Saber qué ver en Guarda será más fácil después de revisar este artículo con los mejores lugares que hay en la ciudad.

Considerada como la ciudad más alta de todo Portugal, Guarda es un llamativo destino que puedes visitar en un fin de semana con toda la familia. Entre sus pintorescas calles encontrarás elementos del pasado medieval.

Además, tiene el privilegio de estar rodeada por la Serra da Estrela, lo que permite hacer ecoturismo y escaparse del ajetreo de las grandes ciudades portuguesas. A pesar de no tener playa como sus hermanas, la ciudad de Guarda ofrece una amplia variedad de lugares que puedes ver durante un fin de semana.

Por ello, si quieres saber qué ver en Guarda para conocer todo sobre esta localidad, no te despegues y continúa leyendo para descubrir lo que te espera al llegar. ¿Estás listo?

¿Qué puedes hacer en Guarda?

Como te contamos, Guarda está llena de secretos y aventuras para todas las edades. Por ello, pon atención a los siguientes lugares que podrás ver en Guarda durante tu próxima visita. Te recomendamos dedicarle su tiempo para conocerlos a detalle.

Visitar la Catedral de Guarda

El primer lugar que puedes ver en Guarda es su Catedral. La construcción de la iglesia comenzó en 1390 y concluyó hasta 1517, por lo que es una de las más antiguas de la ciudad. De acuerdo con los especialistas, el diseño sombrío y robusto del exterior está pensado para simular una fortaleza, lo que en ese entonces añadía el valor de la nacionalidad ante los extranjeros y los propios habitantes.

Esta iglesia fusiona elementos góticos con influencias manuelinas, logrando un juego artístico muy interesante al interior de la iglesia. Incluso, hay detalles renacentistas que puedes admirar. Lo que más llama la atención del interior de la catedral es el retablo de la capilla mayor, que está tallado en piedra de Ançã. Además, durante tu recorrido podrás admirar una obra de arte renacentista con más de cien figuras creadas por el artista João de Ruão.

Te recomendamos revisar los horarios en los que está abierta la Catedral antes de visitarla, ya que varía según la temporada del año. Por ejemplo, de octubre a mayo, la iglesia está abierta desde las 09:00 horas hasta las 12:30. Posteriormente, abre a las 14:00 horas.

Guarda.

Admirar el Castillo de Guarda

Otro interesante lugar para ver en Guarda es su imponente Castillo. Este sitio conserva los restos de distintos elementos que formaban parte de todo el complejo del Castillo. En este caso, durante tu recorrido podrás detectar partes de la muralla, la Torre dos Ferreiros y la Torre del Homenaje. De hecho, esta última mantiene el acceso al público gracias a que aquí está el Museo del Patrimonio de Guarda.

El Castillo se construyó en 1199 sobre los valles del Côa y Mondego, lo que permite admirar desde este lugar la Serra da Estrela. Lo que más llama la atención del castillo es su estructura que combina elementos de la arquitectura gótica y románica.

Ver la Torre dos Ferreiros

Dentro de la historia de defensa de Guarda se encuentra la Torre dos Ferreiros que, como te contamos, forma parte del área del Castillo. Esta torre forma parte de la antigua puerta de entrada hacia la ciudad a través de las gruesas murallas. De hecho, esta estructura era considerada como una de las piezas más evolucionadas en materia de seguridad durante la época medieval. Además, la torre tenía el propósito de proteger el conjunto de tres puertas del recinto amurallado con el que en ese entonces se accedía a la ciudad.

Como dato curioso, cada elemento del sistema defensivo de Guarda, incluyendo la torre, son considerados monumentos nacionales.

Lugares en Guarda.

Ir al Museo de Guarda

Aprovechando tu visita al Castillo de Guarda, el Museo de Guarda es una atracción turística muy interesante que tienes que añadir en tu itinerario. A diferencia de sus compañeros en el recinto amurallado, el museo tiene un toque de modernidad y frescura que atrae a los jóvenes amantes del arte y la cultura. Incluso, hay diferentes talleres educativos en los que los estudiantes pueden poner en práctica el conocimiento teórico que adquirieron durante el recorrido en el museo.

El museo se construyó en 1940 en el antiguo seminario. En ese entonces, el museo solo tenía cinco espacios con exposiciones, los cuales eran: la Galería de Pintura, que presentaba pintura modernista; Arte religioso, con pinturas, esculturas y aditamentos litúrgicos, Sala de cerámica y Miscelánea artística con elementos de distintas épocas históricas.

El Museo Regional de Guarda está abierto de martes a domingo, de 09:00 a 12:30 horas y de 14:00 a 17:30 horas. Además, el primer domingo de cada mes la entrada es libre. No olvides revisar los paquetes de las visitas guiadas para disfrutar al máximo tu estancia.

Subir a la Torre de Menagem

Si quieres conocer la historia de la milicia de Guarda, la Torre de Menagem es una buena opción para pasar una tarde recorriendo sus pasillos. El recinto se construyó en 1324 y durante el siglo XIV sirvió como prisión. Tras varias intervenciones, finalmente la torre se convirtió en un museo que narra las funciones militares de la ciudad durante la época medieval. Incluso, hay réplicas de armas, armaduras y otros elementos que se usaron para defender a la ciudad.

En las exposiciones también se narra la historia del Castillo de Guarda con ayuda de documentos y audiovisuales que hacen más entretenida la visita. Además, este sitio ofrece una de las mejores vistas de la ciudad, por lo que valdrá la pena subir hasta la torre.

¿Qué más puedes ver en Guarda?

Aunque la parte militar e histórica de Guarda es muy interesante, también puedes encontrar lugares más tranquilos y relajantes para ver en Guarda. Por ello, no te despegues para que descubras otros sitios turísticos que encontrarás en la ciudad.

Camina por la Praça Luís de Camões

La Praça Luís de Camões reúne los sitios de interés que hay alrededor del centro histórico de Guarda, por lo que puedes caminar para descubrir todos los lugares que hay para ti. Por ejemplo, si sigues el trayecto de la Rúa Francisco de Passos, llegarás rápidamente a la Judería. Además, durante tu recorrido podrás admirar la belleza de la Catedral, de la que ya te platicamos más arriba, y de la Iglesia de San Vicente.

Gracias a lo fluido de sus calles, podrás llegar fácilmente a la zona de las tiendas, restaurantes y áreas de descanso.

Qué ver en Guarda.

Recorre la Judería

La comunidad judía en Guarda es una de las más antiguas e importantes en la historia de la ciudad y del país. Incluso, se cree que los asentamientos judíos comenzaron en el siglo XIII cerca del Porta D’El Rei. Hoy en día, el antiguo barrio judío aún existe y puedes visitarlo para conocer la forma de vida que tenían en esa época.

De hecho, las familias judías eran muy activas por lo que ofrecían distintos servicios a la comunidad, como trabajos de sastres, zapateros, herreros, carpinteros, cirujanos y hasta peluqueros. Incluso, durante tu recorrido podrás ver las señaléticas de los antiguos negocios.

Ver en Guarda.

Ve a la Iglesia de la Misericordia

Hablando de calles importantes, si estás sobre la Rua do Comerço, camina hasta el final de la calle, ya que encontrarás la Iglesia de la Misericordia. Esta bonita iglesia se fundó en el año 1611 con características diferentes. De hecho, el diseño actual corresponde a una actualización que se le hizo a la iglesia durante el siglo XVIII para añadir elementos barrocos a la fachada.

Aunque se desconoce al artista que diseñó esta obra, se sabe que fue una petición de D. João V. Además, está dedicada a la Virgen de la Misericordia. Al interior te sorprenderán los altares de estilo barroco.

Descubre la Iglesia de São Vicente

Otra bonita iglesia que puedes ver en Guarda es la Iglesia de São Vicente. Este recinto católico fue construido durante la época medieval. Sin embargo, tuvo algunas reconstrucciones con el paso de los años. En este caso, la actual imagen se diseñó en 1790.

El revestimiento de azulejos es uno de los elementos más llamativos del interior de la inglesa. Asimismo, los paneles cuentan pasajes y temas fundamentales para el catolicismo. Entre ellos podemos encontrar imágenes de la Anunciación, la Torre de David, la Visitación, la Adoración de los Magos, la Fuga hacia Egipto y la Pasión de Cristo.

Descansa en el Jardín Municipal José de Lemos

Finalmente, otro lugar obligado para ver en Guarda es el Jardín Municipal José de Lemos. Este bonito parque histórico es considerado como uno de los más antiguos de la ciudad al tener más de 100 años. En este sitio podrás caminar y disfrutar del clima. Incluso, puedes sentarte en las banquitas para descansar de tu travesía por Guarda. Si tienes suerte, podrás ver las pequeñas ferias ambulantes que llegan a instalarse en el parque durante el año. Por ejemplo, en agosto se instala la Feria de las Artesanías con una amplia variedad de artículos.

Además de sus bonitos y decorados parterres, otro elemento que llama la atención del jardín es un monumento dedicado a los caídos durante la guerra.

Mapa de los lugares que hay para ver en Guarda

En este mapa podrás visualizar la ubicación exacta de cada lugar que te recomendamos visitar en Guarda.

Aventura verde por Guarda

Gracias a su ubicación, el municipio de Guarda tiene distintos puntos de acceso a la Serra da Estrela. No obstante, la ciudad de Guarda, en donde hicimos nuestro recorrido, no figura entre las rutas fáciles para llegar a este destino. Por ello, deberás acercarte a los puntos de acceso en los pueblos de Treinta, Vila Soeiro y Videmonte.

Asimismo, puedes llegar a las Pasarelas del Mondego, que recorren el río Mondego, y en las que también podrás admirar las montañas y bosques. Las pasarelas consisten en un camino de 12 kilómetros a través del Parque Natural de la Serra de Estrela. Durante la aventura podrás ver el impresionante mirador de 700 metros de altura, conocido como Geositio Miradouro do Mocho Real. También podrás ver la Cascata do Caldeirão y la Albufeira do Caldeirão. Abre tus ojos, porque durante la aventura podrás ver restos de fábricas de lana o de producción de electricidad, puentes medievales y hasta partes de una calzada. Sus puentes colgantes son la mejor forma de cruzar y admirar el país al mismo tiempo.

Toma en cuenta que, según tu condición física y el lado desde el que llegues, podrás hacer recorridos más largos o cortos. Por ejemplo, si viajas desde Videmonte con toda la familia, te recomendamos hacer la ruta de dos kilómetros hasta llegar a Açude dos Trinta. En cambio, si quieres conocer la pasarela, pero no quieres recorrerla por completo, puedes llegar desde la entrada intermedia de Vila Soeiro. El recorrido completo y lineal de 12 kilómetros puede iniciarse desde Barragem do Caldeirão.

Datos que tienes que conocer sobre Guarda

Luego de revisar los lugares que puedes ver en Guarda durante tu estancia, toca el turno de revisar algunos datos importantes sobre la ciudad para que estés súper informado al llegar.

Gastronomía de Guarda

Más allá de los lugares que hay para ver en Guarda, la gastronomía de la región es otro elemento muy importante y llamativo. Nuevamente, la Serra da Estrela tiene un papel protagónico al ofrecer una amplia variedad de productos de montaña que se fusionan con los sabores medievales y tradicionales de la antigua Portugal.

En este caso, el bacalao es uno de los ingredientes más populares de la región y que está presente en la mayoría de los platos gracias a su sabor. Entre las preparaciones más solicitadas hay: bacalao al Conde de Guarda, asado o en caldo. Durante tu estancia también podrás encontrar platos típicos como: caldo de cereales, sopa de castañas, arroz carqueja, cordero asado, chuletas de jabalí y trucha.

Por el lado de lo dulce, Guarda ofrece una rica variedad de postres preparados con manzanas, melocotones, arroz dulce y miel. Por su parte, las bebidas tienen un toque de trigo. También hay licor de enebro y brandy de miel.

¿Dónde comer en Guarda?

Los restaurantes en Guarda ofrecen una amplia variedad de preparaciones tradicionales de la región y de Portugal. En ese sentido, durante tu visita a la ciudad disfrutarás de distintos platos llenos de sabor. Además, los precios no son muy elevados y podrás encontrarlos con un ambiente familiar, elegante y romántico. Por ejemplo, el Restaurante Aquarius es una excelente opción para visitar en pareja y probar guisos tipo de autor, como laminado de cerdo, bacalao al horno, parrillada de mariscos y ricos postres.

También puedes escoger entre estos lugares que hay para comer en Guarda y que tienen una buena calificación entre los propios viajeros. No dudes en probar todas las opciones que hay para ti.

  • Marisqueira Sardinha.
  • O Jaime.
  • Restaurante Videira.
  • Petiscos & Mordiscos.
  • In & Out Club Bistro.
  • Restaurante Rui Costa.

Alojamiento en Guarda

Al igual que los restaurantes, Guarda tiene varios hoteles y casas para dormir en la ciudad. Ya sea que busques algo céntrico o más pegado a la naturaleza, la ciudad tiene distintos lugares para dormir desde 50 euros la noche, con alberca, terrazas y restaurantes. Por ejemplo, el Quinta do Rio Noémi ofrece una atractiva piscina al aire libre, estacionamiento privado gratuito y una bonita terraza para disfrutar de la vista. Además, está a cinco kilómetros del Castillo de Guarda.

Otras opciones que puedes considerar son:

  • Hotel Santos.
  • Hotel Lusitania Congress & Spa Guarda.
  • Hotel Versatile.
  • Hotel Pombeira Guarda.
  • Solar De Alarcao.

¿Cómo llegar a Guarda?

Ahora que sabes todo lo que puedes ver en Guarda, de seguro, querrás lanzarte a conocer la ciudad en la primera oportunidad que tengas. Para ello, necesitarás saber la mejor forma de llegar a Guarda.

Por ejemplo, si llegas desde Lisboa, la mejor opción es tomar el autobús Lisboa Siete Caminos que te dejará en la estación de Guarda. Con este medio tardarás cuatro horas en llegar a tu destino. También puedes usar el tren Lisboa-Oriente con el que tardarás cuatro horas y media.

Si viajas desde Oporto, puedes tomar un taxi desde la ciudad y llegar rápidamente en caso de dos horas. Sin embargo, toma en cuenta que el costo del viaje puede ser de 100 euros. Si lo prefieres, puedes llegar a Guarda en autobús que tardará tres horas en llegar.

En caso de que llegues desde Madrid, España, puedes tomar un autobús directo entre ambas ciudades y tardar en llegar cinco horas. La otra opción es volar desde Madrid hasta el aeropuerto de Oporto y desde ahí tomar un towncar que tardará dos horas en llevarte a Guarda.

Otras formas en las que puedes llegar es volando a los aeropuertos de Viseu y Vila Real y tomando un automóvil. En ambos casos tardarás hasta una hora en llegar a Guarda.

Mejor época para visitar Guarda

Debido a la altitud que tiene Guarda, los inviernos en la ciudad suelen ser muy fríos y mojados. En cambio, las primaveras son muy calurosas y secas. Por ello, la mejor época para visitar Guarda es durante los meses de junio y septiembre para sentir los tiempos calurosos, pero sin exagerar.

Freguesias cercanas a Guarda

Si quieres complementar tu viaje, puedes visitar las freguesias que están cerca de Guarda y que también te ofrecerán una aventura muy interesante para ti y tus acompañantes.

  • Aldeia Viçosa: 15 kilómetros – 23 minutos en coche.
  • Sortelha: 35 kilómetros – 42 minutos en auto.
  • Valhelhas: 210 kilómetros – 2 horas con 17 minutos en auto.

Sin duda, Guarda es el destino ideal para los amantes de la historia y las ciudades medievales.

Enlaces de interés con las mejores ofertas para tu viaje

  1. Hoteles en Oferta Encuentra los Hoteles al mejor precio aquí.
  2. Tours y excursiones al mejor precio Reserva tours, guías y excursiones aquí.
  3. Seguro de viaje Contrata tu seguro de viaje con 5% descuento aquí.
  4. internet en cualquier lugar Compra tu tarjeta SIM con Internet para tu viaje aquí.
  5. Pack vuelo más hotel Ofertas en pack vuelo más hotel aquí.
  6. Alquiler de coches Alquila tu coche al mejor precio aquí.
  7. Vuelos al mejor precio Consigue vuelos baratos aquí.
  8. Translados desde el aeropuerto Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí.

Comments are closed.