Con motivo de la celebración del Día Nacional de la Soberanía y la Infancia en Turquía, Turkish Airlines realizó un vuelo especial, en el cual permitió a un grupo de niños controlar un Boeing 777-300 ER a través de su cuerpo y con tecnología de detección de movimientos, siendo la primera aerolínea en el mundo en usar este tipo de tecnología e innovación.

Por medio de las capturas del movimiento de un grupo de niños con edades entre 7 y 10 años, quienes con su cuerpo simularon ser un avión, ésta información capturada con cámaras infrarrojas fue transmitida al Boeing 777 con el objetivo de maniobrarlo en sus 3 ejes, cabeceo, alabeo y guiñada.

Dicho evento fue anunciado por la aerolínea en sus redes sociales, quienes además señalaron que:

“Para conmemorar este día especial, entregamos los controles de este vuelo especial a nuestros hijos. Como la aerolínea bandera nacional de esta nación, continuaremos introduciendo tecnología de punta en la aviación y desplegando las últimas innovaciones en nuestros productos y servicios”.

Además de ser un evento por la celebración del día del niño en Turquía, también funcionó como un medio de publicidad para promover la innovadora tecnología para un proyecto de comunicaciones de la compañía y con la intensión de enfatizar que los niños son los sucesores del futuro.

El vuelo se inició con los niños realizando todos los chequeos de pre-vuelo del 777 y solicitando autorización para despegar. Por su parte, el niño que piloteaba con sus movimientos el avión, fue suspendido de arneses en posición horizontal y con los brazos abiertos, simulando la forma de un avión, que por medio de las cámaras infrarrojas y sensores en su traje comenzó a dirigir el avión de Turkish Airlines.

La aeronave era un Boeing 777-300 ER con matrícula TC-JJI bajo el vuelo TK6946, que despegó del aeropuerto de Estambul. El vuelo se realizó en un espacio aéreo cerrado, con los capitanes Serpil Köstepen, Cihangir Kılıç quienes supervisaron, recibieron la información y la replicaron en las maniobras, además del pequeño capitán al timón, encargado de hacer los movimientos capturados por cámaras infrarrojas.

Bajo este vuelo especial controlado por niños, Turkish Airlines conmemora la Soberanía Nacional y el Día del Niño como fiesta nacional, dando el manejo y control a las nuevas generaciones que van a relevar en el futuro cercano a la actual generación de trabajo.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario