En la noche del miércoles 3 de febrero, un incendio de gran magnitud se ha registrado en la zona insular de Cartagena específicamente en la zona turística de Playa Blanca conocida como Playa Tranquila de la región Barú, las llamas que superaron los 6 metros de altura se dispersaron rápidamente debido a los vientos, ocasionando la pérdida de hostales y cabañas cercanas.

Ante la situación habitantes y turistas intentaron apagar las llamas con agua de mar, pero debido a la fuerza del viento y la magnitud del incendio no lograron salvar las estructuras afectadas que fueron consumidas en su totalidad, sin embargo no se reportaron heridos ni pérdidas fatales.

Diversos videos e imágenes circularon por las redes sociales de personas presentes en el hecho, donde se observa el intento por sofocar las llamas, del cual hasta el momento se desconocen las causas que lo originaron.

Por su parte, los organismos de la Armada y Guardacostas apoyaron la situación, ya que como mencionó el Cuerpo de Bomberos medios locales:

“La zona es de difícil acceso. Reportan que la Armada, con personal de Guardacostas, apoyan la atención de la emergencia. Los quioscos están ubicados más allá de Playa Tranquila”.

De acuerdo con la alcaldía de Cartagena en su cuenta oficial de Twitter, las autoridades y bomberos se hicieron presentes para sofocar el incendio en el que se vieron afectadas 4 familias y 6 cabañas.

“Un incendio en Playa Blanca destruyó por lo menos seis cabañas en el lugar. Bomberos y Armada Nacional hicieron presencia para controlar la situación. Al sitio se desplaza a esta hora personal de la Defensa Civil, Cruz Roja y de la OAGRD con asistencia humanitaria para los afectados”.

Por otra parte, los comerciantes y habitantes de la isla solicitaron que se construya una estación de Bomberos en Playa Blanca, ya que no es la primera vez que sucede una tragedia de este tipo con pérdidas económicas producidas por la destrucción de los negocios.

En el mes de octubre de 2020, se presentó un incendio en establecimientos comerciales ubicados en Playa Blanca, donde ocho quioscos resultaron afectados, el suceso fue originado por hechos de intolerancia entre turistas y el dueño de uno de los establecimientos.

En este caso, no se han aclarado las razones del incendio en Barú-Cartagena que provocó la destrucción de por lo menos seis establecimientos entre hostales y cabañas que albergan turistas y son el sustento económico de los habitantes.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario