bultó, fundadores de la mítica marca de motos Bultaco. El edificio cuenta con instalaciones completamente acondicionadas y preparadas para la celebración de bodas y eventos importantes.

Antes de ingresar a la propiedad, te deslumbrará los impresionantes jardines, llenos de rincones románticos, rosaledas y un sinfín de detalles naturales.

¿Qué más ver?

La Zona Arqueológica del Fondo d’en Roig es otro interesante atractivo de Cunit donde encontrarás una interesante mezcla de ruinas e ingeniería arquitectónica. Se trata de un yacimiento que fue encontrado en el año 1996, durante la construcción de la autopista C-32. Corresponde a una granja ibérica que data de los siglos III y IV a.C. y uno de los yacimientos mejor conservados de Cataluña.

Para visitar este lugar puedes asomarte al puente de la autopista C-32 o tomar el tour por la ruta ecoturística de “Cunit a tu aire” (la cual es muy recomendada).

Otro sitio peculiar de Cunit es una cueva (conocida como Avenc de Sant Antoni) de unos 40 metros de profundidad. En este sitio se han realizado diferentes excavaciones en las cuales se han encontrado restos prehistóricos que muestran que estuvo habitada. Actualmente, el lugar se encuentra cerrado como consecuencia de los actos de vandalismo producidos por algunos ciudadanos.

Avenc de Sant Antoni

La cavidad posee 15 metros de largo y 8 de ancho y fue descubierta por primera vez en 1927, aunque cuenta la historia que el lugar ya era conocido por vecinos de la zona. De hecho, la cueva sirvió como refugio de muchas personas que se ocultaron allí durante la Guerra Civil Española.

Playas de Cunit

La playa de Cunit es la playa del municipio. Posee una longitud de 2450 metros y está dividida en 8 calas, separadas entre sí por 7 espigones que se extienden de forma paralela a la antigua línea de costa. Los espigones se construyeron a principios de los años 1980 debido a que las obras del Pantano de Foix y el puerto de Cubelles y de Segur de Calafell afectaron las playas.

playas de Cunit

De sur a norte los espigones reciben los nombres de Can Toni, Les sorres, Valparaiso, Cunit Centre, les Planes, Cunidor y Diagonal.

La playa de Cunit se caracteriza por su arena dorada y sus aguas tranquilas y transparentes, perfectas para disfrutarlas a pleno. Es precisamente por su mar calmo que no es una playa apta para practicar surf. Cuenta con numerosos servicios e instalaciones a lo largo de toda su extensión, incluyendo baños y duchas. Allí podrás alquilar tumbonas y sombrillas, jugar al vóley o al fútbol en alguna de sus canchitas o simplemente tumbarte a tomar sol.

Además, como se encuentra integrada con el núcleo urbano de Cunit es posible llegar fácilmente caminando, en coche o en autobús. A pesar de ser una playa urbana no suele encontrarse abarrotada de gente, por lo que podrás disfrutar de su tranquilidad.

Es una playa ideal para visitar con niños pequeños, ya que su mar es de los más calmos de la zona. Además, cuenta con socorristas y un puesto de primeros auxilios La playa de Cunit está catalogada como playa libre, es decir, posee bandera verde la mayor parte del tiempo y solo cuando las condiciones lo ameriten cambia de color.

Si bien es una playa tranquila, por una cuestión de seguridad está prohibido nadar en las puntas de los espigones, puesto que se forman allí fuertes corrientes.

Playa de Calafell

A un kilómetro y medio de Tarragona se encuentra la hermosa playa de Calafell, de arena dorada y aguas tranquilas y poco profundas. Además, es una de las primeras playas de Cataluña en ser destacada por la limpieza y la calidad de sus aguas.

La playa de Calafell es perfecta para hacer vela y el jet ski o para dar un paseo en botes de remo. Los más pequeños podrán disfrutar de sus parques infantiles y, hacia el atardecer, puedes llegarte a la ciudad y conocer las impresionantes ruinas romanas que hay allí.

Playa de Cubelles

La playa Cubelles se encuentra en el municipio que lleva su mismo nombre, dentro de la provincia de Barcelona. Se la conoce también como Platja Llarga (Playa Larga), por su longitud de 465 metros y sus 40 metros de ancho.

Es una de las playas más frecuentadas de la zona, por lo que no encontrarás allí la tranquilidad que sí hay en otras playas. Sin embargo, puedes visitarla y vivir tu propia experiencia. En sus alrededores encontrarás varios restaurantes, bares y chiringuitos.

Como toda playa urbana, cuenta con servicios como baños, duchas, alquiler de tumbonas, estacionamiento, accesos fáciles y adaptados para sillas de ruedas y mucho más.

Playa de Cubelles

¿Dónde comer?

Cunit presenta una amplia oferta gastronómica, por lo que, encontrar un lugar para comer no será difícil. Algunos de los mejores restaurantes de la localidad son:

  • El Asador de Cunit, ubicado en la calle Avinguda de Barcelona, 147, donde podrás comer por un precio aproximado de EUR 16. El restaurante ofrece, además de asado, pizzas de diferente variedad, entrañas, queso provoleta, carpaccio de buey y más.
  • L’ Oreneta, también en la calle Avinguda de Barcelona, 48. El restaurante ofrece una variedad de platos con pescados y mariscos, como ser arroz acompañado de salmón, aguacate y algas nori. Podrás comer por un precio aproximado de EUR 15.
  • Para comer comida típica de la zona mediterránea podrás dirigirte a Bebe Come Calla, ubicado en la calle Carrer de Ramon Casas, 30. El precio promedio es también de EUR 15.

Ya lo sabes, Cunit posee todos los ingredientes para vivir unas vacaciones a pleno. No dejes de conocer sus playas y sus muchos monumentos. Si te gustó el artículo comparte en tus redes sociales. ¡Hasta la próxima!

Escribe un comentario