Debido a los sucesos e incidentes ocurridos con aviones Boeing del modelo 777, se han suspendido de manera temporal todos los vuelos con dicha aeronave, por lo que países como Japón y Reino Unido han retirado de sus vuelos el modelo con motores Pratt & Whitney 4000-112, los mismos del avión que protagonizó el incidente en Estados Unidos el fin de semana pasado.

En tanto, el accidente en Denver no ha sido el único de estos últimos días a bordo de un Boeing 777, pues otro Boeing sufrió este lunes un incidente similar en Países Bajos al perder varias palas de una de sus turbinas tras sufrir un incendio aparentemente en un motor, sin embargo pudo aterrizar sin mayores daños.

Tras estos incidentes, la propia compañía Boeing bajo una iniciativa de la Administración Federal de Aviación (FAA en inglés) emitió en un comunicado la recomendación de suspender “las operaciones de los 69 aviones 777 en servicio y de los 59 en almacenamiento con motores Pratt & Whitney 4000-112”.

Asimismo, el comunicado expresa:

“Boeing apoya la decisión de ayer de la Oficina de Aviación Civil de Japón y la acción de hoy de la FAA de suspender las operaciones de los aviones 777 propulsados por motores Pratt & Whitney 4000-112. Estamos trabajando con estos reguladores mientras toman medidas mientras estos aviones están en tierra y Pratt & Whitney realiza más inspecciones”.

Por su parte, Korean Air y Asiana, las dos principales aerolíneas de Corea del Sur que suspenderán todas las operaciones con este tipo de aparatos, entre ambas suman 13 aeronaves actualmente activas y otras inactivas debido a la pandemia.

Ante esto, en Japón se ha ordenado la inmediata suspensión de unos treinta vuelos que operaban con el modelo de avión en cuestión, que deberán permanecer en tierra hasta nueva orden, según fuentes del Ministerio de Transportes nipón.

De igual manera, el ministro británico de Transporte, Grant Shapps, informó a través de su cuenta oficial de Twitter, que el espacio aéreo de Reino Unido queda cerrado de manera temporal para los Boeing 777:

“Después de los problemas este fin de semana, se prohibirá que los Boeing B777 con motores de la serie Pratt & Whitney 4000-112 entren en el espacio aéreo del Reino Unido. Continuaremos trabajando estrechamente con la CAA (autoridad de aviación civil) del Reino Unido para seguir de cerca la situación”.

El fabricante de aviones estadounidense tuvo graves problemas en los últimos años con otro de sus modelos, el 737 MAX, que tuvo que dejar de ser utilizado en marzo de 2019 tras dos accidentes que dejaron 346 muertos, el de Lion Air en Indonesia en octubre de 2018 (189 fallecidos) y el de Ethiopian Airlines, en marzo de 2019, en Etiopía (157 muertos).

Bajo este contexto y tras la suspensión de los vuelos a bordo de Boeing 777, la empresa deberá tomar las medidas pertinentes para recuperar el terreno y confianza de los usuarios y compañías aéreas que se han visto afectados por la medida de suspensión y restricción de vuelos.

Escribe un comentario