Hay lugares que invitan a desconectar de la rutina y conectar con uno mismo y con la naturaleza. Uno de esos sitios tan especiales y necesarios a la vez es el Vall de Nuria, ubicado en el Pirineo catalán y muy cerca de la frontera con Francia. Si te encuentras buscando una escapada para un fin de semana, la propuesta que traemos hoy es perfecta. Paisajes hermosos, buena comida, senderismo, historia y un viaje en tren muy especial confluyen en el Vall de Nuria. ¿Quieres saber más?

Vall-de-Nuria

El Vall de Nuria está situado en la comarca de Ripollés, dentro del Parque Natural de las cabeceras del Ter y del Freser, a casi 2.000 metros sobre el nivel del mar. Es un valle de una belleza natural increíble que aparece rodeado por los enormes picos de los Pirineos, desde los cuales nacen ríos y arroyos.

Una de las mayores ventajas del Vall de Nuria, es que se puede disfrutar de él en cualquier momento del año. De hecho, cada temporada tiene su encanto. Durante los meses de frío, los picos se cubren de nieve y las pistas de esquí brillan con todo su esplendor. Los amantes de los deportes de invierno copan el centro de ski y ponen a prueba sus habilidades en la nieve. En el verano, en cambio, el valle se tiñe de verde y las rutas de senderismo se llenan de amantes de la montaña.

¿Cómo llegar al Vall de Nuria en tren desde Barcelona?

Antes de meternos de lleno en todo lo que puedes hacer en el Vall de Nuria, te contamos primero cómo llegar a él. Este hermoso valle del Pirineo catalán no es accesible en coche particular, sino en el histórico tren cremallera o a pie (ideal para los meses más cálidos).

Muchos de los viajeros que visitan el Vall de Nuria lo hacen desde la ciudad catalana de Barcelona, por eso hacemos hincapié en cómo llegar desde allí. La forma es la siguiente: viajar en vehículo propio hasta la estación de Ribes de Freser o Queralbs, dejar el coche y tomar el tren cremallera al Vall de Nuria.

Otra alternativa es comprar el billete llamado TreNatura que ofrece la empresa Rodalies de Catalunya. Este billete combina tren + tren cremallera e incluye el viaje desde cualquier estación de tren de Barcelona hasta Ribes de Freser (con la línea R3) y el viaje ida y vuelta hasta el Vall de Nuria.

Los precios del trayecto ida y vuelta son los siguientes:

  • Nuria/Ribes: 30 € (adultos), 19,50 € (niños de 4-13 años), gratis (menores de 3 años), 25,50 € (a partir de los 65 años).
  • Nuria/Queralbs: 27 € (adultos), 17,50 € (niños de 4-13 años), gratis (menores de 3 años), 23 € (a partir de los 65 años).

Durante la temporada alta, el tren cremallera sale cada 50 minutos aproximadamente, mientras que en temporada baja disminuye la frecuencia. A partir del 1 de noviembre circula únicamente en los fines de semana.

Si haces parte del trayecto en coche, deberás llegar hasta las estaciones del tren cremallera de Ribes de Freser o Queralbs (a 130 km desde Barcelona) y dejar el coche en los parkings gratuitos. En caso de que vayas a salir desde Ribes de Freser, podrás tomar el tren cremallera desde cualquiera de las dos estaciones disponibles para subir a Nuria: la estación de Ribes Vila y Ribes Enllaç. En este último caso, el trayecto en tren hasta Vall de Nuria dura unos 40 minutos.

El tren cremallera del Vall de Nuria

El único medio de transporte para acceder al Vall de Nuria es el histórico tren cremallera azul inaugurado el 22 de marzo de 1931 (además de la ruta de senderismo disponible para hacer a pie).

tren-cremallera-de-Nuria

El tren cremallera lleva ese nombre por el sistema que utiliza para moverse, que simula el funcionamiento de una cremallera. El mismo cubre un trayecto de 12,5 km y sortea un desnivel de 1.000 metros a través de paisajes increíbles. Además, su sistema sostenible no produce emisiones de CO₂ a la atmósfera, por lo cual es amigable con el medio ambiente.

El tren cremallera fue inaugurado ante la necesidad de disponer de un medio de transporte para el enorme número de peregrinos que visitan el Santuario de Nuria. De ese modo, en marzo de 1931 se puso en funcionamiento este ferrocarril con características técnicas excepcionales que, con el tiempo, llegó a convertirse en un referente para los ferrocarriles de montaña de España y Europa.

¿Qué hacer en el Vall de Nuria?

El Vall de Nuria tiene mucho para ofrecer a los miles de viajeros que lo visitan. Los amantes de la montaña encontrarán en este enclave mucha riqueza natural y paisajística. Sus postales de verano e invierno invitan a disfrutar de diferentes actividades lúdicas y deportivas en cualquier momento del año.

Por supuesto que no puedes dejar de visitar la iglesia de la Virgen de Nuria y la Ermita de San Gil. También son únicos los paseos por el lago, que en invierno suele estar congelado, el ascenso en teleférico al Albergue del Pic de L’Àliga y las rutas de senderismo en plena naturaleza. 

¿Sabías qué? En el Vall de Nuria se grabó la famosa película Contratiempo, que tiene como protagonistas a Mario Casas y José Coronado.

Santuario de Nuria

Desde hace muchos años, el Vall de Núria es un lugar de peregrinación. Su paisaje y entorno idílicos lo convierte en un sitio ideal para la oración y la meditación, aunque, lo cierto es que el Santuario de Nuria no está allí por mera casualidad.

Cuenta la leyenda que el obispo San Gil llegó al Vall de Nuria en el año 700 y se estableció allí con el fin de evangelizar a los pastores de la zona y llevar una vida sencilla. No solo enseñó a los pastores a rezar, sino que todos los días les daba de comer en una olla gigante y los llamaba con una campana cuando la comida estaba lista. También talló una imagen de la virgen de Nuria en madera. Lamentablemente, el obispo fue objeto de persecuciones ante las invasiones musulmanas, por lo cual debió huir. Sin embargo, dejó enterradas en algún rincón del Vall de Nuria la olla con la que daba de comer a los pastores, la campana, la talla en madera de la virgen de Nuria y una cruz.

Varios años más tarde, en 1072, un peregrino de Dalmacia llamado Amadeo soñó que un ángel le decía que tenía que viajar hasta el Vall de Nuria para construir una ermita en honor a la Virgen. Fiel al pedido del ángel, el peregrino cumplió con la ayuda de unos pastores. Unos años después, cuando Amadeo ya había abandonado el Vall de Nuria, los pastores se encontraron con una imagen un poco inusual: un toro dando cornadas contra una pared cerca de la ermita. Extrañados, cavaron en la pared y se encontraron con los elementos que San Gil había enterrado. Los mismos se convirtieron en objetos de culto y con el tiempo la ermita pasó a ser un destino de peregrinación.

Iglesia-de-Nuria

Al igual que su creador, la talla original de la virgen de Nuria fue perseguida e, incluso, sufrió un secuestro. Actualmente, la imagen que se puede ver en el santuario data de la época románica y es similar a la talla realizada por San Gil en su tiempo.

A medida que la llegada de peregrinos crecía, se fueron construyendo edificios junto a la pequeña ermita dedicada a la virgen de Nuria. Los mismos ofrecían servicios a los peregrinos, aunque con el tiempo se han ido adaptando a las condiciones y necesidades de cada época. Unos años después, se construyó otra ermita en honor a San Gil, en el sitio en donde se encontraron los objetos.

Frente a la Iglesia de Nuria se encuentra el lago artificial que contribuye en gran medida a la belleza paisajística del lugar. Junto a ella hay un enorme hotel que en invierno se llena de esquiadores.

Rutas de senderismo en el Vall de Nuria

Durante los meses de más calor el senderismo es la actividad por excelencia para hacer en el Vall de Nuria. Las opciones son muchas y para todos los gustos y niveles físicos. Hay rutas para hacer en los alrededores del santuario, algunas sencillas y aptas para ir con niños y otras un poco más complicadas y exigentes. Sea como sea, seguro que encontrarás alguna que se adapte a tus condiciones y gustos. 

A continuación, te detallamos cuáles son algunas de las rutas disponibles.

Cami Vell

Se trata de una de las rutas más populares, que comienza en Queralbs (a 1200 metros de altura) y finaliza en Nuria (a 1958 metros). Es un recorrido de poco más de 7 km que sortea un desnivel de 850 metros y se realiza en aproximadamente 3 horas y media. Lo bueno de esta excursión de montaña es que puede hacerse tanto de subida como de bajada y combina a la perfección deporte y naturaleza pura.

El camino comienza en la estación del tren de Queralbs o desde Plaça del Raig (la plaza principal del pueblo). Todo el recorrido hasta llegar a Nuria está perfectamente señalizado, por lo que no corres riesgo de perderte. La ruta es mayormente sencilla, aunque con bastante pendiente durante todo el camino. De todos modos, puede hacerse con niños y al ritmo que sea (no hace falta correr). De hecho, la belleza de los paisajes invita a ir parando para recuperar el aire y al mismo tiempo deleitarse con las vistas.

Vall-de-Nuria

A lo largo del camino pasarás por varios puntos destacados. Algunos de ellos son la Cueva de Sant Pau (a 1460 metros), el Puente del Cremal (a 1495 metros) y las hermosas vistas desde Salt dels Sastres, a casi 1700 metros de altura. Al final, te espera la ermita de San Gil construida en el siglo XVII.

Ruta desde Fontalba hasta Nuria

Esta ruta de 5 km sortea un desnivel de 130 metros y lleva entre una hora y una hora y media. Es una caminata sencilla, perfecta para hacer en familia y con niños.

El acceso a Fontalba se hace en coche a través de una pista forestal que parte desde el pueblo de Queralbs, justo después la estación del tren cremallera. El camino de 11,4 km es de ripio en un estado aceptable por el que pueden transitar prácticamente todos los vehículos, aunque es mejor si se hace en 4×4.

Al final del camino encontrarás un aparcamiento desde donde parte el sendero. Ten en cuenta que en temporada alta el aparcamiento se llena rápido, por lo que lo mejor es llegar temprano. Desde aquí parten 2 caminos muy fáciles de diferenciar. El de la izquierda sube hacia el pico Puigmal (a 2913 metros sobre el nivel del mar), mientras que el de la derecha baja a Nuria.

El descenso hasta Nuria es una caminata preciosa que en partes es acompañada por un pequeño torrente de agua. Tras unos 20 minutos, te encontrarás con una vista preciosa desde el otro lado del valle.

Ruta desde Fontalba al pico Puigmal

El pico Puigmal es el más icónico de esta zona de los Pirineos y la ruta que asciende a él es considerada por los excursionistas como el bautismo de alpinismo. Sortea una distancia de 5 km y un desnivel de 863 metros (10 km en total en subida y bajada).

Puigmal-Nuria

Como te comentamos en el punto anterior, desde Fontalba hay que tomar el camino de la izquierda. Si bien la ruta no está señalizada es fácil de seguir y, al ser muy popular, siempre encontrarás a otras personas en el camino. La primera parte transcurre por prados verdes y asciende rápidamente. A medida que subes, el verde del paisaje desaparece y da lugar al gris de las rocas. En un momento llegarás a una zona bastante plana que es usada por los senderistas como punto de descanso. Desde allí en adelante sigue la parte más dura de la travesía.

El objetivo es sortear un desnivel de alrededor del 25% y llegar a los 2800 metros de altura. El camino es bastante duro, pero para nada imposible. Luego de sortear una parte donde la ruta hace una especie de zigzag, restan únicamente unos 100 metros más fáciles hasta llegar a la cima. Ya en lo alto del Puigmal te encontrarás con unas vistas muy bonitas que compensarán todo el esfuerzo realizado.

El descenso puede hacerse por el mismo camino hasta Fontalba, o bien, haciendo la ruta que te detallamos luego.

Ruta desde el Vall de Nuria hasta el pico Puigmal

El ascenso también puede hacerse por un camino que comienza muy cerca del Santuario del Vall de Nuria. La primera parte transcurre por un bosque y luego continúa con una fuerte subida hasta el Collet Verde. De ahí en adelante la ruta es más plana hasta la Coma del Embudo, a partir de la cual la pendiente vuelve a hacerse más pronunciada.

Al igual que la ruta anterior, a medida que gana altura la vegetación desaparece y las piedras se convierten en las protagonistas. La última parte es la más dura, pero al final te espera un espectacular mirador de los Pirineos.

Ruta circular desde Fontalba

Los senderistas más experimentados pueden hacer una ruta circular de 15 km separada en 3 etapas. La primera es la que te mencionamos en el punto anterior (desde Fontalba hasta el Monte Puigmal). A esos 5 km se suma el trayecto de 5 km desde Puigmal hasta Nuria. Finalmente, desde Nuria se regresa hasta Fontalba a través de otros 5 km de caminata. El día concluye con una hermosa puesta del sol detrás del monte Puigmal.

Ascenso al Pic de l’Águila desde Nuria

Una caminata sencilla es la que une el Vall de Nuria con Pic de l’Águila, a 2.428 metros sobre el nivel del mar. El camino de ascenso y descenso se hace por el mismo sendero y la ruta en total no tiene más de 6 km.

La primera parte de la caminata sube por un camino ancho que comienza en el valle y termina en el albergue del Pic de l’Águila. Desde este punto el camino se vuelve más estrecho y gana altura haciendo zigzag. El último tramo es el más agotador, aunque la cima no está lejos, por lo que el esfuerzo no será demasiado.

Una vez en la cima del Pic de l’Águila encontrarás una panorámica excelente. Si miras al cielo, posiblemente veas a los buitres y quebrantahuesos sobrevolando encima de ti.

Albergue Pic de l’Águila
Albergue Pic de l’Águila

Ascenso a la cima de Noufons y el Pic de Eina

Desde el Vall de Nuria tienes la opción de tomar esta ruta circular interesante y menos concurrida. La misma asciende hasta las cimas de Noufons, a más de 2.00 metros de altura y al Pico de Eina, que se encuentra justo en la frontera entre Catalunya y Francia.

Esta caminata de casi 12 km tiene una belleza paisajística especial y no presenta mucha dificultad. Además, al ser menos transitada es perfecta para quienes buscan disfrutar de un entorno más tranquilo.

Otras rutas de senderismo que puedes hacer en el Vall de Nuria son:

  • Camí de les Creus: desde la pista del telecabina tienes la opción de hacer esta caminata que transcurre junto al Vía Crucis. La misma recorre unos 1.300 metros y sortea un desnivel de 150 metros, finalizando en el mirador junto al albergue del Pic de l’Áliga. El paseo es bastante fácil y regala hermosas vistas. Por un lado, tendrás una postal del Santuario de Nuria, el lago y las montañas de fondo, y por otro, observarás el hermoso valle glaciar.
  • Camí del Bosc: es otra de las caminatas para hacer desde el albergue del Pic de l’Áliga o desde la estación del telecabina. Muchos de los viajeros lo combinan con la ruta anterior, por lo que es una buena opción. La misma recorre el Bosc de la Verge, pasa por un mirador que hay en el mismo bosque y finaliza en el Albergue Pic de l’Àliga.
  • Camí de la Creu d’en Riba: es una de las rutas más sencillas y, por ende, más concurridas. Comienza en la ermita de San Gil, recorre el lateral del lago y finaliza en un mirador. No lleva más de media hora, por lo que es perfecta si no tienes mucho tiempo o quieres combinarla con una ruta más larga.
  • Camí del Llac: es una caminata sencilla y prácticamente plana que da la vuelta completa al lago. Para las familias que viajan con niños pequeños o con personas mayores se presenta como la mejor alternativa.
  • Camí de les Coves: es una ruta que recorre las cuevas en donde se dice que se refugiaron San Gil y Amadeo durante su paso por Nuria. Es un camino exigente y poco transitado que ofrece hermosas vistas de todo el entorno del Valle de Nuria.
Vall-de-Nuria
Vistas del Vall de Nuria

Teleférico Coma del Clot

Si el senderismo no está dentro de tus preferencias, pero tampoco deseas perderte las vistas desde Pic de l’Àliga, el teleférico será tu salvación. Si bien puedes adquirir tu billete junto con el ticket del tren cremallera en la estación de Queralbs, lo cierto es que conviene comprarlo al llegar a la Vall de Nuria, cuando corrobores que las condiciones climáticas son adecuadas.

El teleférico une la estación del tren cremallera con el albergue Pic de l’Àliga y el Mirador de l’Alberg. Durante todo el trayecto regala a los turistas unas vistas espectaculares del valle, del Santuario de la Virgen de Nuria y del lago.

El precio del billete del teleférico ida y vuelta cuesta 8 € para adultos y niños a partir de 4 años. Los menores de 3 años no pagan nada y comprando el billete del tren cremallera junto con el teleférico la entrada cuesta 27 €. Si deseas ahorrar dinero y arriesgarte a la posibilidad de hacer el paseo en teleférico con mal tiempo, es una buena alternativa.

Opciones para los más pequeños

El Vall de Nuria es un lugar del cual también pueden disfrutar los más pequeños. Las opciones para los menores de la familia incluyen, entre otras cosas, un parque lúdico. Este espacio posee una gran cantidad de actividades que incluyen un circuito de patinetes, juegos de equilibrio, una piscina sensorial, un castillo inflable, camas elásticas y mucho más. El costo por el día completo es de 20 €, 14,50 € una hora y 10 € la media hora.

También, pueden vivir la experiencia de montar un poni y hacer un recorrido por el valle. La actividad está centrada para niños entre los 2 y 8 años y consiste en un paseo donde los padres guían a los ponis. La duración es de unos 20 minutos y se realiza por los alrededores de los edificios del santuario. El precio de la actividad es de 9,60 €.

Finalmente, además de disfrutar de las rutas de senderismo adecuadas a ellos, los mayores de 3 años pueden dar paseos en bote por el lago en compañía de un adulto.

Paseos en bote por el lago

Frente al Santuario de Nuria hay un pequeño lago artificial ideal para dar un paseo en bote. Las vistas son especialmente lindas en verano, primavera y otoño y los paseos aptos para hacer en familia. Los niños de 3 a 16 años deben ir acompañados de un adulto y hay barcas para 4 personas y canoas para 2.

Estación de esquí del Vall de Nuria

Durante el invierno el Vall de Nuria se llena de aficionados a los deportes de invierno. La estación si bien no es muy grande, cuenta con 11 pistas repartidas a lo largo de 7,6 km, 1 telesilla, 1 telecabina y 2 remontes. Es ideal para quienes están dando sus primeros pasos en estos deportes, ya que la mitad de sus pistas son de menor dificultad.

Vall-de-Nuria-invierno
Vall de Nuria en invierno

Pueblos cercanos al Vall de Nuria

En la zona alrededor del Vall de Nuria aparecen un puñado de pueblos de montaña pequeños, pero bien preparados para recibir al turista. Los dos pueblos principales y puntos de partida para tomar el tren cremallera hasta el valle son Queralbs y Ribes de Freser.

Queralbs es un pueblo pequeño, pero a la vez el más grande de la Vall de Ribes. Este precioso enclave de montaña forma parte de la comarca del Ripollés y es el sitio perfecto para disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad.

Se caracteriza por sus callecitas estrechas y con pendiente, sus casas de piedra y tejados de pizarra, propios de los paisajes del Pirineo catalán. Entre sus atractivos destacan la Iglesia de Santiago, con su pórtico de 6 arcos de medio punto y sus 5 columnas; y el castillo que data de los siglos XIV-XV.

Ribes de Freser, por su parte, es otro de los pueblos más importantes de la comarca del Ripollés y el centro administrativo y económico de Vall de Ribes. Se encuentra rodeado por los ríos Rigat, Segadell y Freser y tiene todo lo necesario para recibir al turista que visita el Vall de Nuria. Además de recorrer sin prisas las calles del pueblo, puedes visitar uno de sus sitios más emblemáticos: la Iglesia Parroquial de Santa María de Ribes.

Queralbs-Catalunya

Esperamos que hayas disfrutado de este recorrido por el Vall de Nuria. Como pudiste ver, las alternativas son muchas y la diversión una garantía.

Enlaces de interés con las mejores ofertas para tu viaje

  1. Encuentra los Hoteles al mejor precio aquí.
  2. Reserva tours, guías y excursiones aquí.
  3. Contrata tu seguro de viaje con 5% descuento aquí.
  4. Compra tu tarjeta SIM con Internet para tu viaje aquí.
  5. Ofertas en pack vuelo más hotel aquí.
  6. Alquila tu coche al mejor precio aquí.
  7. Consigue vuelos baratos aquí.
  8. Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí.

Créditos fotográficos

  • El cremallera de Núria al costat de l'embassament de Núria (https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Vall_de_nuria-ripolles-2009_(8).JPG), por Alberto-g-rovi/CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.en)
  • (https://pixabay.com/es/photos/paisaje-n%c3%baria-monta%c3%b1as-valle-nuria-2654544/), por Photos_Marta (https://pixabay.com/es/service/license/)
  • (https://pixabay.com/es/photos/puigmal-monta%C3%B1a-paisaje-120188/), por makunin https://pixabay.com/es/service/license/)
  • Alberg Pic de l'Àliga (XANASCAT), a la Vall de Núria (Ripollès, Catalunya), por 1997/CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.en)
  • Vall de Nuria (https://www.flickr.com/photos/franganillo/14558374287), por Jorge Franganillo/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/)
  • Santuario Nuestra Señora de Nuria y Ermita de San Gil,Gerona,Cataluña,España (https://www.flickr.com/photos/eltb/6857185865), por Catedrales e Iglesias/Cathedrals and Churches/CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/)
  • Queralbs (https://www.flickr.com/photos/kentwang/51585118719/), por Kent Wang/CC BY-SA 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/)

  • Escribe un comentario