Un pasajero intentó acceder a la cabina del vuelo 386 de Delta Air Lines que viajaba de Los Ángeles a Nashville, obligando al avión a desviarse de su ruta y aterrizar en Albuquerque por razones de seguridad para retirar al hombre mediante las fuerzas de seguridad, luego de ser sometido por la tripulación de cabina y otros pasajeros.

El avión salió de Los Ángeles a las 11:30 am y aterrizó a las 2:20 pm en el aeropuerto de Albuquerque luego del incidente, del cual la identidad del hombre no ha sido revelada, pero fue arrestado por la policía e investigado por el FBI de Albuquerque.

De acuerdo con los pasajeros y testigos del hecho, han circulado videos e imágenes del hombre quien tuvo que ser atado para poder controlar la situación. En las redes sociales, pasajeros han comentado lo sucedido, entre ellos @jesscribe en Twitter, quien expresa haber estado en la tercera fila observando el escenario.

“Esta era nuestra vista desde la tercera fila justo después de que los asistentes y pasajeros aprehendieron a la persona que intentó ingresar a la cabina. Gritaba “Detén el avión”.

Por su parte, Delta informó a los medios de comunicación la situación, agradeciendo a la tripulación y los pasajeros del vuelo 386:

“Gracias a la tripulación y los pasajeros del vuelo 386 de Delta, LAX a Nashville (BNA), que ayudaron a detener a un pasajero rebelde cuando el vuelo se desvió a Albuquerque (ABQ). La aeronave aterrizó sin incidentes y el pasajero fue retirado por la policía “.

La aerolínea también comunicó que había 162 pasajeros a bordo y seis miembros de la tripulación.  El vídeo del vuelo muestra a los auxiliares de vuelo y a los pasajeros forcejeando con el hombre para luego atarlo y ser entregado a las autoridades al aterrizar.

Además, el FBI de Albuquerque comunicó que respondió al informe de un vuelo desviado en el Sunport Internacional de Albuquerque y que no hay ninguna amenaza para el público. La aerolínea y las fuerzas de seguridad no detallaron si el individuo estaba armado, bajo la influencia de alcohol o drogas o qué pudo haber provocado el incidente.

En tanto, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) comentó que en el mes de mayo ha recibido 1,300 quejas de las aerolíneas sobre pasajeros problemáticos este año y ha anunciado propuestas de sanciones civiles contra más de una docena de pasajeros en las últimas semanas.

Según su política de tolerancia cero anunciada en enero, la FAA ya no advierte ni aconseja a los pasajeros indisciplinados, sino que pasa directamente a la acción. Es decir, la entidad está facultada para imponer sanciones civiles, pero deja que las fuerzas del orden decidan si se presentan cargos penales contra los pasajeros.

En este sentido, la situación con el pasajero que intentó abrir la cabina de pilotos se pudo solventar y no se detalló la sanción correspondiente por el hecho, sin embargo, las autoridades continúan en investigación para determinar las causas que llevaron al individuo a su acción.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario