La Provincia de La Rioja, en Argentina, es mucho más que el famoso Cañón de Talampaya. Por eso, para el día de hoy queremos invitarte a conocer un oasis de tranquilidad inmerso en medio de los cerros. La ciudad de Chilecito es la segunda de la provincia y forma parte de la mítica Ruta 40, que recorre Argentina de punta a punta.

Chilecito-La Rioja

Chilecito goza de una ubicación inmejorable sobre un valle entre las sierras de Velasco al este y de Famatina al oeste. La ciudad de La Rioja, capital provincial, se encuentra a unos 200 km. Su historia está fuertemente vinculada a la antigua actividad minera. Por eso mismo, muchos de sus atractivos turísticos giran en torno a ello, como el famoso cable carril La Mejicana.

Chilecito fue fundada en 1715 por el colonizador español Domingo de Castro y Bazán. En sus orígenes, esta localidad de la precordillera fue bautizada como Villa Santa Rita. Posteriormente, fue llamada Chilecito, que sería el nombre aborigen de la región y cuya traducción sería “tierra roja”. Otras versiones asocian su nombre a la vecina República de Chile, desde donde llegó gran parte de la mano de obra que trabajó en Famatina a fines del siglo XIX. De todos modos, se cree que ya en el 1700 se lo conocía como la “puerta de Chile”. Esto indicaría que su nombre ya estaba instalado desde la época colonial, mucho antes de iniciarse la explotación minera.

Principales sitios de interés de Chilecito

Además de la visita al Cable Carril La Majicana y hacer senderismo por la sierra de Famatina, Chilecito te ofrece muchas otras alternativas. Esta localidad es un icono de La Rioja por sus vinos y sus olivos, por eso mismo, no te puedes marchar de allí sin visitar alguna finca y o plantación de olivos y probar sus productos.

Si te gustan los museos, entonces no dudes en visitar el Museo Molino San Francisco, un sitio de arqueología e historia levantado dentro de un antiguo molino del siglo XVII. Del mismo modo, una visita a Samay Huasi, es un imprescindible del viaje. Esta hermosa finca que perteneció al Dr. Joaquín V. González alberga un museo y el hotel de la Universidad Nacional de La Plata e invita a vivir un momento a puro relax.

Gran parte del encanto de Chilecito está en la naturaleza que lo rodea. Al lado de la ruta 40 corren sendas peatonales y para ciclistas. Un poco más arriba, en la Quebrada del Ciruelo, se ofrecen senderos de trekking y circuitos para bicicletas de montaña que recorren las maravillas naturales del lugar. En general, son de fácil acceso y bordean poblados y fincas con nogales, membrillos y duraznos.

Pero eso no es todo, ya que Chilecito guarda otros atractivos que te iremos mencionando a continuación. Dicho de otro modo, es un destino fantástico para un fin de semana largo o unas vacaciones y una parada obligada de tu viaje por La Rioja.

La-Rioja-Argentina

Cable carril La Mejicana: un imperdible Chilecito

Una de las principales atracciones turísticas de Chilecito es el cable carril La Mejicana, una impresionante obra de ingeniería de principios del siglo XX. Construido por una empresa alemana y puesto en marcha por los ingleses, tenía la función de transportar los metales extraídos en la Serranía del Famatina hasta la ciudad de Chilecito.

El cable carril recorre una distancia de 34 km entre Chilecito (ubicado a 1.078 metros de altura) y La Mejicana (a 4.412 metros).

Esta obra de ingeniería marcó un antes y un después, ya que permitió reemplazar el transporte del oro, plata y cobre que se hacía a lomo de mula, acelerar el proceso y transportar más carga. Incluso, era el medio de transporte usado por los mineros hacia los campamentos en altura.

El cable carril La Mejicana cuenta con 9 estaciones y 260 torres, una torre doble, 11 tensores, dos herraduras, un túnel y 650 vagonetas de transporte. Es considerado como uno de los cabrecarriles más largos del mundo. Hoy en día, recorrer sus estaciones y descubrir la historia detrás de semejante obra es algo que no puedes dejar de hacer en tu viaje por Chilecito.

La comunicación entre todas las estaciones se realizaba por teléfono, mediante lo que fue una de las primeras líneas telefónicas de Argentina. Según los archivos históricos, cada 900 metros había un punto de conexión con teléfono portátil que era utilizado para reportar desperfectos.

La Mejicana-Chilecito

Breve relato de la historia del lugar

En el siglo XIX, Famatina destacaba por su producción de oro y plata y cobre. Por aquel entonces, la explotación minera se realizaba de manera muy rudimentaria y el oro se movían en mula hasta la ciudad de Chilecito. Bajar los minerales desde más de 4000 metros de altura no solo era tedioso, sino también peligroso.

La compañía inglesa The Famatina Development Corporation se encargaba en ese momento de la explotación de la mina, pero la llegada del tren a la provincia y el hecho de que los volúmenes de extracción aumentaban cada vez más, llevó a la necesidad de contratar a la empresa alemana Bleichert & Co. La misma debía construir un sistema de transporte rápido y barato que pudiese llevar los minerales desde Famatina hasta Chilecito y luego seguir camino hasta el puerto de Buenos Aires y de ahí a Inglaterra. 

3 años le llevó a la empresa poner en funcionamiento la obra. Así, para finales de 1905 el Cable Carril estaba en marcha. Sin embargo, el auge de la mina no duró mucho tiempo y cuando comenzó la Primera Guerra Mundial los ingleses se retiraron. Luego de pasar por otras empresas privadas, en 1926 las operaciones cesaron para siempre.

Hoy en día, todo se encuentra abandonado y tal cual lo dejaron cuando estaba en funcionamiento. Por eso mismo, recorrer sus estaciones es hacer un verdadero viaje en el tiempo.

Muchos geólogos sostienen que el cerro contiene importantes yacimientos que atraen el interés de varias empresas extranjeras de metales. Sin embargo, los lugareños se resisten fuertemente a la explotación minera por la contaminación que genera.

Años atrás Famatina se hizo visible por su lucha contra las grandes mineras multinacionales. El pueblo se levantó y realizó cortes de ruta para impedir que las maquinarias de las empresas lleguen hasta los cerros, extraigan los metales y contaminen las aguas que bajan desde la Serranía de Famatina. Los cortes al día de hoy continúan funcionando y el acceso a la mina está controlado.

Recorrido por las estaciones del cable carril

Recorrer las 9 estaciones de esta magnífica obra de ingeniería es una de las mejores cosas que hacer en Chilecito. El trayecto abarca desde la estación 1, situada en Chilecito, que era desde donde partían los trenes con destino al puerto, hasta la mística estación 9 (Mina La Mejicana), en donde se realizaba la extracción del oro. Esta última estación está ubicada a más de 4.600 metros sobre el nivel del mar, oculta en el Cerro General Belgrano (también conocido como Nevado del Famatina) y es realmente un tesoro que vale la pena descubrir.

Estación 1: Chilecito

La primera estación del recorrido se encuentra sobre la ciudad de Chilecito y su función era realizar la descarga de los metales en los trenes. Allí puedes apreciar cómo llegaban los carritos cargados con minerales, el proceso de descarga en los vagones y ver la maquinaria que hacía girar el cable-carril desde la estación base, la cual está muy bien conservada.

A pocos metros se encuentra el Museo Cable-Carril, donde se exhiben los elementos que formaron parte de esta gran obra de ingeniería, incluidos los teléfonos usados para las comunicaciones entre las estaciones. Si quieres conocer más sobre la historia del lugar te sugerimos hacer la visita de mano de un guía que te contará todo y responderá cada una de tus preguntas.

La Avenida La Mexicana en línea recta te llevará hasta la estación número 2, desde la cual ya se pueden apreciar las torres que sostienen el Cable Carril.

Estación 2: El Durazno

La segunda estación del cable carril se sitúa 1540 metros de altura y a 9 km de Chilecito. Allí podrás ver los carritos que se usaban para el transporte de los minerales y los motores utilizados para el desplazamiento del cable carril. Los talleres de mantenimiento llenos de herramientas de la época también forman parte de esta estación.

En la estación El Durazno también se puede observar la única bifurcación que hay en todo el trayecto del Cable Carril. Este brazo secundario tenía la función de desviar parte de lo extraído hacia los altos hornos de Santa Florentina. Allí se procesaba solo el 3% del oro extraído y, ese mínimo porcentaje, era suficiente para pagar los sueldos de los trabajadores y mantener el Cable Carril.  El 97% restante se cargaba en barcos y se iba para Inglaterra. Impresionante, ¿no crees?

La estación 2 posee unas impresionantes vistas de los cerros y la ciudad de Chilecito que la convierten en la parada más popular. Cuenta, además, con un restaurante donde podrás tomar algo mientras disfrutas de las vistas.

La Mejicana-Chilecito

Estación 3: El Parrón

A partir de aquí la cosa comienza a complicarse. Llegar a las siguientes estaciones ya no es tan sencillo. De hecho, para visitar la estación 3 necesitarás sí o sí un vehículo 4×4 y hacer una parte del trayecto a pie. Aunque, si eres de los amantes del trekking podrás hacer los 11 km que llevan a ella caminando.

Su difícil acceso hace que la estación 3 sea poco visitada, gracias a lo cual su grado de conservación es realmente impactante. Te impresionará ver las herramientas, correas de motores, piezas de repuesto y la leña cortada hace más de 100 años que hay en cada rincón del lugar. Ya sea que dispongas el vehículo apropiado, o te guste caminar, te recomendamos visitar este lugar.

Resto de las estaciones

Las estaciones 4, 5, 6 y 7 se encuentran inmersas en las montañas y conectadas entre sí por más de 260 torres. Llegar a ellas te demandará varios días de trekking que valdrán la pena siempre y cuando disfrutes de este tipo de actividad.

Para conocer las estaciones 8 y 9 es necesario hacer un viaje al vecino pueblo de Famatina. El camino de ripio que conduce a ellas es muy complicado y lento. Imagínate que para sortear los 50 km de distancia deberás disponer de un vehículo 4×4 y unas 5 horas. Sin embargo, llegar a los 4600 metros de altura en que se encuentra la estación número 9 tiene su recompensa.

Minas La Mejicana

Para ingresar a la reserva donde se encuentran las estaciones 8 y 9 es necesario registrarse y pagar un ingreso. A partir de allí comenzará uno de los caminos más extremos que harás en tu vida. Este arduo camino de montaña cruza el Río Famatina más de 50 veces y discurre a lo largo de paisajes magníficos, como el Cañón del Ocre de 3 kilómetros de longitud y 50 metros de profundidad.

En el camino pasarás por un refugio de montaña que era utilizado por los trabajadores de la mina, que lamentablemente no se encuentra en las mejores condiciones. Siguiendo por la ruta llegarás hasta la estación 8, conocida como “Los Bayos”, que es un verdadero tesoro perfectamente conservado.

La estación 9 es la conocida como “Mina La Mejicana” y el acceso a ella se realiza por medio de una ardua subida de unos 2 km. Intenta respirar despacio y disfrutar de los colores de la montaña y los paisajes del lugar, que son fascinantes. Al final del recorrido te esperan motores, carros de transporte, cables de repuesto y hasta tornillos, todo intacto, como si de repente hubieran dejado de funcionar.

estación-9-La-Mejicana

Cristo del Portezuelo

Como te contamos, el cable carril no es el único atractivo de Chilecito. El Cristo del Portezuelo es otro lugar turístico, ubicado sobre la cima de uno de los cerros más céntricos de la ciudad. Esta obra se ha convertido en todo un símbolo de Chilecito y su inauguración tuvo lugar en el marco de las festividades del Bicentenario de la Argentina. Es una muestra y homenaje de la fuerte fe cristiana que caracteriza a esta ciudad y a La Rioja en general.

Para llegar al Cristo deberás sortear los 200 escalones que lo separan de su base que, precisamente, hacen alusión a los 200 años de la patria. Las vistas desde la ciudad y los cerros que las circundan son realmente muy bonitas. Además, encontrarás allí un área de descanso en donde verás a los argentinos con su fiel compañero, el mate.

Abajo hay un bar y una confitería y toda la zona de alrededor está decorada con plantas de la región y ornamentación de la cultura Diaguita, el pueblo originario de la zona.

Parque de la Ciudad

Este parque ubicado en el centro de Chilecito ha sido remodelado recientemente y es el mejor sitio para conocer a los locales. Es un lugar muy agradable, que cuenta con un área de juegos para niños, una hermosa fuente, una serie de pasarelas de madera y unas lindas vistas a los cerros. Es el principal punto de encuentro de turistas y locales, que se reúnen allí para compartir las experiencias del día.

Museo Samay Huasi

El Museo de Samay Huasi funciona en una antigua casona de estilo colonial. Además de la exposición, el recinto cuenta con un hotel, una Pinacoteca, una Biblioteca y una Sala Iconográfica. Esta casona perteneció a Joaquín V. González, político, poeta y fundador de la Universidad De La Plata.

El museo se encuentra ubicado en plena serranía chileciteña, en un verdadero remanso de paz, tal cual lo comprobarás ni bien pases por su pórtico de piedra. De hecho, Joaquín V. González llamó a esta propiedad con el nombre de “Samay Huasi”, que en quechua significa “lugar de reposo”. Bajo la sombra de los añosos árboles del parque, González trazó avenidas, cuidó su huerta y plantó frutales.

La visita al museo te permitirá conocer más sobre la vida de González y disfrutar de la muestra arqueológica, paleontológica y de minerales.

museo-de-chilecito

Samay Huasi está situada a 2 km al este de Chilecito y el complejo ofrece hospedaje en 14 habitaciones del casco con un régimen de pensión completa.

Templos de Chilecito

Chilecito es una tierra rica en historias y tradiciones, fuertemente marcada por la fe religiosa. Por eso, no debe sorprenderte que en las localidades que conforman el departamento se alcen importantes santuarios del culto católico. Gracias a ello, se ha desarrollado un fuerte turismo religioso en esta región.

En total, 32 iglesias y capillas construidas entre los siglos XVII y XX se enclavan en la región, la mayoría de las cuales conservan sus naves y entradas originales.

No es necesario que las recorras a todas. Puedes elegir, por ejemplo, aquellas que fueron declaradas como Monumento Histórico Nacional, gracias a su destacada arquitectura sacra-colonial.

iglesias-de-Chilecito
  • La capilla de San Nicolás, a 5 km de Chilecito, es una de ellas. Está ubicada sobre el antiguo trazado de la Ruta 40 y su origen se remonta al siglo XVII. Es un templo sencillo, pero hermoso que cuenta con un altar mayor considerado una joya del arte barroco colonial.
  • En Los Sarmientos (a 2 km de Chilecito) se encuentra la capilla de Santa Clara. Es un templo de estructura simple y piso de ladrillo, cuyo interior alberga imágenes que datan del siglo XVIII. Entre ellas sobresale la imagen de Santa Clara, tallada en madera.
  • En la localidad de Malligasta, a 7 km de Chilecito, destaca la iglesia de la Inmaculada Concepción, ubicada frente a la plaza y rodeada de un bonito ambiente colonial.  Allí cada 31 de diciembre tiene lugar la celebración del Tinkunaco, que rememora el encuentro del Niño Alcalde con la imagen de San Nicolás de Bari.

Bodega La Riojana

La región de los valles de Famatina es ideal para el desarrollo vitivinícola. La altura, el clima seco y la luminosidad permiten que estas tierras sean óptimas para el cultivo de la vid. Por eso, no te debe extrañar que haya varias bodegas para visitar en Chilecito.

Una de ellas es la bodega La Riojana, ubicada a pocas cuadras de la plaza principal. Desde el año 1940 se dedica al cultivo de la vid y representa el 80% de la producción de la provincia. Los turistas que la visitan pueden recorrer sus instalaciones, conocer su historia y degustar sus productos destacados.

bodegas-de-Chilecito

Tambería del Inca

Justo detrás del cementerio de Chilecito se encuentra la Tambería del Inca, a 1200 metros sobre el nivel del mar. Fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1970 y, al estar ubicada entre la Sierra de Famatina y la Cadena de Sierras de Paimán, guarda un interesante atractivo paisajístico.

Se trata de un antiguo asentamiento de la civilización incaica donde pueden observarse los restos de un amplio recinto de forma oval, cercado por una muralla de 1,60 de altura. En su interior encontrarás 35 conjuntos de construcciones y hasta una plataforma ceremonial. A su alrededor, vestigios de campos sembrados dan nota que indudablemente en esta zona se practicaban cultivos. De hecho, también se han encontrado un sistema de riego bastante sofisticado para la época.

Pueblo de Famatina, una visita ideal para hacer desde Chilecito

30 kilómetros al norte de Chilecito se encuentra el pueblo de Famatina, rodeado de cerros, valles y quebradas. Es una visita ideal para hacer desde Chilecito y pasar un día en contacto pleno con la naturaleza.

Allí podrás conocer su plaza central, conocida como plaza San Martín, alrededor de la cual se alzan los principales edificios administrativos y la parroquia de San Pedro. Este sencillo templo de arquitectura colonial guarda en su interior una imagen de Cristo crucificado que fue traída al pueblo a mediados del siglo XIX desde el Alto Perú. La imagen se encuentra muy bien conservada y es un claro ejemplo del arte sacro colonial.

El pueblo también posee unas vistas hermosas de la Serranía del Famatina y es uno de los principales productores de nueces del país. Los paseos por la zona incluyen atractivos como el río Amarillo, el Cañón Ocre, El Pesebre, arte rupestre y lugares tradicionales como los pueblos de Gualco, Campanas y Pituil.

Famatina-La Rioja

Cuesta de Miranda

La mejor manera de finalizar el viaje por Chilecito es atravesar la bellísima Cuesta de Miranda y seguir camino hacia el Parque Nacional Talampaya. Este tramo de la Ruta 40 hoy en día se encuentra totalmente asfaltado, facilitando en gran manera en tránsito por el mismo. La obra de ingeniería reemplazó a la vieja Cuesta de Miranda de ripio y cornisa y mejoró considerablemente la comunicación entre diferentes localidades y el turismo regional.

La Cuesta de Miranda es un tramo sinuoso de la Ruta 40 que atraviesa la Sierra de Sañogasta y la Sierra de Famatina, siguiendo el ancestral Camino del Inca, que une las localidades de Chilecito y Villa Unión. Es dueña de unos paisajes imponentes que irás descubriendo a medida que comiences a recorrerla. Así, verás cómo el paisaje va adquiriendo tonalidades rojizas y dando lugar a precipicios, formando uno de los tramos más lindos de la bella Ruta 40.

cuesta-de-Miranda
Paisajes de la Cuesta de Miranda

El punto más alto de la Cuesta de Miranda se encuentra a 2040 msnm. Si bien el mismo está señalizado en la ruta, allí mismo no es posible estacionar. Unos metros antes, si vienes desde Villa Unión o unos metros después, si vienes desde Chilecito, encontrarás un buen sitio para dejar el coche, a 2020 msnm. Prepara tu cámara de fotos y guarda la postal que se abrirá ante tus ojos en la memoria.  

Parque Nacional Talampaya

A casi 120 km de Chilecito se encuentra este Parque Nacional, considerado como uno de los rincones con mayor encanto de La Rioja.

El Cañón de Talampaya se caracteriza por sus espectaculares paredones rojizos, entre los que se destacan los correspondientes al cañón del río Talampaya. Además, alberga una naturaleza que logró adaptarse de manera sorprendente a vivir en un ambiente desértico. Las especies más comunes de flora y fauna son los cactus y las jarillas, los guanacos, maras, tortugas terrestres y lagartijas. Además, el lugar cuenta con yacimientos de fósiles que tienen importancia mundial. Los mismos son una muestra única de la fauna que vivió durante el Período Triásico, hace unos 200 millones de años.

Como verás en el escudo del parque, su emblema es la mara, el mamífero endémico de mayor tamaño de la zona. Es común encontrarlo en lugares abiertos y está siempre alerta a la presencia de predadores. Por eso, no te sorprendas si de golpe las ves pasar corriendo a una velocidad de hasta 80 km por hora.

Las paredes del cañón de Talampaya poseen más de 100 metros de altura y llaman la atención por las extrañas figuras formadas sobre la roca por efecto del viento. Como no podía ser de otra manera, los lugareños y visitantes del parque han ido bautizando algunas de las formaciones, como sucede con el emblemático “Rey Mago”. Además, Talampaya cuenta con representaciones de arte rupestre de gran importancia para Argentina. Los petroglifos que verás en los paredones, rocas y aleros tienen unos 2500 años de antigüedad y dan muestra de la forma de vida de los primeros habitantes de la zona.

Parque-Nacional-Talampaya

Incluir la Cuesta de Miranda y el Cañón de Talampaya en tu ruta por Chilecito es el complemento perfecto del viaje. Anímate a descubrir los grandes tesoros naturales de la Provincia de La Rioja y enamórate de sus paisajes y la amabilidad de su gente. Nosotros nos despedimos, deseando haberte inspirado a conocer Chilecito y sus alrededores con el artículo de hoy.

Si te gustó la información, no olvides compartirla en tus redes sociales, así cada día más personas puedes sumarse a esta comunidad de Viajeros. ¡Nos vemos en el próximo destino!

Créditos fotográficos

  • Chilecito Turismo (https://www.facebook.com/ChilecitoTurismo2021/photos).
  • Mina La Mejicana - Chilecito (https://www.flickr.com/photos/miroab/9386884569/), por Miguel/CC BY-SA 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/).
  • Cable Carril (https://www.flickr.com/photos/miroab/9052525880/), por Miguel/CC BY-SA 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/).
  • Mina La Mejicana, Chilecito (https://www.flickr.com/photos/miroab/9389199274/), por Miguel/CC BY-SA 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/).
  • Estación Nº9 (4603m), Cablecarril mina La Mejicana, La Rioja, Argentina (https://web.archive.org/web/20161017205400/http://www.panoramio.com/photo/45708847), por rodoluca/CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.en)
  • Famatina, la Rioja, Argentina (https://www.flickr.com/photos/elnudomolesto/9683846052/), por elnudomolesto/CC BY-SA 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/).
  • Parque Nacional Talampaya (https://www.flickr.com/photos/mgpanoramico/3600877880/), por MGPanoramico/CC BY-SA 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/)

  • Escribe un comentario