Un bebé recién nacido fue descubierto en el compartimiento de basura del baño de un Airbus A330-900 de Air Mauritius el sábado 1 de enero. Según los informes, el horrible descubrimiento fue realizado por oficiales del Aeropuerto Internacional Sir Seewoosagur Ramgoolam que registraban el avión durante un control de aduanas de rutina.

Aunque la madre del niño está bajo custodia policial, se dice que tanto ella como su bebé se encuentran estables. Si bien Air Mauritius, generalmente opera un Airbus A350-900 en el servicio a Madagascar, el vuelo del 1 de enero utilizó un Airbus A330-900.

De acuerdo con la BBC, los oficiales del aeropuerto descubrieron al bebé recién nacido después de inspeccionar el avión durante un control de aduanas de rutina. Actuando sobre el descubrimiento, parecería que las autoridades del aeropuerto Sir Seewoosagur Ramgoolam International realizaron una búsqueda de la madre del niño mientras llevaban al recién nacido al hospital.

Inicialmente, se sospechó que una mujer de 20 años de Madagascar era la madre del niño y fue arrestada por tales motivos. Acusada de haber abandonado a su bebé, la mujer negó ser la madre, sin embargo, tras someterse a un examen médico, se confirmó que había dado a luz recientemente.

Aunque el nacimiento de un hijo suele ser motivo de celebración, lamentablemente no siempre es el caso para muchos en circunstancias difíciles. Los hechos del 1 de enero así lo demuestran, ya que se descubrió a un bebé recién nacido en el cubo de basura del lavabo de un A330-900.

Por su parte, la mujer de nacionalidad malgache que dejó abandonado al bebé en el baño del avión, aparentemente se dirigía a Mauritius en Madagascar con un permiso de trabajo de dos años. Fue puesta bajo vigilancia policial en el hospital y será interrogada nuevamente una vez que sea dada de alta del hospital, enfrentando cargos por abandonar a un recién nacido.

Créditos fotográficos

Comments are closed.