Rijeka es el principal centro urbano de la Bahía de Kvarner, el golfo más grande del Adriático, y la tercera ciudad más grande de Croacia, por detrás de Zagreb y Split. No solo posee un clima sumamente agradable, sino que también está cerca de preciosas islas con playas paradisíacas. Por otro lado, en la zona de Kvarner se encuentran el Parque Nacional de Risnjak y el Parque Nacional de Velebit, dos de los más importantes de Croacia. Si aún no te convencimos de visitar Rijeka, esperamos poder hacerlo en lo que resta de post, ya que consideramos que es un destino imperdible de un viaje por Croacia.

Rijeka se caracteriza por ser una ciudad animada, con un intenso ambiente universitario. Se encuentra ubicada en el condado de Primorje-Gorski Kotar, del cual es capital. Si bien su nombre puede no resonarte, es un destacado destino turístico. Además, Rijeka cuenta con uno de los aeropuertos más importantes del país, además de poseer el puerto principal de Croacia y el más importante del Adriático. 

Rijeka, Croacia

Al igual que muchas ciudades de Croacia, Rijeka posee una larga historia y estuvo bajo el dominio de muchos reinos, imperios y estados diferentes. Los que más dejaron su huella fueron los venecianos, los austro-húngaros, los italianos y los yugoslavos, quienes se disputaron su dominio, hasta que, finalmente pasó a ser parte de Croacia.

¿Por qué visitar esta ciudad croata?

Sobran motivos para visitar Rijeka. Además de poseer muchos monumentos históricos de interés, un clima sumamente agradable clima y una gastronomía de lujo, es uno de los destinos más bonitos de la bahía Kvarner. Sus alrededores están adornados con mar y montaña, lo que permite realizar muchas actividades al aire libre. Por ejemplo, ya sea tomar excursiones en barcos a la isla de Krk o llegarse en bicicleta a las localidades costeras que rodean la ciudad. Y, no podía faltar la posibilidad de visitar hermosas calas, practicar deportes acuáticos y hacer senderismo por las montañas de la zona interior.

Rijeka, además, es una ciudad que se enorgullece de su diversidad. De hecho, sus habitantes la definen como una ciudad abierta y tolerante. Es conocida en Croacia por sus carnavales, que en parte son un legado veneciano y, también, por sus proyectos artísticos que contrastan con el conservadurismo del resto del país.

Visita de un día a Rijeka

Creemos que un día es suficiente para recorrer la ciudad. Luego, si cuentas con más tiempo, puedes dedicarte a recorrer sus alrededores, que también los mencionaremos en este artículo.

A modo de resumen, podríamos decirte que sus edificios históricos y monumentos más importantes son:

  • La Iglesia Capuchina de Nuestra Señora de Lourdes,
  • la Plaza de la Resolución de Rijeka,  
  • la Ciudadela de Trsat,
  • la Iglesia de San Jerónimo y Convento de los Dominicos,
  • el Arco Romano,
  • el Túnel de Rijeka,
  • el Museo Marítimo e Histórico del Litoral Croata Rijeka,
  • la Catedral de San Vito,
  • la Iglesia de la Asunción de la Santísima Virgen María y la torre inclinada,
  • el Parque Kazališni,
  • el barco de Tito,
  • el Teatro Nacional de Croacia Ivan pl. Zajc Rijeka,
  • el Palacio Modello,
  • el Mercado Municipal,
  • la Iglesia Ortodoxa Serbia,
  • el Templo de San Nicolás,
  • el Paseo de Korzo,
  • la Torre Municipal y Principia de Tarsatica

Como verás, son muchos y muy variados. Quizá en un día no llegues a visitarlos a todos, pero sí los más importantes. De todos modos, creemos que una visita por Rijeka debería comenzar por su Riva o paseo marítimo.

La Riva o paseo marítimo de Rijeka

Como toda ciudad costera y turística, Rijeka posee un atractivo paseo marítimo, conocido como Riva. Su elemento distintivo son los muchos edificios y palacios de estilo modernista que se alzan a lo largo de su recorrido. Ejemplo de ello son el Teatro Nacional Croata Ivan Zajc y el edificio del Mercado o la Lonja. Otro rincón imperdible del paseo es el Molo Longo o el muelle largo, que te da la posibilidad de ver la ciudad desde el mar. 

paseo marítimo de Rijeka
Paseo marítimo de Rijeka

El Teatro Nacional de Croacia Ivan pl. Zajc Rijeka fue el primer teatro de Rijeka, construido 1765. Lamentablemente, a finales del siglo XIX, los teatros europeos fueron asediados por varios incendios, que los destruyeron casi por completo. Por este motivo, el Ayuntamiento decidió demolerlo y edificar uno nuevo. El 3 de octubre de 1985 se inauguró como Teatro Municipal, aunque a lo largo de la historia fue cambiando de nombre. Finalmente, en 1994, se llamó Teatro Nacional de Croacia Ivan pl. Zajc Rijeka, nombre que conserva hasta el día de hoy.

El Mercado Municipal, ubicado también en la Riva, es otro sitio por el que vale la pena darse una vuelta en tu visita de un día por Rijeka. Consta de dos pabellones construidos en 1880, y una pescadería que data de principios del siglo XX. Como dato interesante, te contamos que el mercado se encuentra en la lista de monumentos culturales protegidos de Rijeka.

Centro histórico

Una vez recorrido el paseo marítimo puedes comenzar a recorrer su centro histórico y su arteria principal, la calle Korzo. Allí se encuentra uno de los monumentos más emblemáticos y fotografiados de la ciudad: la Torre del Reloj. Además de contar con muchos edificios históricos, es la calle peatonal con más cantidad de locales, que se reúnen allí a pasar el rato. Cuenta, también, con una multiplicidad de bares, restaurantes, cafeterías y locales comerciales para recorrer.

Calle Korso y Torre del Reloj
Calle Korso y Torre del Reloj

La famosa Torre del Reloj, de color amarillo, data del siglo XVII y es un monumento imperdible para ver en Rijeka. Debajo de ella, verás una puerta o arco que antaño marcaba una de las entradas a la ciudad fortificada. La torre fue construida en la Edad Media, sobre los cimientos de la puerta de la ciudad. En su estructura podrás ver el escudo imperial, con los relieves de los emperadores Leopoldo y Carlos VI, de Austria. Por su parte, el reloj fue colocado en el siglo XVII, aunque debió ser reparado en varias ocasiones. Otro dato interesante, es que fue uno de los pocos edificios de la ciudad que sobrevivió al terremoto de 1750.

Atravesando la puerta de la torre llegarás a la plaza de Ivana Koblera, una de las más animadas de la ciudad. Antiguamente, fue el centro comunal de la ciudad medieval amurallada y, actualmente, está llena de bares y restaurantes de moda, en donde se reúnen principalmente los jóvenes y universitarios.

Desde la plaza, subiendo por una calle llegarás a uno de los edificios religiosos más importantes de la ciudad: la Catedral de San Vito, construida en honor al patrono y protector de Rijeka. Lo más llamativo del templo es su forma octogonal, de estilo barroco, cuya construcción se inició en 1638, bajo el mando del arquitecto jesuita G. Briano. A la hora de pensar el templo, Briano se basó en el diseño de la iglesia de Santa María della Salute, de Venecia. El acceso es gratuito, por lo que no dejes de acercarte a apreciar su estructura.

A sólo 200 metros de Korzo encontrarás la iglesia de Nuestra Señora de Lourdes y el Convento de los Capuchinos. Lo más llamativo del templo es su fachada de estilo Neo-Gótico, decorada con mosaicos. Este detalle, junto con la escultura de Nuestra Señora de Lourdes, la posiciona como una de las más imponentes de la ciudad.

Convento de los Capuchinos, Rijeka
Iglesia Nuestra Señora de Lourdes y Convento de los Capuchinos

Otros edificios históricos de interés, que se encuentra sobre la calle Korzo son la iglesia de San Jerónimo, el Monasterio de los Agustinos, la Catedral de la Asunción de la Virgen y la Torre Inclinada. Esta última, lleva ese nombre por su inclinación de más de 40 centímetros.

Trsat

Situada sobre una colina de casi 140 metros de alto, Trsat es una de las zonas más interesantes de Rijeka. El acceso a pie se realiza subiendo los 561 escalones de la escalinata de Petar Kružić que, quizá puede resultar un poco duro, pero vale la pena hacer. Desde lo alto tendrás unas atractivas vistas de la ciudad de Rijeka y sus alrededores.

Trsat cuenta con varios lugares interesantes para recorrer. Ejemplo de ello son la ciudadela del siglo XIII y el Santuario de Nuestra Señora de Trsat, que es famoso por ser uno de los puntos de peregrinación más antiguos e importantes de Croacia.

El Santuario de Nuestra Señora de Trsat fue construido en el sitio donde estuvo la Casa de María, a fines del siglo XIII. La misma fue trasladada desde Nazaret por miedo a que las cruzadas o el avance de los musulmanes la destruyeran. Después de eso, su siguiente destino fue Loreto, en Italia, donde permanece actualmente.

Por su parte, el castillo de Trsat, es el mejor y más importante mirador de Rijeka. Ya desde sus orígenes, el castillo servía de observatorio desde el cual se controlaba el comercio entrante de la parte continental del país. Por otro lado, los romanos lo utilizaron como parte de su sistema de defensa.

castillo de Trsat

Otros sitios interesantes que ver e Rijeka

Rijeka posee muchos atractivos, por eso, si te sobra tiempo puedes visitar alguno de los lugares que te mencionamos a continuación:

  • El Antiguo Palacio del Gobernador es uno de los palacios más importantes de Rijeka, construido como un centro residencial y de negocios del Gobernador de Rijeka. Actualmente, su interior alberga el Museo Marítimo e Histórico del Litoral Croata, en donde se expone el desarrollo de la industria naval en Rijeka, desde sus orígenes hasta el día de hoy.
  • Para ir de compras dispones de dos opciones interesantes. Una de ella es ZTC, el centro comercial más grande y visitado de Rijeka, que cuenta con 3 plantas y más de 50 tiendas diferentes. La otra opción es el Tower Center Rijeka, ubicado en el distrito de Pecine, apenas a 1 km del centro de la ciudad. Este enorme centro comercial cuenta con más de 150 tiendas menores y 8 grandes supermercados, un área de juegos para niños y cine.
  • La Iglesia Ortodoxa Serbia, construida por Ignazio Hencke en 1787, presenta una fachada de estilo barroco tardío. Si bien no se puede acceder a su interior, vale la pena acercarse y apreciarla desde fuera.
  • El Palacio Modello es un monumental palacio municipal, construido en estilo renacentista y barroco por los arquitectos Fellner y Helmer, entre 1883 y 1885. Actualmente, funciona como sede de la Biblioteca Nacional de Rijeka y el Club Círculo Italiano.
lugares de interes de Rijeka
  • El Barco de Tito, es otro sitio interesante que ver en Rijeka. Desde la década de los 80 que se encuentra amarrado en el Puerto, esperando su próximo destino.

Conocido como El Galeb, este buque fue construido en 1938 en Italia, con el objetivo de transportar bananas desde África. Durante la Segunda Guerra Mundial, fue utilizado por la Marina italiana y luego por los alemanes, hasta que los aviones aliados lo hundieron, al final del conflicto bélico. Posteriormente, fue recuperado por la Yugoslavia comunista y convertido en yate por Tito, quien se valió de él para sus numerosos viajes alrededor del globo. En 1890 muere Tito y, luego del colapso de Yugoslavia en la guerra de los Balcanes, el Galeb fue abandonado hasta que la ciudad de Rijeka decidió comprarlo. Actualmente, hay un proyecto para sacarlo de su estado de deterioro y convertirlo en un museo.

  • El Túnel de Rijeka, es el primer túnel militar abierto al turismo. Fue excavado por el ejército italiano, entre los años 1939 y 1942, con el fin de servir como refugio de los bombardeos aéreos civiles. Por eso mismo, en algunas partes pueden verse inscripciones originales realizadas durante la Segunda Guerra Mundial. Una de las entradas se encuentra junto a la catedral de San Vito y el acceso es libre y gratuito.

Las playas de Rijeka

Si visitas Rijeka en verano no dejes de dedicarle un rato de tu día a recorrer sus playas, que se encuentran o en el extremo oriente u occidente de la ciudad. La mayoría de ellas son accesibles por autobús o en coche y estacionar de forma gratuita.

Playa Sablićevo, Rijeka
Playa Sablićevo
  • La playa Kantrida: es la playa más popular de Rijeka y lleva este nombre por el estadio de fútbol de la ciudad, que se encuentra próximo a ella. La playa cuenta con varios servicios, como un bar, un campo de vóleibol, duchas y baños. No muy lejos, se encuentra una playa de perros, perfecta para los viajeros y familias que visitan el lugar con sus mascotas. Dispone de cubos de basura y una ducha con una manguera para poder lavar a los perros y quitarle la sal marina.
  • Ploče: es otra de las opciones que dispones en Rijeka. Se encuentra ubicada a 5 km al oeste de Rijeka, en una pequeña bahía, protegida del viento y las grandes olas. Se trata de una playa tranquila, de aguas cálidas y calmas, que posee además hermosas vistas a la montaña. Su atractivo está dado por la exuberante vegetación que la rodea, su limpieza impecable y su colorido muelle. Además, cuenta con más de 10 acogedores restaurantes y bares en donde podrás probar los mejores platos de la península de los Balcanes.

Otra ventaja de esta playa es su ambiente tranquilo y pacífico, libre de vendedores ambulantes y representantes de agencias de viajes. El hecho de que sea visitada principalmente por los residentes, la aleja del bullicio que tienen las playas más turísticas. Esto la convierte en el sitio perfecto para desconectar unas horas, nadar o tomar sol. También es un buen sitio para pescar, surfear y explorar el mundo submarino con buceo o máscara de snorkel. Si lo tuyo es el surf, entonces lo mejor será que visites la playa por la mañana, bien temprano, que es cuando más fuerte sopla el viento.

  • La playa de Bršeč es una playa de arena y guijarros rodeada de altos acantilados, famosa por sus brillantes aguas azules y sus cuevas escénicas. La única desventaja es que se encuentra a 37 km de Rijeka y no hay autobuses que lleguen aquí. De todos modos, sí podrás acceder a la playa en tu propio coche, en transporte privado o taxi. La playa se caracteriza por su clima tranquilo, sin viento y olas débiles. Además, al no ser tan turística, siempre tendrás un lugarcito libre en el cual instalarte.
playas de Rijeka

Es una playa ideal para bucear y nadar. A su alrededor, los acantilados de Bizzare decoran el paisaje y le otorgan una belleza singular que complementa la visita.

  • Sablićevo es una de las playas más antiguas de Rijeka. Es tranquila y apartada, ubicada en la costa de una pequeña bahía, famosas por la pureza y limpieza de sus aguas y la naturaleza idílica que la rodea. La gran ventaja es que está muy cerca de la ciudad, siendo accesible a pie, en transporte público, en coche o en bicicleta. Es perfecta para ir en familia, en pareja o con niños pequeños. También posee buenas condiciones para el buceo y la exploración de la flora y fauna marina del mar Adriático.

La playa cuenta con duchas, vestuarios, baños públicos y estacionamiento a unos 100 metros. También encontrarás opciones de alojamiento a unos 200-250 metros. Por el contrario, no cuenta con bares ni cafeterías, por lo que lo mejor es llevar tu propia comida y bebida, además de sombrilla.

Gastronomía y platos típicos

Rijeka es una localidad costera, por eso mismo, no debe sorprenderte que el fuerte de su gastronomía sea la cocina marinera de Croacia. Así es, pescados y mariscos abundan en sus platos, al igual que hierbas mediterráneas, el infaltable aceite de oliva y las verduras frescas y crujientes. Como verás, la cocina de Rijeka tiene una fuerte influencia mediterránea, pero también recibe aportes de la cocina francesa y griega.

Algunas de sus recetas más populares son el File od oslica sa povrcom, es decir, un filete de merluza con verduras. También lo es el Brodet, una suculenta y deliciosa sopa de pescado, originaria de la isla Mljet. En general los platos se acompañan de una gran variedad de vinos, fuertes orujos y aguardientes.

Vida nocturna de Rijeka

Para finalizar tu día por Rijeka puedes hacer un paseo nocturno y explorar su movida. Al ser un destino con tantos estudiantes, es de esperar que tenga una atractiva vida nocturna. Una de las mejores visitas es el Rakhia Bar, ubicado en pleno centro de la ciudad. Allí encontrarás más de 100 tipos diferentes de rakija, un brandy croata tradicional que tienes que probar. Si deseas seguir de fiesta, entonces encamínate a Beertija Klub, una discoteca que se encuentra en Trsat y cuenta con una amplia variedad de cervezas. Durante el verano, la discoteca abre su terraza y bar exterior, que le dan un plus extra a la visita. Otro popular lugar para ir de fiesta es el Tunel Bar que, tal cual lo dice su nombre, tiene forma de túnel y música en vivo.

View of Rijeka city in Croatia

¿Cómo es el clima en Rijeka?

Rijeka posee un agradable clima del tipo mediterráneo, con temperaturas suaves y agradables durante casi todo el año. Durante enero, la temperatura media anual raramente es menor de 7°C, mientras que durante julio gira en torno a los 24 grados.

Por esto mismo, la mejor temporada para viajar a Rijeka es durante julio, agosto y septiembre. En cambio, durante los meses de noviembre, diciembre y febrero es cuando más lluvias hay. Enero, por su parte, es el mes más frío del año.

¿Cómo llegar a Rijeka?

Una forma de llegar a Rijeka es en avión, ya que el aeropuerto se encuentra a unos 30 km de distancia de la ciudad, en la isla de Krk. El mismo opera vuelos internacionales a ciudades europeas, como Inglaterra, Polonia, Dinamarca, y algunos vuelos nacionales. Otra alternativa es llegar a Rijeka en catamarán, desde Rab o Novalja. Por otro lado, posee conexiones en autobús con las ciudades de Cres, Dubrovnik, Pula, Zagreb y Zadar. Finalmente, si viajas en tren podrás hacerlo desde Ljubljana, Osikej, Pazin y Zagreb.

Los alrededores de Rijeka

A unos 15 km de Rijeka se encuentra el Parque Nacional de Risnjak, lugar en donde se encuentra el río Kupa, famoso por ser uno de los ríos más bellos de Croacia. Tanto el lago verde y azul que forman sus aguas, como la variedad de flora y fauna que lo rodean, le valieron esta distinción. Este parque es el sitio perfecto para los amantes del cámping y del senderismo, ofreciendo la oportunidad de combinar el viaje a Rijeka con una experiencia en pleno contacto con la naturaleza.

A los alrededores de Rijeka también se encuentran las montañas que van desde el Učka hasta el Velebit. Por otro lado, en su lado oriental está situada la ciudad de Crikvenica y, más arriba, las montañas de Gorski kotar, una de las áreas verdes mejor conservadas del país. Pero, uno de los atractivos turísticos más importantes de Rijeka es su cercanía a la ciudad de Opatija.

Opatija es una ciudad de veraneo, conocida como la Niza de los austríacos, debido a la fuerte presencia de la alta sociedad austro-húngara, que puede verse en sus muchas casas. La ciudad se encuentra a menos 14 km de Rijeka, por lo que puede ser un destino a visitar posteriormente. Si no dispones de coche propio podrás ir desde Rijeka a Opatija tomando el bus 32, que sale desde la plaza Jalacicev.

En Opatija podrás visitar su playa que, si bien es artificial, está rodeada de mucho lujo y es muy elegida por los turistas. Caminando por la costa te encontrarás con uno de sus monumentos más famosos, la “la Dama con la Gaviota”, una estatua de una mujer con una gaviota en la mano, que se ha convertido en uno de los símbolos más representativos de Opatija.

Opatija

Finalmente, otro sitio que consideramos vale la pena visitar si viajas a Rijeka es la hermosa isla de Krk, situada al norte del mar Adriático y frente a esta ciudad. Si bien es un destino bastante popular entre turistas alemanes, austriacos e italianos, no encontrarás allí las exageradas aglomeraciones turísticas que sí podrás ver en otras islas croatas. Lo mejor para hacer en la isla Krk es visitar sus paradisíacas playas, como la Golden Beach, que destaca por el contraste del color amarillo del acantilado y sus aguas cristalinas.

Hasta aquí llegamos con el recorrido por Rijeka. Habrás visto que puedes recorrerla en un día o quedarte más tiempo y visitar sus alrededores. Como sea, seguramente será una grata experiencia.

Créditos fotográficos

  • (https://pixabay.com/es/photos/rijeka-croacia-puerto-ciudad-3960063/), por paulinas (https://pixabay.com/es/service/license/)
  • Rijeka (https://www.flickr.com/photos/129231073@N06/48880688692/), por Fred Romero / CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/)
  • iglesia de los capuchinos, palacio Ploche, Riječki neboder. Rijeka, Croacia. Febrero de 2008 (https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Capuchin_church_palace_Ploche_Rijeka_Croatia.jpg), por Грищук ЮН / CC BY-SA 3.0 (Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported).
  • Castillo de Trsat, Rijeka, Hrvatska (https://web.archive.org/web/20161028114744/http://www.panoramio.com/photo/106365624), por Zoran Kurelić Rabko/CC BY-SA 3.0 (Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported)
  • 2009_0729_10_Rijeka (https://www.flickr.com/photos/peatc/4042795841/), por Peter Collins/CC BY-SA 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/)
  • Playa Sablićevo cerca del centro de la ciudad (https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Rijeka-beach-sablicevo-0.jpg), por Zoran Kurelić Rabko/CC BY-SA 3.0 (Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported)
  • (https://pixabay.com/es/photos/mar-la-naturaleza-costa-aguas-3287692/), por TanniSK007 (https://pixabay.com/es/service/license/)
  • (https://pixabay.com/es/photos/opatija-mar-adri%C3%A1tico-virgen-1208403/), por ChristianGeorg (https://pixabay.com/es/service/license/)

  • Escribe un comentario