Una bebé nació en el baño de un avión mientras seguían volando. A través de redes sociales se difundió la historia de Shakeria Martin, una pasajera que dio a luz en pleno vuelo. La mujer subió al avión de la aerolínea Frontier Airlines sin contracciones o dilataciones. Sin embargo, tras una breve siesta en la aeronave, Martín comenzó con la inesperada labor de parto.

Tras difundirse la noticia, la madre relató al diario Today que sintió mucho miedo durante el proceso, debido a que no había ningún médico entre los pasajeros. No obstante, la mujer agradeció a la azafata Diana Giraldo por haberla ayudado en el proceso. Martín contó que despertó con contracciones tras dormirse en su asiento, por lo que la asistente de vuelo decidió llevarla a la parte trasera del avión para ayudarla a dar a luz. En tanto, el resto de los asistentes buscaron material médico para asistir a la madre y a su bebé.

Azafata ayudó a la madre a dar a luz

El avión partió del Aeropuerto Internacional de Denver con dirección a Orlando. Por ello, mientras la mujer daba a luz, el piloto Chris Nye se dedicó a coordinar con las autoridades la asistencia en tierra. De hecho, Nye obtuvo el permiso de hacer un aterrizaje de emergencia en el Aeropuerto Internacional de Pensacola, casi a seis horas de distancia de su destino final. El piloto logró reunir a paramédicos en la pista de aterrizaje con el fin de que asistieran a la recién nacida y a su madre. Posteriormente, el avión despegó rumbo a su destino. Mientras tanto, el segundo nombre de la bebé será Sky, cielo en inglés, en honor a su nacimiento durante el vuelo.

Por su parte, la aerolínea compartió un comunicado para felicitar al equipo de Frontier Airlines por asistir a la mujer y ayudarla a que naciera su bebé. Asimismo, reconoció que la pasajera fue muy valiente. Empero, se desconoce si tendrá algún beneficio en el futuro, como vuelos de por vida con descuento como acostumbran algunas aerolíneas. En paralelo, la azafata que apoyó a la madre declaró que vio muy asustada y preocupada a la pasajera, por lo que no dudó en darle su mano.

Créditos fotográficos

Comments are closed.