Un surfista de origen neozelandés fue rescatado en una playa remota de West Auckland, gracias a un mensaje de auxilio escrito en la arena antes de perder el conocimiento pues se encontraba gravemente herido, dicho mensaje fue visto por dos personas que alertaron a los servicios de rescate.

El hombre había estado surfeando de manera solitaria en la playa de Karekare, cuando las fuertes olas lo arrastraron hacia grandes rocas que le provocaron diversas lesiones en su cuerpo, sin embargo el surfista logró regresar a la playa y escribir con letras gigantes la palabra “help” en la arena.

La imagen del mensaje y la historia del incidente, ha sido difundida por los medios locales neozelandeses, los cuales detallan que el mensaje fue visto por un par de caminantes desde un sendero situado a más altura, quienes dieron el llamado a emergencias para que recibiera los primeros auxilios y posteriormente trasladarlo al hospital.

De acuerdo con lo comentando por el supervisor del servicio de rescate, John-Michael Swannix:

“El mensaje en la arena no es visible desde los senderos al norte de la bahía Mercer, por lo tanto es una suerte que la mujer que informó y su amigo se encontraran al sur y lo vieran. Con Auckland en el nivel de alerta 3, no hay tanta gente fuera de casa en este momento, así que también es una suerte que alguien estuviera caminando por la pista en ese momento”.

“Tenemos 17 Escuadrones de Llamadas de Emergencia desde Ahipara hasta Raglan que están disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana para responder a incidentes como este. Si alguien está en problemas, la gente solo necesita llamar al 111 y preguntar a la policía por los salvavidas de surf”.

Por su parte, la mujer que vio el mensaje desde un sendero en el sur, pudo detallar al surfista escribiendo en la arena antes de colapsar, por tanto llamó al United North Piha Surf Club alrededor de las 3:30 pm, y un jetski de Surf Life Saving Rescue fue enviado desde Piha con dos salvavidas y equipo de primeros auxilios para realizar una búsqueda.

A su llegada, los socorristas localizaron al surfista y se dieron cuenta de que tenía heridas graves, proporcionando los primeros auxilios de emergencia antes de transportar al hombre de regreso a Piha, donde se había organizado una ambulancia para recibirlos en el club de surf y luego transportarlo al hospital.

Alrededor de las 5 de la tarde, la esposa del hombre denunció su desaparición a la policía, por lo que el centro de comunicaciones de rescate de Surf Life Saving, SurfCom, confirmó que el paciente que estaban tratando los salvavidas era la persona desaparecida.

Por lo tanto debido al mensaje de auxilio escrito en la arena, el surfista pudo ser rescatado y atendido por el equipo de emergencias y médico de lo que pudo haber sido un desenlace fatal dadas sus condiciones.

Escribe un comentario