Dos turistas estadounidenses de 25 y 24 años que viajaban a Roma, fueron encontrados alrededor de las 5:30 de la mañana, sentados en el segundo anillo del Coliseo que estaba en ese momento cerrado al público. Ambos admitieron haber entrado ilegalmente para tomarse una cerveza en el interior del monumento, a lo cual, por acceso no autorizado al interior del Coliseo se les impuso una multa administrativa de 800 euros.

Dichas personas fueron encontradas en via dei Fori Imperiali, aunque por fortuna al parecer sin causar daños al patrimonio arqueológico. Los dos turistas fueron denunciados por invasión de terrenos y sancionados por incumplimiento de la normativa de policía urbana del municipio de Roma Capitale, es decir, incumplimiento de la prohibición de ingreso a las áreas arqueológicas y entre las ruinas de monumentos antiguos fuera del horario permitido.

De acuerdo con un portavoz, comentó a los medios de comunicación que:

«Durante las primeras horas de la mañana del lunes, algunas personas notaron a dos jóvenes bebiendo cerveza en el Coliseo, mirando hacia afuera en el segundo nivel. Ellos alertaron a un coche de policía cercano, que luego detuvo a los dos jóvenes en Via dei Fori Imperiali».

A pesar de que no causaron ningún daño, esas dos copas de la madrugada les costaron 800 euros, es decir unos 903 dólares en multa por «incumplir con la prohibición de ingresar a las áreas arqueológicas y las ruinas de monumentos antiguos» fuera del horario de entrada permitido.

Si bien la pandemia de coronavirus ha afectado al turismo, el Coliseo sigue siendo uno de los lugares más visitados de Italia. Era el anfiteatro más grande del Imperio Romano, famoso por albergar luchas de gladiadores y otros espectáculos públicos frente a multitudes de decenas de miles. El monumento atrajo a unos 7.6 millones de visitantes en 2019.

Aunque por supuesto irrumpir un patrimonio arqueológico como el Coliseo romano para beber cerveza tal como hicieron los turistas, tiene sus consecuencias, en este caso tendrán que pagar una gran cantidad de dinero por el hecho de experimentar la emoción de tomar una cerveza dentro del monumento de fama mundial. El vandalismo en el Coliseo es un hecho relativamente habitual, que conlleva una posible pena de cárcel y multa.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario