Pasajeros de un vuelo quedaron varados en el avión cerca de una hora y media sin aire acondicionado y a una temperatura de 40 grados centígrados. Los hechos ocurrieron a bordo de una nave Lauda usada por la aerolínea Ryanair que debía partir del Aeropuerto de Sevilla-San Pablo rumbo a Palma de Mallorca.

A través de redes sociales comenzaron a circular videos de los pasajeros que iban en el avión. En los materiales se aprecia la desesperación de los viajeros quienes reportaron que no estaba prendido el aire acondicionado. Incluso, la propia tripulación comenzó a abanicarse con documentos y papeles que tenían a la mano. Además, mencionaron que, si intentaban salir, perderían el siguiente vuelo.

Posteriormente, medios locales informaron que la aerolínea informó sobre problemas en los motores exterior y eléctrico que estaban provocando la demora en el vuelo. Sin embargo, no habían autorizado que los pasajeros descendieran de la nave. Esta situación fue confirmada por los propios pasajeros en sus videos. Asimismo, reportaron que la tripulación no les otorgó agua o alguno de los refrigerios permitidos mientras esperaban. Cabe destacar que la temperatura que se registró era de 40 grados con una sensación térmica mayor. Esto se debe a que el avión estaba en la zona del sol y el vuelo estaba marcado para mediodía.

Debido al incesante calor al interior del avión, una mujer embarazada tuvo que ser atendida por el cuerpo de emergencia por un posible infarto. Luego de más de una hora en la nave, finalmente, los pasajeros pudieron salir. Sin embargo, tuvieron que esperar otras dos horas en la terminal. Los pasajeros indicaron que la aerolínea les dijo que volarían en otro avión. No obstante, terminaron abordando la misma nave problemática.

Al momento, la aerolínea no ha hecho comentarios sobre lo sucedido en Sevilla. En tanto, los pasajeros mencionaron que reportarán a la compañía por lo sucedido.

Créditos fotográficos

Comments are closed.