Una mujer de 19 años murió luego de un ataque de tiburón en la playa de Waihi en la Isla Norte de Nueva Zelanda, la persona resultó herida el jueves por la tarde a causa del ataque que provocó su muerte posteriormente.

La víctima fue identificada como Kaelah Marlow de 19 años, de la ciudad de Hamilton a unos 391 kilómetros de la capital Wellington, quien fue atendida de inmediato por los rescatistas pero no pudo resistir ante las heridas causadas, lo que provocó su deceso. Aunque los indicios sugieren un ataque de tiburón se realizará una autopsia para corroborar el hecho.

Víctima identificada como Kaelah Marlow

De acuerdo con un comunicado de prensa a medios locales de la policía, detallaron el caso y expresaron sus condolencias a la familia.

“Las indicaciones iniciales sugieren que pudo haber sido herida por un tiburón. Apreciamos que su muerte fue extremadamente traumática para quienes estuvieron ayer en la playa de Waihi y estamos ofreciendo servicios de apoyo a las víctimas y a cualquiera que lo requiera”.

Por su parte, el gerente regional del movimiento de salvavidas Surf Life Saving, Chaz Gibbons-Campbell, dijo que los socorristas que patrullaban fueron los primeros en llegar al lugar tras el suceso, comentando que funcionan como apoyo a víctimas y familiares.

«Tenemos una red de apoyo a su alrededor en este momento y un servicio de asesoramiento que estará en contacto con ellos en los próximos días. Si los bañistas ven un tiburón, deben salir del agua y alertar a los salvavidas de surf y a los otros bañistas».

Asimismo el comandante del área de Waikato del este, el inspector Dean Anderson, lamentó el hecho y extendió el agradecimiento a quienes hicieron lo posible por el rescate de la joven.

«Me gustaría agradecer a los socorristas del servicio de emergencia que acudieron en su ayuda, incluidos los miembros del Waihī Beach Surf Life Saving Club, la ambulancia y un médico de cabecera que brindó asistencia médica, Fire and Emergency NZ, Waihī Beach Coastguard y nuestro propio personal de policía. «

Por otra parte, debido al accidente se ha solicitado a la población que se mantenga alejada del agua, mientras han iniciado un operativo para localizar al animal, prohibiendo nadar por la zona y la recolección de mariscos.

Playa Waihi

En tanto, los ataques de tiburones en Nueva Zelanda son poco comunes, el último ataque fatal de tiburón tuvo lugar en 2013 cuando un nadador de unos 40 años murió en alta mar cerca de la popular playa Muriwai, al oeste de Auckland.

De momento luego del ataque del tiburón en que la mujer falleció a causa de las heridas, se trabaja con los lugareños para que informen a las autoridades en caso de avistar tiburones por la zona con el fin de resguardar a las personas que hacen vida en la playa.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario