Una pasajera dio a luz en pleno vuelo rumbo a Hawái desde Salt Lake City, Utah. La mujer identificada como Lavinia “Lavi” Mounga tenía 29 semanas de embarazo y por fortuna dentro del avión, se encontraba todo un equipo de profesionales dedicados al cuidado de embarazadas y recién nacidos, quienes atendieron el parto y cuidaron al bebé y la madre, antes de aterrizar en Honolulu para darles mayor atención médica.

El personal que atendió el parto se encuentra conformado por el doctor Dale Glenn, médico de medicina familiar del Hawaii Pacific Health, junto con Lani Bamfield, Amanda Beeding y Mimi Ho, enfermeras de la unidad de cuidados intensivos neonatales del North Kansas City Hospital, quienes también estaban a bordo.

La información fue emitida por el Hawaii Pacific Health en su cuenta oficial de Twitter, quienes felicitaron al personal por su oportuna labor para traer una nueva vida exitosamente a pesar de encontrarse en una situación particular en pleno vuelo.

“El recién nacido Raymond Mounga tiene nuevas tías y un tío en Hawaii Pacific Health, el Dr. Dale Glenn y las enfermeras de la UCIN del North Kansas City Hospital Lani Bamfield, Amanda Beeding y Mimi Ho, quienes ayudaron con su parto inesperado en un vuelo reciente a Hawaii”.

Además, una de las pasajeras a bordo realizó un video del momento y lo subió a su cuenta de TikTok, donde en pocas horas recibió miles de comentarios y visualizaciones.

El suceso inesperado, causó sorpresa en la madre, pasajeros y personal del avión, tal como el doctor Glenn relata, de acuerdo con un comunicado emitido por Hawaii Pacific Health:

“Aproximadamente a la mitad del vuelo, hubo una llamada de emergencia, y ya he experimentado esto antes y, por lo general, son bastante claros al preguntar si hay un médico a bordo. Esta llamada no fue así y fue bastante urgente. Le dije a la asistente de vuelo que soy médico y ella dijo que teníamos una mujer que iba a tener un bebé, así que me apresuré a ver qué podía hacer”.

Dado que los aviones no están equipados para brindar atención a un bebé prematuro, el Dr. Glenn y las enfermeras usaron un par de cordones para cortar el cordón umbilical, hicieron calentadores de bebés con biberones calentados en el microondas y usaron un Apple Watch para medir los signos vitales del bebé.

El equipo improvisó con lo que tenía disponible y trabajó en conjunto para mantener al bebé y su madre estables durante tres horas hasta que aterrizó el avión, fue un gran trabajo en equipo para mantener la calma y controlar la situación.

Por su parte, la pasajera y madre del recién nacido, expresó:

“Ha sido muy abrumador, y tengo mucha suerte de que hubiera tres enfermeras y un médico en el avión para ayudarme, ayudarlo a estabilizar y asegurarse de que estuviera bien durante todo el vuelo”.

Luego del aterrizaje en Honolulu, la pasajera que dio a luz a su bebé en pleno vuelo y quien fue llamado Raymond, fueron internados y permanecieron en observación.  

Créditos fotográficos

- [Nombre de a foto según banco de imágenes] ([url de donde la encontramos]), por [Nombre del autor] / CC BY ([url de la licencia])

Escribe un comentario