Alejada del bullicio y los enormes resorts de lujo de Cancún y Playa del Carmen se encuentra Holbox. Esta pequeña isla constituye un remanso de paz y un sitio en el cual podrás vivir la esencia mexicana y disfrutar a pleno de la naturaleza.

A pesar de no tener lujosos hoteles all inclusive ni grandes discotecas, esta antigua isla de pescadores se ha convertido en un imán para los turistas. Holbox es un destino sencillo, con una visión amigable con el medio ambiente, perfecto para el viajero que busca desconectar de las grandes urbes. Sigue leyendo, porque te contamos todo lo que tienes que saber sobre este rincón mexicano.

Holbox-Quintana-Roo-México

La isla de Holbox respira un ambiente relajado, con carreteras sin asfaltar por las que no pueden transitar los coches. Moverse en la isla es sinónimo de usar tus piernas, alquilar una bicicleta o un carrito de golf.

Holbox se encuentra situada en el estado mexicano de Quintana Roo, a 200 km de Cancún y separada del continente por la laguna de Yalahau. Se sitúa concretamente en la costa norte de la Península de Yucatán, en el punto donde el Caribe se une con el Golfo de México. Forma parte de la reserva natural Yum Balam, por lo que gran parte de su territorio se encuentra protegido. Cuenta con 40 km de largo, 2 de ancho y 34 km de playas concentradas en la zona norte.

Otra de las grandes ventajas de Holbox, es que a pesar del creciente turismo en la zona, la isla logra mantener su autenticidad. Sus playas salvajes, calles de tierra (que se inundan con las lluvias o subidas de la marea), sus restaurantes y hostels sencillos crean un ambiente excepcional para el disfrute de lo simple y lo bohemio.

Las 10 mejores cosas que hacer en Holbox

A pesar de su ambiente tranquilo y ritmo de vida relajado, ir a Holbox es mucho más que tumbarse bajo el sol. Si bien sus extensas playas vírgenes poseen aguas cristalinas y azules muy poco profundas y prácticamente sin nada de oleaje, la isla tiene otros atractivos. De hecho, te sorprenderás de lo mucho que podrás hacer en Holbox.

Recorrer la isla en bicicleta, admirar los hermosos murales repartidos por el centro, saborear comidas típicas mexicanas y visitar sus dos puntas (Punta Coco y Punta Mosquito), son solo algunas de las cosas que puedes hacer allí.

El broche de oro del día es contemplar la puesta del sol desde cualquier punto de la isla. Ya sea desde el muelle principal o Punta Coco, seguro que este momento quedará grabado en tu memoria para siempre.

Si prefieres algo que eleve al máximo tus niveles de adrenalina, no te pierdas la experiencia de nadar cara a cara con el tiburón más grande del mundo. Si eso es demasiado para ti, mejor aprovecha tu estadía para dar largos y relajantes paseos por la costa.

En otras palabras, Holbox invita a improvisar, a dejarse llevar, a simplemente estar. De todos modos, si eres un viajero organizado y estructurado, aquí tienes un listado de 10 actividades imperdibles.

1- Tomarse una foto con las letras de Holbox

Holbox-México

Algo muy popular en los destinos turísticos son las letras gigantes en las que se forman largas colas de turistas para tomarse una foto. Una isla tan hermosa como Holbox no iba a dejar de tener sus propias letras, ¿no crees? Por eso, para celebrar tu llegada a la isla, no hay nada mejor que una foto con el mar de fondo. Eso sí, si prefieres hacerlo cuando haya menos gente, aprovecha las primeras horas de la mañana.

También es muy popular la foto en las hamacas que cuelgan sobre el agua, atadas a unos palos. Si bien hay varias de este estilo repartidas por la isla, las más bonitas se encuentran en Playa Grande, cerca de las letras gigantes de Holbox.

2- Relajarse en sus playas

Playa Grande, Punta Cocos y Punta Mosquito son las tres playas más famosas de la isla. Nuestro consejo es que las visites a todas, porque cada una tiene su encanto.

Playa Grande es la más cercana al centro. De hecho, sus calles de tierras inevitablemente te llevarán a ella. Allí se encuentran las letras gigantes de Holbox, el muelle y muchos bares de playa. Esta zona de la isla tiene mucho ambiente, especialmente al atardecer, cuando la gente se concentra en la zona del muelle situado frente a las letras de Holbox para esperar la puesta del sol.

Punta Cocos se encuentra situada en el extremo oeste de la isla, muy cerca de la zona de manglares. Por su parte, la hermosa Punta Mosquito está en dirección este, a unos 2 km de Playa Grande.

Lo más importante es que todas son públicas, es decir, no tendrás que pagar para poder instalarte en ellas. Su arena blanca y fina y el mar son una delicia. Eso sí, cuando llueve las aguas suelen revolverse un poco y adquirir un tono más amarronado. Fuera de ello, son una inmensa piscina natural.

México-Caribe

3- Caminar hasta Punta Cocos

En uno de los extremos de la isla encontramos Punta Cocos, una de sus playas más visitadas. Podrás llegar a este hermoso rincón de la isla caminando fácilmente durante 40-60 minutos, dependiendo del ritmo que lleves. Ir a Punta Cocos es una actividad perfecta para realizar por la tarde y ver el atardecer desde allí.

La caminata a Punta Cocos desde el pueblo de Holbox se puede hacer de dos formas: por las calles internas o por la costa. Por nuestra experiencia, te recomendamos que vayas caminando por la costa y regreses por las calles internas. El motivo principal son las mareas, ya que el paseo por la playa es mucho más sencillo de hacer cuando la marea está baja.

Otro consejo que te damos es que te tomes el paseo con tranquilidad y que disfrutes del ambiente virgen de la isla. Además, a lo largo de esos kilómetros te irás encontrando con especies vegetales propias de la isla, aves, iguanas y, con un poco de suerte, alguna tortuga marina.

La playa de Punta Cocos es más bien pequeña, pero puedes seguir caminando un poco más allá hasta una especie de lengua de arena en la que casi nunca hay gente. Eso sí, en esta zona no hay ningún tipo de servicio, por lo que procura llevar contigo todo lo que vayas a necesitar para pasar el día.

Una vez que hayas encontrado un lugar para instalarte, no resta más que esperar el mágico momento del atardecer. Las puestas del sol en Holbox tienen un color especial, así que disfruta el momento y grábalo en tu memoria.

Punta-Coco-México

4- Visitar Punta Mosquitos

En el extremo opuesto de Punta Coco se encuentra Punta Mosquito, un hermoso banco de arena virgen que invita a recargar energías con la luz del sol. Los únicos habitantes de esta playa solitaria y tranquila son los flamencos y pelícanos, los peces tropicales, el cangrejo herradura, los cocodrilos, mantarrayas y otras especies.

Cuando la marea está baja (fenómeno que cambia a diario, por ende previamente deberás averiguar), es posible llegar fácilmente a Punta Mosquito haciendo una caminata por el agua. En general, nunca sobrepasa las pantorrillas. Además, cuando la marea comienza a subir lo hace lentamente, por lo que te dará tiempo de regresar a la orilla.

El final de la caminata lo marcan unos carteles que indican que has llegado a la entrada al Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam. Esta reserva natural alberga una serie de ecosistemas costeros que representan una herramienta muy poderosa en la lucha contra el cambio climático, gracias a su capacidad de mitigar las emisiones anuales de dióxido de carbono. En sus 1.540 km² de extensión alberga también una increíble biodiversidad, incluyendo especies en peligro de extinción, como el manatí y la tortuga carey.

Una vez que llegues a este punto, podrás disfrutar del mar cristalino, siempre respetando los límites de la reserva. No olvides que la misma busca conservar y proteger la flora y fauna del lugar.

La caminata a Punta Mosquitos (al igual que Punta Cocos) comienza en la bajada principal a Playa Grande y dura algo más de una hora. A veces, el momento adecuado para hacer la travesía es hasta el mediodía, puesto que después la marea comienza a subir. Los más madrugadores se animan a ir al amanecer, momento en que los colores del cielo se reflejan en el agua creando una postal maravillosa.

Tanto para ir a Punta Cocos como a Punta Mosquito es necesario llevar agua, bloqueador solar (mejor si es biodegradable), gorra y sombrero y repelente de insectos.

Punta-Mosquito-Holbox

5- Apreciar el arte callejero de Holbox

Otro de los sellos distintivos de Holbox son sus hermosos murales. Para descubrirlos no tienes más que caminar sin mapa por las calles del pueblo. ¡Hay más de 50 repartidos en ellas! Los mismos representan escenas de la vida cotidiana, la flora y fauna de la isla y tienen frases inspiradoras. Sin dudas, el pueblo no tendría el encanto que lo caracteriza si no fuera por sus murales.

Los mismos están en todos lados, desde viviendas familiares hasta enormes paredones que no dirían nada si no fuese por el arte callejero.

¿Sabías qué? En 2014 se celebró en Holbox la primera edición del Festival Internacional de Arte Público de México. Desde ese entonces, el color y la vida llegaron a la isla, cambiando su fachada por completo. Gracias a ello, el valor artístico que envuelve sus calles es incuestionable. Cualquiera amante del arte callejero debería darse el lujo de pasear por las callecitas de tierra de Holbox. Es todo un placer para los sentidos.

murales-holbox

6- Ver el fenómeno de la bioluminiscencia marina, una de las mejores cosas que hacer en Holbox

Si tu estadía en Holbox coincide con la temporada de verano, podrás disfrutar de un fenómeno único: la bioluminiscencia. Este fenómeno natural ocurre en pocos lugares del mundo. Holbox es uno de ellos, así que serás un privilegiado de poder apreciar este show de luces. Entre los meses de junio a septiembre la visibilidad es del 100%, mientras que en invierno solo es del 30%.

¿Qué es la bioluminiscencia? Dicho de manera sencilla, es ver el agua iluminada, como si miles de luciérnagas nadaran en ellas. Dicho de un modo un poco más científico, es la reacción química en la que intervienen el oxígeno y una luciferina. Esta última es una molécula capaz de emitir energía en forma de luz cuando entra en contacto con el oxígeno.

A simple vista el mar parece normal, pero, con el movimiento las aguas se encienden, como si comenzaran a brillar. Sin dudas que es un espectáculo realmente único, perceptible únicamente a través del ojo humano.

Para poder apreciar este fenómeno con todo su esplendor es fundamental que haya oscuridad. Alejarse de la contaminación lumínica y aprovechar las noches de luna llena son dos factores a tener en cuenta. Basta con ir a puntos claves (nosotros te recomendamos Punta Coco), agitar las aguas y alucinar con el espectáculo que aparecerá frente a tus ojos.

Esta propuesta de Civitatis es perfecta para poder disfrutar de la bioluminiscencia en Holbox: tour del plancton luminiscente por Punta Cocos.

7- Recorrer la isla en bicicleta

Los lugares como Holbox invitan a olvidarse de los coches y colectivos y a usar medios de transporte amigables con el medio ambiente. Si en lugar de caminar, prefieres algo un poco más divertido, no dejes de alquilar una bici y recorrer sus calles de tierra de esta manera. Podría decirse que es parte de la esencia misma de Holbox. Todos los hacen, locales y turistas. ¿Qué esperas para sumarte a ellos?

isla-de-holbox-quintana-roo

8- Probar platillos locales y disfrutar las noches en Holbox

Cualquier amante de los viajes sabe que la gastronomía mexicana es un lujo. Por eso, a donde sea que vayas, no puedes dejar de probar platos locales y tradicionales.

Si hay una comida que caracteriza a Holbox es la pizza de langosta. Y, el mejor lugar para comerla, la Pizzería Edelyn (donde se inventó la receta). De todos modos, en muchos otros restaurantes de la isla la encontrarás.

Los bares y restaurantes de Holbox son simples. Generalmente tienen sus mesas al aire libre, música en vivo y un ambiente de lo más agradable. La mayoría de sus visitantes son jóvenes mochileros, parejas, grupos de amigos y algunas familias. Todo ello sumado al ambiente bohemio de las calles, hace que salir a comer sea una oportunidad única de conocer gente, compartir experiencias y cruzarte con los locales.

Por supuesto que los pescados y mariscos están a la orden del día, pero tampoco faltan los famosos tacos, burritos y otras especialidades mexicanas. Acompañar la comida con una buena cerveza o una michelada es, sin dudas, la mejor manera de cerrar el día.

Para el postre, no dejes de acercarte a la plaza principal del pueblo y pedir una marquesita de chocolate. La misma está llena de puestos callejeros y palapas donde las venden, además de otros dulces típicos mexicanos.

9- Contratar un tour para ver el tiburón ballena

El tour para ver el tiburón ballena es uno de los más populares de Holbox. Nadar al lado del pez más grande del planeta (en ocasiones alcanza los 15 metros de largo y las 13 toneladas), no es algo que cualquiera se atrevería a hacer. Solo quienes se animan podrán vivir la adrenalina que despierta estar ante semejante animal. Si eres de esos viajeros, no dejes de vivir la experiencia.

Eso sí, las expediciones para nadar con el tiburón ballena no se pueden hacer en cualquier momento del año, sino en junio, julio y agosto. En estos meses comienza la temporada en la cual este coloso de los mares surca las aguas que rodean la isla, por lo que tendrás la posibilidad de nadar junto a él. No te dejes engañar por la palabra «tiburón», puesto que es totalmente inofensivo, ya que el fitoplancton es su único alimento.

Otra de las cosas que tienes que tener en cuenta si decides vivir esta experiencia emocionante, es optar por una empresa que fomente el turismo responsable. Es decir, no tiene mucho sentido hacer algo que vayas a disfrutar, pero que le genere estrés o malestar al animal. En ese caso, te recomendamos este tour: nado con tiburones ballena en Holbox.

¡Esta fue nuestra experiencia nadando con el tiburón ballena en la isla de Holbox!

10- Hacer un tour al cenote de la laguna Yalahau

Si nadar con el tiburón ballena no te apetece demasiado, hay otras excursiones que puedes hacer en los alrededores de Holbox. El más famoso es el que te lleva a conocer la Isla Pájaros, la Isla Pasión y el cenote de la laguna Yalahau.

Esta aventura de 3 horas comienza frente a las letras gigantes de Holbox. Desde allí te trasladarás ya con tu guía hacia el puerto, para comenzar un recorrido en lancha por tres de los lugares más emblemáticos de Holbox.

Tras navegar 30 minutos habrás llegado a la Isla Pájaros, la cual lleva este nombre por la gran cantidad de aves marinas que alberga en su hábitat natural. Se estima que son más de 150 especies, entre ellas el cormorán, el pelícano blanco y el flamenco rosa, uno de los emblemas más representativos de Holbox.

La siguiente parada del tour es la Isla Pasión, un pequeño paraíso bañado por aguas turquesas y bancos de arena donde también suelen verse una gran cantidad de flamencos. Finalmente, navegarás por la laguna Yalahau hasta su famoso cenote. En este manantial de agua dulce era sagrado para los mayas y, según se dice, tiene propiedades curativas. No tienes más que sumergirte en él y salir renovado para comprobarlo por ti mismo.

¿Te interesa el tour? Aquí tienes el enlace para contratarlo: tour en lancha por la laguna Yalahau y su cenote.

¿Cómo llegar a la isla de Holbox?

Llegar a Holbox no es tan sencillo. Aunque, gracias a esto la isla conserva su encanto intacto, por lo que deberíamos estar agradecidos de ello. El turismo de masas generalmente no adhiere a los viajes complicados, de allí que la isla nunca se encuentra abarrotada de gente. Holbox atrae más bien a los aventureros, a quienes no tienen problema de hacer largos trayectos, dejar su coche y rebuscárselas para poder disfrutar de un trocito de paraíso.

A esta pequeña isla del Caribe mexicano se puede llegar de varias maneras (al igual que sucede con Cozumel o Islas Mujeres). Aunque, la vía marítima es la más utilizada.

Desde donde sea que vayas, tu objetivo es llegar al pequeño pueblo de Chiquilá, punto desde el cual sale el ferry a la isla de Holbox. La segunda forma, mucho más rápida, pero también más costosa, es contratando un avión privado desde Cancún hasta Holbox.  Cualquiera sea el modo que elijas, en Holbox te espera un tranquilo edén, de esos que cada vez es más difícil encontrar.

Si viajas en coche, podrás dejarlo en alguno de los muchos parkings privados que hay repartidos por todo el pueblo. En ese caso, te sugerimos dejar tu equipaje en él y viajar a Holbox liviano (créenos que no necesitarás llevar demasiada cantidad de ropa para estar en la isla).

Los paseos en ferry son gestionados por dos empresas (Holbox Express y 9 Hermanos), que realizan viajes a diario con una frecuencia de 30 minutos. El boleto para adultos cuesta alrededor de $220 MXN/11,5 USD (solamente de ida) y $130 MXN/6,53 USD para niños.

El viaje a la isla dura unos 25 minutos, aunque puede variar según las condiciones climáticas. Ten en cuenta que los boletos no se pueden comprar ni reservar con antelación.

puerto-de-chiquilá
Puerto de Chiquilá

Llegar a Chiquilá desde Playa del Carmen

Si partes desde Playa del Carmen, la carretera de peaje 305D es la más directa para llegar a Chiquilá. Son unos 45 km por un camino en buen estado por el cual deberás pagar un peaje aproximado de 110 MXN/5,53 USD. Otra alternativa es ir desde Playa del Carmen a Puerto Morelos y allí tomar la carretera secundaria que lleva hasta Leona Vicario, para luego empalmar con la carretera 180. En este caso el trayecto es de unos 100 km, con la ventaja que te ahorras el peaje.

Luego de este recorrido llegarás al cruce con la carretera 180D (o su versión gratuita 180). No te unas a ella, sino que atraviesa para tomar un camino secundario que te lleve a la carretera 5, que es la que conduce a Chiquilá de manera gratuita. Este tramo es de 75 km y lleva algo de 60-90 minutos.

En conclusión, el recorrido total desde Playa del Carmen hasta Chiquilá es de 130 km por la carretera de peaje 305D; o 160 km si vas por la carretera gratuita.

Si no cuentas con un coche, tienes la opción de llegar a Chiquilá tomando un autobús de la marca ADO, que sale todos los días desde la terminal turística ubicada en la Avenida 5 y Benito Juárez. Ten en cuenta que si viajas en temporada alta será mejor que compres el boleto con anticipación para asegurar tu lugar.

Llegar a Chiquilá desde Cancún

Para llegar a Chiquilá en coche desde Cancún tendrás que tomar la carretera 180D (de peaje) o la 180 (gratuita). En este último caso, coge el desvío hacia Valladolid Nuevo y sigue hasta el cruce con la carretera 5, que se encuentra a unos 75 km. Una vez que tomes la carretera 5 queda hacer un recorrido de 60 km hasta Chiquilá. Este tramo también es gratuito.

Si viajas en autobús deberás dirigirte a la central de autobuses de Cancún, ubicada en pleno centro de la ciudad. Desde allí parten los autobuses ADO que llegan hasta Chiquilá haciendo dos tipos de trayectos: directos (demora unas 2 horas y media y cuestan alrededor de 244 MXN/12,26 USD) o el que realiza paradas en los pueblos que se encuentran en el camino (demora unas 3 horas y cuesta algo de 175 MXN/8,79 USD).

Mejor época para viajar a Holbox

mejor-época-para-viajar-a-holbox

Podríamos decir que cualquier época es buena para viajar Holbox, puesto que la isla disfruta de un clima excepcional durante casi todo el año. En ese caso, dependerá de las cosas que quieras hacer.

Si visitas Holbox con la intención de nadar con el tiburón ballena y hacer el tour de la bioluminiscencia desde Punta Cocos, entonces tendrás que planificar el viaje para los meses de junio, julio y agosto. En el caso de la bioluminiscencia no es tan estricto ir en ese período, puesto que en otros meses del año también se aprecia, solo que con menor intensidad. Ten en cuenta que también podrás llegar por tu propia cuenta a Punta Cocos vivir la experiencia.

Consejos finales para viajar a Holbox

Viajar a Holbox es una aventura que seguramente disfrutarás muchísimo. De todos modos, hay un par de cosas que tienes que tener en cuenta. Presta atención a estos consejos que te ayudarán a hacer que tu viaje a la isla sea mucho más fácil.

  • Es muy probable que en Holbox no encuentres cajeros automáticos y que en muchos lugares no reciban tarjetas de crédito. Por eso, el primer consejo es que lleves efectivo contigo. Ten en cuenta los gastos en alojamiento, comida y el ferry para ir y volver a Chiquilá.
  • Otra cosa que tienes que saber es que no podrás cruzar con tu coche a Holbox, puesto que no está permitido conducir vehículos por la isla. No te preocupes, porque en Chiquilá hay muchos estacionamientos seguros en los que podrás dejar tu vehículo. El precio de las plazas ronda los 50-100 MXN por día.
  • Desde el embarcadero de Holbox a tu alojamiento puedes coger un carrito de golf que te traslade a ti y tu equipaje. Pero, tal como te contamos antes, lo mejor es ir a Holbox sin mucho equipaje. En todo caso, dependerá de la cantidad de días que quieras pasar en la isla.
  • Respecto a esto último, creemos que dormir en Holbox es algo que tienes que hacer. Nuestro consejo es que pases 2 o 3 días completos en la isla, así puedes disfrutar de sus atardeceres, su movida nocturna, los cielos estrellados y, con un poco de suerte, de la bioluminiscencia.
  • Entre las cosas que sí o sí tienes que llevar a Holbox se encuentran el bloqueador solar y el repelente de insectos biodegradable (créenos que necesitarás ambas cosas), una o dos mudas de ropa, gorra o sombrero, dinero en efectivo, calzado cómodo y, por sobre todo, muchas ganas de disfrutar.
  • Por último, sé respetuoso del medio ambiente. Una de las cosas que hace de Holbox un lugar especial es su ambiente virgen. No tires basura, si ves una estrella de mar, no intentes tocarla; no sobrepases los límites de la reserva… En otras palabras, cuida este tesoro natural para que los locales y turistas puedan seguir disfrutando de él.

Holbox-México

Hasta acá llegamos con esta guía de viaje por Holbox. Estamos seguros de que tu paso por la isla será algo que nunca olvidarás. Después de todo, el fuerte contraste con Cancún o Isla Mujeres es lo que le da su toque especial. Holbox es una muestra clara de que no se necesita de grandes lujos para disfrutar de la magia de viajar.

¿Te gustó el post? Entonces, compártelo con tus amigos y no dejes de seguirnos en las Redes Sociales. Allí verás fotos, videos y encontrarás mucha información sobre nuestros viajes por el mundo.

Enlaces de interés con las mejores ofertas para tu viaje

  1. Encuentra los Hoteles al mejor precio aquí.
  2. Reserva tours, guías y excursiones aquí.
  3. Contrata tu seguro de viaje con 5% descuento aquí.
  4. Compra tu tarjeta SIM con Internet para tu viaje aquí.
  5. Ofertas en pack vuelo más hotel aquí.
  6. Alquila tu coche al mejor precio aquí.
  7. Consigue vuelos baratos aquí.
  8. Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí.

Créditos fotográficos

- [Nombre de a foto según banco de imágenes] ([url de donde la encontramos]), por [Nombre del autor] / CC BY ([url de la licencia])

Comments are closed.