El gobierno de Uruguay tomó la decisión de cerrar sus fronteras en la temporada de verano para evitar los contagios de coronavirus, ante ello el ministro de Turismo de Uruguay, Germán Cardoso, lamentó públicamente que no podrán recibir visitas como todos los años suelen hacerlo en épocas de verano, y envió un mensaje a los ciudadanos de otros países que estaban interesados en vacacionar en su país.

A través de un breve video, el ministro ratificó lo que ya había anunciado el presidente Luis Lacalle Pou, que será un “verano restringido” por la pandemia del coronavirus, por lo que durante dicha época las fronteras estarán cerradas a los extranjeros para evitar el aumento de casos de COVID-19, salvo las excepciones que se mantienen hasta ahora por decreto.

De acuerdo con el video presentado en las redes sociales del ministro Cardoso, comenta:

“Queridos hermanos argentinos, brasileños, chilenos, paraguayos, del resto de la región y del mundo, este verano no vamos a poder recibirlos como lo hacemos cada verano. Quiero que sepan que es una decisión que hemos tomado con mucho dolor. Como uruguayos y anfitriones con gran vocación de servicio, nada nos gustaría más que compartir una temporada con ustedes”

“Siempre hemos sido muy agradecidos y los recibimos de brazos abiertos pero este año no va a poder ser así. Confiamos en que esta situación podrá revertirse a mediano plazo y volveremos a recibirlos de la misma manera que siempre. Cuando esto pase los esperamos para el reencuentro”.

En esta perspectiva, cada año Uruguay recibe alrededor de 3,500,000 visitantes en su gran mayoría provenientes de Brasil y Argentina, sin embargo el verano que se acerca será la excepción, pues los millones de turistas que llegan a las playas uruguayas todos los años para descansar este año no podrán hacerlo.

Bajo tal situación, el gobierno anunció que intentará incentivar el turismo interno “en el transcurso de la semana que viene, vamos a decir cuáles son los incentivos propiamente dichos para fomentar que los uruguayos desarrollen actividad turística interna, es una determinación tomada y vamos a ir en esa dirección”, aseguró Cardoso.

Por consiguiente la decisión del cierre de frontera, aunque puede perjudicar los ingresos obtenidos por el sector turismo, busca mantener al margen los contagios por COVID-19 y proteger a sus ciudadanos durante la época de verano que se avecina.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario